GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 7 de Julio



INDICE


Beata MARÍA ROMERO MENESES
Santos ANTONINO FANTOSANTI y JOSÉ MARÍA GAMBARO
Beata IFIGENIA DE SAN MATEO DE GAILLARD DE LA VALDÉNE
Beatos ROGELIO DICKENSON, RODOLFO MILNER y LORENZO HUMPHREY
Beato ODINO BAROTTI
Beato BENEDICTO XI. Papa
San ODÓN DE URGEL
San MÁEL RÚAIN
San EDDA DE WINCHESTER
Beato PEDRO TO ROT
OTROS SANTOS DEL DÍA
Amón, Angelelmo, Apolonio, Ercamberto, obispos; Cernín (Saturnino), Edda, Ediburga, Julia, Jocunda, , Peregrino, Luciano, Pompeo, mártires; Tomás, Sigiboldo, confesores.


SAN ALIRO,Obispo y Confesor
Predicamos la sabiduría a los perfectos,
no la sabiduría de este mundo ni de los príncipes
de este mundo que pasan, sino que predicamos
la sabiduría de Dios.
(1 Cor. 2, 6-7).


San Aliro, obispo de Clermont, en Auvernia, echó al demonio que se había posesionado de la hija del emperador Máximo. Éste, en agradecimiento, le envió una ingente suma de dinero; pero el santo la rehusó, por temor de ser poseído por un demonio más peligroso que aquél al que había echado y obtuvo en su lugar un privilegio para su ciudad episcopal. Curó a gran número de enfermos y resucitó a varios muertos. La muerte no le impidió hacer bien a los que lo invocaban. Y no es para sorprenderse, puesto que los santos tienen en el cielo, para los hombres, el mismo amor que tenían en la tierra, con la diferencia de que allí su poder es más grande.

MEDITACIÓN SOBRE TRES CLASES
DE COSAS QUE DEBEMOS PREVER


I. La prudencia, que es como el ojo de nuestra alma, debe hacernos prever tres cosas. Las adversidades, primeramente, porque ellas abaten menos cuando han sido previstas. Es menester prepararse a recibir de manos de Dios todo lo que pueda sucedemos de más desagradable en el estado en que nos hayamos alistado. Si la adversidad que esperamos nos acaece, estaremos dispuestos a recibirla sin turbación, sin emoción y con mérito; si la desgracia nos perdona, Dios tendrá en cuenta nuestra buena voluntad.

II. A menudo caemos en pecado, porque no prevemos las ocasiones, en las que estaremos expuestos a ofender a Dios. Al comenzar el día y tus principales acciones, piensa en los peligros en los que correrás riesgo de perderte, y ponte en guardia contra esos peligros, mediante el pensamiento de la presencia de Dios y de la cuenta que habrás de dar a tu Juez sobre la acción de que se trate.

III. En fin, prevé el bien que puedas hacer en cada una de tus acciones, como el mercader prevé todas las ocasiones de enriquecerse. Habrías llegado ya a alto grado de perfección, si hubieses sabido aprovechar todas las ocasiones de santificarte. ¡Cuántas veces al día podrías renunciar a tu propia voluntad, privarte de algún placer, ejercer la caridad para con tu prójimo, elevar tu corazón a Dios, ofrecerle tus acciones! He aquí aquello sobre lo cual debieras ejercer tu prudencia, en lugar de considerar cómo podrás amontonar bienes que habrás de abandonar a la muerte. Nos descuidamos a nosotros mismos y ponemos todo nuestro afán en lo que no nos puede seguir a la otra vida. (San Juan Crisóstomo).

La huida del pecado
Orad por la conversión
de los pecadores.

ORACIÓN
Haced, os lo rogamos, Dios omnipotente, que la augusta solemnidad del bienaventurado Aliro, vuestro confesor y pontífice, aumente en nosotros el espíritu de devoción y el deseo de la salvaci6n. Por J. C. N. S. Amén.

http://www.aciprensa.com/podcast/santo/julio07pateno.mp3




Beato PEDRO TO ROT. (1912-1945).Martirologio Romano: En el pueblo de Rakunai, en Nueva Bretaña, isla de Melanesia, beato Pedro To Rot, mártir, padre de familia y catequista, que durante la guerra fue apresado por haber seguido ejerciendo su oficio de catequista y sufrió el martirio bajo los efectos de una inyección de veneno letal.

Nació en Rakunai, Papúa Nueva Guinea (antigua isla de Nueva Bretaña, Melanesia), en el seno de una familia cristiana. Fue educado en la misión de los Misioneros de los Sagrados Corazones y obtuvo el diploma que le acreditaba como catequista; prestó sus servicios en la parroquia local. En 1936 se casó con Paula La Varpit, con la cual tuvo dos hijos y estaba embarazada de otro cuando fue martirizado. Era un extraordinario catequista de niños admirado por todos y por los misioneros.

En 1942, cuando el ejército japonés invadió la isla, los misioneros fueron recluídos en un campo de concentración como sospechosos de connivencia con el enemigo. Así Pedro se convirtió en lider natural de la comunidad cristiana. Reunía a los fieles para la plegaria comunitaria, administraba la eucaristía, continuaba la labor catequética, aconsejaba, bautizaba, y asistía a los matrimonios.
Los japoneses, a comienzos de 1945, decidieron suprimir toda actividad misionera. Pedro consideró que aquello iba a la ley de Dios, pasó a la clandestinidad. Fue descubierto e interrogado y dejado libre, pero un pagano insistió en denunciarlo como activista cristiano, y fue nuevamente detenido y llevado al campo de Vunaiara, donde recibió la visita de sus padres y familiares y les manifestó su convicción de estar en peligro de muerte. Y en efecto una noche fue asesinado por dos soldados japoneses de los que estaba encargado la guardia del campo. Fue beatificado por SS Juan Pablo II el 17 de enero de 1994. Es uno de los patronos de la JMJ.
INDICE


San EDDA DE WINCHESTER. M. 705.
Martirologio Romano: En Winchester, en Inglaterra, san Edda, obispo de los sajones occidentales, varón preclaro por su sabiduría, que trasladó el cuerpo de san Birino desde Dorchester a esta ciudad, en la que fijó su sede episcopal.

Monje anglosajón. Abad probablemente, de Whitby; en el 676 fue nombrado obispo de la diócesis de Wessex, que hacía poco que la habían dividido en dos. Fue consagrado obispo de los sajones occidentales por san Teodoro de Tarso.
Residió primero en Dorchester, y después se trasladó a Winchester, que será el centro político y religioso de Wessex y, durante algún tiempo, la capital de Inglaterra. Su episcopado se desarrolló principalmente durante los reinados de Centwine y san Caedwalla, este último lo expulsó de su sede y no volvió a Winchester hasta después de la muerte del rey en Roma, en el 689. Fue un gran benefactor del convento de Malmesbury y el principal consejero del rey san Ina. Rigió la diócesis de Winchester durante 50 años. Tuvo mucho que ver en la conversión del rey san Caedwalla, y también en la legislación que promulgó en el 693, su sucesor san Ina.
Beda el Venerable nos relata que fue un hombre de gran prudencia y de sabiduría innata. Se sabe poco de su episcopado; trasladó las reliquias de san Birino, fundador del obispado de Dorchester a la nueva catedral de Winchester; gozó de la estima de sus contemporáneos. Fue enterrado en su catedral donde permanecen sus restos.
INDICE


San MÁEL RÚAIN. M. 792.
Martirologio Romano: En Tallaght en Irlanda, san Máel-Rúain, obispo y abad, que reformó con empeño la celebración de la sagrada liturgia, el culto de los santos y la disciplina monástica.

Instauró en esta región la vida monástica y el culto divino. Estuvo al frente de la reforma monástica que influyó fuertemente en la Iglesia de Irlanda en los siglos posteriores.
Máel Rúain pertenecía a un movimiento ascético que se había iniciado en la segunda mitad del siglo VIII, y cuyos miembros llamaban a sí mismos Celidé (compañeros de Dios). Su intención era renovar el monacato irlandés para el restablecimiento de la pureza evangélica que le había caracterizado en sus orígenes.
En 774, Máel Rúain fundó la comunidad de Tallaght, de la que fue abad mitrado, y luego pasó a convertirse en el portavoz del movimiento de los Celidé en toda Irlanda. Alentó a los monjes a redescubrir los elementos básicos de su vida: el celibato, la dirección espiritual, oración, trabajo y estudio. En una época en la que la costumbre celta de peregrinationes Pro Christo había degenerado, Máel Rúain y sus monjes enseñaron la importancia de la perseverancia y la estabilidad en la comunidad en la que había hecho el compromiso de vivir.
Dedicó los últimos dieciocho años de su vida a la preparación espiritual de sus numerosos discípulos, y para escribir las reglas e instrucciones inspirado en el monaquismo oriental. Es el autor del “Martirologio de Tallaght”.
INDICE



San ODÓN DE URGEL. M. 1122. Martirologio Romano: En Urgel, en el condado de Cataluña, del Reino de Aragón, san Odón, que, elegido obispo por aclamación del pueblo cuando era aún seglar, una vez confirmado defendió a los más humildes y fue bondadoso para con todos.

Nació en Cataluña. Pertenecía a la familia de los condes de Gascuña de Pallás. Sus padres se entregaron sin reservas a la formación humana y espiritual de Odón. Le buscaron los mejores maestros y le llevaron a las más famosas escuelas de su tiempo para que se dedicase a la carrera militar. Ingresó en la milicia con el afán de corregir todos los abusos que los poderosos ejercían contra la Iglesia; se distinguió por ser un gran soldado y noble. Pero un día lo dejó todo para servir a Dios.

Fue nombrado archidiácono de Urgel y ordenado sacerdote por el obispo de Urgel Guillermo Arnal de Montferrer. Llevó su oficio con perfecta corrección: administró los bienes de la diócesis, defendió a los pobres, auxilió a las viudas y atendió a los peregrinos. En el 1095, el papa san Urbano II le ordenó obispo de Urgel, a pesar de su fuerte resistencia. Su principal característica fue el amor hacia los pobres. Siguió reprimiendo los excesos de los usurpadores de los bienes de la Iglesia; obligó a devolver las posesiones robadas. Su oración era frecuente; su mortificación, continua; su caridad sin límites. Patrón de Urgel.
INDICE


Beato BENEDICTO XI. Papa (1303-1304). (1240-1304).Martirologio Romano: En Perugia, de la Umbría, tránsito del papa beato Benedicto XI, dominico, quien, benigno y bondadoso, conciliador y amante de la concordia, promovió durante su breve pontificado la paz en la Iglesia, restauró la disciplina y fomentó la vida cristiana.

Niccoló di Bocassio nació en Treviso; hijo de un notario pobre. Ingresó en los dominicos con 15 años, donde realizó sus estudios y fue ordenado sacerdote. Fue enseñante de las escuelas conventuales de Venecia y de Génova. Escribió un "Comentario al evangelio de Mateo". En 1286 fue elegido provincial de Lombardía. El Capítulo de 1296 lo eligió maestro general de los dominicos. Fue elegido por el Pontífice, con el general de los franciscanos, para negociar la paz entre los reyes de Francia e Inglaterra, en guerra desde hacía años. La misión fue un éxito y concluyó en 1298. Llevaba dos años en el cargo cuando el papa Bonifacio VIII lo creaba cardenal-diácono. En 1300 fue consagrado cardenal-obispo de Ostia y Velletri, con la consiguiente función de decano del Sacro Colegio. En el 1301 fue nombrado legado pontificio en Hungría; cargo que desarrolló con prudencia hasta su retorno a Roma en 1302. Estaba ya en Roma cuando el papa promulgó la famosa bula "Unam Sanctam" (1302) en la que centralizaba el poder de la Iglesia y del Papado. Acompañó al Papa durante el tiempo de su enfrentamiento con Felipe IV de Francia. Estuvo con el Papa cuando Nogaret, en Anagni, abofeteó al Pontifice, y un mes más tarde el Papa moría perplejo todavía de la agresión.

Fue elegido Papa en el 1303. Durante su pontificado no sólo quiso guardar para sí mismo la sencillez, sino que también se la impuso a su familia, aunque practicó el nepotismo al darles cargos de relevancia para tener apoyos. Quiso además que se impusiera la paz y la reconciliación. Levantó la excomunión a Felipe IV el Hermoso. Absolvió de las censuras en que habían incurrido los Colonna y les reintegró los bienes que les habían confiscado, así como sus derechos civiles, que les había privado Bonifacio. Pero, por amor a la justicia, no los quiso reintegrar en el colegio cardenalicio, ni otorgó perdón a Sciarra Colonna que con Nogaret fue protagonista del atentado de Anagni. El rey francés no aceptó la actitud del Papa y le exigió que condenara a su predecesor Bonifacio, pero Benedicto se negó y promulgaba la bula "Flagitiosum scelus", en la que se condenaba a los jefes del atentado y a la ciudad de Anagni por no haberla impedido. Gobernó la Iglesia a satisfacción de los buenos y vivía con moderación. En abril de 1304 decidió salir de Roma, porque la lucha partidista le parecía insoportable. Estaba en Perugia cuando parece fue envenenado por amor a la paz; se cree que por los mismos que participaron en el atentado de Anagni. Su culto fue confirmado en 1736.
INDICE


Beato ODINO BAROTTI. (132/34 - 1400).Martirologio Romano: En Fossano, en el Piamonte, beato Oddino Barotti, presbítero, párroco pobre y de conducta austera, que consumió su vida entregándose día y noche al cuidado de enfermos y moribundos durante una peste contagiosa.

"De ejemplar vida y delicadísima caridad, activo en el bien con toda constancia, la firmeza, la modestia y la dulzura". Hijo de una noble familia, nació en Fossano. Renunció a todos los honores y fue ordenado presbítero y luego, Terciario franciscano. El obispo de Turín lo destinó como párroco de la iglesia de San Juan Bautista de su pueblo natal, fue un párroco humilde, vestido con el sayal franciscano, frugal en la comida. Era tan abnegado, que el obispo de Turín tuvo pronto que darle la orden de comer un poco de carne, a pesar de todos los votos que pudiese haber hecho en sentido contrario, y de guardar lo necesario para su mantenimiento, pues el buen párroco gastaba todas las rentas de la parroquia en socorrer a los pobres y se estaba arruinando la salud. El papa Urbano VI lo nombró penitenciario apostólico y, su obispo en 1374 le confió la absolución de los pecados reservados.
En 1376, acompañado de su amigo Marineo, hizo una peregrinación a Jerusalén, pero fue apresado por los turcos que le dejaron libre. Posteriormente fomentó y guió numerosas peregrinaciones a Loreto y Roma.

Fundó en Fossano una hermandad dedicada a la asistencia de los viajeros y enfermos. Promovió la construcción de un hospital y de una iglesia, contando con numerosas ayudas, como la de su obispo y la del duque Amadeo VII de Saboya. El beato construyó un hospital gratuito y, junto a él, una hospedería en la que los pobres y los peregrinos podían permanecer todo el tiempo que quisiesen. La hospedería siguió funcionando hasta el siglo XIX. Llevaba 32 años como párroco cuando fue nombrado preboste de la local colegiata de Santa María y San Juvenal. Se dedicó al aumento del esplendor del culto divino, y reformando la arquitectura de la colegiata. Tuvo dones taumatúrgicos
Cuatro años más tarde, la peste hizo enormes estragos en la región. El beato Oddino se dedicó a atender día y noche a los enfermos y moribundos, hasta que él contrajo también la enfermedad, y murió agotado y enfermo de peste, rodeado del afecto de su obispo, de sus compañeros canónigos y de los fieles. Está enterrado en el muro del coro de la colegiata de Fossano. El culto del beato fue confirmado en 1808.
INDICE


Beatos ROGELIO DICKENSON, RODOLFO MILNER y LORENZO HUMPHREY. M. 1591.
Martirologio Romano: En Winchester en Inglaterra, beatos mártires Rogelio Dickenson, sacerdote, y Rodolfo Milner, agricultor y padre de familia, pobre y analfabeto, pero firme en la fe, los cuales bajo la reina Isabel I fueron capturados juntos y ejecutados con el suplicio del patíbulo. Junto a ellos se hace memoria del beato Lorenzo Humphrey, joven, que por abrazar la fe católica murió ahorcado en el mismo lugar en un día desconocido.


Rogelio nació en Lincoln en el seno de una familia protestante; convertido al catolicismo, en 1582, estudió en Reims donde fue ordenado sacerdote en 1583.
De regreso a Inglaterra, se le asignó el condado de Hamp como campo de trabajo apostólico, pero al poco tiempo fue descubierto como sacerdote y apresado. Fue encerrado en la cárcel de Bridewell, de donde pasó a la de Gatehouse, donde le torturaron y le maltrataron. En 1584 fue expulsado del país.
Poco tiempo después, volvió secretamente a Inglaterra, y se dedicó al apostolado en el condado de Worcester. Pero pensando en los fieles de Hamp, regresó a pesar del peligro, y allí estuvo trabajando durante cuatro años, acercando a muchos al catolicismo. Fue delatado por un falso católico y detenido mientras decía misa. Fue encarcelado en la cárcel de Marshalsea durante cinco meses, en los que sufrió tremendos interrogatorios y torturas con el fin de que delatara a las personas que le habían alojado y dónde celebraba la misa. Fue enviado a Winchester, donde le procesaron y condenaron como traidor junto con Rodolfo Milner, acusado de prestarle auxilio y asilo.

Rodolfo Milner era un campesino que había sido educado en el protestantismo. Viendo el contraste en la vida de sus vecinos católicos y protestantes, pidió ser instruido en el catolicismo y fue recibido en la Iglesia. El día mismo de su primera comunión fue encarcelado por ello. Estuvo prisionero varios años, aunque con frecuencia se le dejaba libre «bajo palabra». El beato aprovechaba esas ocasiones para conseguir limosnas y ayuda espiritual para sus compañeros de prisión y, con su conocimiento de la región, facilitaba el trabajo de los misioneros. Así conoció al P. Stanney, S.J., quien más tarde escribió su biografía eh latín. El P. Stanney arregló las cosas de suerte que el sacerdote diocesano Rogelio Dickenson pudiese ir a vivir a Winchester.

Ambos sufrieron juntos el martirio y forman una de las parejas más conmovedoras en la galería de los mártires ingleses. El mismo tribunal condenó a muerte a siete doncellas nobles por haber permitido que el P. Dickenson celebrase la misa en sus respectivas casas; pero las siete fueron indultadas. Aunque dichas doncellas suplicaron que se les concediese la gracia de morir con su pastor, pues querían compartir el castigo como habían compartido con él la supuesta culpa, fueron nuevamente enviadas a la prisión.
El juez, compadecido de Milner, quien era ya anciano y cuya mujer y ocho hijos se hallaban presentes, le aconsejó que hiciese, por pura fórmula, una visita a la parroquia protestante para salvar la vida. Pero, según Challoner, Milner contestó: «¿De suerte que vuestra señoría me aconseja que reniegue de Dios por salvar los bienes perecederos o por evitar una pena a mi mujer y a mis hijos? No, no puedo seguir un consejo tan contrario a las máximas del Evangelio». Dado que el P. Stanney afirma que Milner era iletrado, es de suponer que se trata de una paráfrasis de su respuesta.
El patíbulo fue levantado en Barditch, barrió de las afueras de la ciudad, y se les ofreció la libertad si acataban la supremacía religiosa de la reina a lo cual se negaron. Mientras ahorcaban al P. Dickenson pronunciaba la frase de san Esteban: “Señor, recibe mi espíritu” que no terminó.

Lorenzo Humphrey era un joven de buena conducta, educado en el protestantismo. El P. Stanney le convirtió a la fe católica durante una discusión. El jesuita dejó un corto escrito en el que alaba mucho las virtudes de su neófito, el celo con que instruía a los ignorantes y la solicitud con que atendió a sus compañeros de prisión. Cierta vez, Lorenzo Humphrey cayó gravemente enfermo y en su delirio decía que «la reina era una prostituta y una hereje». Cuando esto llegó a oídos de las autoridades, el beato fue encerrado en un calabozo de la prisión de Winchester, aun antes de haber recobrado del todo la salud. En el juicio confesó que era católico, pero negó haber pronunciado palabras injuriosas contra la reina. A pesar de ello, fue ahorcado, arrastrado y descuartizado. Tenía veintiún años al morir. La fecha exacta del martirio del beato Lorenzo Humphrey se desconoce. Fueron beatificados en 1929.
INDICE



Beata IFIGENIA DE SAN MATEO DE GAILLARD DE LA VALDÉNE. (1781-1794).
Martirologio Romano: En Orange, en Francia, beata Ifigenia de San Mateo (Francisca María Susana) de Gaillard de la Valdène, virgen, monja sacramentina, mártir durante la Revolución Francesa.

Francisca María Susana de Gaillard nació en Bolléne, Francia. En su juventud ingresó en la Congregación de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento, en el monasterio de su propia ciudad natal, y allí hizo el noviciado y la profesión religiosa tomando el nombre de sor Ifigenia de San Mateo. Fue una religiosa observante, muy exacta en el cumplimiento de sus deberes como profesa y como miembro de la comunidad.
Cuando llegó la Revolución fue expulsada, como las demás monjas, del monasterio. Su familia le ofreció asilo en su casa natal pero ella prefirió quedarse con las demás hermanas, para procurar mantener el espíritu religioso y, en la medida de lo posible, la vida común, dando alto ejemplo de paciencia y profunda vida interior. El 22 de abril de 1794 fue arrestada con las demás hermanas y con ellas conducida a Orange y encerrada en la prisión de La Cure. Durante catorce días pudo con sus compañeras llevar vida de común piedad y observancia religiosa. Pero el día 6 de julio se produjo la primera condena a guillotina de una de las religiosas detenidas, una hermana benedictina, y al día siguiente sor Ifigenia era llamada a juicio, ella sola, separada de sus compañeras, seguramente con la esperanza de que viéndose sola flaquearía su fe.

La acusación contra ella fue ésta: «Yo os presento y delante de vosotros acuso a Susana Gabriela Gaillard, una exnoble, de unos 32 años, de la Congregación del Santísimo Sacramento de Bolléne, donde tenía su residencia. Ella jamás ha servido a la Revolución, ella ha hecho, por el contrario, todo cuanto ha podido depender de ella para impedir su progreso por el fanatismo y la superstición que excita con su ejemplo, refractaria a la ley de su país, y ha rehusado constantemente prestar el juramento que se le exige». La acusada confesó abiertamente su profesión religiosa y su fe, se negó a prestar el juramento que contrariaba su conciencia, y fue condenada a morir en la guillotina, lo que se llevó a cabo en la plaza de Orange aquel mismo día 7 de julio de 1794. Fue beatificada el 10 de mayo de 1925 por Pío XI, junto con las demás víctimas del mismo grupo.
INDICE



Santos ANTONINO FANTOSANTI y JOSÉ MARÍA GAMBARO. M. 1900.Martirologio Romano: Cerca de la ciudad de Hengyang en la provincia de Hunan en China, san Antonino Fantosanti, obispo, y José María Gambaro, sacerdote de la Orden de los Menores, que, durante la persecución de los boxers, apresados por llevar ayuda a los fieles, murieron lapidados.

Antonino nació en el barrio de Santa María in Valle en Treviso (Perugia); de constitución débil y natural tímido, fue enviado a la escuela de los franciscanos, en el cercano convento de San Martí. Con 16 años ingresó en esta Orden en el convento de la Spineta en Todi, cambiando su nombre por el de Antonino. Después del año de noviciado, estudió en Spoleto e hizo la profesión solemne en 1862; fue ordenado sacerdote en Roma en 1865.
Dos años después marchó como misionero a China con otros misioneros franciscanos entre ellos san Elías Facchini, que morirá mártir dos días después de él. Al llegar a China, tuvo que dejar el hábito franciscano y vestir como los habitantes del país, aprendió el idioma y tomó el nombre de Fan-hoae-te, en 1868, con otro fraile subió hacia el Alto Hu-pè, meta del campo apostólico que le habían asignado. Pasó siete años de intensa actividad apostólica, marchando entre las varias comunidades católicas entre Scian-kin y He-tan-kon, este periodo fue sereno e intenso de conversiones; aprendió tan bien la lengua china que fue llamado “maestro europeo”.

Después fue enviado a la ciudad de Lao-ho-kow, centro fluvial de gran importancia; aquí desarrolló su misión con tanta delicadeza que la misión fue centro de contacto con personajes más o menos ilustres. En 1870 fue nombrado Vicario General del nuevo Vicariato Apostólico del Alto Hu-pè. Fue consagrado obispo y en el 1878 fue nombrado Administrados Apostólico. Organizó un horfelinato, recogió ayudas que venían de Europa distribuyéndolas en ropa, comida, medicinas y él mismo contrajo la peste ayudando a los enfermos, pero se curó. Su trabajo fue muy apreciado por las autoridades civiles y convirtió a muchos. Construyó el gran templo de Hu-pè. En 1888, después de 20 años de misión, exhausto regresó a Italia durante ocho meses. Al año siguiente regresó a China y fue nombrado Vicario Apostólico de Hu-nan Meridional.

Estos últimos once años fueron intensos en emociones y celo apostólico. Realizó varias visitas pastorales. Fue acusado por paganos interesados y contrarios al cristianismo, varias veces y tuvo que soportar persecuciones pero no dejó de edificar, restaurar y embellecer iglesias y lugares de culto.
En el 1900, comenzó la persecución de los boxers, apoyados por los emperdores, contra los cristianos y sus lugares de culto. El sacerdote franciscano san Cesidio Giacomantonio fue quemado vivo. Nuestro santo, junto al padre fray san José María Gambaro y cuatro cristianos marchó a auxiliar a sus fieles. Murió lapidado junto con José María Gambaro, en Hen-Chow-Fou en Hunan meridional (China), por una multitud de personas.


José María nació en Galliate, provincia de Novara. A los trece años entró en el colegio seráfico y el 20 de septiembre de 1886 recibió el hábito religioso de los Hermanos Menores con el nombre de José María. Activo y circunspecto, entusiasta y prudente, fue estimado y apreciado por los superiores, que lo escogieron desde clérigo teólogo como asistente de los hermanos jóvenes de Ornavasso. La elección fue sabia, pues su natural perspicacia, unida a una ejemplaridad y afabilidad que conquistaba, produjo frutos copiosos en aquellos jóvenes que se preparaban al sacerdocio y a la vida religiosa franciscana. Apenas ordenado sacerdote (marzo 13 de 1892) José fue nombrado rector del colegio de Ornavasso. Pero un año después, según su deseo, se le permitió ir como misionero: abandonó a Italia en 1896 y al llegar a China fue destinado a Hu-nan meridional.

Esta nueva experiencia se le manifestó de inmediato en su áspera dificultad: los usos y costumbres tan diversas no fueron tan difíciles de asimilar como la lengua. El Vicario apostólico san Antonio Fantosati, considerando las óptimas cualidades de Gambaro, lo destinó al seminario de Schen-fan-tan; los tres jóvenes seminaristas estaban entusiasmados con él, lo admiraban y lo seguían: por tres años fue rector y profesor. Luego, al faltar el misionero en la importante cristiandad de Yent-chou, José María fue encargado de sustituirlo. Supo hacer frente a la vida misionera activa, y sus inevitables pruebas, con serena fortaleza y con absoluto abandono en las manos del Señor.
En Pentecostés de 1900 fue llamado a Lei-yang por Mons. Fantosati; terminado el trabajo, después de pocos días, ambos se dirigieron a San-mu-tchao para reconstruir la capilla destruida por los paganos: en esta localidad se abatió sobre ellos la persecución. Estalló de improviso el 4 de julio de 1900 en la ciudad de Heng-tche-fu, residencia del Vicario Apostólico. Apenas llegaron las primeras tristes noticias, ambos se apresuraron a regresar a la sede; en vano los cristianos insistieron para que buscaran un refugio seguro; ambos declararon abiertamente que, a cualquier costo, su puesto era junto a las ovejas en peligro. Se embarcaron hacia Heng-tche-fu: el viaje duró tres días, pero su presencia ya había sido advertida y fueron esperados por una turba fanática y enfurecida. Al bajar a la orilla fueron inmediatamente rodeados y asesinados a golpes de bastón y de lanzas. Alguien refirió que el P. José María, ya agonizante, tuvo la fuerza de pronunciar sus últimas palabras sobre la tierra: “Jesús, ten piedad y sálvanos”.
INDICE


Beata MARÍA ROMERO MENESES. (1902-1977).Martirologio Romano: En la ciudad de León, en Nicaragua, beata María Romero Meneses, virgen del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, que en las diversas obras sociales para la formación de las jóvenes, en especial las pobres y abandonadas, trabajó con eficacia, difundiendo la devoción a la Eucaristía y a la Santísima Virgen.

Nació en Granada (Nicaragua) en el seno de una familia acomodada. Orientada por su familia hacia los estudios artísticos pronto reveló su talento para la música y la pintura. Ingresó en el el Instituto de Hijas de María Auxiliadora y en 1931 fue enviada a Costa Rica, a su capital de San José. Sus alumnas, gracias a su espíritu evangélico se vuelven "misioneras" en las aldeas de los alrededores, entre los niños abandonados y desheredados. Luego también adultos, empresarios adinerados y renombrados profesionales que fueron conquistados por la devoción mariana, y que se sienten involucrados a colaborar con la obra de sor María. Ella logró: visitas médicas gratuitas, cursos de formación profesional para jóvenes. Consiguió dar vida a un ambulatorio múltiple, con varias especialidades para asegurar la asistencia médica de muchas familias menesterosas. Creó instalaciones para la acogida de pacientes -a veces familias enteras- como también salas para la catequesis y la alfabetización, además de una capilla, un jardín, y hasta un balcón para los canarios.

Para las familias sin techo consiguió construir, con la ayuda de la Providencia, verdaderas casitas para restituirles su dignidad perdida. Surgieron así las "ciudadelas de María Auxiliadora"; una obra que continua todavía, debido al interés de sus colaboradores a través de la Asociación de laicos Asayne (Asociación de ayuda a los necesitados). A pesar de toda esta actividad encontró tiempo para la oración y la contemplación. Murió en San José de Costa Rica con fama de santidad. Fue beatificada por SS Juan Pablo II el 14 de abril de 2002.
INDICE



OTROS SANTOS DEL DÍA:

San Panteno de Alejandría. M. c. 190. Martirologio Romano: Conmemoración de san Panteno de Alejandría, varón apostólico, enriquecido con toda clase de sabiduría, conocedor en alto grado de la Palabra de Dios y amante apasionado de la misma, del cual cuenta la tradición que su fe y ardiente caridad le impulsaron a ir al más lejano oriente a predicar el Evangelio a los gentiles, retornando al final de su vida a Alejandría, donde descansó en paz, en tiempo del emperador Antonino Caracalla.
Siciliano que se convirtió del estoicismo al cristianismo y fue el director de la escuela catequética de Alejandría, que bajo su mandato comenzó a ser el centro intelectual del Oriente cristiano. Maestro de san Alejandro, obispo de Jerusalén y san Clemente Alejandrino.

Según Eusebio era: "clarísimo por su cultura, dirigía la escuela de los fieles. Según un antiguo uso, existía junto a ella un estadio de la sagrada escritura, que todavía existe... Se dice, que en aquellos tiempos, Panteno, sobre todo ha brillado entre los maestros. Había salido de la secta filosófica de aquellos que llaman estoicos. Se cuenta que mostró tal ardor y tal entusiasmo por la palabra divina, que se hizo admirar como heraldo del Evangelio de Cristo en los pueblos del Oriente, y que se marchó hacía la tierra de la India".

Santa Edilburga. M. c. 664/95. Martirologio Romano: En Ebreuil, en la región de Meaux, en Aquitania, santa Edilburga, abadesa del monasterio de Faremoutiers, que, siendo hija del rey de los anglos orientales, dio gloria a Dios con su gran abstinencia y su perpetua virginidad.
Hija del rey Anna de los anglos orientales y de santa Hereswida, y hermanastra de santa Setrida. Sus hermanas santas Sexburga y Withburga. Se hizo monja en Faremontiers-en-Brie, en Francia, donde sucedió como abadesa, a la misma fundadora santa Burgundofara. Dio gloria a Dios con la severa abstinencia del cuerpo y la perpetua virginidad. En Francia es conocida como Aubierge. Patrona de la región de Brie.

San Willibaldo de Eichstätt. (700 - c.787). Martirologio Romano: En Dryopolis (hoy Eichstätt), en Franconia, san Willibaldo, obispo, el cual, habiendo abrazado la vida monástica, recorrió como peregrino muchos santuarios y lugares santos con el fin de establecer en ellos la vida monástica, hasta que san Bonifacio le ordenó obispo de esta sede e hizo de él un valioso colaborador suyo en la evangelización de Germania, convirtiendo a Cristo muchos pueblos.

Nació en Wessex, hijo de san Ricardo rey. A los cinco años (según costumbre de la época) fue entregado como monje al monasterio de Watham en Hampshire y en el 722, acompañó a su padre y a su hermano a una peregrinación a Roma y Tierra Santa: visitó todos los santos lugares y muchas lauras monásticas orientales, quedándose dos años en Costantinopla. Regresó a Italia, y en el 729 llegó a Montecasino donde permaneció diez años, donde contribuyó al renacimiento del monasterio junto con san Petronax; allí ejerció los oficios de sacristán, decano y portero.
Durante una visita a Roma fue enviado por san Gregorio III, en el 739, a Alemania para que ayudase a san Bonifacio en su trabajo misionero; éste le ordenó primer obispo de Eichstätt en el 742. Junto a su hermano san Wunibaldo fundó la abadía doble de Heidenheim, donde nombraron abadesa a su hermana santa Walburga. Patrón de Eichstätt.

Juan José Juge de Saint-Martin. Beato. (1739-1794). Martirologio Romano: En el mar, ante Rochefort, en Francia, beato Juan José Juge de Saint- Martin, presbítero y mártir, que, siendo canónigo de Limoges, fue detenido durante la Revolución Francesa por ser sacerdote y, encerrado en condiciones inhumanas en un nave, pasó de este mundo al Señor consumido por la enfermedad.
Nació en Limoges (Francia) en el seno de una distinguida familia. Decidido por la vocación eclesiástica, entró en el seminario de Limoges el 31 de diciembre de 1761 y se adscribió a la Compañía de San Sulpicio. Entre 1765 y 1766 estuvo en la casa sulpiciana llamada La Solitude y fue luego director del seminario de Viviers (1770-1771), pasando luego a los seminarios de Toulouse y de Limoges (1785). El 13 de agosto de 1789 tomó posesión de una canonjía en la catedral de Limoges, por resignación en él de un tío suyo.

Llegada la Revolución y disuelto el cabildo, se quedó a vivir en Limoges y no dejó en conciencia de prestar el juramento de “Libertad-Igualdad”, por lo que recibió el certificado de civismo. Pero esto no le privó de ser arrestado y detenido en La Regle, donde prestó declaración el 28 de septiembre de 1793. Entonces se retractó del juramento hecho primero ante los sacerdotes y luego ante el comisario G. Imbert. Condenado a la deportación, fue parte del segundo envío; estaba ya en Rochefort el 13 de abril de 1794 y fue embarcado luego en “Les Deux Associés”. Era un sacerdote piadoso y virtuoso. Este sacerdote fue otro de los primeros en morir de sed, tras llegar lleno de dolores y penalidades a las playas de Rochefort. Fue beatificado el 1 de octubre de 1795.

San Marcos Ji Tianxiang. (1839-1900). Martirologio Romano: En la ciudad de Ye-Tchoang-Teu, en la provincia de Hebei, en China también, san Marcos Ji Tianxiang, mártir, quien, a pesar de tener prohibido durante cuarenta años acercarse al banquete eucarístico porque le era imposible dejar el uso del opio, pese a ello no cesó de seguir pidiendo una muerte santa y, habiendo sido citado a juicio, profesó con firmeza su fe en Cristo y fue admitido al banquete eterno.
Nació en Yetcang-ten (China), en el seno de antigua raigambre cristiana. Era persona culta, de clase acomodada, que ejercía la medicina y tenía a su cargo la administración de los bienes de la comunidad cristiana de su pueblo. Como no superaba el vicio del opio, los misioneros le retiraron la licencia para comulgar, y él no se alejó de la religión ya que comprendió la razón de los misioneros.
Llegados los bóxers, fue apresado y con toda su familia llevado al pueblo vecino, donde el mandarín, visto que mucha gente pedía su amnistía estuvo dispuesto a dársela si apostataba, a lo que Marcos se negó. Despues de ver como sacrificaban a sus dos hijos, nueras y nietos, fue decapitado en Yetcang-ten. Tenía 66 años.Fue canonizado por Juan Pablo II el 1 de octubre de 2000.

Santa María Gou Lizhi. (1835-1900). Martirologio Romano: En el pueblo de Hujiacun, en Shenxian, también en la provincia china de Hebei, santa María Gou Lizhi, mártir, que durante la misma persecución, cual otra madre de los Macabeos, dio ánimos a los siete miembros de su familia que le acompañaban en el lugar del suplicio, pidiendo que fuese ella la última en ser ejecutada, y así, habiéndolos visto partir previamente a todos al cielo, les siguió finalmente.
Había nacido en Hu-jia-che, China, en la provincia de Hebei. Tenía 65 años, estaba casada y tenía hijos y nietos. Tuvo que ver como los bóxers mataban a su marido y quemaban su casa en Chen-Tcheu. Quedó en la miseria, pero lo soportó con una inquebrantable fe en la Providencia. Se dio cuenta que los bóxers volverían, y se preparó para el martirio con la oración y la penitencia, al mismo tiempo que animaba a sus dos hijos mayores que tambaleaban ante la muerte. Los dos hijos lograron huir cuando vieron que una semana más tarde se acercaban los bóxers. Pero María, sus tres hijas y cuatro nietos fueron capturados y degollados a la salidad del pueblo. María pidió que los suyos fueran asesinados antes que ella, para así animarlos. Fue canonizada por SS Juan Pablo II el 1 de otubre del 2000.

San Fermín de Pamplona. M. c. 303. Primer obispo de Pamplona y mártir. (Ver) 25 de septiembre.
Carlos Liviero. Beato. (1866-1932). Obispo de Città di Castello. Fundador de las Pequeñas Esclavas del Sagrado Corazón. (Ver) 30 de mayo.
INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores