GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 2 de Marzo

INDICE


San CEADDAS DE LICHFIELD
San LUCAS CASALI DE NICOSIA
Beato CARLOS "el Bueno"
Santa INÉS DE BOHEMIA Princesa y Abadesa
Santa ÁNGELA DE LA CRUZ GUERRERO GONZÁLEZ
Otros Santos y BeatosCompletando santoral de este día



BEATO CARLOS LE BON, conde de Flandes

Esforzaos más y más para asegurar vuestra vocación
y elección, por medio de las buenas obras.
(2 Pedro, 1,10)


Este santo, más ilustre aun por su caridad para con los pobres que por su corona de conde, los visitaba descalzo, les besaba la mano con respeto, persuadido de que a Jesucristo mismo era a quien daba limosna. En una ocasión obligó a un hombre rico a que le vendiese a precio razonable, para repartirlo entre los pobres, el trigo que tenía reservado. Este miserable esclavo del dinero le dio muerte en momentos en que oraba ante el altar de la Santísima Virgen. ¡Qué preciosa muerte la de Carlos, que murió, por la caridad, ante el altar de la Madre del amor hermoso!

MEDITACIÓN SOBRE LAS SEÑALES DE NUESTRA PREDESTINACIÓN
I. Nadie sabe en este mundo si es un predestinado o un réprobo. Con todo, hay señales de predestinación que son casi infalibles. Si Dios te envía aflicciones, y tú las recibes con sumisión y paciencia, es una señal de que irás al cielo con Jesucristo, pues llevas su cruz y te conformas con este modelo de predestinados. Tiembla pues, tú, dichoso en este mundo, que gozas de los placeres y que todo tienes a medida de tu deseo: sigues las huellas del rico epulón; vas por camino contrario al que Jesucristo te dijo que siguieras para llegar al cielo. Es menester entrar en el reino de los cielos por muchas tribulaciones. (Hechos de los Apóstoles).

II. Otra señal de predestinación es el buen uso del sacramento de la Penitencia. Pecar es flaqueza común a todos los hombres, pero sólo es de los elegidos el hacer buena penitencia. ¿Te confiesas a menudo? ¿No te expones a morir en pecado difiriendo tu conversión? ¿No recaes en los pecados graves que confesaste? ¿Los remordimientos de tu conciencia te dan a entender que tu vida es mala? ¿Los escuchas? ¿Los apaciguas descargándote lo antes posible del peso de tus culpas?

III. También son señales de predestinación el celo por la limosna y las obras de misericordia corporal y espiritual, la piedad para con Jesucristo moribundo en la cruz u oculto en la Santa Eucaristía, la devoción a la Santísima Virgen; mira si hay en ti estas señales de predestinación, todas o algunas por lo menos. Examínate. Si las hallas en ti, alégrate y ten confianza en la misericordia de Dios. Me parece que reconozco algunas señales de tu vocaci6n y de tu predestinación. (San Bernardo).
La práctica de las obras de misericordia
Orad por las necesidades de la Iglesia.

ORACIÓN

Oh Dios, que cada año nos dais un nuevo motivo de gozo con la fiesta del bienaventurado Carlos, vuestro confesor, haced por vuestra bondad, que honran do la nueva vida que ha recibido en el cielo, imitemos también la vida que vivió en la tierra. Por J. C. N. S. Amén.


San CEADDAS DE LICHFIELD. M. c. 673.

Martirologio RomanoEn Lichfield, en Inglaterra, san Ceaddas, obispo, que en momentos difíciles ejerció el oficio episcopal en las provin         cias de Mercia, Lindisfarne y del centro de Inglaterra, desempeñando este ministerio con gran perfección de vida, según los ejemplos de los antiguos padres.                           

Pertenecía a una familia del norte de Inglaterra que dio varios monjes y obispos muy piadosos. Era hermano de san Cedd, Celin y san Cynibild. Fue discípulo de san Aidán en el monasterio de Lindisfarne. Para un mayor progreso en las Escrituras Sagradas y la divina contemplación fue a Irlanda y pasó un tiempo considerable en compañía de san Egberto. San Beda le describió como "hombre santo y humildísimo, docto en las Escrituras y lleno de afán por poner en práctica cuanto leía en ellas".

 Por sus virtudes sucedió a su hermano san Cedd al frente de la abadía de Lastingham, en el Yorkshire, donde en aquel tiempo (antes del sínodo de Whitby) se observaba estrictamente la regla de san Columba. Durante una de las ausencia de san Wilfrido, obispo de York (que se encontraba en Francia) fue consagrado obispo de York, aunque en el 669, surgieron dudas acerca de la licitud canónica de aquella consagración y fue destituido por san Teodoro de Tarso; Ceaddas, con su proverbial humildad, renunció a esta sede episcopal para volver a Lastingham sin una protesta, sin un reproche, juzgando que la obediencia era el mayor de sus derechos. 

San Teodoro hizo todo lo que pudo para que pudiera ejercitar su episcopado en Mercia y le nombró obispo de Lichfield; cuyo nombre significa “campo de muertos”; durante el corto espacio de tiempo que fue pastor de esta diócesis fue arquetipo de celo y piedad; nos dice Beda, que "siguiendo el ejemplo de los apóstoles, iba siempre a pie, nunca a caballo" y que uno de sus rasgos característicos era el "temor de Dios". Cuando se levantaba un viento más fuerte de lo acostumbrado, lo interrumpía todo para invocar la misericordia del Señor, si arreciaba el viento se ponía en oración y si tronaba o relampagueaba se iba a la iglesia para rezar hasta que el temporal acababa serenándose. Fue muy amigo de san Owen. Profetizó su muerte en Stowe. Gracias a la generosidad del rey Wulfere fundó un monasterio en un lugar llamado Barrow (en la parte norte de Lincolnshire). 

Su nombre se duplica en Aix como san Cedonio de Aix en Provenza, cuyo culto fue introducido por los monjes irlandeses de Lerins. Se le identificaba como el ciego de nacimiento curado por Jesús, se lo consideraba embarcando junto a la Magdalena, Marta y Lázaro y desembarcando en Marsella. Habría ayudado en su ministerio y predicación a san Maximino, primer obispo de Aix, y le habría sucedido. Murió en Lichfield y fue enterrado en la iglesia de Santa María de la misma ciudad.  

INDICE


San LUCAS CASALI DE NICOSIA. M. c. 800.

Martirologio RomanoEn Agira, en Sicilia, san Lucas Casali de Nicosia, monje, célebre por su humildad y demás virtudes.

Su «Vita» fue escrita probablemente por un monje de nombre Bonus, pero por desgracia el texto se ha perdido, aunque se conserva una redacción posterior de la misma, en lengua literaria. De acuerdo con ella Lucas nació en Nicosia, en Sicilia, en el siglo IX, y hacia los doce años fue acogido por un monje del monasterio de Santa María Latina de Agira (Enna), donde tomó el hábito, y luego fue ordenado sacerdote. Creció y se mostró tan lleno de virtudes, que la población de los alrededores se acercaba al monasterio para consultarlo. Ya adulto fue elegido abad del monasterio de Agira, pero él rechazó el nombramiento por humildad. Los monjes no se conformaron, e hicieron intervenir al papa, por lo que Lucas aceptó finalmente por obediencia.

Transcurrieron los años, en los cuales desplegó gran sabiduría y prudencia en el desarrollo de su mandato, hasta que fue golpeado por la ceguera, pero esta grave limitación -sobre todo en aquel tiempo- no le paralizó, sino que continuó con su apostolado, haciéndose acompañar de algunos hermanos. La leyenda cuenta que era un hombre un poco pesado para sus monjes, que decidieron gastarle una broma, en la que le dijeron que tenía que predicar a  una multitud, como era ciego no descubrió que no había nadie. Hizo una grandísima predicación, mientras sus frailes se morían de risa, pero cuando les dio la bendición, una voz en el silencio respondió "amen", entonces los monjes se dieron cuenta de la seriedad de su broma. Pidieron perdón y fueron sus más fervientes admiradores. 

Vuelto al monasterio de Agira murió en olor de santidad, y fue enterrado en la iglesia de San Felipe. Su fama de santo creció tanto que su cuerpo fue depositado en la misma urna que san Felipe de Agira. En seguida se perdió el recuerdo de su sepulcro, pero no su culto, que continuó. En 1596, la ciudad de Nicosia pidió y obtuvo las reliquias del santo abad, que fueron trasladadas con toda solemnidad.

Muchas cuestiones históricas sobre la vida del santo están en discusión: algunos lo consideran muerto en el año 890, aproximadamente, mientras que otros lo sitúan hacia el 1164. De ningún modo parece que haya vivido antes de las invasiones árabes en Sicilia, que comenzaron en el 827. La orden religiosa a la que perteneció también es objeto de disputa, ya que mientras unos lo consideran benedictino, otros piensan que fue basiliano.

INDICE


Beato CARLOS "el Bueno". (c.1086 - 1127).

Martirologio RomanoEn Brujas, en Flandes, beato Carlos el Bueno, el cual, siendo príncipe de Dinamarca y después conde de Flandes, se mostró paladín de la justicia y defensor de los pobres, hasta que fue asesinado por unos soldados a los que él impelía hacia la paz que ellos rechazaban.

Era hijo de san Canuto IV, rey de Dinamarca y de Adela. Fue educado en la corte de su abuelo y de su tío Roberto II. Carlos sabía leer y escribir, y probablemente recibió una esmerada formación literaria. Fue primer consejero del conde de Flandes Balduino VII. Fue a la II Cruzada y a su vuelta en 1119, sucedió a Balduino VII, como conde de Flandes. Se casó hacia el 1118 con Margarita, hija del conde de Clermont, matrimonio que no tuvo descendencia. 

Impuso la Tregua de Dios y prohibió el mercado negro en una época de hambre, por ello se ganó amigos entre los humildes y enemigos entre los poderosos, que veían sus influencias y riquezas mermadas. Cuando alguien le reprochaba apoyar injustamente la causa de los pobres contra los ricos, respondía: «Eso se debe a que conozco muy bien las necesidades de los pobres y el orgullo de los ricos». Tenía tal horror a la blasfemia, que condenaba a ayunar a pan y agua, durante cuarenta días, a los miembros de su corte a quienes sorprendía jurando por el nombre de Dios. Una de sus leyes más sabias fue la de prohibir que se sacase a los hijos de la casa paterna, sin consentimiento de sus padres. Y se mostró tan severo con quienes oprimían a los pobres, que estos empezaron a gozar de una paz y una seguridad hasta entonces desconocidas para ellos.

Partidario de la paz y el orden y la justicia, sin importarle quienes eran los infractores de las leyes, juzgó a todos por igual, y de ahí le vino el apelativo de “el Bueno”, que le otorgó el pueblo. Pero aquella tranquilidad se turbó en agosto de 1124, a causa de un eclipse que los supersticiosos consideraron como un augurio de grandes calamidades, así como por la terrible hambre del año siguiente, a raíz de un invierno excepcionalmente largo y frío.

Carlos daba de comer diariamente a cien pobres en su castillo de Brujas y en cada uno de sus otros palacios. Sólo en Yprés distribuyó en un solo día 7.800 kilos de pan. Reprendió ásperamente a los habitantes de Gante que dejaban morir de hambre a los pobres delante de sus puertas y prohibió la fabricación de cerveza para que todo el grano se emplease en hacer pan. Igualmente mandó matar a todos los perros y fijó el precio del vino. Completó su obra con un decreto para que en las tres cuartas partes del terreno laborable se sembraran cereales y, en el cuarto restante, legumbres de crecimiento rápido. En 1123 le ofrecieron la corona de Jerusalén, la que rechazó; dos años más tarde rehusó a presentar su candidatura a la corona del imperio. 

Al tener noticia de que ciertos nobles habían comprado grano para almacenarlo y venderlo más tarde a precios exorbitantes, Carlos y su tesorero, Tancmaro, les obligaron a revenderlo inmediatamente a precios razonables. Esto enfureció a los especuladores, quienes, capitaneados por Lamberto y su hermano Bertulfo, deán de San Donaciano de Brujas, tramaron una conspiración para asesinar al conde. Entre los conspiradores se hallaban un magistrado de Brujas, llamado Erembaldo y sus hijos, quienes querían vengarse de Carlos, porque este había reprimido sus violencias. El conde acostumbraba ir todas las mañanas, descalzo, a la iglesia de San Donaciano, para orar antes de la misa. Un día, cuando iba a cumplir con su devoción, le avisaron que los conspiradores tramaban un atentado contra su vida. Carlos replicó tranquilamente: «Vivimos siempre en medio del peligro, pero estamos en manos de Dios; si tal es Su voluntad, no hay causa más noble que la de la verdad y la justicia para dar la vida por ella». Cuando estaba recitando el «Miserere» ante el altar de Nuestra Señora, los conspiradores cayeron sobre él; uno le arrancó un brazo y Borchardo, el sobrino de Bertulfo, le cortó la cabeza.

INDICE


Santa INÉS DE BOHEMIA. (c.1211 - 1282).

Martirologio RomanoEn Praga, de Bohemia, santa Inés, abadesa, hija del rey Otokar, que, tras haber renunciado a nupcias reales y deseosa de desposarse con Jesucristo, abrazó la Regla de santa Clara en el monasterio edificado por ella misma, donde quiso observar la pobreza conforme a la regla.

Nació en el castillo de los reyes de Praga. Hija de Premysl Otakar I, rey de Bohemia y de la reina Constancia, hermana de Andrés I, rey de Hungría. Desde su infancia se vio envuelta, en contra de su voluntad, en proyectos de matrimonio por razones de Estado. A los tres años fue encomendada a los cuidados de la duquesa de Silesia, santa Eduvigis de Polonia, que la acogió en el monasterio de Trebnitz y le enseñó los primeros rudimentos de la fe cristiana. A los seis años la llevaron de nuevo a Praga y la confiaron a las religiosas premostratenses de Doksany para su instrucción. En 1220, la prometieron en matrimonio con Enrique VII, hijo del emperador Federico II. Fue llevada a la corte del duque de Austria, donde vivió hasta 1255 como una autentica cristiana. El matrimonio se anuló, y regresó a Praga, donde vivió la caridad y la oración para dedicarse a la vida religiosa. Vinieron otras propuestas de matrimonio, como la de san Wenceslao, pero el papa Gregorio IX, a quién Inés había apelado, la protegió, y pudo así dedicarse totalmente a su consagración. 

Se enamoró del espíritu franciscano, gracias a los primeros frailes que llegaron a Praga y le hablaron de san Francisco y santa Clara, que todavía vivía y con la que mantuvo una estrecha correspondencia; con su propio dinero fundó en Praga (1232-1233) el hospital de San Francisco y el Instituto de los Crucíferos. Al mismo tiempo fundó el monasterio de San Francisco para las Hermanas Pobres o Clarisas, donde ella misma ingresó en 1234. Vivió toda su vida de forma heroica los tres consejos evangélicos de Pobreza, Castidad y Obediencia. Junto con santa Clara de Asís trabajó para obtener la aprobación de una regla nueva de vivir en la absoluta pobreza que contó con el apoyo de los papas Gregorio IX e Inocencio IV, aunque éste último quiso mitigarles la absoluta pobreza, y les obligó a poder poseer bienes, pero después, antes de morir, aceptó su absoluta pobreza en la "Forma de vida y la Última voluntad"

Su vida se caracterizó por una profunda oración, caridad y devoción a la Virgen María. Causó admiración en su época, de manera que príncipes y pontífices le pedían oraciones y su mediación ante los reyes de Bohemia. 
INDICE


Santa ÁNGELA DE LA CRUZ GUERRERO GONZÁLEZ. (1846-1932).

Martirologio RomanoEn Sevilla, en España, santa Ángela de la Cruz Guerrero González, fundadora del Instituto de las Hermanas de la Cruz, que no se reservó ningún derecho para sí sino que lo dejó todo para los pobres, a los cuales acostumbraba llamar sus señores, y los servía de verdad

Nació en Sevilla en el seno de una familia humilde; eran 14 hermanos, su padre, Francisco José Guerrero, era cardador y su madre, Josefa, era costurera, pero ambos trabajaban como sirvientes del convento de los teatinos de Sevilla, su padre como cocinero, y su madre, les lavaba y cosía la ropa. De sus 14 hermanos, 8 murieron de enfermedad infantil. Desde su infancia se destacó por su inocencia y su virtud. Trabajó como aprediza en un taller de calzado, el de doña Antonia Maldonado, que servía a la alta sociedad sevillana; donde llegó a ser oficial de primera, y además se destacó por su ayuda a los necesitados y por sus dones taumaturgicas. Por su fama, el padre Torres Padilla, le sugirió entrar en la vida religiosa; lo intentó por dos veces: en las carmelitas descalzas de Sevilla y en las Hermanas de la Caridad, pero su salud le hizo volver al mundo. 

Viendo que no podía ser religiosa conventual hizo votos privados. "Seré monja en el mundo". Sin apenas saber leer y escribir, proyectó fundar un instituto “haciéndose pobre con los pobres”, no ayudándoles desde fuera, sino siendo como ellos, experimentando la pobreza “desde dentro”, por eso fundó en 1875 la Compañía de las Hermanas de la Cruz para remediar la pobreza. Su obra se distingue por su humildad y su pobreza; a los pobres no les falta nada, a ellas sí. La Virgen será la superiora de la casa recién fundada. La nueva fundación atrajo a muchas jóvenes y llamó la atención en Sevilla, en Madrid, en todas partes donde se abrieron camino: son humildes, visten pobremente, se preocupan por el desecho de la humanidad. Todos caben en sus casas. Roma aprobó su obra en 1908. Es lo que ella esperaba. Fue su mayor gozo. Murió en Sevilla después de haber visto reconocida su obra por todos los estamentos políticos: el alcalde republicano, en sesión consistorial, con voto de la mayoría, deciden cambiar el nombre de la calle Alcázares, por el de sor Ángela de la Cruz. Durante los años negros de la quema de conventos durante la República, su casa sevillana, se salvó defendida por los propios sindicatos: "a las hermanitas nadie las toca, son de los nuestros".  

INDICE


OTROS SANTOS DEL DÍA:

San Troadio. M. 250. 

Martirologio RomanoEn Neocesarea, en el Ponto, san Troadio, mártir en la persecución bajo el emperador Decio, cuyo combate ha testimoniado san Gregorio Taumaturgo.< Era un joven laico de la naciente iglesia de Neocesarea del Ponto. Mártir en Neocesarea de Ponto, durante la persecución de Decio. Se dice que mientras oraba durante el martirio, se sintió confortado para el combate y la victoria, gracias a la presencia espiritual de san Gregorio el Taumaturgo.  

San Quintus "el Taumaturgo". M. 283.

Natural de Frigia, fue delatado al prefecto Rufo, por sus convecinos de Eolia, pero éste no le consideró culpable, y lo soltó; a la llegada de un nuevo prefecto, quisieron acusarle de hacer el bien a los pobres, y éste después de haberle cercenado las piernas, también le soltó. Hizo muchos milagros y predicó el bien.   

INDICE


INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores