GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 15 de Junio



INDICE

San VITO DE LUCANIA
San LANDELINO
San LOTARIO
Beato LUIS MARÍA PALAZZOLO
Beata ALBERTINA BERKENBROCK
Beato CLEMENTE VISMARA
Santa Benilde, mártir cordobesa († 853)
San Bernardo de Mentón
Santa Germana Cousin.
OTROS SANTOS DEL DIA
Santa Aleydis o Alicia-San Bardo de Mainz-Santa Edburga de Winchester-San Hesiquio, Mártir-San Landelino, Abad-San Luis María Palazzolo-San Tatiano Dulas, Mártir-Beata Yolanda-Dulas, Livia (Olivia), Leónida, Eutropia, Felipe, Zenón, Narseo, mártires; Alberico, confesor.



SANTOS VITO, MODESTO y CRESCENCIA, Mártires
Acuérdate de dónde has caído,
haz penitencia y haz tus primeras obras.
(Apocalipsis, 2, 5).


San Vito fue bautizado a la edad de doce años, a escondidas de su padre. Éste, al saber lo que había pasado, nada omitió que pudiera hacerle abjurar de la fe cristiana; lo entregó a Valeriano, gobernador de la provincia; pero los tormentos no pudieron quebrantar la firmeza del joven cristiano. Crescencia y Modesto libraron a Vito de las manos de sus perseguidores y huyeron con él a Italia. Mas tampoco allí encontraron la tranquilidad que buscaban. Detenidos en Lucania, padecieron gloriosamente el martirio durante la persecución de Diocleciano.

MEDITACIÓN SOBRE EL SACRAMENTO DE LA PENITENCIA

I. Este sacramento es necesario para los que han perdido la inocencia bautismal por algún pecado mortal. Este remedio es fácil, pues basta descubrir las llagas para ser curado; es también consolador: no hay en este mundo gozo comparable al que experimenta el pecador que se descarga del peso de sus faltas mediante una buena confesión. Meditemos estas verdades, y entonces iremos con alegría a purificarnos en el saludable baño de la Penitencia.

II. A menudo hay que allegarse a este Sacramento, puesto que a menudo ofendemos al Señor. ¿Cómo podemos vivir aunque sea un momento con el pecado mortal en nuestra conciencia? Si muriése mos en ese funesto estado, estaríamos perdirdos para toda la eternidad. Vemos todos los días que la muerte arrebata a tantas personas repentina e imprevista mente; nunca deberíamos vivir en un estado en el cual ni quisiéramos morir. Confiésate con frecuencia: se llama al médico todas las veces que uno está enfermo.

III. Debes hacer rigurosa penitencia por los pecados ya confesados, a menos que prefieras hacerla en el purgatorio. Esta penitencia debe durar tanto como tu vida; si te parece larga, piensa en el tremen do castigo que te ahorra. ¡Dichosa penitencia que nos reconcilia con Dios, y extingue las llamas del in fierno y del purgatorio! Repitamos con los peniten tes de la primitiva Iglesia: Ahora sufro y me mortifico, a fin de reconciliarme con Dios a quien ofendí con mis pecados. (Tertuliano).

La paciencia
Orad por la conversión de los pecadores.

ORACIÓN

Dignaos, Señor, por la intercesión de vuestros santos mártires Vito, Crescencia y Modesto, conc der a vuestra Iglesia el resistir al orgullo, y progresar cada vez más en la humildad que os place, a fin de que, rechazando todo lo que es malo, ejerza la justicia con una voluntaria caridad. Por J. C. N. S. Amén

San VITO DE LUCANIA. (c. 287 – c.303). 
Martirologio Romano: En Lucania, san Vito, adolescente mártir. Natural de Nevano, Sicilia. Mártir junto con Modesto y Crescencia. Su culto es muy antiguo; sus Actas nos presenta a Vito como un niño, hijo de Hylas, rico y noble senador romano, pagano; su madre Bianca era cristiana murió al poco tiempo del nacimiento de su hijo. Fue guiado por Crescencia como su nodriza y Modesto como el marido de Crescencia y médico de Mazara, que educaron a Vito en la fe cristiana. El padre el niño al saber que su hijo era cristiano lo denunció ante el juez y después de unas terribles torturas fue encarcelado, pero logró huir milagrosamente a Nápoles junto con el matrimonio de Modesto y Crescencia hacia Lucania y de allí a Roma. Sucedió que la hija de Diocleciano, Artemia, fue poseída por un demonio, con lo que el emperador solicitó a Vito que la liberara, como así hizo, pero al poco tiempo el emperador entró en conflicto con Vito, y lo arrojó a las fieras con Modesto y Crescencia y después de sufrir otros tormentos fueron trasladados por un ángel al río Siler donde murieron. Vito es invocado contra la epilepsia y el trastorno nervioso llamado "baile de San Vito"; en su origen no tenía ninguna relación con los otros dos. Desde 1969 su culto se ha limitado a los calendarios locales y Modesto y Crescencia han desaparecido del catálogo de los santos. Carlos IV trasladó los restos de Vito a Praga. En el hemisferio norte antes de la reforma del calendario en el siglo XVI, el día de san Vito se consideraba el más largo del año (solsticio de verano). Patrón de Bohemia, Pomerania, Praga, Sajonia, Sicilia. INDICE
San LANDELINO. (625 - c.686). Martirologio Romano:En Saint-Crespin, en Hainaut, san Landelino, abad, que, convertido por san Autberto, abandonó el latrocinio para dedicarse a la virtud, fundando el monasterio de Lobbes y, seguidamente, el de Saint-Crespin, en el que falleció piadosamente Natural de Bapaume en Artois. Aunque fue educado por san Autberto de Cambrai, se dejó llevar por el mal y llegó a ser un bandido que tuvo el seudónimo de "el Taciturno". En el 654, la muerte repentina y trágica de uno de sus compinches, despertó en él la conciencia del peligro que corría su alma. Inmediatamente decidió volver al lado de san Auberto como un humilde penitente y, poco después, anunció su determinación de retirarse a Lobbes, un lugar donde había vivido con sus antiguos amigos, para purgar con la penitencia y la soledad sus pasadas culpas y rezar por sus víctimas. Pero muy pronto se encontró rodeado por discípulos que deseaban seguir su ejemplo; de aquel grupo surgió la famosa abadía de Lobbes. San Landelino, que se consideraba absolutamente indigno de gobernar una comunidad religiosa, constituyó a su discípulo, san Ursmaro, como el primer abad, y él mismo partió, primero hacia Aulne (656) y de ahí a Wallers (657) donde, según algunos de sus biógrafos, nacieron otras comunidades en torno suyo y de cuyas abadías fue el fundador. Todavía en busca de soledad, penetró junto con san Adelino y san Domiciano, en el extenso bosque que ocupaba el territorio entre Mons y Valenciennes. Hasta ahí le siguieron nuevos discípulos que fundaron la abadía de Saint-Crespin (670), a la que el propio Landelino se vio obligado a gobernar hasta el final de sus días. Sin embargo, todo el tiempo que le dejaban libre sus obligaciones, lo pasaba en la oración y penitencia, en una celda alejada del resto de la comunidad. Murió santamente en esta abadía. Tiene una duplicación con san Landelino "el Ermitaño". INDICE
San LOTARIO. M. c. 756. Martirologio Romano: En Séez, en Neustria, san Lotario, obispo, que, depuesto de sus funciones, esperó la muerte viviendo como solitario Segun las tradiciones de la diócesis de Sées (antiguamente Séez), Lotario nació de una familia noble, y sirvió un tiempo en la corte. Casó con Tarenta, hija de del rey lombardo, Astolfo. A la muerte de su mujer, toma conciencia de la fugacidad de la vida, y decide abandonarlo todo e ir a vivir en la soledad y el olvido de sí y del mundo. Se internó en el bosque de Argentan, cerca de la población que hoy lleva su nombre (Saint-Loyer) y allí vivió como ermitaño. Pero la santidad de su vida no quedó oculta, y su lugar de oración fue pronto atracción de peregrinos del lugar que venían a pedir un consejo, un milagro, o una ayuda espiritual. A la muerte del obispo de Séez Aunoberto, Lotario fue elegido como sexto o séptimo obispo de la sede. Su figura de obispo aparece evocada en la vida del abad Ebremundo, de Fontanelle, al cual Lotario brindó unas fastuosas exequias, y nombró, contando con el parecer de los monjes, a Evroult en su lugar. Asistió al Concilio de Orleans. Durante 32 años fue obispo de Séez, fue depuesto de cargo y esperó la muerte en soledad. Fue inhumado en el oratorio donde estaba su ermita, y su tumba fue enriquecida por Dios con milagros, por lo que se convirtió inmediatamente en meta de peregrinación. Algunos autores le hacen fundador de la abadía benedictina de Saint-Loyer-des-Champs. INDICE
Santa BENILDE. M. 853. Martirologio Romano:En Córdoba, en la provincia hispánica de Andalucía, santa Benilde, mártir, que, siendo ya anciana, encontró la muerte en la persecución desencadenada por los sarracenos Era bastante anciana ya cuando se desató en su Córdoba natal una persecución califal contra el cristianismo. Desde hacía dos años no cesaban los muertos por la fe cristiana. San Fandila, sacerdote natural de Guadix y gran catequista, fue degollado por su actividad cristiana el 13 de Junio de este año 853 y al día siguiente lo fueron santa Digna, religiosa contemplativa, y san Félix, monje de un convento de la capital y natural de Alcalá de Henares. También murió san Anastasio. Como los moros eran bien conocedores de las costumbres cristianas, después de la ejecución, se quemaban los cuerpos de los mártires y sus cenizas las esparcían en el río Guadalquivir para evitar la creación de santuarios en las tumbas de los mártires. Benilde, a pesar de sus muchos años, se llenó de valentía evangélica, alzó su grito de libertad en contra de la tiranía y proclamó en voz alta que prefería la fe a la vida y la coherencia creyente al silencio cómplice con aquellas ejecuciones. Su gesto claro, generoso y valiente le costó el cuello y también fue incinerada para desperdigar sus restos en el río. Algunos autores difieren en su martirio, unos dicen que la decapitaron y después la empalaron. INDICE
San BERNARDO DE MENTHON. M. c. 1008/81.  Martirologio Romano: En Mont-Joux, en el Valais, san Bernardo de Menthon, presbítero, que siendo canónigo y arcediano de Aosta, durante muchos años habitó en las cumbres de los Alpes, fundando allí un célebre cenobio, y para acoger a los viajeros, en dos montes estableció refugios que llevan aún su nombre. Nació en Aosta. Era presbítero cuando ingresó en los ermitaños de San Agustín y fue elegido canónigo; sirvió con gran humildad, durante 40 años, al obispo de Aosta como vicario general. Creó refugios para las caravanas que cruzaban los Alpes. Creador de los "san Bernardos" de ayuda a los caminantes. Ha dado su nombre al pequeño y al grande San Bernardo (pasos de los Alpes). Fue un predicador apasionado y eficaz, y de hecho murió en Novara, después de regresar de una misión en Pavía, donde intentó limar las asperezas entre el emperador Enrique IV y el papa san Gregorio VII. Su parentesco con los señores de Menthon a orillas del lago de Annecy es la invención de un falsario del siglo XV, Richard de Val d´Isere. Por ello debe sustituirse el nombre de Bernardo de Menthon por el de Bernardo de Aosta. Según la leyenda, como negara en casarse, su padre le encerró en una torre y en el momento de su boda huyó saltando por la ventana, gracias a la protección de san Nicolás. Ya ordenado archidiácono de Aosta, habría derribado la estatua de Júpiter, que dejará su nombre al Mont Joux (Mons Jovis) enlazándola con su estola. Es patrón de Val d´Isere en el Delfinado, de la diócesis de Annecy, en Saboya y de la ciudades piamontesas de Aosta, Ivréa y Novara. INDICE
Santa GERMANA COUSIN. (1579 - 1601).  Martirologio Romano: En Pibrac, en la región de Toulouse, en Francia, santa Germana, virgen, que al ser hija de padres desconocidos fue sometida desde niña a una vida servil a pesar de sus enfermedades, pero todo lo aguantó con ánimo decidido y rostro risueño, falleciendo a los veintidós años. Nació en la aldea de Pibrac, cerca de Toulouse, en el seno de una familia de pastores. Con sólo dos años perdió a su madre. Su madrastra, que era la mujer de su hermano mayor (según otros autores era la segunda o la tercera mujer de su padre), la trató muy mal mandándola al campo a pastorear ovejas en el bosque de Bouconne, y por la noche dormía en el corral o debajo de la escalera con una escasa comida. Era escrofulosa y de complexión débil, y tenía impedida la mano derecha. En su oficio de pastora de ovejas llegó a un alto grado de santidad. Desheredada del mundo, su herencia fue Dios, en la oración y ante el sagrario. Sus horas transcurrieron haciendo el bien a todos y sin temor a burlas. Se la tuvo separada de la familia para evitar contagios, y dormía aparte en un hueco de la escalera cerca de los establos, comiendo las sobras de la comida. Una sirvienta de la casa, la instruyó en los rudimientos de la fe cristiana, al mismo tiempo que velaba por ella. El cura de Pibrac le confió labores de catequista en la que puso la misma dulzura y paciencia con que soportaba los malos tratos, que ofrecía como reparación de los sacrilegios cometidos por los protestantes. Murió sin que nadie se diera cuenta en la soledad de su establo, a los 22 años, acostada en su yacija bajo la escalera; fue después de su muerte cuando todos la echaron en falta. Fue cuando cuarenta años después de su muerte, al hallar su cuerpo incorrupto y por los milagros que se realizaron por su intercesión, cuando se dieron cuenta que habían vivido con una santa. Su tumba es lugar de peregrinación y de realización de muchos milagros. Esta circunstancia y los muchos milagros que se le atribuyeron, fueron las razones por las que se pidió un reconocimiento oficial de su culto. Sin embargo, debido a la Revolución Francesa y otros obstáculos, se postergaron su beatificación y su canonización hasta el pontificado de Pío IX. El 15 de junio, día de la fiesta de santa Germana, se realiza cada año una peregrinación a la iglesia de Pibrac, donde aún se conservan sus reliquias. INDICE
Beato LUIS MARÍA PALAZZOLO. (1827-1886).  Martirologio Romano: En Bérgamo, en Italia, beato Luis María Palazzolo, presbítero, que fundó la Congregación de Hermanas Pobres y de los Hermanos de la Sagrada Familia. Natural de Bérgamo, fue ordenado sacerdote en 1850. Los comienzos en su ministerio fueron en la parroquia de San Alejandro in Colonna y como rector de la iglesia de San Bernardino, donde instituyó en 1864, la Obra Pía de Santa Dorotea para la protección de las mujeres en peligro; en 1869, fundó además el Oratorio de Santa Dorotea para las jóvenes. Tenía un espíritu similar al de san Juan Bosco y por tanto usó todas sus energías para la educación cristiana sea de jóvenes como de adultos; en el cuidado de las jóvenes, especialmente las trabajadoras y en la asistencia de los enfermos y pobres. Para ello fundó: las Hermanitas de los Pobres (Suores delle Poverelle) en 1864 en lo que le ayuda Teresa Gabrieli, que será la primera superiora. En 1872, fundó los Hermanos de la Sagrada Familia para acoger a los huérfanos, congregación que se extinguió posteriormente. Junto con la actividad de sus fundaciones hizo misiones populares, y fue un gran predicador. Sobresalió en él espíritu de alegría y de convivencia. Preocupado por la cultura del pueblo, fundó escuelas nocturnas, y encargado del Oratorio de La Foppa desde muy joven, lo convirtió en un centro de formación familiar y de él surgieron muchas vocaciones. Para el año 1886, había alimentado e instruido a 1204 pequeños. De ahí el título que le dieron de "Padre de los Pobres". Su labor fue amplia en todos sentidos. Su humildad profunda; no quería que le llamaran fundador. Siguió siempre el consejo de los que le dirigían espiritualmente. Abrió sus puertas a los más desgraciados entre los pobres: huérfanos, deformados, idiotas, ulcerosos. Por fin, más bien cargado de dolores que de años, después de recibir los últimos auxilios, descansó en el Señor, a la edad de 59 años. Fue beatificado por el Papa Juan XXIII en 1963. INDICE
Beata ALBERTINA BERKENBROCK. (1919-1931).  Martirologio Romano: En Saõ Luís, Imaruí, Brasil, beata Albertina Berkenbrock, virgen y mártir. Nació en Saô Luís, municipio de Imaruí, Brasil, en el seno de una familia de origen alemán. Fue siempre sencilla, modesta, serena, delicada y muy obediente. De su sentido cristiano de la vida nacía su inclinación a la bondad, a la piedad y a la virtud, en la medida que una niña de 12 años podía comprenderlas y vivirlas. Tenía dos puntos de referencias espirituales: María y san Luis Gonzaga. Compartía su pan con los más pobres, especialmente con los hijos de Indalicio, su asesino, que trabajaba para su familia; esto tenía su mérito especial porque eran de raza negra y en esa región, de colonización germánica e italiana, existía un fuerte sentimiento racista. Indalicio Cipriano Martins tenía 33 años y vivía con su mujer y sus hijos cerca de la casa de nuestra beata. Cuando Albertina estaba apacentando el ganado, fue a buscar un buey que se había escapado. En el camino encontró a Indalicio, que se ofreció para ayudarle. Con engaño la condujo a un bosque cercano pidiéndole tener una relación sexual. Albertina se opuso con firmeza para guardar su pureza, e Indalicio intentó violarla. Al no lograrlo, le cortó la garganta de un navajazo, causándole la muerte en el acto. Fue beatificada el 20 de octubre de 2007, en Tubarão (Brasil), bajo el pontificado de Benedicto XVI. INDICE
Beato CLEMENTE VISMARA. (1897-1988). Martirologio Romano: En Mong Ping, Myanmar, beato Clemente Vismara, presbítero del Pontificio Instituto para las Misiones Extranjeras, que por su trabajo apostólico y social en favor del pueblo birmano mereció ser llamado "Patriarca de Birmania". Nacido en Agrate Brianza. Participó como infante de trinchera en la I guerra mundial, al final de la cual llegó a sargento mayor con tres medallas al valor militar. Ingresó en Milán al Seminario Lombardo para las Misiones Extranjeras, que luego pasaría a llamarse Pontificio Instituto para las Misiones Extranjeras, PIME, fue ordenado en 1923 y casi inmediatamente partió para Birmania. Fue destinado a Kengtung, territorio forestal, montañoso, casi inexplorado y habitado por tribus, todavía bajo el dominio de un rey local (saboá) patrocinado por los ingleses. En catorce días a caballo llegó a Kengtung, allí vivió tres meses con el fin de aprender algo de las lenguas locales, luego el superior de la misión lo llevó a Monglin, en el límite entre Laos, China y Tailandia. Llega a su destino en el mes de octubre de 1924 y permancerá allí durante 32 años (con la II guerra mundial de por medio y el hecho de haber sido tomado prisionero por los japoneses). Clemente Vismara fundó de la nada tres parroquias: Monglin, Mong Phyak y Kenglap. Escribía en Agrate: "Aquí estoy a 120km. de Kengtung, si quiero ver otro cristiano debo mirarme al espejo". Vivió con tres huérfanos en un galpón de barro y paja. Su apostolado consistía en dar vueltas a caballo por las aldeas tribales, pintar sus tiendas y darse a conocer: llevaba medicinas, sacaba dientes, se adaptaba a vivir con ellos, al clima, a los peligros... Desde el inicio llegaban a Monglin huérfanos y niños abandonados para educarlos. En seguida fundó un orfanato que se convirtió en la casa de 200-250 huérfanos, hombres y mujeres. Hoy es invocado como "protector de los niños". Su vida era pobrísima. Poco a poco nació una comunidad cristiana, llegaron las religiosas de María Niña a ayudarlo, fundó escuelas y capillas, arrozales y granjas, canales de irrigación, enseñó carpintería y mecánica, construyó casas con muros y llevó nuevos cultivos. El beato Clemente fundó la Iglesia en un rincón del mundo donde no había turistas sino sólo contrabandistas de opio, brujos y guerrilleros de varias facciones; trajo la paz y estableció en el territorio las tribus nómadas que a través de la escuela y la atención de la salud, se incrementaron y hoy tienen médicos y enfermeras, artesanos y maestros, sacerdotes y religiosas, autoridades civiles y obispos. En 1956, después que había fundado la ciudadela cristiana de Monglin y había convertido a unas cincuenta aldeas a la fe en Jesucristo, el obispo lo trasladó a Mongping, a 250 kilómetros de Monglin en la exterminada diócesis de Kengtung, donde debió comenzar de cero. Clemente escribió a un hermano de comunidad: "obedezco al obispo, porque entiendo que si hago lo que pienso entonces me equivoco". Con sesenta años dió inicio a una nueva misión y fundó la ciudadela cristiana y la parroquia de Mongping, una segunda parroquia en Tongta y dejó en herencia otras cincuenta aldeas católicas. Murió en Mongping y fue sepultado cerca a la iglesia y en la gruta de Lourdes construida por él. Es el primer beato de Birmania. INDICE
OTROS SANTOS DEL DÍA:   Amós. M. 785 a. C. (Antiguo Testamento). 
 Martirologio Romano: Conmemoración de san Amós, profeta, que siendo pastor de Tecoa y cuidador de sicómoros, fue enviado por Dios a los hijos de Israel para defender su justicia y santidad contra sus prevaricaciones. Es uno de los más antiguos entre los profetas menores de Israel. Era pastor y recolector de sicomoros en Tekoa, junto a Belén. Se trasladó a Samaría tras recibir su vocación (3, 8). Con la agudeza del creyente fue releyendo los acontecimientos y la historia que ante él se desarrollaban. Y su voz se hizo denuncia. No es extraño que fuera repudiado por un culto demasiado ligado con los gobernantes de turno. El sacerdote Amasías decidió expulsarlo de las cercanías del santuario de Betel. Amós fue un profeta a pesar suyo. Hubo una fuerza que lo tomó de detrás del rebaño y lo lanzó a una misión que nunca habría soñado: la de denunciar a los no creyentes sus crímenes contra la vida a los hombres de Israel su cómoda frivolidad y a las gentes de Judá su vacío ritualismo. Pero no se limitó a denunciar y a juzgar, que no hay un profetismo sin una oferta de misericordia, sin una exhortación a la esperanza. “Buscad a Yahvé y viviréis” (5, 6). Murió de un lanzazo.   San Esiquio de Durostoro. M. 302.   Martirologio Romano: En Dorostoro, en Mesia (hoy Rumanía), san Esiquio, soldado, que fue detenido junto con san Julio, y después, bajo el prefecto Máximo, coronado con el martirio. Soldado. Mártir en Mesia (Tracia), su ciudad natal. Asistió al martirio de san Julio de Durostoro, y cuando le iban a ejecutar, se acercó a él y le dijo: "Te ruego, Julio: cumple con gozo tu promesa y recibe la corona que el Señor ha prometido dar a los que le confiesan, y acuérdate de mí, que te he de seguir muy pronto. Saluda también de mi parte, con todo afecto, te ruego, a nuestro hermano Valencio, siervo de Dios, que por su buena confesión nos ha tomado la delantera camino del Señor". Fue ejecutado por el presidente Máximo durante la persecución de Diocleciano en Durostoro, hoy Silistra en Bulgaria.   San Abrahán de Saint-Cyr. M. 480.   Martirologio Romano: En Arvernia, en Aquitania, san Abrahán, monje, el cual, nacido a orillas del río Eufrates, visitó a los eremitas de Egipto y, detenido por los paganos, estuvo encarcelado durante cinco años. Más tarde, viajando a la Galia, se estableció entre los arvernios, retirándose al monasterio de Saint-Cyr, donde murió muy anciano. Nació en la ribera del Eufrates; viajó a Egipto para visitar a los eremitas, pero fue capturado por unos salteadores que lo tuvieron prisionero durante cinco años; logró huir y se embarcó en una nave que iba a la Galia. Se estableció cerca de Clermont en Aquitania, donde vivió como ermitaño; fue elegido abad del monasterio de Saint Cyrgue (Cyr) y por ello fue ordenado sacerdote.   Tomás Scriven. Beato. M. 1537.   Martirologio Romano: En Londres, en Inglaterra, beato Tomás Scriven, mártir, monje de la Cartuja de esa ciudad, que en tiempo del rey Enrique VIII fue encarcelado por su fidelidad a la Iglesia y murió de hambre en prisión, alcanzando así la corona del martirio. Monje converso de la Cartuja de Londres. Llevado a la cárcel fue cargado de cadenas y sometido a la tortura de la argolla, y abandonado a su suerte, pues se le negó la comida, y por ello pereció de inanición el día 15 de junio del mismo año de la detención por su fidelidad a la Iglesia católica durante el reinado de Enrique VIII. Fue beatificado el 9 de diciembre de 1886. Pedro Snow y Radulfo Grimston. Beatos. M. 1598. Martirologio Romano: En York siempre en Inglaterra, beatos mártires Pedro Snow, sacerdote, y Radulfo Grimston, que condenados a muerte bajo la reina Isabel I, el primero porque era sacerdote, el segundo porque había intentado impedir la captura, sufrieron el suplicio en el patíbulo. Los dos eran naturales del Yorkshire y, aunque tenemos de ellos pocos datos, su martirio está bien atestiguado. El primero era sacerdote, se había ordenado en el continente el año 1591 y había vuelto a Inglaterra, ejerciendo su ministerio sacerdotal en York. Rodolfo Grimston era de Nidd y era un caballero, esto es, persona de clase acomodada, que practicaba la fe católica y no había dudado en hospedar y favorecer al sacerdote. Iban juntos por la calle a finales de abril de 1598, cuando el sacerdote fue rodeado de quienes se disponían a arrestarlo. El caballero sacó la espada y quiso defenderlo, pero ambos vinieron a quedar presos. Comparecieron en juicio y declararon su fe, siéndoles aplicado el estatuto de Isabel por el cual se prohibía ordenarse en el extranjero y dar protección a los ordenados, recayendo sobre ellos la pena de traición. Se negaron a apostatar para salvar la vida. Fueron ahorcados y descuartizados en York el 15 de junio de 1598, y beatificados el 22 de noviembre de 1987. INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores