GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 28 de Marzo



INDICE


San PROTERIO DE ALEJANDRÍA Asceta,
Beato VENTURINO DE BÉRGAMO
Beata JUANA MARÍA DE MAILLÉ
Esteban Harding, Santo Abad y Fundador
San Guntrano, Rey y Confesor
Beato CRISTÓBAL WHARTON,
San JOSÉ SEBASTIÁN PELCZAR
OTROS SANTOS DEL DÍA
Santos: Esperanza, abad; Gontrán, rey; Proco, Malco, Alejandro, Cástor, Teodora, Doroteo, Rogato, Suceso, mártires; Gundelinda (Güendolina), abadesa.




SAN GUNTRANO, Rey y Confesor
Cada uno de nosotros procure dar gusto a su prójimo
en lo que es bueno y pueda edificarle.
(Romanos, 15, 2).

San Guntrano, rey de Borgoña, era nieto de Santa Clotilde, reina de Francia. Cumplió con todos los de beres de un rey. Amaba tiernamente a sus súbditos, y perdonaba generosamente a sus enemigos. Pocos monarcas hubo tan populares como él. Durante una peste, se ofreció como víctima al Señor para que se librara el pueblo. Después de haber fundado o do tado a muchas iglesias y monasterios, murió el 28 de marzo del año 593, a los 68 años de edad.

MEDITACIÓN SOBRE LAS BUENAS OBRAS
l. Haz tantas obras buenas cuantas puedas mientras vivas; lo demás carece de valor después de la muerte. No dejes pasar ni un solo día sin que lo señales con alguna acción buena. La vida presente es breve, la futura es eterna. Hay que expiar los pe cados cometidos: redímelos haciendo limosna a los pobres. ¿Por qué respetas la efigie del príncipe esculpida en el mármol o acuñada en el oro, y desprecias la imagen de Dios en la persona del pobre? (San Agustín)

II. Que sean buenas tus acciones delante de Dios y no sólo delante de los hombres; para ello realízalas para agradar a Dios, y tal como quiere Él que las hagas. Cuídate de que no estén viciadas por la vanidad y el amor propio; si así no lo hicieres, no tendrás otra recompensa que la que el mundo te dé. ¡Qué!, mi corazón es tan pequeño, mi vida tan corta. ¿y querré yo partirlos entre Dios y el mundo?

III. También tienes la obligación de hacer el bien delante de los hombres, les debes el buen ejemplo. Sin vacilar declárate a favor de Dios, y nadie se atreverá, en tu presencia, a realizar un acto que le ofenda. No te avergüences cuando llegue la ocasión de salir en defensa del Evangelio, y el momento de comportarte como verdadero cristiano; acaso rían a costa tuya: regocíjate entonces. ¿El mundo no aprue ba tus actos? Señal es que tienes el espíritu de Jesu cristo. El cristiano es amado por Dios cuando es maltratado por el mundo. (San Ignacio).
La limosna
Orad por los que os gobiernan.

ORACIÓN
Oh Dios, que todos los años nos proporcionáis un nuevo motivo de gozo con la fiesta del bienaventurado Guntrano, vuestro confesor, haced, por vuestra bondad, que honrando la nueva vida que ha recibido en el cielo, imitemos la que vivió en la tierra. Por J. C. N. S. Amén


http://www.aciprensa.com/podcast/santo/marzo28beatoenriquesusso.mp3





 Martirologio Romano: En el monasterio de Císter, en Borgoña (hoy Francia), san Esteban Harding, abad, que junto con otros monjes vino de Molesmes y, más tarde, estuvo al frente de este célebre cenobio, donde instituyó a los hermanos conversos, recibió a san Bernardo con treinta compañeros y fundó doce monasterios, que unió con el vínculo de la Carta de Caridad, para que no hubiese discordia alguna entre ellos, sino que los monjes actuasen con unidad de amor, de Regla y con costumbres similares.

 Nació en Dorset, en la Inglaterra meridional, en el seno de una noble familia anglosajona. Se formó como oblato en la abadía de Sherborne, Dorsetshire, y muy joven huyó a Francia para hacer vida austera y continuar con su formación con los benedictinos de Reims y París (a causa de la conquista normanda de Inglaterra y el empobrecimiento de su familia). Finalizado sus estudios peregrinó a Roma para pedir perdón por haberse fugado de la abadía de Sherborne, con un amigo clérigo llamado san Pedro de Jully.

De regreso a Francia, oyó hablar de la vida que llevaban los benedictinos de Molesmes, fundación de san Roberto de Molesmes que era abad y que buscaba fórmulas de observancia más estrictas de la regla benedictina. Esteban después de conocer aquella vida se hizo monje en Molesmes. Durante un tiempo se alejó de Molesmes e hizo vida eremítica en Aux (Riel-les-Eaux), y después de un breve tiempo regresó al monasterio. Insatisfechos un grupo de monjes con los resultados de su vida, en 1098, con Esteban y san Roberto al frente se trasladaron a Citeaux, para fundar una nueva comunidad, y esto fue el origen del Cister, aunque en ellos no pensaron en fundar una comunidad nueva, sino vivir con todo su espíritu la regla de san Benito.

El abad era Roberto y el prior san Alberico. Al año siguiente, la Santa Sede obligó a Roberto a regresar al monasterio de Molesmes. Esteban había sido viceprior con Roberto y ahora fue prior con Alberico, que se convirtió en abad. En 1109, fue elegido tercer abad del Cister después de la muerte de Alberico. Los historiadores le califican de hombre “amante de la regla y del lugar” y como tal tuvo que hacer frente a una época difícil en la que la Orden recién nacida, se vio abocada a su extinción, aunque esto parece una leyenda para exaltar la figura de san Bernardo, que si bien tuvo mucho que ver en la expansión del Cister, cuando él llegó al monasterio, éste ya gozaba de gran pujanza.

La llegada de san Bernardo, de quién Esteban fue maestro, dio horizontes más amplios al ideal cisterciense. Fue abad durante 25 años, y al parecer redacto la “Carta de la Caridad” o nueva regla. "Siempre estaba alegre en el Señor" dice uno de sus biógrafos. Se cuenta de él que era un hombre contemplativo, pero que las preocupaciones de su cargo, le impedían el recogimiento de la oración, así que cada vez que entraba en el templo, pedía al Señor que dejara fuera todos los asuntos temporales, y así podía hacer su oración. También escribió el “Exordio Parvo”, que se trata de la primera síntesis histórica sobre los orígenes del Cister. Fue un gran impulsor de los estudios bíblicos, intentando encontrar textos auténticos. Cometió la tarea ingente de revisar toda la Biblia, y para ello contrató a los monjes y judíos versados en lenguas orientales y de allí ha nacido la “Biblia de San Esteban Harding”, que hoy figura en la biblioteca de Dijón, Francia, y que es una de las joyas del arte miniado.
INDICE


 Martirologio Romano: En Alejandría, en Egipto, san Proterio, obispo, que el Jueves Santo, en un tumulto popular, fue cruelmente asesinado por los monofisitas, seguidores de su predecesor Dióscoro. Patriarca de Alejandría al puesto de Dioscoro, depuesto en el Concilio de Calcedonia, e hizo todo lo que pudo para contrarrestar la herejía eutiquiana pero éstos herejes lo mataron. El sucesor de san Cirilo de Alejandría en el patriarcado de Alejandría fue un hombre sin principios, llamado Dióscoro, que patrocinó la herejía de Eutiques y propagó sus errores. Proterio era sacerdote ordenado por san Cirilo.

Dióscoro, que sabía la gran estima en que el pueblo tenía a Proterio y quería ganárselo, le había nombrado arcipreste y le había confiado el cuidado de su Iglesia; pero Proterio se opuso a Dióscoro, en cuanto éste empezó a apoyar abiertamente a los herejes. El Concilio de Calcedonia condenó y depuso a Dióscoro en 451; Proterio fue elegido para sucederle. La ciudad de Alejandría, tumultuosa y violenta, se dividió en dos partidos: el de Proterio y el que pedía la restitución de Dióscoro.

Dos sacerdotes acaudillaban la facción cismática: Timoteo Eluro y Pedro Mongo. Estos dos conspiradores provocaron tantos disturbios durante el gobierno de Proterio, que el santo vivió en perpetuo peligro de ser víctima de la violencia, no obstante la decisión del Concilio de Calcedonia y las órdenes del emperador. A la muerte de Dióscoro, Eluro logró ser consagrado para la sede episcopal y su partido le proclamó obispo legítimo de Alejandría. Las tropas del emperador echaron a Eluro de la diócesis. Esto encolerizó tanto a los eutiquianos, que Proterio tuvo que refugiarse en el bautisterio de la iglesia de San Quirino para librarse de sus amenazas. Pero los herejes no respetaron el derecho de asilo, sino que penetraron en la iglesia y lo mataron a puñaladas, durante la Semana Santa del año 457.

No satisfechos con esto, arrastraron su cadáver por las calles, lo descuartizaron, quemaron sus restos y dispersaron las cenizas. Los obispos de Tracia, en una carta que escribieron poco después al emperador, declararon que consideraban a Proterio como mártir y que confiaban en su valiosa intercesión ante el Señor. P
INDICE


 Martirologio Romano: En Chalons, de Burgundia, en Francia, sepultura de san Gontrán (o Guntrano), rey de los francos, que destinó sus tesoros a las iglesias y a los pobres. Rey de Orleáns y de Borgoña. Hijo de Clotario I; al morir éste, gobernó sus estados con justicia y misericordia, después de su conversión. No se caracteriza por su virtud. Tomó la sirvienta de uno de sus vasallos para durmiera con él, hasta que le dio un hijo. Después se casó con la hija de un duque franco, Marcatrudis. Al darle su mujer un hijo también varón, ella se puso celosa y mató al bastardo, pero su hijo también murió.

 El rey lleno de ira, la arrojó de su lado. Entonces se casó con Austrigilda y a la muerte de su hermano Cariberto, que dejó varias viudas, una de ellas, Teodigilda, se le ofreció en matrimonio, Gontrán, le prometió matrimonio, pero lo que hizo fue despojarla de sus bienes y encerrarla en un convento. Sus cuñados hablaban muy mal de la reina Austrigilda, y en un ataque de ira, el rey, mandó decapitarla y despojarla de sus bienes. Pero al morir también los dos hijos que había tenido con Austrigilda, Gontran empezó a arrepentirse. Mantuvo relaciones cordiales con los obispos y les pidió su bendición.

En su vejez repartió limosnas en abundancia e instituyó días de oración y ayuno durante la peste, dando él el mejor ejemplo. Perdonó a dos asesinos que Fredegunda, esposa de Chilperico I, había enviado para darle muerte, y otorgó su protección a aquélla para que su hijo Clotario fuese reconocido rey de Neustria. Fundó varios monasterios entre ellos el de San Marcel de Châlons-sur-Saone. Ordenó la pena de muerte a todos aquellos que asesinaban; no se salvaron ni los de su familia, entre ellos su mujer y la ejecución de su médico; lleno de remordimientos lloró sus pecados por toda su vida. Fue uno de los pocos reyes merovingios que murió en la cama. Su virtud estriba en que fue el único rey merovingio que protegió la libertad de los obispos y que intentó la pacificación de su reino siendo justo, pensando en "la justicia" de la época a la que nos referimos.
INDICE


 Nació en Bérgamo, en el seno de la familia de los Artifoni di Almeno, su padre era el célebre maestro Lorenzo de Apibus doctor en Gramática y Lógica. Con 14 años ingresó en el convento dominico de San Esteban de Bérgamo; terminó sus estudios en Génova, donde fue ordenado sacerdote y elegido maestro de novicios. Se inscribió, después, en la Sociedad de los hermanos peregrinos, instituida por la Orden dominicana para las misiones de Oriente. Llegó a Venecia para embarcarse, en cambio, fue enviado a los conventos de Chioggia, Vicenza y Bolonia, donde destacó como un excelente orador, obligado bastantes veces a predicar en campo abierto por la multitud de gente que iba a escucharlo. Sus sermones tenían tintes terribles, su temperamento era apasionado, la vida espiritual intensa, un ardiente misticismo y un acentuado profetismo.

Convirtió a un bandido llamado Gasperini. En Bolonia predicó el culto a santa Marta y construyó un convento y una iglesia dedicada a la santa; en 1334 predicó en Bérgamo y también edificó un monasterio y una iglesia para las dominicas bajo el patrocinio de santa Marta. En 1335 organizó una numerosa peregrinación de penitencia de Bérgamo a Roma, con el fin de lograr la paz entre los güelfos y gibelinos y de reconciliar con el Papa a los numerosos excomulgados bergamascos. Fundó una asociación de fieles, cuya misión era la pacificación de las ciudades en discordia, y cuyo lema era "Paz, misericordia y penitencia". Con su hermano Jacopo Domenico, partió hacia Aviñón para presentarse ante el Papa, Benedicto XII, que desconfió del temperamento entusiasta de Venturino y de su apariencia de agitador.

En un interrogatorio le hicieron 39 preguntas; despues vino la suspensión de la facultad de predicar y de confesar y el exilio a Aubenas en Francia; parece que una calumnia le había acusado de dudar de la legitimidad de los papas de Aviñón. Durante los 8 años de exilio, Venturino escribió cartas y tratados espirituales como "De Spiritu Sancto", "In Psalterio decacordo", "De humilitate" (fragmento), "De Profectu spirituali", "De remediis contra tentationes spirituales". En 1343 fue liberado por el papa Clemente VI, que en público consistorio lo rehabilitó, restituyéndole la facultad de predicar y confesar y lo envió a Italia a predicar la Cruzada en la archidiócesis de Milán.

De regreso a Aviñón, en el 1344, acompañó a los cruzados de Marsella a Oriente, rodeado de extraordinario entusiasmo. Apenas llegó a Esmirna, cansado de las fatigas apostólicas y de las penitencias, Venturino murió con 42 años.
INDICE


 Martirologio Romano: En Tours, en Francia, beata Juana María de Maillé, que, al morir su esposo en la guerra, quedó reducida a la miseria y, arrojada por los suyos de casa, vivió abandonada de todos en una celda como una reclusa, junto al convento de los Menores, mendigando el pan, abandonada totalmente en Dios. Nació en el castillo de La Roche, diócesis de Tours y era hija del barón de Maillé.

Tuvo una primera visión de la Virgen María y del Niño Jesús en 1342 y se consagró a honrar la Pasión de Cristo. Recibió la primera educación religiosa de un franciscano, confesor de la familia; él le enseñó el amor ardiente a Cristo, a María y a san Francisco de Asís. Ella se empeñó en imitar sus virtudes, especialmente el amor a la pobreza, a la humildad y a la oración, y se hizo hija suya militando entre los hermanos y las hermanas de la Penitencia de la Tercera Orden Franciscana, aunque esta tradición no está probada. Al quedarse huérfana se fue a vivir con su abuelo que le procuró un ventajoso matrimonio con el barón de Silly, con el cual vivió en virginidad durante 16 años, y se prodigaron en obras de caridad y religión. Después de la muerte del marido (1362) en la guerra, la familia de su marido la expulsó del castillo y ella volvió a La Roche con su madre y hermanas.

 Aquí se mantuvo fiel a sus propósitos y se negó a contraer matrimonio y decidió trasladarse a la ciudad de Tours. En esta ciudad hizo votos privados ante el obispo de pobreza y castidad; se dedicó a la atención de los más pobres y enfermos, especialmente con los leprosos. Su familia la tomó por loca y logró que se la desterrase de Tours. Se refugió en una ermita abandonada de Planche de Vaux donde vivió algunos años en vida contemplativa. Obligada por las condiciones de salud a regresar a Tours en 1386, se fue a vivir junto al convento de los Cordígeros, nombre popular de los Franciscanos, y se puso bajo la dirección del Padre Martín de Bois Gaultier. Su celo la llevó varias veces a la corte de Carlos VI, el rey loco, ya a Tours, ya a París, para intentar que corrigiera sus costumbres.

 Fue favorecida con carismas místicos, era consultada en todas partes y admirada por sus penitencias y por su santidad. La envidia de algunos no la dejaron, así cuando un día estaba en oración en una iglesia le tiraron una piedra que le dio en la cabeza y que la dejó muy maltrecha y dos años después murió en Tours a los 82 años. Su cuerpo fue sepultado con el hábito de las clarisas.
INDICE

 Martirologio Romano: En York, en Inglaterra, beato Cristobal Wharton, presbítero y mártir en tiempo de la reina Isabel I, ajusticiado por ser sacerdote. Reliquias del beato Cristobal Wharton Nació en Middleton cerca de Ilkley (West Riding de Yorkshire) en el seno de una familia acomodada. Fue educado en el Trinity College, de Oxford, y recibió allí el Master of Arts en 1564, aunque no estaba conforme con la nueva religión, y prefirió abrazar el catolicismo, por lo que en 1583 se trasladó a Reims al Colegio Inglés. Allí fue ordenado presbítero en 1584. En 1586 regresó a Inglaterra, junto con el beato Eduardo Burden.

No se sabe demasiado de su actuación como misionero, excepto las notas del Dr. Worthington, que hablan de él en términos muy elogiosos, «dotado de humildad, ferviente caridad y otras grandes virtudes.» En 1599 se encontraba celebrando la misa en casa de la viuda Eleanor Hunt, y fue arrestado junto con ella y confinado en el castillo de York. Allí, junto a otros prisioneros católicos fue forzado a oír las predicaciones protestantes, y en la Cuaresma de 1600 fue llevado a juicio junto con la sra. Hunt, y condenado a muerte por alta traición, mientras que la viuda lo fue por delito grave. Los dos rehusaron la vida y la libertad que se les ofrecían si suscribían la supremacía espiritual de la Reina.

 El beato soportó el martirio con gran paciencia, mientras que a la viuda estuvo en prisión hasta la muerte.
INDICE


 Martirologio Romano: En Przemysl, en Polonia, san José Sebastián Pelczar, obispo, fundador de la Congregación de Esclavas del Sagrado Corazón y maestro eximio de la vida espiritual. Nació en Korczyna (Polonia). Ya de estudiante tomó la decisión de entregar su vida al servicio de Dios, como lo expresa en su diario: "Los ideales de la tierra palidecen, el ideal de la vida lo veo en el sacrificio y el ideal del sacrificio en el sacerdocio". Al terminar el sexto curso, entró al Seminario Menor y en el año 1860 empezó los estudios de Teología en el Seminario Mayor de Przemysl. Miembro de la Tercera Orden de San Francisco.

 Fue ordenado sacerdote en Przemysl en 1854. Primero fue enviado a Sambor como sacerdote, pero luego marchó a Roma, para doctorarse en Teología y Derecho canónico. Interesado en los estudios ascéticos, comenzó a escribir la que sería su famosa obra: "La Vida Espiritual". De regreso a Polonia fue director espiritual en el seminario diocesano y luego catedrático en la Universidad Jagellónica, de la que fue rector, mientras realizaba una intensa labor apostólica dirigida fundamentalmente en incrementar la devoción a la eucaristía y a María. Como reconocimiento a sus valores, le confiaron la dignidad de Rector del Almae Matris de Cracovia (1882-1883).

Deseando realizar el ideal de "sacerdote y polaco, que trabaja con devoción por su pueblo", el sacerdote Pelczar no limitaba su actividad al campo de la ciencia, sino también al trabajo social y caritativo. Fue miembro activo de la Asociación de san Vicente de Paúl y de la Asociación de la Educación Popular. Durante los 16 años que fue presidente de la Asociación de la Educación popular, fundó numerosas salas de lectura y bibliotecas.

Esta Asociación promovió numerosas charlas gratis, editó y distribuyó entre el pueblo más de cien mil libros y abrió una escuela para las empleadas del servicio doméstico. En 1891, por iniciativa suya, se creó "La Fraternidad de la Inmaculada Virgen María, Reina de Polonia", que además de los fines religiosos tenía una dimensión social: se ocupaba de la protección de los artesanos, de los pobres, de los huérfanos y empleadas del servicio doméstico (de las empleadas enfermas y las que no tenían trabajo). Como respuesta pastorales a las necesidades de su tiempo, fundó en 1894 en Cracovia, la Congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, con el objetivo de propagar la devoción al Sagrado Corazón, educar a los niños y atender a los enfermos. Obispo de Przemysl en 1899, sede en la que estuvo 25 años. Su episcopado estuvo marcado por una vida ejemplar dedicado a la reforma espiritual en todos los ámbitos de su diócesis. A pesar de su debilitada salud, Mons.

Pelczar seguía desempeñando actividades religiosas y sociales. Para animar a los fieles a mantener y renovar la fe, visitaba frecuentemente las parroquias, se preocupaba además por la dimensión moral e intelectual del clero, dando a la vez ejemplo de una profunda piedad que se expresaba en la devoción al Sagrado Corazón de Jesús y a la Madre de Dios. Tenía gran devoción al Santísimo Sacramento e invitaba a los fieles a participar en las celebraciones eucarísticas. Gracias a sus diligencias, aumentó el número de nuevas iglesias y capillas, también fueron restaurados muchos templos. No obstante las difíciles circunstancias políticas, realizó tres sínodos diocesanos, organizando en unas normas legislativas diferentes iniciativas, dándoles mayor apoyo y asegurando su estabilidad.

El obispo José Sebastián conocía las necesidades de sus fieles y rodeaba de cuidados a los más pobres de su diócesis. Las guarderías para los niños, los comedores populares para los pobres, los refugios para los que no tenían casa, la preparación en las labores domésticas para las jóvenes, las becas para los seminaristas sin recursos económicos, son algunas de las obras existentes debidas a su iniciativa. Se compadecía de las injusticias sufridas por los trabajadores, y se dedicó con empeño por solucionar algunos problemas de su tiempo como la emigración y el alcoholismo.

En sus cartas pastorales, en los artículos publicados y en otros escritos subrayaba la necesidad de respetar estrictamente la enseñanza social del papa León XIII. Dotado copiosamente por Dios, no desperdiciaba los talentos recibidos sino que los desarrollaba y multiplicaba. Una de las pruebas de su increíble laboriosidad son sus numerosos escritos que contienen obras teológicas, históricas, libros sobre la ley canónica, manuales, devocionarios, cartas pastorales, charlas y homilías. Monseñor Pelczar murio en su diócesis. Quedó en la memoria de la gente como hombre de Dios que, a pesar de los tiempos difíciles que le tocó vivir, cumplió siempre su voluntad.
INDICE

Vía antigua de Tarso
OTROS SANTOS DEL DÍA:
San Castor de Tarso. s. II - III. Martirologio Romano: En Tarso, de Cilicia, san Castor, mártir. Junto a Doroteo. Mártires, en Tarso de Cilicia durante las primeras persecuciones. Hay diferencias en el modo como aparece inscrito según las diferentes versiones de manuscritos: a veces acompañado de un san Doroteo, a veces en un grupo mucho mayor. Incluso por un error de copia, en el antiguo Martirologio Romano aparecía inscripto dos veces: el 28 de marzo y el 27 de abril. Sin embargo, a pesar de todo esto, su existencia y culto antiguo son innegables, aunque el nuevo Martirologio Romano ha preferido atenerse al único dato constante, y quitar la mención de los diferentes compañeros de martirio, así como mantener la fecha más extendida, la de hoy, 28 de marzo.

  Santos Prisco, Malco y Alejandro. M. 260.
Martirio por las fieras
Martirologio Romano: Conmemoración de los santos mártires Prisco, Malco y Alejandro: durante la persecución del emperador Valeriano, ellos vivían en una hacienda en la periferia de Cesarea de Palestina, ciudad en la cual se ofrecían llamando la atención numerosas coronas de celeste martirio; movidos de ardor divino, se presentaron espontáneamente delante del juez y, reprochándole su interferencia solamente contra la sangre de los devotos, fueron por él inmediatamente entregados a las fieras porque eran cristianos.

Según nos relata Eusebio: "De estos se cuenta que, viviendo en el campo, empezaron a dirigirse unos a otros el reproche de negligentes y tibios, pues cuando por la buena coyuntura de la persecución se estaban repartiendo premios a los que ardían de celeste deseo, ellos los menospreciaban, pues no se precipitaban a arrebatar la corona del martirio. Habiendo deliberado entre ellos, se dirigieron a Cesarea y se presentaron espontáneamente al juez, con lo que alcanzaron el término de su vida que queda dicho." Murieron en la persecución de Valeriano, devorados por las fieras.

  San Cirilo de Baalbek. M. c. 362.

Martirologio Romano: En Heliópolis, de Fenicia, san Cirilo, diácono y mártir, que bajo el emperador Juliano Apóstata sufrió un cruel martirio. Diácono que por destruir los ídolos, fue mártir en Heliópolis de Fenicia (Líbano), durante la persecución de Juliano el Apóstata. Le abrieron el vientre y le comieron el hígado. Según la leyenda sus asesinos sufrieron la cólera divina con grandes sufrimientos físicos.

  San Hilarión de Bitinia. M. 845.

Martirologio Romano: En el monte Olimpo, en Bitinia, san Hilarión, hegúmeno del monasterio de Pelecete, que luchó valerosamente por el culto de las santas imágenes. Presbítero y hegúmeno del monasterio de Dalmacia, que murió como hegúmeno en el monasterio de Pelecete, en el monte Olimpo, en Bitinia, después de una vida en defensa del culto a las sagradas imágenes, contra los iconoclastas.

San Cono Novacita. (c.1139 - 1236).

Martirologio Romano: En Naso, cerca de Mesina, en Sicilia, san Cono, monje, que al regreso de una peregrinación a los Santos Lugares encontró difuntos a sus padres y, distribuyendo su hacienda familiar entre los indigentes, abrazó la vida de anacoreta, según la disciplina de los monjes orientales. Nació en Nesus (Messina) en la familia patricia de Anselmo Novacita. Desde muy joven entró en un monasterio basiliano, renunciando a sus bienes y a su herencia como primogénito. Fue abad de su convento, y después renunció haciéndose eremita en Rocca d'Alamo. En la oración y en la penitencia no olvidó sus deberes en la caridad. Ayudó y consoló, protestó y combatió. Condenó a los malos religiosos y sobre todo la prepotencia de los tiranos. Su figura ascética fue calumniada, pero el soportó los insultos sin defenderse, ni lamentarse. Peregrinó a Tierra Santa. En los últimos años de su vida se retiró al eremitorio de San Miguel en Nesu o Naso, donde murió.

  Antonio Patrizi. Beato. M. 1311.

Martirologio Romano: En Monticiano, cerca de Siena, en la Toscana, beato Antonio Patrizi, presbítero de la Orden de Ermitaños de San Agustín, que fue verdadero amador de los hermanos y del prójimo. Nació en Siena, en el seno de una familia de la nobleza. Se hizo ermitaño de San Agustín en el convento de Lecceto, y después pasó al de Monticiano, del que fue superior.  Destacó por la caridad y la amistad cristiana en la Toscana italiana. Solamente una vez se concedió una pausa y fue cuando visitó a su amigo y cohermano Pedro, en el eremo cercano de Camerata. Hubo en Monteciano una fraternidad reunida en su nombre. Su culto fue confirmado por el papa Pío VII en 1804.

Renata María Feillatreau. Beata. (1751-1794).

Mártires de Angers

Martirologio Romano: En Anjou, en Francia, beata Renata María Feillatreau, mártir, que, estando casada, durante la Revolución Francesa fue decapitada por su fidelidad hacia la Iglesia católica. Nació en Angers, Francia. Viuda de Dumont. Artesana. Ante el tribunal que le preguntó, como a las otras mujeres del grupo, si realmente deseaba morir en defensa de la religión, respondió claramente que sí, y aun antes había ya expresado que deseaba morir por el nombre de Jesús antes que renunciar a su religión. Guillotinada en Angers. Beatificada en el grupo de los 99 mártires de Angers, en 1984.
INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores