GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 3 de Julio



INDICE


Santo Tomás Apóstol, Calamina, en la India, s. I
San ANATOLIO DE LAODICEA
San HELIODORO DE ALTINUM
San ANATOLIO DE CONSTANTINOPLA
San GERMÁN DE MAN
San LEÓN II. Papa
San RAIMUNDO GAYRARD DE TOULOUSE
San FELIPE PHAN VAN MINH
Beata MARÍA ANA MOGAS FONTCUBERTA
OTROS SANTOS DEL DÍA
Cresto, Dato, Eusebio, Germán, obispos; Dartina, confesor; Eulogio, Jacinto, Marcos, Muciano, Mustiola, mártires.

SAN BELTRÁN, Obispo y Confesor
Vivid con temor durante el
tiempo de vuestra peregrinación.
(1 Pedro, 1, 17).

Formado en la virtud por San Germán, obispo de París, que lo hizo su arcediano, San Beltrán llegó a ser obispo de Mans en el año 587. Condujo a su pueblo a las buenas obras y, por prudencia, logró se evitara una guerra con los bretones. Fundó el primer hospicio para ciegos conocido en Occidente y asistió al primer concilio plenario de Francia, en París, el año 614. Murió el 30 de junio del año 623, según se cree, después de haber legado grandes bienes a las iglesias y a los monasterios.

MEDITACIÓN SOBRE LOS MISTERIOS
DE LA VIDA HUMANA


I. Estamos en este mundo como en lugar de destierro. Si pensásemos en esta verdad despreciaríamos la tierra que debemos abandonar un día; suspiraríamos por el cielo al que pronto debemos ir. ¡Ah! ¡cuán largo es el tiempo de mi exilio! -exclamaba David- y San Pablo decía: Deseo la muerte para estar con Jesucristo. y nosotros amamos este exilio en el que tantos enemigos nos persiguen, en el que tantas penas nos acosan. Amontonamos tesoros, pero para nuestros herederos. Piensan en lo que dejan detrás de ellos y no en lo que envían delante. (San Pedro Crisólogo).

II. Los peligros continuos que nos rodean en este lugar de destierro deben hacernos temblar. Durante toda nuestra vida, siempre estamos expuestos a ofender a Dios; por virtuoso que seas, puedes hacerte el más malo de todos los hombres. Ni siquiera sabes, al presente, si eres digno de odio o de amor por parte de Dios. Humíllate, pues, y trabaja en tu salvación con temor y temblor.

III. Ignoras cuál será tu fin, no sabes ni la hora, ni el lugar, ni el género de tu muerte, y, lo que es más tremendo, no sabes si eres del número de los predestinados; no lo sabrás hasta después de haber oído la sentencia de la boca del Juez soberano. ¿Cómo meditar estas verdades sin sobrecogerse de espanto? Lloremos y reguemos con nuestras lágrimas esta triste morada pasajera, a fin de terminar con una muerte santa una vida llena de buenas obras. ¡Infortunados! ¡nuestra vida es un exilio, nuestra salvación un peligro, nuestro fin una incertidumbre!

La limosna
Orad por los pobres.

ORACIÓN

Haced, oh Dios omnipotente, que la augusta solemnidad del bienaventurado Beltrán, vuestro confesor y pontífice, aumente en nosotros el espíritu de devoción y el deseo de la salvación. Por J. C. N. S. Amén.

 
Santo TOMÁS "Apóstol". s. I.   Martirologio Romano: Fiesta de santo Tomás, apóstol, que cuando los otros discípulos le anunciaron que Jesús había resucitado, no lo creyó, pero cuando Jesús le mostró su costado traspasado por la lanza, exclamó: «Señor mío y Dios mío». Es tradición que evangelizó los pueblos de la India, transmitiéndoles la fe que él había recibido. Apóstol de Cristo. Llamado "Dídimo o Gemelo". Parece que era galileo, de baja condición. Todo lo que sabemos de él se encuentra en el Evangelio, donde aparece como protagonista del episodio de la incredulidad y su sucesiva profesión de fe en la Resurrección de Cristo (Jn 20, 24 ss.). Todavía en la última Cena, confesó que no entendía nada cuando le dijo a Jesús: "Maestro, ni sabemos a dónde vas, ni sabemos dónde está el camino" (Jn 14, 5-6). Pero a pesar de la duda, siguió a Cristo fielmente y cuando Jesús decidió ir a Jerusalén, a pesar de los peligros, Tomás resolvió la duda de los apóstoles: "Vamos también nosotros a morir con Él" (Jn 11, 16). Después de que Jesús resucitó, Tomás, no se creyó que fuera cierto. Un día, Cristo se apareció a todos los que estaban reunidos, Tomás también. Cristo le dijo: “Tomás, ven aquí. Trae el dedo, mételo en esta mano. Trae el puño, mételo aquí”. Tomás lo hizo y pronunció su fe: “Señor mío y Dios mío”. La tradición antioqueña de su apostolado misionero en Persia, y sobre todo en la India, proviene de escritos apócrifos gnósticos: la "Apocalipsis de Tomás" y los "Hechos de Tomás", que quizá contengan noticias históricas. La ciudad hindú de Calamina, donde habría muerto, no ha sido identificada. La "passio" (del siglo VI) parece confirmada por una inscripción persa del siglo VII, donde se indica el lugar de su martirio, en el cual se veneraban sus reliquias, trasladadas más tarde a Edessa en el 394. Tomás es el santo por excelencia de los cristianos de rito siro-malabar (en la India) y de los de rito siro-occidental, que se consideran hijos de santo Tomás. Patrón de Goa, India, Parma…. FIESTA. INDICE
San ANATOLIO DE LAODICEA. M. 282.  Martirologio Romano: En Laodicea, en Siria, conmemoración de san Anatolio, obispo, que dejó numerosos escritos dignos de admiración, no sólo para las personas piadosas, sino incluso para los filósofos. Director de la escuela aristotélica de Alejandría, su ciudad natal; ejerció como filósofo y matemático. Fue elegido obispo de Laodicea de Siria (c. 269). Fue uno de los principales eruditos de su tiempo en los campos de las ciencias físicas y filosofía aristotélica. Hay fragmentos de diez libros de aritméticas escritos por él, y también un tratado sobre la celebración del tiempo Pascual. Eusebio relató una historia muy curiosa sobre cómo Anatolio sofocó una rebelión en una región de Alejandría llamada Bruquio. Ésta era sostenida por las fuerzas de Zenobia, y estando estrictamente sitiada por los romanos, se encontraba en un estado miserable.  El santo, que vivía en Bruquio en ese tiempo, hizo arreglos con los sitiados para recibir a todas las mujeres, niños, ancianos y enfermos, dejando al mismo tiempo escapar a cuantos quisiesen. Esto rompió la defensa y los rebeldes se rindieron. Fue una acción patriótica de parte del santo, así como una de gran benevolencia, el salvar de la muerte a tantas víctimas inocentes. Al ir a Laodicea la gente se apoderó de él y fue nombrado obispo. Si su amigo Eusebio había muerto, o si ambos ocuparon la sede juntos, es un asunto de mucha discusión. La pregunta es tratada extensamente en las Bolandistas. INDICE
San HELIODORO DE ALTINUM. (332-390).
 Martirologio Romano: En Altino, en la región de Venecia, san Heliodoro, obispo, que tuvo como maestro a san Valeriano de Aquileya y fue compañero de los santos Cromacio y Jerónimo, siendo el primer obispo de dicha ciudad. Nació en Dalmacia, en el seno de una familia noble. Era guapo, rico, culto e inteligente. Fue a Italia a perfeccionarse en los estudios, y de ahí pasó a Aquileya, en el Véneto, donde conoció a san Jerónimo, creando con él una gran amistad. Fue instruido en el magisterio por san Valeriano, obispo de Aquileya; compañero de san Cromacio. Brillante oficial, dejó todo y se hizo eremita; junto con san Jerónimo, Inocencio y Evagrio, fueron hacia el Ponto, Bitinia, Cilicia, Capadocia y Siria, viviendo como anacoretas en el desierto de Judea, dedicados al estudio y a la traducción de los textos sagrados. Volvió a Aquileya en 372, enterado de la muerte de su hermano, para atender a la educación de su sobrino san Nepociano, a solicitud de su hermana. Al poco tiempo Nepociano se ordenó presbítero. Heliodoro realizo un viaje a Tierra Santa, y en Antioquía en el otoño del 374, se encontró con san Jerónimo, que pensaba retirarse al desierto calcídico, y le propuso que se marchase con él, pero Heliodoro, como estaba decepcionado de la vida eremítica, se negó y regresó a su patria. Jerónimo le escribió una importantísima carta exaltándole la vida anacoreta; pero no era su vocación la soledad. San Jerónimo le advierte de los peligros del dinero y las riquezas, si acepta la herencia paterna y conculca el voto de pobreza; pero los temores eran infundados: la caridad de Heliodoro es mayor que sus muchos bienes; asegurado el digno sustento de sus familiares lo demás tiene como únicos dueños a los pobres. Fue elegido primer obispo de Altinum; asistió al concilio de Aquileya donde se condenó la herejía arriana, y mientras Jerónimo se dedicaba a la soledad en Belén y a escribir la Vulgata, Heliodoro le ayudaba materialmente desde su obispado; de modo que san Jerónimo no hubiera podido llevar a delante su obra sin la ayuda de Heliodoro. San Jerónimo le dedicó, además de dos cartas, la traducción latina de los libros de Salomón. Bautizó y convirtió a san Liberal. Repetía a menudo: “¿Qué tienes que no hayas recibido?”. El año 697 el obispo Deusdedit trasladó los restos del santo a la iglesia de Santa María de Torcello. INDICE
San ANATOLIO DE CONSTANTINOPLA. M. 458.   Martirologio Romano: En Constantinopla, san Anatolio, obispo, que profesó la fe ortodoxa sobre las dos naturalezas de Cristo contenida en el tomus que el papa san León envió a Flaviano, y que se preocupó de que se profesase esta fe en el concilio de Calcedonia. Anatolio, que era originario de Alejandría, se había distinguido en el Concilio de Efeso como adversario del nestorianismo. San Flaviano de Constantinopla murió a causa de los malos tratos que había recibido en la asamblea conciliar de Efeso. Anatolio, que fue elegido para sucederle en la sede de Constantinopla (449-458), fue consagrado por el monofisita Dióscoro de Alejandría.  Poco después de su consagración episcopal, Anatolio reunió en Constantinopla un sínodo, en el que ratificó solemnemente la "Carta dogmática" ("el Tomo") que el papa san León I Magno había enviado a san Flaviano, mandó a cada uno de sus metropolitanos una copia de dicha carta así como una condenación de Nestorio y Eutiques para que las firmasen. Inmediatamente después, lo comunicó así al Papa, protestó de su ortodoxia y le pidió que le confirmase como legítimo sucesor de Flaviano. San León aceptó, pero no sin hacer notar expresamente que lo hacía "más bien por misericordia que por justicia", dado que Anatolio había admitido la consagración episcopal de manos del hereje Dióscoro. Al año siguiente, en el gran Concilio Ecuménico de Calcedonia, que definió la doctrina católica contra el monofisismo y el nestorianismo y reconoció, en términos precisos, la autoridad de la Santa Sede, Anatolio desempeñó un papel de primera importancia; ocupó el primer sitio después de los legados pontificios y secundó sus esfuerzos en favor de la fe católica. Es lástima que en la décima quinta sesión, a la que no asistieron los legados pontificios, el santo se haya unido con los prelados orientales para declarar que la sede de Constantinopla sólo cedía en importancia a la de Roma, haciendo caso omiso de los derechos históricos de las sedes de Alejandría y Antioquía, las cuales, según la tradición habían sido fundadas por los Apóstoles. San León se negó a aceptar ese canon y escribió a Anatolio que "un católico, y sobre todo un sacerdote del Señor, no debería dejarse llevar por la ambición ni caer en el error." Es muy de lamentar que no poseamos ningún dato sobre la vida privada de Anatolio, ya que su carrera pública presenta ambigüedades que concuerdan mal con su fama de santidad. Baronio reprochaba a Anatolio la forma en que había sido consagrado y le acusaba de ambición, de convivencia con los herejes y de algunos otros errores. Pero los bolandistas le absuelven de tales cargos. Los católicos del rito bizantino han celebrado siempre su fiesta el 3 de julio. Los bolandistas publicaron una biografía griega muy encomiástica, tomada de un manuscrito de París. Dicho documento es de poco peso; pero en la historia general de la Iglesia se encuentran abundantes materiales sobre san Anatolio. INDICE
San GERMÁN DE MAN. (c. 410 - 474).   Nació en Armórica, quizás en la Bretaña occidental donde estaba, probablemente, su clan. Era hijo de Restitutus de los Hy Baird y de Liamain, hermana de san Patricio. También aquí nacieron sus hermanos o primos hermanos: santos Auxilio, Isernino, Sechnall y Benigno de Armagh, que según el "Chronicum Scotorum" y los "Anales de Inisfallen" llegaron a Irlanda para ayudar a san Patricio en el 438. No sabemos si Germán estuvo en esta ocasión con su tío, del que era discípulo, pero es cierto que al poco tiempo estuvo con él, porque su trabajo en Irlanda está constatado. Según la "Vita de san Brieuc", Germán se embarcó en el puerto irlandés de Lough Garman (en galés Llwch Garmon), llegando a Ceretica o Ceredigion, ocupada por los irlandeses, y allí conoció a Cuerp, noble local. Éste le confió a su hijo, san Brieuc, para que lo educase y Germán lo llevó a París donde, en su escuela, se formaron también: san Iltuto, probablemente hijo de una hermana de Germán, y san Patricio, hijo de Sennan el diácono, y sobrino por tanto del apóstol de Irlanda. De París, donde había ido para estrechar lazos con la Iglesia galoromana, después de algún tiempo, Germán volvió a Britania, probablemente en el mismo año en el que fue san Patricio para buscar misioneros para Irlanda (462). En el conjunto de leyendas que se narran en la "Historia Brittonum" de Nennio, se puede entresacar algunas noticias interesantes e históricamente probables sobre esta estancia de Germán en Gales (c.462 al c. 466). El rey Benlli Gawr, rey de Ial, rehusó dejar entrar en su ciudad a Germán (que fue hospedado, fuera de la ciudad, por un siervo del rey llamado Cadell Ddyrnllug) y además mandó asesinar a uno de sus subditos que nuestro santo había bautizado, pero una noche cayó fuego del cielo e incendió la ciudad, el rey Benlli murió en el incendio. Germán bautizó a la población del reino, bendijo a Cadell y lo colocó en el trono. El fondo de la verdad, probablemente en el apoyo dado a Germán fue una insurrección victoriosa guiada por Cadell contra Benlli. Más complejo y situado en un contexto histórico más interesante es el episodio concerniente con el príncipe Gwrtheyrn Gwrtheneu. A este príncipe la tradición galesa le atribuye la culpa de la llegada a Britania de los sajones, en particular de los jutos, habitantes del Quersoneso Cimbrico, esto es de Jutlandia. No sólo fue Gwrtheyrn, sino un consejo de jefes en llamar a los jutos en ayuda contra los pictos; cuando los sajones, en 457, en la batalla de Crayford, expulsaron de Kent a los britanos y en el 465, en la batalla de Ebbesfleet, derrotaron clamorosamente a doce príncipes locales, se buscó una cabeza expiatoria en Gwrtheyrn, porque se había casado con la hija de Engisto, jefe de los sajones. Analizando la leyenda, en la cual figura otra destrucción de la ciudad por llamas caídas del cielo, se puede aislar algunos elementos: organizada una conjura contra Gwrtheyrn, Germán fue llamado para bendecirla; se reunió un consejo de jefes de tribu para juzgar al príncipe que se había declarado culpable de incesto. Violentamente fue acusado por Germán, Gwrtheyrn huyó a Eryri en Gwynned donde construyó un castillo. De aquí fue expulsado por Ambrosius Aurelianus (o Emrys Wledig), jefe de la revuelta, y huyó a otro castillo, Caer Gwrtheyrn. Hubo una asamblea de sajones y britanos en la que fueron todos asesinados y Germán partió para Irlanda y san Patricio lo nombró primer obispo de Man, confiándole la misión de esradicar en aquella isla las prácticas druidas y supersticiosas. La ordenación tuvo lugar entre el 464 y el 466, y hay que descartar otras hipótesis en las que se dice que Germán fue consagrado en Roma por san Celestino I, después de formar parte de los Canónigos Lateranenses. Germán fundó la iglesia de Kirk-Jarman, junto a Peel Castle, en el promontorio de San Patricio, en la costa occidental de la isla; así se formó el primer núcleo de la sede de Sodor y Man. Murió pocos años después de su consagración. Varias localidades irlandesas recuerdan su nombre. INDICE
San LEÓN II. Papa (681-683). M. 683.   Martirologio Romano: En Roma, en la basílica de San Pedro, san León II, papa, conocedor de las lenguas griega y latina, amigo de la pobreza y de los pobres, y que aprobó el Tercer Concilio de Constantinopla. Originario de Sicilia, como su predecesor san Agatón, fue elegido Pontífice, pero no hasta 18 meses más tarde no recibió el mandato imperial para su consagración, ya que en aquellos momentos se estaba celebrando el III Concilio Ecuménico de Constantinopla, que condenó el monotelismo, y también se pronunció el anatema contra el difunto papa Honorio I, acusado de contribuir a la herejía. El emperador Constantino IV, no tenía interés de aprobar el mandato del nuevo Pontífice, hasta que no hubiera concluido el Concilio. En el 682, León envió una carta al emperador, asumiendo las conclusiones del Concilio, y confirmaba el anatema contra los monotelistas y contra el papa Honorio I, al que consideraba que no se había opuesto con rotundidad a esta herejía. Inauguro un período de buenas relaciones entre Roma y Constantinopla: el papa envió un apocrisiario suyo reisdente en Constantinopla y el emperador concedió una reducción de los impuestos al patrimonio papal. Terminó con la autocefalía de Ravena y tuvo una actitud tolerante contra los monotelitas arrepentidos. Fue amante de la música y restauró varias iglesias. Fue un erudito de las lenguas griega y latina, amigo de la pobreza y de los pobres. Aprobó el III Concilio de Constantinopla. Está enterrado en la basílica de San Pedro del Vaticano. INDICE
San RAIMUNDO GAYRARD DE TOULOUSE. M. 1118. 
 Martirologio Romano: En Toulouse, junto al Garona, en Francia, san Raimundo Gayrard, maestro de escuela, que, al quedar viudo, consagró su vida a hacer obras de caridad, fundando para ello un hospital, y, pasado un tiempo, fue admitido entre los canónigos de la basílica de San Saturnino. Antiguo manicomio fundado por san Raimundo Nació en Toulouse, donde se casó y trabajó como maestro de escuela. Cantor de la iglesia de Saint-Sernin en Toulouse desde su infancia. Después de la muerte de su mujer, el santo se entregó enteramente al socorro de los pobres, de los infortunados y de cuantos necesitaban alguna ayuda, con verdadero espíritu de caridad cristiana. Su bondad para con los judíos provocó algunas murmuraciones. Raimundo fundó y dotó también una residencia gratuita para trece clérigos pobres, en memoria del Señor y de los doce Apóstoles, y construyó dos puentes de piedra. Finalmente el santo fue nombrado canónigo de la colegiata de Saint-Sernin, donde dio ejemplo de sujeción a la regla y de observancia de la vida en común. Pero la actividad de san Raimundo dejó mayor huella en la construcción de la iglesia de Saint-Sernin, cuya abundante colección de reliquias la convirtió en uno de los santuarios más famosos de la Edad Media. Construyó un manicomio. San Raimundo fue sepultado en la residencia para clérigos pobres que había fundado. Los Canónigos Regulares de San Juan de Letrán celebran la fiesta de San Raimundo el 8 de julio. En su tumba ocurrieron numerosas curaciones milagrosas. Su culto fue aprobado en 1652. INDICE
San FELIPE PHAN VAN MINH. (1815 - 1853).   Martirologio Romano: En la ciudad de Vinh Long, en Cochinchina, san Felipe Phan Van Minh, presbítero y mártir, decapitado, en tiempo del emperador Tu Duc, por confesar a Cristo. Nació en Cai-Nong en el Vietnam. Fue un cristiano laico comprometido que acompañó al Vicario Apostólico de Conchinchina en el exilio de Tailandia y Calcuta, le ayudó en la redacción de un diccionario latino-annamita. Muerto el Vicario, regresó a su patria y se decidió por el sacerdocio, ingresando en el seminario de Penang y fue ordenado en 1846. Ingresó en la Sociedad de Misiones Extranjeras. Ejerció su ministerio en su pueblo natal, pero cuando arreció la persecución pasó al poblado de Ma-Bat, pero temiendo que sufrieran represalias la familia que lo alojaba decidió entregarse en 1853. Fue presionado inútilmente para que apostatase, fue condenado primero al destierro, pero, antes de salir para el mismo, el rey Tu-Duc le sentenció a muerte. Llegado el día de la ejecución, saludó a los soldados como a amigos e hizo entrega de su dinero a un amigo suyo, pidiéndole que una vez ejecutado mandara decir misas por su alma pero que se abstuviera de gastar nada en sus funerales. Su muerte fue verdaderamente ejemplar. Llevado al sitio de la ejecución, tranquilamente puso la cabeza en el tajo donde fue decapitado en Cai-Nhum o Vinh Long. Los cristianos recogieron su cadáver, lo vistieron de sacerdote y lo enterraron en su pueblo. INDICE
Beata MARÍA ANA MOGAS FONTCUBERTA. (1827-1886). Martirologio Romano: En Fuencarral, pueblo cercano a Madrid, en España, beata María Ana Mogás Fontcuberta, virgen, fundadora de la Congregación de las Hermanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor, para la educación de las niñas y para cuidar a pobres y enfermos. Nació en Corró de Vall-Granollers, Barcelona, en el seno de una familia cristiana. A los 14 años, se quedó huérfana de padre y madre, y marchó a Barcelona, a casa de su tía doña María Mogas; su formación en su juventud fue esmerada, inmersa hasta los 18 años en la vida social de la clase burguesa y acomodada. Formó parte de la primera comunidad de las Terciarias Capuchinas de la Divina Pastora, formada por José Tous Soler, capuchino, obligado a exclautrase, y otras dos capuchinas, sor Isabel Jubal y sor María Valdés, también exclaustradas, que intentaban rehacer la vida religiosa dedicadas a la enseñanza.  Fundó las Franciscanas Capuchinas de la Madre de la Divina Pastora en Ripoll, donde fue la superiora general y director general el padre Tous. Fue incansable y prudente superiora general de la Congregación hasta su muerte. Obtuvo el título de maestra, y se dedicó asiduamente a la educación de las niñas, a los pobres y enfermos. En 1865, viajó a Madrid, para hacerse cargo de una fundación, que se dedicaba a la regeneración de jóvenes prostitutas. Los problemas que pasó en Madrid, y la buena voluntad del padre Tous, para que las hermanas conocieran las dificultades que pasaban la comunidad de Madrid, y la dificultad de la comunicación, fueron la causa de la ruptura de ambas comunidades, formándose así dos ramas diferentes: Franciscanas Capuchinas de la Divina Pastora en Barcelona y Franciscanas de la Divina Pastora en Madrid, con constituciones propias, aprobadas por los respectivos obispos de Madrid y Barcelona. Esto le causó un gran dolor a María Ana, que repetía: "Dadme, Dios mío, un corazón puro, acompañado de recta intención". La caridad fue el faro que iluminó toda su vida. Murió en el pueblo de Fuencarral, Madrid, diciendo: "Hijas mías: amaos como yo os he amado, sufríos como yo os he sufrido. Caridad, caridad verdadera, amor y sacrificio". INDICE
OTROS SANTOS DEL DÍA: Santos Marcos y Muciano. s. IV. Martirologio Romano: En Mesia, conmemoración de los santos Marcos y Muciano, mártires, que fueron decapitados por negarse a inmolar a los ídolos y por confesar valientemente a Cristo. El antiguo Martirologio decía: "Los santos mártires Marcos y Muciano, que fueron ejecutados por la espada por amor a Cristo. Cuando un niño pequeño les gritó en voz alta que no debían sacrificar a los dioses, fue ordenado azotarlo, y como confesase a Cristo con un mayor ardor, fue ejecutado junto a un tal Pablo que animaba a los mártires".   San Memnón. M. c. 304. Martirologio Romano: Bizia (hoy Wiza), en Tracia, san Memnón, centurión y mártir, que convertido a la fe en tiempos de Diocleciano y Maximiano por san Severo, juntamente con éste fue sometido a crueles tormentos, subiendo él en primer lugar victorioso al cielo. Severo era presbítero y convirtió a Memnón, que era centurión de Bizya en Tracia, donde ambos fueron decapitados por la fe; contemporáneamente 37 soldados cristianos de Filipópolis fueron arrojados al fuego. San José Nguyen Dinh Uyen. (c. 1775 - 1838). Martirologio Romano: En la ciudad de Hung Yên, en Tonquín, san José Nguyen Dình Uyen, catequista y mártir, que, en tiempo del emperador Minh Mang, fue encarcelado por odio a la fe cristiana, muriendo en la cárcel. Nació en Nink-Cuong, Tonkin. Desde pequeño se educó en la casa misional de Tien-Chu. Fue catequista del padre Nanh, y cuando éste murió, pasó a ser catequista de san Domingo de Henares.  Con él y con san Francisco Do Van Chieu realizó viajes misioneros, muchas veces peligrosos. Cuando en 1838 se inició la persecución, se refugiaron en Kien-Lao, y para que los fieles de Tien-Chu no quedaran abandonados se los confió el prelado a José. Para entonces había sido admitido como Terciario Dominico. En 1838, fue arrestado por negarse a pisar la cruz, y fue llevado a la capital Nam-Dinh, donde se le apaleó para que dijera donde se encontraban Domingo de Henares y otro sacerdote. Guardó silencio y en la cárcel contrajo una fuerte disentería. Fue de nuevo apaleado, su cuerpo era una pura llaga. Por mucho que se intentó reanimarlo, murió de agotamiento. Su cuerpo fue enterrado en Tien-Chu. Fue canonizado el 19 de junio de 1988 por Juan Pablo II.   Santos Pedro Zhao Mingzhen y Juan Bautista Zhao Mingxi. M. 1900. Martirologio Romano: En una palude junto a la aldea de Dongyangtai cercana a Shenxian en la provincia de Hebei en China, los santos hermanos mártires Pedro Zhao Mingzhen y Juan Bautista Zhao Mingxi, que en la persecución de los boxers, sin preocuparse de su integridad física, fueron ejecutados por los perseguidores mientras buscaban proteger a las mujeres y niños cristianos que huian. Pedro Zhao tenía 61 años y Juan Bautista tenía 56 años de edad. Fueron caninizados por SS. Juan Pablo II el 1 de octubre del 2000. INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores