GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 18 de Febrero

INDICE

San ELADIO DE TOLEDO. M. 632.
San TARASIO DE CONSTANTINOPLA.
San ANGILBERTO DE SAINT RIQUIER
SAN ANTONIO DE COIMBRA (1086-1166)
Beato JUAN DE FIESOLE (Fra Angélico)
Beato GUILLERMO HARRINGTON. (1566-1594)
Beato JUAN PIBUSH.
San FRANCISCO DE RÉGIS CLET.
Santos JUAN PEDRO NEEL, MARTÍN WU XUESHENG, JUAN ZHANG TIANSHEN y JUAN CHEN XIANHENG
Santa GERTRUDIS COMENSOLI
Beato JORGE KASZYRA
Otros Santos y Beatos Completando el santoral de este día

SAN SIMEÓN, Obispo y Mártir
La cruz de Jesucristo es la puerta del paraíso.(San Juan Crisóstomo).


Este santo, que era pariente de Jesucristo según la carne, y que tuvo el honor de morir en una cruz como Él, nos enseña que las cruces son favores con que Jesús honra a los que ama. Sucedió el santo a Santiago como obispo de Jerusalén, y después de haber dado admirables pruebas de su celo por la salvación de las almas, rubricó su paciencia padeciendo el suplicio de la cruz.

MEDITACIÓN SOBRE LAS TRES CLASES DE CRUCES

I. Nos atraemos cruces y aflicciones por nuestra imprudencia o por nuestros pecados; debemos soportar con paciencia esas aflicciones, puesto que nosotros somos su causa. Entra en ti mismo cuando estés afligido: pregúntale a tu alma por qué está triste, y a menudo encontrarás que tus cruces no son sino castigo de tu orgullo y de tu avaricia, o de algún otro pecado. Acúsate entonces a ti mismo por tus sufrimientos; cesa de ser pecador, y cesarás de ser desgraciado. En todas tus penas pregúntale a tu alma; interrógala: ¿No te sucede esto sino porque has abandonado al Señor tu Dios? (San Jerónimo).

II. A veces soportamos cruces que no hemos merecido; nos asemejamos entonces al santo varón Job. Si tus enemigos te calumnian, si tus amigos te, traicionan, si la pobreza, la enfermedad o la deshonra te hacen gemir y pasar la vida en la tristeza, agradece a Dios de que te haya hecho partícipe de sus sufrimientos y de su cruz. ¿De qué te quejas, si te trata como trató a sus mejores amigos, como su Padre Eterno lo trató a El mismo? Sufre con Jesús y como Jesús.

III. Los santos no esperan los sufrimientos; los piden y los buscan, corren a ellos como el avaro a su tesoro; ¡Y tú, por lo contrario, los huyes! No te engañes, nunca entrarás en el cielo sin la cruz; porque la cruz de Jesucristo es la puerta del paraíso. (San Juan Crisóstomo).
El amor a la cruz Orad por los afligidos.

ORACIÓN
Dios todopoderoso, mirad nuestra debilidad, ved cuán agobiados estamos bajo el peso de nuestros pe cados, y fortificadnos por la intercesión de San Simeón, vuestro pontífice mártir. Por J. C. N. S. Amén.


San ELADIO DE TOLEDO. M. 632.  Martirologio Romano: En Toledo, en Hispania, san Eladio, que, después de haber dirigido los asuntos públicos en el palacio real, fue abad del monasterio de Agali y, elevado después al obispado de Toledo, se distinguió por los ejemplos de caridad. Nació en Toledo, durante la dominación visigoda. Su padre estaba emparentado con la familia real y tenía los más altos cargos en la corte. Eladio desempeñó en su juventud diversos cargos del reino con ejemplaridad y gran prestigio, entre ellos el de administrados de las finanzas del reino. A Eladio no le gustaba mucho la vida de la Corte; se pasaba todo el tiempo en el monasterio de Agalia, cerca de Toledo, donde buscó siempre los puestos más humildes. San Ildefonso de Toledo dijo de él que "aunque vestía secular, vivía como un monje". De esta forma, cuando pudo dejar la Corte, ingresó como monje en el monasterio.

Muerto el abad, le eligieron para sucederle. Quedó vacante la sede episcopal de Toledo, al morir el obispo Aurasio, y fue elegido arzobispo por aclamación popular. Los años no son obstáculo para reformar el estamento eclesiástico, mejorar el estado secular y cuidar el culto divino. Como obispo no puede olvidar a los más necesitados en lo material porque sin caridad no hay cristianismo creíble; y es en este punto donde su discípulo y sucesor san Ildefonso escribe: "Las limosnas y misericordias que hacía Eladio eran tan copiosas que era como si entendiese que de su estómago estaban asidos como miembros los necesitados, y de él se sustentaban sus entrañas"; este era un motivo más para cuidar la austeridad de su mesa arzobispal, debía ser frugal en la comida para no defraudar a los pobres, con el tiempo se le apodó el "padre de los pobres". Ordenó diácono a san Ildefonso de Toledo. Negoció delicadamente con Sisebuto la ardua cuestión que planteaba la convivencia diaria entre las comunidades de judíos y cristianos que era fuente permanente de conflictos religiosos y de desorden social. Levantó el templo de Santa Leocadia. Después de 18 años de servicios constantes como arzobispo de Toledo, murió lleno de méritos.
INDICE


San TARASIO DE CONSTANTINOPLA.M. 806.   Martirologio Romano: En Constantinopla, san Tarasio, obispo, insigne por su piedad y su erudición, que inició el Concilio Niceno II, en el cual los Padres defendieron el culto de las santas imágenes. Patricio de Constantinopla, funcionario de la emperatriz Irene. Aunque era un laico, fue elegido patriarca y acepto el cargo con la condición que fuese convocado un Concilio ecuménico para poner fin a la persecución iconoclasta. Le fueron aceptadas estas condiciones y fue consagrado en la Navidad del 784. En el 787, se celebró el II Concilio de Nicea, cuyos decretos fueron aprobados por el papa Adriano I. Al poco tiempo, el hijo de Irene, Constantino VI, quiso divorciarse de su esposa para casarse de nuevo y un sacerdote de Constantinopla celebró el nuevo matrimonio. San Teodoro “Estudita” y su monjes rigoristas criticaron a Tarasio por haber sido demasiado indulgente, y le obligaron a que suspendiera al sacerdote que había celebrado el nuevo matrimonio del emperador.

Otros historiadores afirman que nuestro santo se opuso a este matrimonio desde el primer momento, destituyó al presbítero que casó al emperador y por eso tuvo la inquina de Constantino quien le persiguió durante el resto de su reinado. Se cuenta que el emperador hacía seguir al patriarca en todos sus movimientos, que había prohibido a todos que hablasen con él sin su permiso, y que desterró a muchos de los amigos y servidores de Tarasio por dirigirle la palabra. Entre tanto, la emperatriz Irene que quería seguir gobernando, se ganó a los principales personajes de la corte y el ejército, encarceló a su hijo y le mandó sacar los ojos. Irene gobernó durante cinco años, hasta que fue depuesta por Nicéforo, quien usurpó el imperio y la desterró a la isla de Lesbos.  Bajo el reinado de Nicéforo, Tarasio desempeñó sin contratiempos sus deberes pastorales. En su última enfermedad no dejó de celebrar el santo sacrificio, mientras pudo moverse. Poco antes de morir, Tarasio tuvo una visión en la que, según cuenta su biógrafo -que se hallaba con él en ese momento-, el prelado parecía responder a las acusaciones de un grupo de hombres que juzgaban cada una de las acciones de su vida. Tarasio se mostraba sumamente agitado al responder a las acusaciones. Esto atemorizó mucho a todos los presentes, pues la vida del patriarca había sido muy íntegra. Pero a la agitación sucedió una gran serenidad y san Tarasio entregó su alma a Dios en medio de una gran paz, después de haber gobernado al patriarcado durante veintiún años. Tarasio es muy venerado en la iglesia ortodoxa.
INDICE


San ANGILBERTO DE SAINT RIQUIER (740-814).  Martirologio Romano: En el monasterio de Céntula, en la región de la Galia Ambianense, san Angilberto, abad, que, dejando los cargos palatinos y militares, y con el consentimiento de su esposa Berta, que también recibió el santo velo, abrazó la vida monástica y rigió con éxito dicho monasterio. Fue educado en la corte de Pipino el Breve y entabló amistad con Carlomagno. Se le llamó "Homero" en la Academia palatina fundada por Alcuino de York por su habilidad como poeta, su cultura y amor al arte. Su vida fue inicialmente mundana y disoluta, aunque fue un excelente ministro. Fue capellán de Carlomagno. Cuando Carlomagno envió a su hijo Pipino a Italia como rey de los lombardos, Angilberto ascendió al rango de primicerius palatii, un alto administrador de la corte. Como amigo y consejero de Pipino, Angilberto lo asesoró cuando este gobernó Italia. Fue el mensajero que llevó la carta del sínodo de Frankfurt al papa Adriano I; fue también embajador en importantes empresas a los Estados Pontificios en 792, 794 y 796. Herido de una grave enfermedad hizo voto, en el 787, de ingresar en la vida monástica. Como recompensa, Carlomagno le concedió la abadía de Saint-Riquier ("Centula") y Angilberto llegó a ser un abad modelo; donde su carácter le dio posteriormente la fama de santo. En contraste con muchos de sus predecesores y sucesores, los cuales solo invertían cantidades suficientes para la manutención personal y de la comunidad, él invirtió una gran cantidad de recursos y tiempo en reconstruir Saint-Riquier; cuando la obra terminó, Carlomagno permaneció en ese sitio en la Pascua del año 800. Introdujo el canto continuo del oficio, haciendo cantar a turno a los 300 monjes de la casa; enriqueció la biblioteca y completó los edificios.

En el 792, acompañó a Roma al adopcionista español Félix de Urgel. La relación no-sacramental de Angilberto con Berta, la hija de Carlomagno, fue reconocida por la Corte. Tuvieron, por lo menos, dos hijos, siendo Nithard uno de ellos, el cual se transformó en una destacada figura a mediados del siglo IX. Angilberto acompañó a Carlomagno a Roma en el año 800 y fue testigo para su testamento en 814. Los poemas de Angilberto revelan cultura y gran cantidad de conocimientos, propias de un "hombre de mundo". Fue la cabeza del círculo literario del emperador y es probablemente el autor de un poema épico, el cual describe la vida en el palacio y la reunión de Carlomagno con san León III (esta obra posee una imagen de Virgilio, Ovidio, Lucano, y Venantius Fortunatus). Entre otros poemas más cortos se encuentran: un saludo a Pipino a su regreso de la campaña contra los ávaros (en 796) y una epístola, la cual revela accidentalmente una descripción de la vida del poeta, en la que se lee que habitaba en una casa con enormes jardines, cercana al palacio del emperador. En esta carta, las referencias a Berta, son distantes y respetuosas: su nombre solo aparece en la lista de las princesas a las cuales saluda al inicio del texto.
INDICE


SAN ANTONIO DE COIMBRA (1086-1166).  Martirologio Romano: En Coimbra, en Portugal, san Teotonio, que peregrinó dos veces a Jerusalén y, después de recusar la custodia del Santo Sepulcro, volvió a su patria y fundó la Congregación de Canónigos Regulares de la Santa Cruz. Natural de Tuy, estudió en Coimbra. Era sobrino de Cresconio, obispo de Coímbra y había sido destinado al sacerdocio desde muy joven. Después de su ordenación fue enviado a Viseu, y al poco tiempo ya dirigía espiritualmente a toda la población. A una vida muy santa y austera, unía una gran elocuencia que pronto le valió mucha fama. Renunció al cargo de arcipreste para hacer una viaje a Tierra Santa. A su vuelta, siguió trabajando en Viseu. La reina y su esposo Enrique, conde de Portugal, le rogaron repetidas veces que aceptara el gobierno de una diócesis, pero el santo se rehusó siempre.

Prior del monasterio de Nuestra Señora de Viseo.  San Teotonio profesó un gran amor a los pobres y tuvo una gran devoción por las almas del purgatorio. No tuvo reparos en conder los vicios, especialmente de los poderosos, pero no por ello le valió la inquina de los acusados sino la conversión y penitencia, como en una ocasión le sucedió con la reina viuda. Peregrinó dos veces a Jerusalén y fue invitado por los Canónigos Regulares de la basílica del Santo Sepulcro a quedarse con ellos; no aceptó y se marchó a Portugal. Ingresó en los Canónigos Regulares de Letrán del monasterio de Santa Cruz en Coimbra, donde fue prior. Muy querido por el rey Alfonso de Portugal, era intrépido en reprimir el vicio y preciso en las funciones religiosas. En una época de relajación, san Teotonio se distinguió por su insistencia en la celebración exacta y reverente de los divinos misterios, y jamás se resignó a que sus monjes los celebrasen de prisa. El rey atribuyó a sus oraciones las victorias que obtuvo sobre sus enemigos y el hecho de haber recobrado la salud y, en prueba de gratitud, prometió libertar a todos los prisioneros cristianos mozárabes. San Teotonio llegó a ser abad del monasterio en el que pasó los treinta últimos años de su vida. Murió a los ochenta de edad. Cuando el rey Alfonso recibió la noticia de su muerte, exclamó: «Su alma llegará al cielo mucho antes de que su cuerpo toque la tierra». Los obispos de Portugal lo consideraron santo ya al año siguiente de su muerte, aunque al no ser una canonización en plena regla, durante el pontificado del papa Benedicto XIV (1740-1758) se confirmó su culto.
INDICE


Beato JUAN DE FIESOLE (Fra Angélico). (c.1400 - 1455).   Martirologio Romano: En Roma, beato Juan de Fiésole, apellidado “Angélico”, presbítero de la Orden de Predicadores, que, siguiendo de cerca a Cristo, lo que contemplaba interiormente lo expresaba en sus pinturas, para atraer a los hombres a los bienes eternos. Conocido por fray Angélico. Nació en Mugello, cerca de Vicchio, en el poblado de San Michelle a Ripecanina. Se llamaba Guido Piero y era un converso que, después de estar en los talleres de los mas famosos pintores de su época como el de la Compañía de San Nicolás (ingresó en 1417), decidió hacerse dominico en el convento de San Doménico de Fiesole hacia el 1420, donde cambió su nombre por Juan, cuando era prior del convento y vicario general de los dominicos reformados, beato Antonino Pierozzi, futuro arzobispo de Florencia.

Estuvo muy influido por la espiritualidad de san Juan Domenico, fundador y primer prior del convento y promotor de la renovación de la Orden. Toda su vida vivió como fraile lego. Durante este período realizó numerosas pinturas que son conocidos por todos. En 1438 estuvo en el convento de Cortona, donde recibió el título de “maestro de pintura”. Durante un tiempo residió en San Marcos de Florencia, y en su estado religioso, decidió pintar desde su vivencia interior: "Acostumbraba a decir que el que quiera pintar a Cristo debe vivir en Cristo". Fray Angélico dejó sobre las paredes su íntima plegaria al Señor, a la Virgen y a los santos (1455). "La verdadera riqueza es contentarse con poco. La obediencia es menos penosa y cubre el riesgo de extraviarse. No quiero más que una dignidad: huir del Infierno y alcanzar el Paraíso". El papa Eugenio IV le llamó a Roma en 1445 para que decorase la capilla de San Lorenzo en el Vaticano y otras obras en el convento de la Minerva de Roma. Regresó Fiesole como prior en 1449 y continuó pintando a pesar del reumatismo que padecía. En 1453 volvió a Roma, para que decorase el claustro del convento de la Minerva, pero no lo pudo realizar. Murió en el convento de Santa María sopra Minerva en Roma. Fue beatificado en razón a su pintura, es el único caso en la historia de la santidad cristiana en la que la imagen bastó por sí sola para conseguir la gloria de los altares. Es patrón de los artistas.
INDICE


Beato GUILLERMO HARRINGTON. (1566-1594) Martirologio Romano:  En Londres, en Inglaterra, beato Guillermo (William) Harrington, presbítero y mártir, oriundo del condado de York, el cual, durante el reinado de Isabel I, por razón de su sacerdocio ejercido en Inglaterra fue condenado a ser decapitado y alcanzó la corona del martirio en Tyburn. Lugar donde estuvo el cadalso de Tyburn Nació en Mont Saint John, York, (Inglaterra). Pertenecía a una familia anglicana que le procuró una esmerada educación. A los quince años, conoció a san Edmundo Campion, que era huésped de su padre, y su ejemplo le movió a ir al extranjero a estudiar para sacerdote. Estuvo primero en el colegio de Reims y más tarde, en el noviciado de los jesuitas de Tournai. Su mala salud le obligó a abandonarlo y a volver a su casa, donde pasó seis años. Cuando su salud mejoró, volvió nuevamente a Reims, donde fue ordenado sacerdote, en 1592.

Volvió como misionero a Inglaterra, pero fue descubierto y encarcelado al poco tiempo de su llegada en Newgate. Llevaba allí dos años cuando le sugirieron que escribiera a la reina; él se dirigió al Lord del Sello Privado afirmando su lealtad a la reina y a la patria pero confirmando sus sentimientos católicos. Tenía sólo 27 años cuando fue ahorcado y descuartizado en Tyburn, Londres. Un hecho curioso de este mártir es que, después de muerto, fue acusado de haber tenido un hijo antes de su ordenación. La mujer que denunció el hecho era una apóstata de vida desordenada que acusó de tales atrocidades a Harrington en particular y a los católicos en general, lo que quita todo valor a su testimonio contra el beato. El P. Morris, en «Troubles of our Catholic Fathers» ha demostrado que se trataba de una pura calumnia, y el P. Pollen ha hecho notar que fue el único falso testimonio de esa naturaleza que se levantó contra un mártir, durante una época en que los católicos estaban expuestos a todos los ataques de las malas lenguas.
INDICE

Beato JUAN PIBUSH. (1557-1601).
Martirologio Romano: También en Londres, beato Juan Pibush, presbítero y mártir, que, encarcelado varias veces reinando Isabel I, fue condenado a muerte a causa de su condición sacerdotal, y se cumplió la sentencia en Southwark, siendo ahorcado y seguidamente descuartizado. Nació en Thirsk (Inglaterra); estudió en el colegio inglés de Reims; en el 1587 fue ordenado sacerdote y enviado a la misión inglesa. En Inglaterra usó el apellido Grosvenor para disimular su condición de sacerdote; trabajó apostólicamente en la región de Glouscester durante cuatro años hasta que fue arrestado en 1593 en Moreton-in-the-Marsh.

Fue encerrado en la prisión de Gatehouse en Londres, donde permaneció un año hasta ser llamado a comparecer frente a las autoridades en Gloucester, bajo la imputación de ser un sacerdote misionero. En 1595, se escapó y fue capturado al día siguiente en Matson. Se le condenó a muerte por alta traición por ser sacerdote católico. Fue llevado a la cárcel de Queen’s Bench, pero se olvidaron de su ejecución, y allí estuvo seis años, recibiendo todo tipo de malos tratos de los carceleros y de los presos comunes, hasta que su paciencia y su bondad conquistaron a muchos de ellos, que incluso le permitieron celebrar la Eucaristía. Cuando en 1601 iba a ser trasladado a la cárcel de Wisbech, el juez se dio cuenta de que era un condenado a muerte olvidado y decidió que la pena se cumpliera al día siguiente. Fue llevado al patíbulo de Saint Thomas’ Watering en Southwark donde fue ahorcado.
INDICE


San FRANCISCO DE RÉGIS CLET. (1748-1820). Martirologio Romano: En la ciudad de Uchangfou, en la provincia de Hupei, en China, san Francisco de Régis Clet, presbítero de la Congregación de la Misión y mártir, que durante treinta años, y en medio de grandes dificultades, anunció el Evangelio, pero, denunciado por un apóstata, después de una larga cautividad fue estrangulado por su condición de cristiano. Nació en Grenoble, en el seno de un modesto comerciante de tejidos que había tenido 17 hijos. Ingresó en el seminario de los lazaristas de Lyon, y fue ordenado sacerdote en 1773. Ejerció con modestia y dedicación los cargos que le confió su Congregación, hasta que en el 1791 fue enviado a China: allí trabajó durante 30 años. Su primera misión fue Kieng-shi, luego estuvo en el distrito de Hou-Kouang. Evangelizó tres inmensas provincias: Jiangxi, Hubei y Hunan.

Miles de cristianos, diseminados por un vasto territorio, le esperaban. Muchos, a partir de 1784, se habían refugiado en las montañas como medio de esquivar las medidas hostiles. Muchos de ellos llevaban de 10 a 20 años sin ver a un sacerdote cuando se traslado para estar cerca de ellos. Su tarea era agotadora, porque muchas veces, después de largas caminatas, le esperaban horas de confesionario, predicación, bautismos, etc. Era un magnífico director de conciencias por su seguridad doctrinal y su buen conocimiento de las almas. Tuvo que ir de escondrijo en escondrijo, porque su cabeza estaba puesta a precio, y tuvo que aguzar el ingenio para escapar. Procuró conservar su vida porque veía que la presencia del misionero era vital para la conservación de la fe de los cristianos. Conservó, en medio de la huida continua, la paz interior y el buen humor. Vivía con gran pobreza y sencillez y era sumamente humilde.

En 1818, al terminar la celebración de la Eucaristía y abrir la puerta para salir, se encontró con los soldados que le esperaban, tras haber sido delatado por un apóstata. Fueron dos años de prisión, torturas, interrogatorios. El martirio se le dio por estrangulamiento en una cruz, en tres tiempos, cada vez más fuerte, en el tercero, hasta morir. Le habían ofrecido vestidos nuevos para ir a la muerte. Prefirió los suyos habituales, sumamente pobres. Declaró: “Voy al martirio en actitud penitente.”. Se dirigió a los fieles presentes y les dijo: ”No abandonéis la fe…” Tenía 72 años y fue ejecutado en Houpe o Ou-Thang-Fu.
INDICE


Santos JUAN PEDRO NEEL, MARTÍN WU XUESHENG, JUAN ZHANG TIANSHEN y JUAN CHEN XIANHENG. M. 1862. Martirologio Romano: En la ciudad de Guizhou en China, santos mártires Juan Pedro Neel, sacerdote de la Sociedad para las Misiones Extranjeras de París, que, acusado de predicar la fe, fue atado a la cola de un caballo y arrastrado en una violenta carrera, golpeado con todo género de insultos y suplicios, murió al final decapitado. Con él sufrieron el suplicio también los santos mártires Martín Wu Xuesheng, catequista, Juan Zhang Tianshen, neófito, y Juan Chen Xianheng. Juan Pedro era natural de Sainte Catherine-sur-Rivière, Lyon. Desde muy joven quiso ser sacerdote; ingresó primero en el seminario de Montbrisson, donde estudió humanidades, pasando luego al seminario de Largnetière, aquí maduró su vocación misionera y en 1855, dejó el seminario y pasó al de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París, donde fue ordenado en 1858.  Fue destinado a China, el viaje duró siete meses.

Al llegar se dedicó primero a aprender la lengua y las costumbres chinas y luego se le confió la dirección de la comunidad cristiana de Kia-cha-long. Cuatro años duró su ministerio. Capturado en casa de un cristiano al que había bautizado; fue atado por los cabellos a la cola de un caballo y arrastrado hasta la población de Kay-Tcheu, donde residía el mandarín. Éste no hizo caso a su condición de ciudadano francés. Mandó que fuera desnudado y lo ataron, de nuevo, a la cola de un caballo, que lo arrastró en medio de la burla de la gente, finalmente decapitado a las afueras del pueblo. En el momento de su decapitación un globo luminoso se posó sobre el mártir, causando gran estupor a los presentes. Así quiso el Señor premiar su generosidad. Con él murieron los catequistas Martín Wu Xuesheng, (1815-1862). Nació en Tang-eul, en el seno de una familia cristiana. No fue feliz en su matrimonio, pues su esposa lo abandonó, aunque él procuró rehacer el matrimonio su mujer no quiso. Se dedicó por entero a ser catequista de la misión, y le fue confiada la instrucción del catecumenado y neófitos. Había ido a ver a Juan Pedro Neel, cuando fue arrestado; fue decapitado en Kuy-Tsheu.

Juan Zhang Tianshen (1805-1862). Nació en Kwei-Yang, en el seno de una familia pagana. En su juventud se dedicó al comercio y la carpintería. Se casó dos veces y tuvo varios hijos. Tenía grandes inquietudes por el cristianismo, y lo estudió con interés antes de decidirse al catecumenado y al bautismo. La muerte de una sus mujeres le dejaron el camino libre para bautizarse, así no era bígamo. Juan Pedro Neel lo bautizó, dos meses antes de su muerte. Trabajó como catequista. Fue decapitado en Kay-Tsheu.

Juan Chen Xianheng (1832-1862). Nació en Chentu en el seno de una familia pagana. Siendo niño se quedó huérfano y tuvo que ir a vivir con una hermana en Kwei-Yang, donde conoció el cristianismo; se bautizó. Fue catequista, en Ganchuen y en Kia-cha-long con gran dedicación y entusiasmo, como colaborador de Juan Pedro Neel. Fue decapitado en la ciudad de Kay-Tsheu, sin que consiguieran que apostase. Son los “Mártires de Guizhou”. El obispo consiguió que los restos de los mártires fueran recogidos y conservados como reliquia.
INDICE


Santa GERTRUDIS COMENSOLI. (1847-1903) Martirologio Romano: En Bérgamo, en Italia, santa Gertrudis (Catalina) Comensoli, virgen, que fundó una congregación de religiosas para la adoración del Santísimo Sacramento y la educación de la juventud. Nació en Bienno, Val Camónica (Brescia). Se llamaba Catalina. Fue una niña muy piadosa. Con el pasar del tiempo se hizo apóstol de la Eucaristía: quería llevar a Cristo sacramentado a una alta montaña para que todo el mundo lo viera y lo adoraran. Instituyó entre sus mejores compañeras la Guardia de Honor y elaboró el programa de su vida: "Jesús, amarte y hacerte amado". Pues, su ideal es Cristo. Atraída hacia una vida más perfecta ingresó en el Instituto de las Hijas de la Caridad, (María Bambina), pero todavía postulante, tuvo que salir por falta de salud. Su familia pasó por una crisis económica y tuvo que ponerse a servir en casa del párroco de Chiari, el padre Juan Bautista Rota, (años más tarde fue obispo de Lodi). Sirvió también en casa de la condesa Fé-Vitali.

En la Navidad del 1876 reforzó su unión con Cristo y escribió de su puño y letra un comprometido método de vida, al que permanecerá siempre fiel. En la fiesta del Corpus de 1878 hizo voto virginidad. Sin descuidar sus deberes de sirvienta se dedicó a la educación de los niños de San Gervasio (Bérgamo) y los guió por la vía de la honradez y de las virtudes religiosas y sociales. Con la mortificación, la oración asidua, una intensa vida interior y el ejercicio de las obras de misericordia Caterina se preparó a acoger la voluntad del Señor. A la muerte de sus padres, quiso hacer realidad su proyecto eucarístico y le propuso al obispo de Bérgamo fundar una congregación dedicada a la adoración del Santísimo Sacramento; casualmente se encontraba de visita pastoral el papa León XIII, que aprobó el proyecto con la condición de que se dedicasen también a la educación de jóvenes obreras. Nació así la Obra de las Religiosas Sacramentinas de Bérgamo. Mas tarde, el 15 de diciembre de 1884, Caterina hizo la vestición religiosa y tomó el nombre de sor Gertrudis del Santísimo Sacramento. La nueva Congregación se reveló obra de Dios. Y como todas las obras de Dios tuvo que atravesar el vendaval de las adversidades, que puso a dura prueba el pequeño árbol. Este sin embargo ha echado ya profundas raíces en el terreno fecundo de la oración, de la mortificación y de la humildad. No importa que sor Gertrudis con las Hermanas debieran, siguiendo el consejo del mismo Obispo de Bérgamo, abandonar el primer nido y refugiarse en Lodi. El Obispo de Lodi, Mons. Rota, acogió paternamente a aquellas hijas confiadas por el Obispo de Bérgamo. Con gesto magnánimo les donó una casa en Lavagna di Comazzo, que llegó a ser provisionalmente la Casa Madre del Instituto. Superadas las pruebas, el 8 de septiembre de 1891, Mons. Rota, con decreto especial, erigió canónicamente el Instituto. El 28 de marzo de 1892 la Madre Gertrudis regresó a Bérgamo, cuna de la Congregación, a la cual dio un impulso decisivo y vital. Colaboró con ella el beato Francisco Spinelli. Murió en Bérgamo.
INDICE


Beato JORGE KASZYRA. (1904-1943) Martirologio Romano: En Rzeszow, en Polonia, beato Jorge Kaszyra, presbítero de la Congregación de los Clérigos Marianistas y mártir, que, durante la ocupación militar en tiempo de guerra, fue quemado por los perseguidores de la Iglesia a causa de su fe en Cristo. Nació en Aleksandrowo (Vilna), Lituania. Sus padres, eran agricultores pobres, de confesión ortodoxa, y en ésta bautizaron al hijo. Pero a los 18 años él y su madre ingresaron en la Iglesia Católica. Con veinte años comenzó los estudios de bachiller en el colegio de los PP. Marianos, y allí maduró su vocación, e ingresó en el noviciado de esa congregación en Druja. El día 2 de agosto de 1926 hizo los primeros votos religiosos y pasó a estudiar filosofía en el colegio de su congregación en Roma. Terminados estos estudios, pasó a Wilno a hacer los estudios teológicos. El 20 de junio de 1935 era ordenado sacerdote de los Clérigos Marianos de la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María.  Su primer destino fue el de prefecto de estudios en Wilno y en Druja, siendo luego destinado al convento de Rasna como superior, cerca de Brest. Todos conocían la piedad profunda y sincera de este sacerdote, su observancia de las reglas de su congregación, su laboriosidad, su intensa vida interior y su profundo equilibrio espiritual. Hombre amable y sonriente, pronto siempre a ayudar y a prestar su colaboración. En septiembre de 1939 la región fue invadida por las tropas soviéticas, y tuvo que marcharse a Skorcec, y luego a Lituania. Al sobrevenir la ocupación alemana, en julio de 1942 se marchó a Druja y los superiores le encargaron que fuera parte del grupo misionero que lideraba el beato P. Antonio Leszczewiccz. En el ejercicio de este ministerio hallaría el martirio, pues, capturado, fue fusilado en Rzeszow el 18 de febrero de 1943. Fue beatificado por el papa Juan Pablo II el 13 de marzo de 1999.
INDICE

OTROS SANTOS DEL DÍA: Santos Máximo, Claudio, Prepedigna, Cucías y Alejandro. M. 295. Todo es una leyenda proviniente de la fabulosa pasión de santa Susana. Se narra que Claudio fue encargado por el emperador Diocleciano que pidiera como esposa para su hijo Maximiano, a su sobrina Susana, hija de Gabinio; cuando se encontró con su hermano, Claudio se convirtió al cristianismo y por su ejemplo también abrazaron la fe su mujer Prepedigna junto a sus hijos Alejandro y Cucías. Después de algún tiempo llegó junto a Gabinio, Máximo, hermano de Claudio, y también él abrazó la fe. Los neo convertidos distribuyeron sus bienes entre los pobres y comenzaron a practicar obras de caridad. Cuando Diocleciano tuvo noticias de esto, los mandó arrestar a todos y los exilió a Ostia, donde fueron quemados vivos y sus cenizas fueron tirados al mar.

San Sadoth y 128 compañeros. M. c. 345. Martirologio Romano: En Beth Lapat, en el reino de los persas, pasión de los santos Sadoth, obispo de Seleucia, junto con ciento veintiocho compañeros mártires, presbíteros, clérigos y vírgenes consagradas, que, rechazando adorar el sol, fueron apresados y, después de crueles tormentos, sufrieron la muerte por sentencia real. Sadoth parece haber actuado como diácono del obispo de Seleucia-Ctesifonte san Simeón, a quien representó en el Concilio de Nicea en el año 325. Fue elegido metropolita de Seleucia-Ctesifonte (Persia), sucesor de san Simeón, cuando éste fue martirizado; fue arrestado junto a 128 cristianos durante la persecución de Shapor II. La mayor parte de estos fueron martirizados enseguida y para poder ahorrarse torturas y sufrimientos sólo tenían que renegar del Dios cristiano y adorar al sol de Zoroastro. Los mártires clamaron a una voz: "No vamos a morir, sino vivir y reinar eternamente con Dios y su Hijo, Jesucristo". Estaban encadenados en parejas y fueron conducidos fuera de la ciudad, cantando alegremente por el camino. La oración y la alabanza no cesó hasta la muerte del último de la bienaventurada compañía. Pero Sadoth y 8 compañeros fueron encarcelados en una sucia prisión durante cinco meses en Beth-Lapat, donde fueron torturados antes de ser decapitados Murieron alabando a Dios.

Santas Constanza y Exuperia de Vercelli. s. VI. En el siglo XVI, durante los trabajos de reconstrucción de la basílica eusebiana de Vercelli, fue extraida una lápida en la que había escrita un elogio métrico de dos monjas allí sepultadas, de nombre Constanza y Exuperia, que gozaban de una grata quietud en la paz de la muerte. El elogio las honra como santas religiosas y recuerda que ambas tuvieron la sagrada velación del hermano Constanzo, obispo de Vercelli. El calendario eusebiano conmemora a una santa vírgen de nombre Constanza: se puede pensar que se trata de la hermana del obispo, y el por qué no se hace mención de Exuperia, posiblemente sea porque Constanza resplandeció en santidad con repecto a su hermana. No aparecen conmemoradas en ningún calendario antiguo.
INDICE


INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores