GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 12 de Marzo

INDICE

San Inocencio , Papa
San Pablo Aureliano
San Simeón
San Bernardo de Carinola
Beata Justina de Arezzo, Virgen
José Tshang-Dapeng, Santo Mártir
Fina o Serafina de San Geminiano, Santa Virgen
Luis Orione, Santo Fundador
Ángela (Aniela) Salawa, Beata Virgen Seglar
Otros santos del día

Santos: Bernardo, obispo; Edguno, presbítero; Maximiliano, Pedro, Mamiliano, Zono, Alejandro, Duno, Orión, mártires; Teófanes, Nicodemo, Paulo, Aureliano, confesores; Geraldo, abad.

INOCENCIO I, PAPA († 417)

Nació en la segunda mitad del siglo IV y parece ser que en Albano, aunque documentalmente no pueda demostrarse con certeza. Fue elegido papa en el año 401, como sucesor de Anastasio I.
Consiguió que se reconociese su autoridad papal en Iliria, región montañosa situada en la región nororiental del Adriático que hoy corresponde a Bosnia y Dalmacia.

Expulsó de la Ciudad Eterna a los perseguidores y detractores de san Juan Crisóstomo, a pesar de la oposición del emperador Arcadio (407). Pero no pudo, a pesar de sus esfuerzos y negociaciones, evitar el saqueo de Roma por Alarico el 24 de agosto del año 410.
A petición de san Agustín, condenó la herejía pelagiana (417).

Con respecto al gobierno que debió ejercer en Hispania, hay que mencionar la carta dirigida a Exuperio, obispo de Tolosa, dándole normas para la reconciliación y admisión a la comunión a los que una vez bautizados se entregaran de modo pertinaz a los placeres de la carne. De alguna manera, modera la disciplina, en vigor hasta entonces, contemplada en los concilios de Elvira y de Arlés y propiciada por las iglesias africanas; eran normas un tanto rigoristas -extremadamente extrañas para nuestra época-, que negaban la admisión a la comunión de este tipo de pecadores incluso en el momento de la muerte, aunque se les concediera fácilmente la posibilidad de la penitencia. Reconoce en su escrito que hasta ese momento ´la ley era más duraª, pero que no quiere adoptar la misma aspereza y dureza que el hereje Novaciano. De todos modos no presume de innovaciones, ni se presenta como detentor de un liberalismo laxo; justifica plenamente las normas anteriores, afirmando que esa praxis era la conveniente en aquel tiempo.

En el 416, cuando quiere recordar a los obispos españoles la autoridad indiscutida del obispo de Roma y la obediencia que le deben desde España, escribe una carta en la que afirma que en toda Italia, Francia, Hispania, África y Sicilia sólo se han instituido iglesias por Pedro o por sus discípulos. Esta carta es empleada como argumento documental muy importante por quienes desautorizan la antiquísima tradición que sostiene la predicación del Apóstol Santiago en España y la conjetura fundada de la visita del apóstol Pablo a este extremo del Imperio.
Interviene también por los años 404-405 para restaurar la paz entre los obispos de Hispania, después de las resoluciones cristológicas antipriscilianistas del concilio de Toledo del año 400; recomienda el reconocimiento de la autoridad y gobierno episcopal de los que fueron ordenados por partidarios de Prisciliano pero que continúan profesando la fe verdadera al aceptar la consubstancialidad del Hijo con el Padre y la unicidad de Persona en Cristo.
Ocupó la Sede de Pedro hasta su muerte en el 417.


MEDITACIÓN SOBRE LA VIDA DE SAN GREGORIO MAGNO

I. Grandes cosas ha hecho San Gregorio. Abandonó el mundo para hacerse religioso; hizo cesar la peste que asolaba a Roma; envió misioneros que convirtieron a Inglaterra; dictó gran número de decretos para el bien común de la Iglesia. ¿Qué has hecho tú hasta ahora por Dios, que sea semejante? ¿Te has privado de algún gusto? ¿Has convertido a algún pecador? ¡Pluguiera a Dios que por lo menos a ti mismo te hubieras convertido del todo! Por ahí debes comenzar.

II. San Gregorio ha sido grande por su ciencia; prueba de ello son sus doctos escritos, la doctrina que contienen es toda celestial; esto no debe asombrarnos, puesto que el Espíritu Santo se le aparecía a menudo, bajo forma de paloma, y le dictaba lo que debía escribir. No puedes escribir libros como los de este santo, pero puedes leerlos y extraer de ellos la ciencia de la salvación; puedes instruir a tus subordinados y enseñarles los misterios de nuestra fe; puedes consolar a los enfermos y a los af1igidos. ¿Lo haces tú?

III. Este santo Papa nunca se manifestó más grande que en los sufrimientos y en las humillaciones. Soportaba los crueles dolores de la gota con paciencia admirable. Rechazaba las alabanzas y se hacía llamar siervo de los siervos de Dios, y daba de comer a los pobres. Durante mucho tiempo rehusó el soberano pontificado. ¿No es ser grande pisotear lo más elevado que hay en el mundo? Es una grande y rara virtud hacer Cosas grandes e ignorar su mérito. (San Bernardo).
La humildad
Orar por el Sumo Pontífice.


ORACIÓN
Oh Dios, que habéis concedido al alma de vuestro siervo San Gregorio las recompensas de la beatitud eterna, haced, benignamente, que sus oraciones junto a Vos nos libren del peso abrumador de nuestros pecados. Por J. C. N. S. Amén.

http://www.aciprensa.com/podcast/santo/marzo12luisorione.mp3



San LUIS ORIONE. (1872-1940). 
 Martirologio Romano: En la ciudad de San Remo, de la Liguria, en Italia, san Luis Orione, presbítero, que instituyó la Pequeña Obra de la Divina Providencia. Nació en Pontecurone, Piamonte, en el seno de una modesta familia. En su infancia trabajó con su padre como picapedrero y peón caminero. Formó parte, como soldado, a las órdenes de Garibaldi, de la pérdida de los Estados Pontificios. Ingresó primero en los franciscanos de Voghera (1885), pero su escasa salud le obligó volver a su casa, pero no el ideal franciscano que le acompañará toda la vida. Discípulo de san Juan Bosco, ingresando en su Oratorio de Turín en 1886. Quiso hacerse salesiano, pero antes de ingresar en el noviciado decidió que aquel no era su camino y otra vez volvió a casa. Ingresó en el seminario diocesano de Tortona donde fue ordenado sacerdote en 1895; como no tenía dinero, para costearse sus estudios aceptó el puesto de guardián de la catedral. Decidió dedicarse a la juventud más abandonada. Fue un hombre de Iglesia, sencillo, humano, alegre, optimista, de oratoria fácil que supo hacer la síntesis práctica entre la caridad y la justicia social. Comenzó a formar a los niños de la calle, y nació así el Oratorio de San Luis, y antes de su ordenación fundó el colegio de San Bernardino.

 Fundador de la Pequeña Obra de la Divina Providencia en 1903, con el fin de dedicarse al apostolado de la caridad entre los más pobres y pequeños, inspirada en la espiritual de san Juan Bosco y san José Benito Cottolengo. Decía a sus hijos: "os recomiendo que seáis y viváis humildes y pequeños a los pies de la Iglesia"; "la causa de la Cristo y de la Iglesia no se sirve más que con una gran caridad de vida y de obras, la caridad abre los ojos a la fe y caldea los corazones de amor hacia Dios. Quieren obras de caridad: éstas son la mejor apología de la fe católica". Su congregación emite un cuarto voto de fidelidad al Papa. Están consagrados a la Virgen de la Divina Providencia y su lema es "Instaurare omnia in Christo".

Fundó también las Hermanas Adoratrices, los Hermanos de la Sagrada Familia y los Eremitas de la Divina Providencia. En 1909, hubo un terremoto en Sicilia y allí estuvo don Orione para socorrer a los damnificados. El papa san Pío X lo nombró vicario general de la diócesis de Messina, Sicilia, una de las zonas más afectada por el terremoto. En 1916, asistió a los damnificados del terremoto de Avezzano y fundó las Pequeñas Misioneras de la Caridad, que emiten un cuarto voto de "caridad" durante la I Guerra Mundial para que atendieran a los hijos de los militares caídos, a los soldádos y a los prófugos. En 1921 realizó su primer viaje a América visitando Brasil, Argentina, Uruguay, ampliando los horizontes de su congregación y fundando los "pequeños Cottolengos". Realizará un segundo viaje (1934-1937) a América, mientras sus fundaciones se expandendieron por todo el mundo. Murió en de un ataque cardíaco en San Remo. Su cuerpo incorrupto está enterrado en el santuario de La Guardia de Tortona.
INDICE


  San INOCENCIO I. Papa. (401-417). M. 417.
 Martirologio Romano: En Roma, en el cementerio de Ponciano, junto al “Oso peludo”, sepultura de san Inocencio I, papa, que defendió a san Juan Crisóstomo, consoló a san Jerónimo y aprobó a san Agustín.

 Nació en Albano (Italia), y según san Jerónimo era hijo y sucesor de san Anastasio I papa. Se hizo monje basilio. Defendió siempre la paz y la unidad cuando se produjo el desastre del saqueo de Roma en el 410 por Alarico. Defendió la primacía de la Iglesia de Roma y su obispo, por encima de todas las demás iglesias: "Por todo debe guardarse lo que por el príncipe de los apóstoles, Pedro, fue entregado a la Iglesia Romana y hasta ahora se ha custodiado". Los sínodos provinciales proponen siempre "sin prejuzgar a la Iglesia Romana, a la que en todas las causas se debe guardar reverencia".

Recurrió al instrumento de las decretales, con las que reafirmó la autoridad de los decretos papales y las decisiones sinodales. Su mano firme y el heroísmo de san Almaquio, contribuyeron a terminar con el combate de gladiadores. Defendió a san Juan Crisóstomo, condenando a sus perseguidores entre ellos el emperador Arcadio. Hizo frente a la mayor herejía de su tiempo: el pelagianismo, que negaba la necesidad de la gracia, atendiendo así las peticiones que le había hecho san Agustín de Hipona. También luchó contra el priscilianismo que se había extendido por España. La caída de Roma hizo que la unidad de las iglesias con la urbe fuera más estrecha, lo que podría haber aparecido como una derrota fue la victoria. Está enterrado en la basílica romana de Santos Martín y Silvestre. Su culto fue suprimido en 1969.
INDICE


  San PABLO AURELIANO (Pol de León). M. c. 575.
 Martirologio Romano: En la ciudad de Léon (hoy Saint-Paul-de-Léon), en la Bretaña Armórica, san Pablo Aureliano, primer obispo de esta ciudad. Pablo Aureliano fue el hijo de Perplises, jefe británico. Nació en Penychen (o en otro lado), en Gales del Sur. En la escuela monástica de Llantwit Major a la cual pidió ser enviado, tenía por compañeros a los santos David de Gales, Sansón de Dol y Gildo “el Sabio”: esto sucedía en Ynys Byr, en tiempos de san Iltuto. Cuando cumplió 16 años, su patrón le permitió retirar se a un lugar solitario, pero en otro lado (¿Llanddeeusant, en Carmarthenshire?). Pablo se dirigió a un sitio donde construyó unas celdas y una capilla. Allí llevó durante varios años una vida de oración, meditación y estudio; después fue ordenado sacerdote y reunió a doce compañeros para llevarlos consigo a vivir en celdas cercanas a la suya.

De su retiro fue sacado a un mundo de problemas por el rey Marco, quien le pidió que se trasladara a la "Villa Bannheddos" y evangelizar a su pueblo. Esto lo hizo con tan buen éxito, que todos quisieron elegirlo obispo; pero él no aceptó. A pesar de todo el santo partió con sus doce compañeros y llegó a la costa de Armorica o Britania. San Pablo y sus discípulos llegaron a la isla de Ushant o Caldey, al lugar que ahora se llama Porz-Pol. Allí construyeron celdas y vivieron felizmente durante un tiempo. Al llegar al continente, se internaron y se establecieron en Ploudalmezeau. Luego Pablo, se dirigió al señor del distrito, un buen cristiano llamado Withur, quien se hizo amigo suyo y les dio la Isla de Batz, donde se estableció Pablo y construyó un monasterio. Se cuentan relatos maravillosos sobre los beneficios que dispensó el santo. 

La gente que había sido beneficiada con las enseñanzas y los milagros de san Pablo, comenzó a pedirlo como obispo. Childeberto le nombró primer obispo de León en la Bretaña francesa que hoy es la actual diócesis de Quimper Cornualles. El nombre del "Oppidum" Ouismour donde se hallaba su sede, se cambió a Saint-Paul-de-Léon, en su memoria. Ahí llevó la misma vida austera de antes, alimentándose sólo de pan y agua, con excepción de los días festivos, en los que comía un poco de pescado. Parece que Withur le cedió su casa en la Isla de Batz, como monasterio para sus monjes. Ahí gustaba de retirarse el santo obispo para dedicarse a la oración y contemplación. Vivió hasta edad muy avanzada y renunció a su cargo algunos años antes de morir. Terminó sus días en el monasterio de Batz, luego de haber visto morir a dos obispos que él mismo consagró para que le sucedieran. San Pablo gozaba del don de profecía y previó las incursiones de los nórdicos, según Wrmonoc, el testigo que relata los últimos momentos del santo en forma sencilla y emocionante.
INDICE


  San SIMEÓN "el nuevo Teólogo". (c.950 - 1022). 
 Nació en Paflagonia, en el seno de una familia de la nobleza. Marchó a Constantinopla para hacer carrera en la administración imperial. Abandonó este camino e ingresó como monje en el monasterio de Studios de esta ciudad. Su talante místico hecho de ardor e intransigencia, le llevó a valorar la relación directa con Dios en detrimento de la obediencia y de los vínculos monásticos, esto le causó a Simeón problemas con los monjes estuditas. En el 978, lo trasladaron al monasterio de San Mamas, donde en el 981, fue elegido abad o hegúmeno de San Mamas donde también tuvo problemas con la disciplina de los monjes, pero que consiguió solventar; como sus doctrinas suscitaban graves controversias, renunció al cargo y luego fue exiliado en un sínodo celebrado en 1003 a Crisopoli (Scutari), a orillas del Bósforo. Aquí fundó un monasterio dedicado a Santa Marina.

No regresó a Constantinopla aunque obtuvo el perdón. Es uno de los más grandes místicos bizantinos y gran defensor de la defensa de la imágines y escribió mucho sobre la luz divina, poniéndola en relación con la Transfiguración; sus escritos (34 "Catequesis", los 226 "Capítulos teológicos gnósticos y prácticos" (organizados en tres "Centurias"), la "Filokalia", los 3 "Tratados teológicos" y los 15 Tratados éticos, además se añaden 58 "Himnos"), de gran eficacia, han tenido mucha influencia en Oriente, y han contribuido a introducir nuevos usos en la oración monástica.
INDICE


  San BERNARDO DE CARINOLA. (1040 - 1109). 
 Natural de Capua, aunque por el amor que tuvo por Carinola, se piensa que nació en este lugar y que pertenecía a una familia de la nobleza. Para completar su formación humana y social, sus padres lo enviaron a la abadía de Montecasino, entonces era el abad Desiderio, que fue el papa san Víctor III. Bernardo se distinguió por su viva inteligencia, buenas costrumbres y centrado en el estudio.

Fueron sus compañeros: Hildebrando de Saona (futuro papa san Gregorio VII) y san Pedro Damián. Bernardo terminó sus estudios con la ordenación sacerdotal. Giordano, príncipe de Capua, lo eligió como su consejero y capellán de corte. Fue nombrado obispo de Forum Claudii en el 1087, por el papa beato Víctor III. En el 1100, se trasladó a la sede Carinola en Campania. Construyó el palacio episcopal en la nueva sede; así mismo trasladó los restos de san Martín Penitente a la nueva catedral y lo proclamó patrón de Carinola.

El obispo desarrolló un nuevo apostolado e un tiempo de restauración. Procuró la reforma del clero, enriqueciendo a los buenos sacerdotes con su ejemplo y su palabra. Fue un santo auténtico, generoso, que cabalgaba por las zonas rurales pidiendo limosnas para la construcción de la catedral, lo que le valió tener un contacto directo con el pueblo. Fue un hombre humilde y de vida pobre. Murió muy viejo y es el copatrón de esta ciudad. Fue enterrado en la catedral.
INDICE


   Santa Fina de Giminiano
 Martirologio Romano: En la ciudad de San Giminiano, en la Toscana, santa Fina, virgen, que desde sus tiernos años sobrellevó con invicta paciencia, apoyada en sólo Dios, una prolongada y grave enfermedad. Serafina de Ciardi nació en San Giminiano (Toscana) y era hija de Cambio e Imperia, nobles venidos a menos. Había sido muy rica pero un revés de la fortuna la dejó en la pobreza, aunque gozaba de una gran belleza.

Se cuenta que un día un joven la lisonjeó ofreciéndole un fruto rarísimo, ella se lo mostró a su madre, quien la llamó la atención, para que no hablase con jóvenes que podrían pervertirla, Fina vio en ello un pecado, y pidió hacer penitencia; entonces, a los 10 años, le vino una enfermedad que la dejó paralítica y con todo el cuerpo cubierto de pústulas. Aumentó su dolor la muerte de su madre.

Así estuvo durante quince años sufriendo por los pecadores y por la pacificación de las rivalidades entre las ciudades, postrada en una tabla que le servía de cama. Su cama carcomida se había convertido en un basural donde pululaban las ratas que le comieron una oreja. Edificó a sus conciudadanos por el valor con el que soportó el sufrimiento, uniéndose espiritualmente a la pasión de Cristo y a los dolores de María. La leyenda dice que a su muerte desprendía un fragante olor a flores y que las campanas tañeron solas. Patrona de San Giminiano.
INDICE



  Beata JUSTINA FRANCUCCI BEZZOLI. (c. 1257/60 - 1319).
 Martirologio Romano: En Arezzo, en la Toscana, beata Justina Francucci Bezzoli, virgen de la Orden de San Benito y reclusa. Nació en Arezzo en el seno de la noble familia de los Bezzoli Francucci. De carácter amable y humilde, pronto adquirió cierta madurez. Era hija única, heredera de grandes bienes, y tenía delante de sí un futuro envidable. A los 13 años, consiguió el permiso de su padre par ingresar como benedictina en el monasterio de San Marcos de su ciudad. Fue una novicia ejemplar. Estuvo en este monasterio durante cuatro años, hasta que toda la comunidad se vio obligada a abandonarlo a causa de la guerra que se suscitó en la ciudad.

Se trasladó al monasterio de Todos los Santos. Años más tarde oyó que había una gruta junto al castillo de Civitella (Civitella della Chiana) y allí vivía como reclusa una vírgen de nombre Lucía. Obtuvo el permiso del obispo, Guillermo Umbertini para vivir como reclusa en este lugar, su padre intentó hacerla regresar a casa. Las dos reclusas vivieron juntas poco tiempo, ya que Lucía murió. Justina estuvo sola dedicada a la oración y la penitencia. A los 35 años de edad, comenzó a tener problemas con la vista y se vio obligada a regresar a su monasterio.

Pero el monasterio muchas veces había sido saqueado por los soldados y el obispo Hildebrando traslado a la comunidad a un lugar seguro. En 1315, Justica cambió de nuevo de lugar de residencia. Tuvo una devoción particular a la Pasión de Cristo. Pasó los últimos veinte años de su vida completamente ciega, sufriendo muchos éxtasis. Vivió en condiciones de gran miseria pero siempre confiando en la Providencia y a cuantos la pedían ayuda les socorría como podía. Murió en la paz del Señor. Su cuerpo se conserva incorrupto en el monasterio benedictino de Santa Maria del Fiore en Lapo. Su culto fue aprobado en 1890.
INDICE



  San JOSÉ ZHANG DAPENG. (1754-1815).
  Martirologio Romano: En la ciudad de Guiyang, de la provincia china de Guangxi, san José Zhang Dapeng, mártir, el cual, recibida la luz de la fe, apenas bautizado abrió su casa a misioneros y catequistas, y ayudó a pobres, enfermos y niños hasta que, condenado a la crucifixión, derramó lágrimas de alegría por haber sido considerado digno de morir por Cristo. Nació en Duyun, provincia de Guizhou (China), y fue desde joven espiritualmente inquieto. Se unió primero a un grupo de ayunadores llamado «Religión del agua clara» (Qingshui jiao), en busca de la rectitud y la pureza. Esta no le conformó, y se enroló en una escuela de maestros taoístas, donde llegó a ser “Daoshi”, sacerdote taoísta.

 Pasado el tiempo, casado y con 40 años, se instala en Guiyang, la capital de la provincia, asociado a un amigo, Wang, en el comercio de la seda. Precisamente a través del hijo de su amigo, que se había hecho cristiano en la capital, toma contacto con los misioneros cristianos, que le hacen conocer el evangelio. El estudio del catecismo lo acerca más y más a la fe, pero José tenía en ese momento dos esposas y no podía recibir el bautismo. Finalmente se separó de la segunda, dotó a ella y al hijo de ese matrimonio, y recibió en 1800 el bautismo de manos del P. Matías Luo, y dos años más tarde la comunión. Llegó a ser un catequista de primer nivel, pero en la persecución de 1812, atemorizado, se retiró de la capital; pero encuentró a Mons. Dufresse, quien le instó a volver a Guiyang para alentar y confortar a los fieles.

 José comprendió el error de huir y, de regreso en la capital, se unió en el apostolado entre sus conciudadanos, especialmente entre los pobres, enfermos y niños. José vagó de escondite en escondite, mientras el gobernador puso precio a su cabeza. Finalmente en 1815 el hermano joven de su esposa, por condicia, lo entregó, guiando él mismo a los espías hasta la guarida de su cuñado. Acusado ante los jueces, fue condenado a morir en la cruz, lo que le produjo lágrimas de emoción, por no considerarse digno de morir como Cristo. Murió en Kweyang, China, el día 12 de marzo de 1815.
INDICE



  Beata ANIELA SALAWA. (1881-1922).
 Martirologio Romano: En Cracovia, en Polonia, beata Aniela Salawa, virgen de la Tercera Orden de San Francisco, la cual, eligiendo entregar su vida en el servicio doméstico, vivió humildemente entre las criadas, y en suma pobreza descansó en el Señor.

 Nació en el seno de una familia campesina de un pueblo llamado Siepraw, próximo a Cracovia, una familia pobre y piadosa. A los 16 años empezó a servir en el servicio doméstico en una casa de Cracovia. Dos años después, conmovida por la serena muerte de su hermana Teresa e impulsada por una voz interior, tomó la firme decisión de buscar la santidad en la vida humilde y pobre.

Dedicó su vida a ayudar a sus semejantes, a la amistad con otras criadas a las que ayudaba con todo lo que tenía, y en 1901 ingresó en la Unión de las sirvientas católicas (Asociación de Santa Zita), y en esta asociación desarrolló un gran apostolado entre sus compañeras, convirtiéndose en un ejemplo y guía de conducta cristiana. En 1912 se hizo Terciaria franciscana. "Amo mi trabajo porque en él encuentro la ocasión de sufrir mucho, de trabajar mucho y de orar mucho; y fuera de esto no deseo nada más en el mundo". Alimentó su vida interior leyendo libros de mística y de santos, tuvo una especial veneración por santa Gemma Galgani, que tomó como modelo de vida.

Durante la I Guerra Mundial cuidó soldados heridos y prisioneros de guerra. El año 1917, enfermó y se vio obligada a abandonar el trabajo a causa de una esclerosis. En una estrechísima habitación alquilada pasó los últimos cinco años de su vida, en medio de sufrimientos continuos, que ofrecía a Dios por la expiación de los pecados del mundo, la conversión de los pecadores, la salvación de las almas y la expansión misionera de la Iglesia.
INDICE



  OTROS SANTOS DEL DÍA:
 San Maximiliano de Tebeste. M. c. 295.
 Martirologio Romano: En Tebeste, de Numidia, san Maximiliano, mártir, que siendo hijo del veterano Víctor, y llamado también al ejército, respondió al procónsul Diono que a un fiel cristiano no le era lícito ser soldado y, habiendo rehusado el juramento militar, fue degollado. Mártir en Tebessa de Numidia. Era soldado de 21 años y "era de estatura adecuada... como metro setenta de alto"; entregó al verdugo su uniforme sin estrenar.

 Le dijo al procónsul de África, Dión Casio: "No seré soldado, no combatiré por el siglo, pues soy soldado para mi Dios". Cuando le preguntaron por qué no quería ponerse una medalla con la esfinge del emperador dijo: "soy soldado de Cristo y me niego a llevar en el cuello la medalla del emperador; - porque te niegas a servir al emperador con las armas, incurrirás en la sentencia capital: - sean dadas gracias a Dios, dijo". Cuando era conducido al suplicio le dijo a su padre Fabio Victorio: "regala al soldado que me matará el vestido nuevo que me habías preparado. Y nosotros, los dos, sin rencor, glorificaremos al Señor". Fue decapitado. Sus Actas están poco retocadas.

  Santos Egduno, Migdonio, Máximo, Domna, Mardonio, Pedro, Esmaragdo e Hilario. M. 303.

Martirologio Romano: En Nicomedia de Bitinia, en la actual Turquía, conmemoración de los santos mártires, Migdonio, sacerdote, Egduno, Máximo, Domna, Mardonio, Smaragdo e Hilario, sofocados uno al día, para producir terror a los otros compañeros. Eran ocho mártires que murieron en Nicomedia de Bitinia, durante la persecución de Diocleciano, suspendidos cabeza abajo, sofocados por el humo de una hoguera. Cada día era ejecutado uno, a fin de que los demás renegaran de su fe por miedo a la muerte. Egduno era presbítero.

  Santos Pedro de Nicomedia, Doroteo y Gorgonio. M. 303. 
 Martirologio Romano: En el mismo lugar, pasión de san Pedro, mártir, que, camarero en las habitaciones del emperador Diocleciano, se lamentó, sin temor, de los suplicios inferidos a los mártires, fue por orden del mismo emperador conducido a un lugar público y primero fue colgado y torturado durante largo tiempo a latigazos, después fue quemado vivo en una parrilla. Doroteo y Gorgonio después, también confiados en las estancias del rey, como protestaran, fueron castigados con tormentos parecidos y al final fueron ahorcados.

 Mártires en Nicomedia de Bitinia. Pedro era camarero del emperador Diocleciano en Nicomedia; fue una de las primeras víctimas de esta persecución, aunque en principio quedó libre del martirio, esperando que abandonara su fe, pero fue en vano; sufrió atroces tormentos antes de morir en la parrilla. Doroteo y Gorgonio, compañeros de Pedro, como desaprobaron aquel castigo mortal, le siguieron en el martirio.

  San Mamiliano de Palermo. s. V. 
Junto con Eustocio Prócuro, Golbodeo y Ninfa de Palermo. Vivió en tiempos de la dominación vándala en Sicilia. Fue obispo de Palermo. Fue exiliado a África hacia en 450 junto a sus compañeros cristianos. Rescatado por la piedad de algunos fieles o de algún obispo africano, pasó a Cerdeña y en la isla de Montecristo y, al final, en la de Giglio, murieron mártires. Fundó diversos monasterios, alguno para monas eremitas entre las que recordamos los nombres de Ninfa o quizás Oliva. Una parte de sus reliquias fueron llevadas a Roma en la iglesia de Santa Maria in Monticelli y, un siglo después, también a Spoleto. La diócesis de Palermo lo celebra el 16 de Junio


  San Teófanes "el Cronógrafo”. M. 818. 
En Sigriana, de Bitinia, en el monasterio de Campogrande, sepultura de san Teófanes, por sobrenombre “Cronógrafo”, o San Teófanes Cronista que siendo muy rico prefirió hacerse pobre monje, y por defender el culto de las sagradas imágenes fue encarcelado por el emperador León el Armenio durante dos años y deportado después a Samotracia, donde, agotado de padecimientos, entregó el espíritu. Todavía muy joven perdió a su padre, gobernador del Egeo. El mismo emperador Constantino Copronimo, se encargó de su formación. Se le confiaron cargos civiles en Constantinopla y en el Asia inferior, entre Bitinia y Troya.
Pero, tanto él como su esposa, habían preferido desde la juventud el camino del celibato. Ella se hizo religiosa y él ingresó en el monasterio de Policronio en la Misia. Transformado en monasterio su patrimonio familiar de la isla de Calónimo, residió allí seis años. Fundó y rigió una nueva fundación en Sigriana de Misia. Frente a los iconoclastas presentó en Nicea, el año 787, la teología profunda del culto a las imágenes. Este año, y por su firmeza frente a los herejes recibió del emperador León el Armenio amenazas de cárcel. No le acobardaron y padeció prisión y torturas en Constantinopla, y destierro, el año 817, a la isla de Samotracia, donde murió de penalidades. Nos dejó su “Cronografía”, o breve historia desde el año 284 al 813.

  San Elfego "el Viejo". M. 951. 
 En Winchester en Inglaterra, san Elfego, obispo, que, siendo monje, trabajó mucho por la renovación de la vida cenobítica. Benedictino que trabajó mucho por la renovación de la vida cenobítica. Obispo de Winchester (Inglaterra) en el 935; indujo a muchas personas a tomar el hábito benedictino, en particular a su sobrino san Dunstano de Canterbury, al que ordenó sacerdote junto san Etelwoldo de Winchester y Ethelstan.

 Según la “Crónica de Malmesbury” acerca de los obispos anglosajones, cuando Elpegio impuso las manos en la ordenación, vino sobre él el espíritu de profecía, y pronunció sobre los tres este oráculo: «Hoy, ante Dios, puse mis manos sobre tres hombres, dos de los cuales alcanzarán la gracia del orden episcopal. Uno en la ciudad de Winchester y luego en Canterbury, y el otro ocupará más tarde mi sede en sucesión legítima. El tercero, después de hacer mucho mal y revolcarse en los placeres sensuales, llegará a un final miserable.» El vaticinio se cumplió a la letra: Dunstan fue obispo de Winchester y luego de Canterbury, Ethelwold fue un santo obispo en la sede de Winchester, y Ethelstan fue un monje y presbítero disoluto, como los había tantos en la época.

  Jerónimo Gherarducci. Beato. M. c. 1369. 
 Martirologio Romano: En Recineto, del Piceno, en Italia, beato Jerónimo Gherarducci, presbítero, de la Orden de los Ermitaños de San Agustín, que trabajó por la paz y la concordia de los pueblos.
Presbítero de la Orden de Ermitaños de San Agustín, dedicado a buscar la paz y la concordia entre los pueblos de Piceno, Italia. Vivió en el convento agustino de Recanati (Macerata), en soledad y oración, donde murió.

Cuando llegaba la fiesta del beato, se escogían algunas personas que debían hacer de pacificadores en las disputas de la ciudad de Recanati. Pío VII confirmó su culto en 1804, otorgando a la diócesis misa y oficio propios.

INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores