GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 26 de Marzo

INDICE

San PEDRO DE SEBASTE
San EUTIQUIO DE ALEJANDRÍA
San BERCARIO
San LUDGERO DE MÜNSTER
Beata MAGDALENA MORANO
OTROS SANTOS DEL DÍA



SAN LUDGERIO, Obispo y Confesor
Perseverad en la oración, velando en ella
con acciones de gracias.
(Colosenses, 4,2).

San Ludgerio puso de manifiesto, desde su infancia, una fervorosa asiduidad en la oración y en la lectura de las Sagradas Escrituras. Un día su no. driza le preguntó el nombre de su soberano: Es Dios -le respondió- mi Soberano. Encargado de predicar la fe a los sajones, convirtió a un gran número de infieles, fundó monasterios y edificó muchas iglesias. Enterado Carlomagno de su virtud lo propuso para ocupar la sede de Munster. Envióle, pues, tres emisarios para llamarle a su lado; no fue el santo al palacio sino después de haber concluido de recitar su oficio, que había comenzado, diciendo que hablaba aun Príncipe más grande que el emperador .


MEDITACIÓN ACERCA DE LA ORACIÓN

I. En este mundo siempre se ha de orar, porque siempre tenemos necesidad del socorro divino para ser consolados en nuestras aflicciones y para ser asistidos en nuestras necesidades temporales y espirituales frente a nuestros enemigos visibles e invisibles. Dices tú que no puedes rezar continuamente: reza lo más a menudo que puedas, al comenzar tus, principales acciones y, sobre todo, en las tentaciones que contra ti suscite el enemigo de la salvación.

II. Reza con respeto y modestia que edifiquen al prójimo. Dios reclama de ti, mientras rezas, la atención del espíritu y la modestia del cuerpo. Ese recogimiento y esa modestia mucho te ayudarán para la modestia interior. ¿Te atreverías a hablar aun personaje importante en la forma con que a menudo lo haces con Dios? ¡Con qué precipitación recitas tus oraciones vocales! Piensa, al comenzarlas, en la majestad de Dios ante quien tiemblan los querubines, y le hablarás con más respeto, humildad y modestia. La oraci6n misma puede convertirse en pecado. (San Agustín).

III. La atención debe acompañar siempre a tus oraciones. Dios es espíritu, y quiere que lo adores en espíritu. Tu boca habla a Dios y tu corazón está lejos de Él, está ocupado en las riquezas, absorto en el amor de las creaturas. Es el corazón lo que Dios te pide, y no la punta de tus labios. ¿Cómo quieres que te escuche, si tú no te escuchas a ti mismo? (San Cipriano).
El amor a la oración
Pedid a Dios que os acrecienteel espíritu de devoción

ORACIÓN
Haced, oh Dios omnipotente, que la solemnidad del bienaventurado Ludgerio, vuestro confesor pontífice, aumente en nosotros el espíritu de piedad y el deseo de la salvación. Por J. C. N. S. Amén.

http://www.aciprensa.com/podcast/santo/marzo26castulo.mp3




 Martirologio Romano: En Sebaste, en Armenia, san Pedro, obispo, que fue el hermano más joven de san Basilio Magno y eximio defensor de la fe ortodoxa ante los arrianos. Hijo de santos Basilio “el Viejo” y Emelia; hermano de santos Basilio “el Grande”, Gregorio de Nisa y Macrina “la Joven”. Nació en Capadocia. Fue el más joven de la numerosa familia, y Macrina su hermana mayor, fue quien ejerció una gran influencia en la capacitación religiosa del santo; ella actuó como una institutriz en la vía de la perfección cristiana, por medio de una vida espiritual y ascética.

Renunciando al estudio de las ciencias profanas, se dedicó a la meditación sobre las Sagradas Escrituras y al cultivo de la vida religiosa. Luego de la elevación de su hermano a la sede episcopal de Caesarea, Pedro recibió la ordenación sacerdotal, pero renunció a las actividades comunes y se dedicó a llevar una vida solitaria y ascética. Ayudó a su hermana en los aspectos devocionales de su vida, y también ayudó con su madre en las condiciones monásticas, a la muerte de su padre. Sucedió a su hermano san Basilio en el cargo de abad. Aproximadamente en el año 380-381 fue elevado a la sede episcopal de Sebaste en Armenia y sin desplegar actividad literaria, tomó posición a la par de sus hermanos Basilio y Gregorio en su lucha contra la herejía ariana En su vida y administración episcopal, demostró las mismas espléndidas características de Basilio.

Estando relacionado de estrecha manera con sus hermanos, siguió los escritos de estos con gran interés. Llevado por su consejo, Gregorio de Nisa escribió su gran trabajo “Contra Eunomius”, en defensa del libro de Basilio en el que se respondía a un trabajo de Eunomius. Fue también producto de su deseo, que Gregorio escribió el “Tratado sobre el Trabajo de los Seis Días”, a fin de defender un trabajo similar de Basilio contra falsas interpretaciones, llegando a completar los argumentos. Otro trabajo de Gregorio, “Sobre la Dotación del Hombre”, también fue escrito como producto de una sugerencia de Pedro, y enviado a éste con un prefacio apropiado como regalo de Pascua en 397. No tenemos información detallada en lo concerniente a su actividad como obispo, excepto que estuvo presente en el Concilio Ecuménico de Constantinopla en 381. Luego de su muerte fue venerado como un santo.
INDICE


Martirologio Romano: Conmemoración de la pasión de san Eutiquio, subdiácono alejandrino, que en tiempo del emperador Constancio, y bajo el obispo arriano Jorge, murió por la fe católica. Eutiquio fue un subdiácono de la iglesia de Alejandría que por su oposición al arrianismo de su obispo Jorge y del emperador Constancio, fue condenado a la esclavitud en la minas, pero murió extenuado en el camino. Conocemos este episodio gracias, precisamente, a la obra "Historia de los Arrianos", de san Atanasio.

En el capítulo 60 nos cuenta: «Imitando las salvajes prácticas de los Escitas, se apoderaron del subdiácono Eutiquio, un hombre que había servido honorablemente a la Iglesia, y habiéndole causado heridas en la espalda con un látigo de cuero, casi al punto de muerte, lo obligaron a marchar hacia las minas; y no a cualquier mina, sino a las de Phano, que incluso para los asesinos condenados a muerte son tan duras, que no resisten muchos días. Y cuánto sería de irracional su conducta, que no permitieron ni siquiera que pasaran unas horas antes de que pudiera vestirse, sino que lo enviaron inmediatamente, diciendo: "si lo conseguimos, todos los demás hombres nos temerán, y se pasarán a nuestro partido".

Después de un breve intervalo, sin embargo, le fue imposible continuar el viaje hacia la mina a causa de sus heridas, y murió en el camino. Pereció alegre de haber merecido la gloria del martirio.» Sus compañeros eran otros católicos importantes de Alejandría, cuatro de los cuales fueron flagelados (pero no ajusticiados) por haberle demostrado sus simpatías.
INDICE


Martirologio Romano: En Montier-en-Der, en la actual región de la Champaña, en Francia, san Bercario, primer abad de Hautvillers y luego de Der, que fue herido con un punzón el día de Jueves Santo por un monje al que había castigado, y el día de la Resurrección pasó al cielo. Oriundo de Aquitania.

Fue monje y presbítero benedictino en Luxeuil y primer abad de Hautvilliers en Champaña (una casa fundada por san Nirvado -su maestro-, obispo de Reims, otros autores dicen que esta abadía la habría fundado él). Fundó dos nuevos monasterios uno masculino en Moutier-en-Der y otro femenino de Puelle-Moutier; según se dice, las primeras seis religiosas de ese convento eran unas esclavas que el santo había rescatado.

 Fue peregrino en Roma y Palestina y a su regreso se estableció en Moutier-en-Der, donde había un joven monje llamado Daguino, cuya conducta era poco satisfactoria. En cierta ocasión, san Bercario le impuso una grave penitencia. Entonces Daguino, furioso al ver que su abad le reprendía constantemente, penetró en la celda de san Bercario por la noche y le apuñaló.

En cuanto cometió el crimen, el miedo y los remordimientos le hicieron precipitarse a tocar a rebato la campana de la iglesia, por lo que todos los monjes acudieron inmediatamente a la celda del abad y le encontraron agonizante. Bercario murió perdonando a su asesino y fue venerado como mártir. El Martirologio Romano actual no lo cataloga como mártir. Algunas veces se le representa junto a un barril de vino, con lo que se alude a la siguiente leyenda: cuando Bercario era monje en Luxeuil, su abad le mandó llamar en el momento en que transvasaba el vino y acudió inmediatamente, sin preocuparse siquiera por tapar el tonel. Cuando volvió a la bodega, se encontró con que se había obrado el milagro de que el vino, en vez de seguir fluyendo, se había detenido en el aire, como si el chorro estuviese congelado.
INDICE


Martirologio Romano: En el monasterio de Werden en Sajonia, en Alemania, tránsito de san Ludgero, obispo, que, instruido de Alcuino, predicó el Evangelio en tierras de Holanda, Dinamarca y Sajonia, constituyó la sede episcopal de Münster y fundó muchos monasterios, verdaderos centros de la propagación de la fe. Nació en Frisia. Desde pequeño su padre lo puso al cuidado del obispo de Utrecht, san Gregorio, en el monasterio benedictino. Con 14 años san Gregorio le otorgó la tonsura clerical en Utrecht. Ludgero, deseoso de avanzar más en sus estudios, marchó a Inglaterra y estudió bajo la dirección de Alcuino de York.

 En el 773, regresó a su casa, y san Alberico le animó a ordenarse sacerdote. A los 34 años, fue ordenado sacerdote y trabajó como misionero en Frisia, donde convirtió a un gran número, fundando muchos monasterios y construyendo muchas iglesias. Cuando los paganos sajones saquearon el país, viajó a Roma para consultar con el papa Adriano II. Se retiró durante tres años y medio a Montecasino, donde vivió como benedictino pero sin profesar.

Cuando Carlomagno venció a los sajones, regresó a su patria y estuvo misionando en Westfalia; su amabilidad atrajo a los sajones al cristianismo más que todos los ejércitos de Carlomagno. Fundó muchas iglesias y el monasterio de Werden en Colonia. En el año 802, el arzobispo de Colonia, le ordenó primer obispo de Mimigardeford, que luego se llamaría Münster, por el gran monasterio de canónigos regulares que Ludgero construyó allí para que sirviera de catedral. Añadió a su diócesis cinco cantones de Frisia, que él había convertido y fundó además el monasterio de Helmstad, después llamado Ludger-Clooster.

 Fue un hombre versado en las Sagradas Escrituras. Vivió ascéticamente y empleó las riquezas de su diócesis como su patrimonio personal en la asistencia de los más necesitados. Murió a causa de una enfermedad y fue enterrado en el monasterio de Werden. Patrón de Münster.
INDICE


Martirologio Romano: En Catania, de Sicilia, en Italia, beata Magdalena Catalina Morano, virgen del Instituto de Hijas de María Auxiliadora, que se consagró a impartir catequesis. Nació en Chieri, Turín, en el seno de una familia de clase alta venida a menos. Durante las guerras de la unificación italiana, la familia se trasladó a Buttigliera de Asti.

En 1855, murió su padre como consecuencia de la guerra; y a los 9 años, Magdalena ayudó a su madre como tejedora. En 1864, consiguió el título de maestra y trabajó como tal; en 1866, fue nombrada profesora de la escuela municipal de Montaldo Torinese, donde se distinguió por su trabajo y por su comportamiento apostólico. Se convirtió pronto en punto de referencia, y consiguió que el pueblo se preocupara por los pobres ancianos, enfermos.

En 1874 fundó la Unión Pía de las Hijas de la Inmaculada, dedicada a la educación espiritual de las jóvenes más entregadas. Fue una educadora ejemplar de la mujer pobre en tiempos de opresión y marginación social para convertirla a través de la cultura y la formación religiosa.

 En 1878, por consejo de san Juan Bosco, ingresó en el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora y fue recibida por santa María Dominica Mazzarello. Hizo el siguiente propósito: "Nunca pondré obstáculos a la gracia cediendo al egoismo personal". Al año siguiente fue enviada a Trecastagni, Catania, Sicilia, para hacerse cargo del orfanato femenino en malas condiciones. En la isla fundó numerosas escuelas durante 26 años; fue nombrada superiora de la comunidad, siendo siempre una madre para todas las religiosas. F

ue nombrada superiora de la provincia de Sicilia y el cardenal de Catania, san José Benedicto Dusmet dijo que "no había conocido a una religiosa tan activa, tan piadosa y afable como madre Morano". Se le confió la acción catequética de la diócesis de Catania. Murió en Catania de un tumor y su lema fue "instruir, pero formando el corazón".
INDICE


San Cástulo. M. 286/8
Martirologio Romano: En Roma, en la vía Labicana, san Cástulo, mártir. Intendente romano que por albergar a cristianos, entre ellos al papa san Cayo, y mientras predicaba el evangelio, fue denunciado y enterrado vivo y rematado a mazazos durante la persecución de Diocleciano, en la vía Labicana de Roma.

 El Martirologio le da el título de “Anfitrión de los santos”. Parte de sus reliquias fueron trasladadas al monasterio benedictino de Moosburg del Isar, Baviera, en el 826, que se convirtió en lugar de peregrinación; luego fueron trasladadas a Landshut en 1604. S

Santos Cuadrado, Teodosio, Enmanuel y Sabino. M. c. 304. 
Martirologio Romano: En Anatolia, hoy Turquía, santos Cuadrado, Enmanuel, Sabino y Teodosio, máritres. Cuadrado era obispo de Anatolia. Fue alejado de su diócesis, y obligado a no seguir su obra. Pero él no hizo caso sino que continuó en ella.

Fue martirizado en Anatolia junto con 40 de sus seguidores, durante la persecución de Diocleciano. Uno de los sinaxarios orientales narra, que animados por el ejemplo y el coraje de los cristianos, a cuyo martirio habían asistido, se presentaron expontáneamente al gobernador de su provincia, declarándose cristianos. Fueron arrestados, torturados y decapitados.

 Santos Montano y Máxima. M. c. 304. 
 Martirologio Romano: En Sirmio, en la actual Hungría (antigua Panonia), santa Máxima, y san Montano su esposo, presbítero, que habiendo confesado a Cristo Señor, fueron arrojados a las aguas por los infieles.

El presbítero Montano y Máxima, quizás su esposa, fueron ahogados en el río Sava; no se sabe si el martirio fue en Sirmio de Dalmacia o en Singidunum en Panonia.

Santos Baroncio y Desiderio. M. 720. 
Martirologio Romano: En el Monte Albano, en la Toscana, santos Baroncio y Desiderio, ermitaños.
Baroncio nació en Francia, quizás en Berry, donde se piensa que estaba casado y con hijos; se cree que era un cortesano de la corte del rey Thierry II. Al llegar a la madurez se alejó de la Corte para hacerse benedictino buscando una vida de mayor perfección. Ingresó en el convento pero tuvo unas visiones en las que Satanás le presentó todos los pecados de su vida diciéndole que jamás podría alcanzar el Cielo; pero en la misma visión, san Pedro vino en su ayuda animándole para que continuase en el camino emprendido, pues aquel era el único medio que tenía para alcanzar la gloria eterna.

Como quisiera una mayor santidad, siguiendo el ejemplo de la época: Baroncio, pidió permiso para alejarse a la soledad y vivir como ermitaño. Obtenida la autorización (aunque antes quiso hacer una peregrinación a Roma) se puso en camino y, en las montañas de Pistoya, en el monte Albano, decidió vivir en total soledad, como ermitaño. En estos parajes vivió la penitencia, junto con otro monje de nombre Desiderio, que se le unió atraído por su virtud.

San Braulio de Zaragoza. (c. 585 - 651). Obispo de Zaragoza. (Ver) 18 de marzo.

INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores