GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 6 de Julio



INDICE


Nazaria Ignacia, Beata Fundadora
María Goretti, Santa Biografía y virtudes a imitar
María Teresa Ledóchowska, Beata Fundadora
Sísoes el Magno, Santo Eremita
Beata SUSANA ÁGATA DELOYE(María Rosa). (1741-1794).
Santa DOMINICA (Ciriaca)
San GOAR
San PALADIO DE ESCOCIA
Beato AGUSTÍN JOSÉ DESGARDIN.(1750-1794)
San PEDRO WANG ZUOLONG
OTROS SANTOS DEL DÍA



MARIA GORETTI, Santa
La tristeza que produce la penitencia
es según Dios
estable para la salvación
pero la tristeza según el mundo produce la muerte.
(2 Cor. 7, 10)

María Goretti nació el 16 de octubre de 1890 en el pueblo de Corinaldo, en la provincia de Ancona. Hija de Luigi Goretti y Assunta Carlini, fue la segunda de seis hermanos (Mariano y Teressa son algunos de ellos). La familia se mudó a Nettuno, a trabajar como temporeros en la hacienda Le Ferriere del conde Giacomo Mazzoleni. Junto a Santa Filomena fue, desde niña, pequeña mártir de la pureza. De acuerdo con los testimonios de su familia y la gente que la conoció, la joven María tomó muy a pecho su posición como la segunda Conca, hoy conocida como Borgo Montello.

Vivió en el seno de una familia humilde y perdió a su padre a los diez años por causa del paludismo. Como consecuencia de la muerte de su padre, la madre de María Goretti tuvo que trabajar dejando la casa y los hermanos menores a cargo de Maria quien realizaba sus obligaciones con alegría y cada semana asistía a clases de catecismo. Antes de que muriera su padre, ella siempre le preguntaba cuándo podría hacer su primera comunión y su padre le decía que cuando fuese voluntad de Dios, ya que ella siempre anhelaba hacer su primera comunión.

A los once años hizo su primera comunión haciéndose, desde entonces, el firme propósito de morir antes que cometer un pecado. En la misma finca donde vivía María trabajaba Alejandro Serenelli, quien se enamoró de María que en ese entonces contaba con doce años. Serenelli, a causa de lecturas impuras, se dedicó a buscar a María haciéndole propuestas que la santa rechazaba haciendo que Serenelli se sintiera despreciado.

El 5 de julio de 1902, mientras la familia de María y el padre de Alejandro trabajaban cosechando vegetales, la niña se quedó en casa cosiendo ropa y cuidando de su hermanita de dos años, Teresa. Alejandro, que se había cansado de los rechazos de María, la sorprendió e intentó abusar sexualmente de ella, pero María le opuso resistencia y trató de hacerlo razonar advirtiéndole a Serenelli que lo que pretendía era pecado y que no accedería a sus pretensiones, Maria al ver que Alejandro no entendia explicaciones, resignada y por último le menciona que preferia siempre morir antes de ofender a Dios.

Alejandro reaccionó a estas palabras con descontrol completo, desgarrandole el vestido y apuñalandola salvajemente once veces con una lima a la que había dado forma de picahielo; cuando Alejandro vio a la malherida María tratando de arrastrarse hacia la puerta, la apuñaló en la espalda tres veces más y huyó. María quedó entonces definitivamente herida de muerte. A ese paso, el padre de Alejandro, subió a dicha casa donde se encontraba María, al verla desahuciada tendida en el suelo, salió de la casa y gritó a la mamá de María, diciendo que Maria había muerto.

María fue llevada al Hospital de San Juan de Dios, donde los médicos la operaron sin anestesia porque no había disponible y durante dos horas la santa soportó el sufrimiento ofreciéndo a Dios sus dolores. Recibió los últimos sacramentos de parte del párroco del hospital, el Padre Temístocles Signori. En su lecho de muerte, entre otras cosas, María perdonó a su asesino, cuando le preguntaron si lo perdonaba, ella respondió que sí, y añadió que quería que Alejandro estuviera con ella en el Paraíso. Finalmente, María murió el 6 de julio de 1902, a la edad de 11 años, 9 meses y 21 días

Alejandro Serenelli fue condenado a 30 años de prisión donde nunca dio muestras de arrepentimiento. Hasta que después de un sueño donde María le dijo que él también era llamado al cielo, Alejandro Serenelli cambió completamente volviéndose hacia Dios y ofreciendo sus trabajos y sufrimientos en reparación de sus pecados. Fue una niña sabia de Dios que hacía todo con el respeto merecido.

Después de 27 años de cárcel fue liberado e inmediatamente acudió a pedir perdón a la madre de Maria, quien no solo lo perdonó sino que lo defendió en público alegando que si Dios y su hija lo habían perdonado, ella no tendría porque no perdonarlo.

La fama de María Goretti se extendía cada vez más y fueron apareciendo las muestras de santidad, que fue fruto de su cercanía a Dios y su devoción a la Virgen María. Después de numerosos estudios, la Santa Sede la canonizó el 24 de junio de 1950 en una ceremonia que se tuvo que realizar en la Plaza de San Pedro debido a la cantidad de asistentes que se calculaban en más de quinientas mil personas.

En la ceremonia de canonización acompañaron a Pío XII la madre, dos hermanas y un hermano de María. La primera ceremonia de su tipo en frente de aproximadamente un millón y medio de peregrinos, durante esta ceremonia Su Santidad Pío XII exhaltó la virtud de la santa y sus estudiosos afirman que por la vida que llevó aún cuando no hubiera sido mártir habría merecido ser declarada santa.

En un hecho historico también allí presente en esa misma ceremonia de canonización estuvo su mismísimo asesino, Alejandro Serenelli.


MEDITACIÓN SOBRE LA BUENA Y LA MALA TRISTEZA

I. No te entristezcas por las cosas de este mundo. La tristeza daña a la salud, turba la paz del alma, aniquila la piedad y la virtud; ella nos hace insoportables a los demás y molestos a nosotros mismos. Pero, dirás, ¿cómo no estar triste en este valle de lágrimas? Pregúntale a tu alma, con David: ¿Alma mía, por qué estás turbada y triste? Si tú has atraído la desgracia que te aflige, sopórtala pacientemente, puesto que la has merecido; si no eres tú su causa, espera en Dios, te consolará si no siempre en esta vida, segura e inefablemente en la otra. ¿Por qué estás triste, alma mía, y por qué me conturbas ? (El Salmista).

II. Ponte triste de haber ofendido a Dios; llora tus faltas, día y noche. Esta tristeza te causará una alegría muy dulce en el fondo del corazón. ¡Lejos de nosotros esas risas y esos gozos del mundo que se llevan la compunción del corazón! ¡Ah! ¿Podemos, acaso, regocijarnos en esta vida cuando ignoramos la hora de nuestra muerte, y no sabemos si somos dignos del amor o del odio de Dios?

III. Que esta tristeza, causada por el recuerdo de tus pecados, produzca en ti una penitencia estable. No basta, en efecto, entregarte sólo por algunos días a la penitencia y a las lágrimas; todos los días cometes nuevos pecados, todos los días debes llorar. San Pedro y Santa María Magdalena lloraron hasta su muerte. ¡Cuán dulces son las lágrimas que extinguen las llamas del infierno! ¿Quieres no estar triste nunca? Vive santamente: una vida santa siempre es gozosa; la conciencia del culpable está siempre atormentada (San Bernardo).

La contrición.
Orad por los afligidos.

ORACIÓN
Dios omnipotente, mirad nuestra flaqueza, ved cómo el peso de nuestros pecados nos abruma, y fortificadnos por la gloriosa intercesión del bienaventurado Tomás, vuestro mártir. Por J. C. N. S.

Fuentes:
- Santoral de Juan Esteban Grosez, S.J. – Tomo III; Patron Saints Index.

http://www.aciprensa.com/podcast/santo/julio06-07mariagoretti.mp3





Santa MARÍA GORETTI. (1890-1902).

Martirologio Romano: Santa María Goretti, virgen y mártir, que en una época infantil dura, donde se vio en la necesidad de ayudar a su madre en las labores de la casa, distinguiéndose ya por su piedad, cuando no contaba más que doce años murió en defensa de su castidad a causa de las heridas que le produjo con un punzón un joven que intentaba violarla cuando estaba sola en su casa, cercana a la localidad de Nettuno, en el Lacio, de Italia. María Teresa Goretti (llamada familiarmente Marietta) nació en Corinaldo (Ancona) era hija de una familia muy pobre, por la cual tuvo que cambiar de residencia. Primero fueron a Colle Gianturco y luego a Ferriere di Conca; huérfana de padre a los 10 años y analfabeta, demostró cierta madurez al ocuparse de sus cuatro hermanos más pequeños y de otros niños vecinos mientras sus familiares trabajaban al campo. La familia subsistía penosamente trabajando como colonos en unas malas tierras pantanosas de la región de Ancona. Cuando tuvo que hacer la primera comunión la familia no tenía dinero para comprarle el pequeño ajuar y algunos vecinos compasivos se lo regalaron.

Con ellos vivían otros braceros, los Serenelli, y su hijo Alessandro, de 20 años, que empezó fijarse en Marietta, que al parecer estaba muy desarrollada para su edad. Tras dos intentos de violentarla, con la amenaza de muerte en caso de que hablara, y ella se negó siempre alegando que aquello era pecado; un día que se quedó sólo con ella, quiso forzarla de nuevo, ella se resistió y por fin la apuñaló infligiéndola 14 heridas, a consecuencia de las cuales murió al día siguiente, en el hospital de Nettuno. "Que Dios le perdone, como yo le perdono; quiero que venga conmigo al Paraíso", fueron sus últimas palabras para el asesino. Antes de morir se la inscribió en las Hijas de María. Su cuerpo descansa en el santuario de Nuestra Señora de las Gracias y de Santa María Goretti en Nettuno. Alessandro será condenado a 30 años de trabajos forzados, más tarde se convertirá, pedirá perdón a la madre y llevará una vida de penitencia en un retiro religioso capuchino de Macerata, y asistió junto Assunta Goretti, a la beatificación de su victima en 1947. La vida de Alessandro ha servido de argumento a quienes se oponen a la pena de muerte. Patrona de Agro Pontino. MEMORIA FACULTATIVA.
INDICE



San SISOES “el Magno”. M. c. 429.

Martirologio Romano: En Egipto, san Sísoes, de sobrenombre “Magno”, ermitaño, muy célebre por la perfección con que practicó la vida monástica. Era un monje solitario, seguidor del ascetismo en el desierto egipcio, primero en Nitria, luego en una cueva, santificada por las labores piadosas de su predecesor en ese lugar, san Antonio Abad. Y dijo al habitarla "Así en la cueva de un león, un zorro hace a su morada". Sumamente estricto con él mismo, san Sisoes era muy misericordioso y compasivo con otros, él recibió a todos con amor. A aquéllos que lo visitaron, el santo enseñó en primer lugar siempre la humildad. Cuando uno de los monjes preguntó que cómo él podría lograr un recuerdo constante de Dios, Sisoes comentó, que "Ésa no es ninguna gran cosa, mi hijo, pero es una gran cosa considerarse inferior a todos los demás.

Esto lleva a la adquisición de humildad." Preguntado por los monjes si un año es suficiente para el arrepentimiento si un hermano peca, abad Sisoes dijo, "yo confío en la misericordia de Dios que si tal hombre se arrepiente con todos su corazón, entonces Dios aceptará su arrepentimiento en tres días." Cuando san Sisoes estaba en su lecho de muerte, los discípulos que lo rodeaban vieron que su cara brillaba como el sol. Ellos le preguntaron lo que él veía, el agonizante abad Sisoes contestó que él vio a san Antonio, los profetas, y los apóstoles. Su cara aumentó en el brillo, y él habló con alguien. Los monjes preguntaron "¿Con quien está hablando, Padre?” Él dijo que los ángeles habían venido por su alma, y él estaba rogándoles darle un poco más tiempo para el arrepentimiento. Los monjes dijeron, "Usted no tiene la necesidad del arrepentimiento, Santo Padre" Sisoes dijo con gran humildad, que "yo pienso que ni siquiera he comenzado a arrepentirme". Después de estas palabras la cara del abad brilló tan brillantemente que los hermanos no podían verle, san Sisoes les dijo que él vio al Señor mismo. Había una llamarada entonces como el relámpago, y un olor fragante, y Sisoes partió al Reino Celestial.
INDICE



Santa DOMINICA (Ciriaca). s. III.


Martirologio Romano: En Nicomedia de Bitinia, en la actual Turquía, santa Ciriaca, virgen y mártir bajo Diocleciano, que es objeto de gran veneración en Tropea en Calabria
En el Martirologio anterior decía que «...santa Dominica, virgen y mártir, fue condenada a las fieras en tiempos del emperador Diocleciano por haber destruido las imágenes de los ídolos. Como las fieras no le hiciesen daño alguno, fue decapitada, y así pasó al Señor. Su cuerpo se conserva con gran veneración en Tropea de Calabria»; la tradición popular, de la que incluso el breviario se hacía eco, señalaba a su vez que «fue martirizada a orillas del Eufrates y que los ángeles trasladaron su cuerpo a Tropea»; otras tradiciones sitúan su martirio en la Campania italiana.

El culto de la santa es antiguo, pero no es originario de Tropea, en Calabria, sino de Nicomedia, en la actual Turquía. Posiblemente hayan llegado en algún momento unas reliquias de la santa a Tropea, y con el tiempo se fue formando la leyenda del traslado milagroso del cuerpo. La santa que está en el origen del culto es «Kyriaké» (Ciríaca), que se traduce al latín como «Domenica» (Dominga o Dominica). Posiblemente se refiere a la misma santa Ciríaca que los griegos celebran como mártir de Nicomedia, hija de los santos Doroteo y Eusebia, mártires también en Nicomedia (pero que no figuran en el actual Martirologio Romano). Si es esta misma, hay que situar su martirio en tiempos de Diocleciano, es decir, a comienzos del siglo IV.

Las evidencias de culto antiguo son suficientes para que la Congregación de Ritos autorizara en 1672 el culto de la santa en Tropea, pero lamentablemente en cuanto a su vida no hay más datos que las conjeturas señaladas.

INDICE




San PALADIO DE ESCOCIA. M. 432/50.


Martirologio Romano: En Escocia, conmemoración de san Paladio, obispo, el cual, enviado desde la ciudad de Roma a Irlanda, murió en ese país cuando san Germán de Auxerre luchaba en Inglaterra contra la herejía de Pelagio

Era un diácono de Roma, o más probablemente de Auxerre. El papa san Celestino I lo ordenó obispo y hacia el 430 le envió a evangelizar la inexperta iglesia de Irlanda y luchar contra la herejía pelagiana. Paladio desembarcó cerca de Wicklow y después de haber tenido algunos pequeños éxitos, fue expulsado de la isla por el rey de Leinster. La tradición dice que Paladio evangelizó Irlanda antes que san Patricio.

Partió para Escocia donde llegó en el 431. Predicó con gran celo y formó una iglesia considerable. Los historiadores nos cuentan que fue el primer obispo de aquel país y lo llamaron su primer apóstol. Fundó iglesias en Kelleen Cormac, Tigroney y Donard. Murió al poco tiempo en Fordun, la capital del pequeño condado de Mernis cuando comenzaba a evangelizar a los pictos. Los escritores mencionan a santos Serf y Ternán como discípulos de Paladio, y por él consagrados obispos, el primero en Orkney, y el segundo de los pictos. Pero por la cronología del Ulster parece que vivieron más tarde. Su vida fue narrada por san Próspero de Aquitania. Sus reliquias se conservaron con gran devoción, en el monasterio de Fordum.
INDICE


San GOAR. M. c. 575.



Martirologio Romano: En la orilla del Rin, san Goar, presbítero, quien, oriundo de Aquitania, con la aprobación del obispo de Tréveris construyó un hospital y un oratorio, para recibir a los peregrinos y procurar la salvación de sus almas

Oriundo de Aquitania o Gascuña, nació en el seno de una familia ilustre. Anacoreta en Tréveris, que con la protección del obispo de Tréveris, construyó un hospital y oratorio en el que colocó algunas reliquias de los santos.

Ordenado presbítero ejerciósu ministerio en Aquitania, hasta su traslado en Oberwesel (Alemania) donde vivió más de 70 años en una ermita, dándose a la oración, ayunos y penitencia, y a ejercitar la hospitalidad con los pobres y peregrinos. Había aún muchos gentiles en aquélla tierra, los cuales con la vida tan ejemplar y con la predicación y milagros del santo presbítero se convirtieron a la fe. Su celda se convirtió en lugar de peregrinación y dio origen a la población de Saint Goar.

Su historia es una leyenda en la que narra las persecuciones que sufrió por las calumnias vertidas sobre él, por el obispo san Rústico, que al final tuvo que arrepentirse y reconocer su inmoralidad personal. Se dice que era ciego y que recuperó la vista milagrosamente. Se dice que el rey Sigiberto le quiso nombrar obispo de Tréveris a lo que nuestro santo se negó. Fue sepultado en la misma iglesia que había edificado.
INDICE


Beato TOMÁS ALFIELD. (c.1540 - 1584).


Mártires católicos ingleses
Martirologio Romano: En Londres, beato Tomás Alfield, presbítero y mártir, que al ser torturado abjuró de la fe católica y, pese a ello, fue expulsado de Inglaterra, pero después, arrepentido, volvió a ese país y, reinando Isabel I, fue ahorcado en el patíbulo de Tyburn por haber divulgado una Apología en favor de los católicos

Nació en Glucester, en el seno de una familia anglicana. Estudió en Eton y Cambridge; era profesor del colegio de Saint John’s de Cambridge cuando se convirtió a la iglesia católica. Como consecuencia tuvo que dejar su cátedra. Marchó al extranjero para ordenarse sacerdote en Douai (1576) y Reims, donde recibió la ordenación en el 1581.

Regresó a Inglaterra; fue arrestado en 1582, y encarcelado en la Torre de Londres donde fue sometido a crueles torturas, y para librarse de ellas, abjuró del catolicismo y prometió volver a la fe anglicana. Pero en cuanto estuvo libre su conciencia lamentó su debilidad y volvió a Reims para solicitar su reingreso en el catolicismo y su perdón. Obtuvo ambas cosas e incluso se le permitió volver a la misión inglesa. Ya en Inglaterra fue un gran propagador del libro del cardenal Allen “True and Modest Defence”, con el que el fundador del colegio de Douai quería refutar la obra de Surgley “Execution of Justice”, en la que negaba el carácter de mártires a los misioneros ejecutados, asegurando que eran simplemente traidores. Junto con él difundió también el libros Tomás Webley, que sería ejecutado con él.

Localizado de nuevo y arrestado, esta vez resistió la tortura, defendiendo brillantemente su causa y el libro de Allen ante el tribunal y por esto fue ahorcado y descuartizado en Tyburn, Londres, como traidor.
INDICE


Beato AGUSTÍN JOSÉ DESGARDIN.(1750-1794)
Martirologio Romano: Frente a la costa de Rochefort, en Francia, beato Agustín José (Elías) Desgardin, monje cisterciense y mártir, el cual, durante la Revolución Francesa, por odio a la religión fue sacado de su monasterio de Sept-Fonts y encerrado en una vieja nave, en la que se entregó al cuidado de sus compañeros enfermos, muriendo al enfermar también él

Las horas más oscuras de la revolución francesa para los sacerdotes y religiosos, considerados enemigos del pueblo, fueron rápidamente arrestados y amontonados en las cárceles de distintos departamentos, antes de ser conducidos -a menudo a marchas forzadas- hacia la costa, para ser deportados. Esta deportación para la Guayana para muchos de ellos no llegará nunca.

En la primavera de 1794 habitaban en las fortificaciones de la Gironda o en las naves negreras, sobre todo en la "Deux Associés"  y en la "Washington", ancladas en la rada de la isla de Aix, cercana a Rochefort. Sobre estas naves, “los pontones”, las condiciones de vida eran tales que, en pocos meses dos tercios de los deportados encontraron la muerte: 547 muertos sobre 829. El gentío excesivo, las fumigaciones matutinas que envenenaban las bodegas en vez de purificarlas, la comida malsana e insuficiente y el tormento de los piojos hicieron de los pontones un verdadero infierno.

El golpe de estado del 9 Termidor dulcificará un poco aquello que se llamará “la guillotina seca”. Sobre la isla Madame se levantó un hospital de tiendas, donde murieron numerosos prisioneros.

Fray Elías Desgardin, monje cisterciense y enfermero, expulsado del monasterio cisterciense de las Siete Fuentes durante la persecución religiosa, se trasladó con comunidad a Montluçon. El rechazo a prestar juramento constitucional causó la dispersión de los frailes. Fray Elías fue arrestado, encerrado en Moulins y conducido a Rochefort con el tercer convoy de deportados. Detenido sobre la nave con “Deux Associés”, se prodigó en la curación de los enfermos, fue amado y admirado por todos. Contagiado, murió con 44 años, mártir de la caridad y fue sepultado en la isla de Aix. Fue beatificado el 1 de octubre de 1995.
INDICE


Beata SUSANA ÁGATA DELOYE (María Rosa). (1741-1794).

Martirologio Romano: En Orange siempre en Francia, beata Susana Ágata (María Rosa) Deloye, virgen de la Orden de San Benito y mártir, que, durante la revolución francesa, fue la primera de un grupo de treinta y dos religiosas de distintas Ordenes y conventos encerradas en la misma cárcel, perseveró en la vida religiosa y, condenada por odio al nombre de Cristo junto a las otras compañeras, subió impávida al patíbulo

Se llamaba Susana Ágata Deloye y nació en Sérignan (Vaucluse). Entró en la abadía benedictina de Caderousse, donde profesó en enero de 1762. Cambió su nombre por el de María Rosa. Allí vivió treinta años practicando todas las virtudes monásticas, vivendo en la pobreza y obediencia, preparándose, sin saberlo, al martirio. En septiembre de 1792, habiendo sido cerrado su monasterio por los revolucionarios, sor María Rosa volvió a la casa de su familia en Sérignan dedicándose a las obras de caridad y al apostolado.

En mayo de 1794, fue arrestada y, el 6 de julio del mismo año, trasladada a la prisión de Orange. El tribunal la acusó de querer destruir la república y la intimó a prestar el juramento prescripto por la ley. La sor María Rosa se rehusó firmemente a hacerlo declarando que consideraba ese juramento como una apostasía. Inmediatamente fue condenada a muerte. Su ejecución se llevó a cabo esa misma tarde, a las dieciocho horas y ella subió al patíbulo con gran valentía.

Su ejecución fue la primera de la serie de masacres que continuarían durante tres semanas. Fue guillotinada en Orange y fue la primera de un grupo de 31 mártires de Orange. Fue beatificada con las otras mártires de Orange el 10 de mayo de 1925 por Pío XI.
INDICE


San PEDRO WANG ZUOLONG. (1842-1900).


Mártires chinos de los bóxers
Martirologio Romano: En Shuangzhong, cerca de Jixian, en la provincia de Hebei, en China, san Pedro Wang Zuolong, mártir, que en la persecución llevada a cabo por los seguidores del movimiento Yihetuan, fue ahorcado por negarse a dar culto a los ídolos y a abjurar de la fe cristiana

Nació en Choang-Tchung, China. Había sido seminarista, pero luego optó por la vida seglar y vivía en su pueblo llevando una vida religiosa y honesta. Al saber las atrocidades de los bóxers, había huido de su pueblo, pero luego volvió porque no quería dejar sólo a su hermano. De todos modos se mantenía prudentemente cerca de su pueblo hasta que una mujer lo delató como cristiano y fue apresado.

Lo colgaron por la coleta desde el mástil de la bandera que estaba delante de la pagoda, hasta que cayó al suelo, después que se le desprendiese el cuero cabelludo, sus vecinos quisieron comprar su libertad, pero los bóxers, después de aceptar su dinero, exigieron que apostatase, a lo que él se negó. Entonces lo metieron en la pagoda y lo forzaron a que adorase a los dioses. Pedro se mantuvo firme en no adorar sino al Dios verdadero. Allí mismo fue rematado. Fue canonizado el 1 de octubre de 2000
INDICE




Beata MARÍA TERESA LEDÓCHOWSKA. (1863-1922).
Martirologio Romano: En Roma, beata María Teresa Ledochowska, virgen, que se entregó totalmente al cuidado de los africanos oprimidos y fundó el Instituto de San Pedro Claver. Nació en Loosdorf (Austria) en el seno de una noble familia. Era hermana de la beata Úrsula Ledóchowska, fundadora de las Hermanas Ursulinas del Sagrado Corazón Agonizante y su hermano fue Prepósito general de los jesuitas. Ella ostentó el título de condesa y fue dama de honor de la Corte del Gran Duque Fernando y la Gran Duquesa Alicia. En 1888 conoció al Cardenal Lavigèrie, arzobispo de Argel. Desde entonces se dedicó a luchar contra la esclavitud en África. En 1889, influida por Lavigèrie, fundó la revista "El Eco de África" y organizó una imprenta para editar publicaciones religiosas misioneras. Durante años combinó sus seductoras actividades con escritos en contra de la esclavitud. Finalmente, en el año 1891, cuando su deseo de escribir acerca de las misiones africanas comenzó a usurpar una mayor porción de su tiempo, pidió ser liberada de la Corte.

Renuentemente, la familia real, aceptó. María escribió: "Ofrecida la Sagrada Comunión para el nuevo modo de vida. Muy feliz y serena... abandono el tabaco". En 1894 León XIII la recibió en audiencia y bendijo su idea de fundar un Instituto misionero para luchar contra la esclavitud en África. Se entregó de lleno a la obra. Concibió un núcleo de Hermanas consagradas, otro de miembros externos con promesa de servicio a las misiones de África y otro de celadores dispuestos a colaborar en todo lo que la obra de las misiones precisase. Reclutó adeptas en Viena, en Estalingrado y en diversos lugares. Gastó sus débiles fuerzas animando a las gentes de la sociedad de su tiempo en que cooperasen activamente en pro de la evangelización de África. Su mensaje entusiasta cautivaba a las personas que la escuchaban. En 1901 cayó enferma y hubo de trasladarse a Roma, a la casa adquirida como sede central del Instituto. Su vida quedó ya centrada en dirigir las obras misionales que iban surgiendo. Fundó las Misioneras de San Pedro Claver (Hermanas Claverianas) para la redención de los esclavos y las misiones africanas y fue conocida como "madre África". En 1908 el "Eco de África" salía ya en nueve idiomas. Publicó también "II Fanciullo negro", en varios idiomas. En 1909 inició el "Almanaque" misionero. Prácticamente circulaban por toda Europa. El Instituto se hacía cada vez más internacional y la Fundadora animaba las diversas actividades para promover el amor a las misiones y para recoger donativos. Falleció, después de una breve enfermedad.
INDICE



Beata NAZARIA IGNACIA MARCH MESA. (1889-1943).
Martirologio Romano: En Buenos Aires, en Argentina, beata Nazaria de Santa Teresa March Mesa, virgen, nacida en España y emigrante con su familia a México, la cual, llena de celo misionero, consagró su vida a la evangelización de los pobres y necesitados en varias naciones de América latina y fundó el Instituto de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia. Nació en Madrid, en el seno de una familia cristiana de la alta sociedad. Durante su primera comunión, sintió la llamada del Señor que la invitaba a seguirlo. Vivió interna en el colegio de las Comendadoras del Espíritu Santo, de Sevilla. Durante su adolescencia y juventud, quiso ser “misionero jesuita”, “mi sueño era el sacerdocio”, repetía.

En el colegio fundó entre sus compañeras una congregación misionera, “las misioneras ocultas”. En Sevilla probó la pobreza y escuchó la profecía del padre Tarín y de la madre Angelita sobre su futuro como fundadora. La familia se trasladó en 1906 a Méjico, y a los 18 años, Nazaria, a los pies de la Virgen de Guadalupe ingresó en el Instituto de las Hermanas de los Ancianos Desamparados; para hacer su noviciado tuvo que regresar a España. Con 23 años, fue destinada con otras compañeras a Oruro, Bolivia; aquí sintió que su espíritu misionero tenía que estar “al pie de la calle”, y con las licencias debidas, inició la fundación de un instituto misionero: La Cruzada Pontificia. Se dedicaron a la catequesis, a recorrer los campos rurales, minas y ciudades, predicando y abriendo comedores para los desocupados y orfanatos para niños. Trabajó para la formación integral de la mujer, fundó el primer sindicato femenino. “Comprendí que los pobres eran la herencia que el Señor me daba”.

La fundación se convirtió en la Congregación de las Religiosas Misioneras Cruzadas de la Iglesia, y las Misioneras Seglares de la Iglesia que pronto se expandieron por Argentina, Uruguay y España. Volvió a España, pero estuvo a punto de morir fusilada durante la guerra civil. Una intervención de una novicia y una contraorden le salvaron la vida. Tras peregrinar de embajada en embajada consiguió salir de España y volver a América, pero no sería la última vez que estaría en Europa, pues surcó varias veces el Atlántico. Murió en Buenos Aires, aunque sus restos reposan, por deseo suyo en Oruro, Bolivia. Ha sido calificada por algunos teólogos como “madre conciliar” o “profeta de la nueva evangelización”. Fue beatificada por SS. Juan Pablo II en Roma, el 27 de Septiembre de 1992.
INDICE


OTROS SANTOS DEL DÍA:

San Rómulo de Fiésole. M. c. 90. Martirologio Romano: En Fiésole, en la Toscana, san Rómulo, diácono, a quien esta ciudad celebra como su primer mártir. Se dice que Rómulo fue discípulo de san Pedro. Este le mandó predicar la religión cristiana fuera de Roma. Se dice que fue el primer obispo de Fiésole y Brescia y también uno de los primeros mártires y primeros apóstoles de este región. Mártir durante la persecución de Domiciano junto a varios compañeros. Patrón de Fiésole.




  San Tranquilino. M. 288. Mártir romano, ligado con la leyenda de san Sebastián. Se dice que Tranquilino era padre de santos Marcos y Marcelino, fue convertido por san Sebastián, después bautizado por el sacerdote Policarpo y ordenado sacerdote por el papa san Cayo; durante la persecución de Diocleciano, mientra oraba en la tumba del apóstol Pablo, fue lapidado por los paganos; su cuerpo fue arrojado al Tíber.


Santa Monenna. M. 518. Martirologio Romano: En la región de Armagh, en Irlanda, santa Monena, abadesa del monasterio de Killeevy, que ella misma había fundado. Irlandesa que fue abadesa y fundadora del monasterio de Sliabh Cuillin o Killeevy en Armagh, donde murió; su regla es particularmente austera. Se dice que recibió el palio de las vírgenes de manos de san Patricio que algunos autores consideran su hermano.


   Santa Noyala (Natalia de Pontivy). s. VI.
 Joven británica que habría viajado en compañía de su nodriza a Bretaña, navegando en un simple bote. Fue decapitada por un pretendiente a quien rechazó en Beignan (Bretaña); según la leyenda caminó hasta Pontivy con su cabeza decapitada en las manos, eligiendo así el lugar de su sepultura.Patrona de Pontivy.


San Justo de Condat. s. VI.
Martirologio Romano: En la región de Condat, en el Jura, de Burgundia, san Justo, monje. Fue monje aleman en el monasterio de Condat (hoy St. Claude), en la región del Jura en Francia. No tenemos más noticias de él.


 Santa Sexburga. (635-699).
 Hija de Anna, rey de Anglia oriental. Su madre fue santa Hereswida, y sus hermanas santas Ethelburga, Etheldreda y Withburga, hermanastra de santa Sétrida. Se casó con Ercomberto, rey de Kent. Madre de santas Ercongota y Ermengilda. Mientras fue reina fundó el convento de Minster en Sheppey y cuando enviudó, en el 664, allí se retiró a este monasterio, donde llegó a ser abadesa. En el 679 se trasladó a la abadía de Ely, buscando una vida más solitaria y aislada del mundo y dejó el puesto de abadesa a su hija santa Ermengilda. En el 679, Sexburga sucedió a su hermana santa Etheldreda como abadesa de Ely y se preocupó de enterrarla en esta abadía de la que había sido fundadora. A Sexburga le sucedió como abadesa, su hija santa Ermengilda, viuda del rey Wulferio de Mercia, en el 699. De este matrimonio nació santa Wereburga, que tras la muerte su madre también fue abadesa del monasterio. Desgraciadamente no nos han llegado noticias ciertas sobre su actividad como abadesa y según su Vida redactada en latín, ella fue hermana de Etheldreda no tanto consaguinea, cuanto más “por haber imitado sus buenas obras”.
INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores