GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 29 de Agosto

INDICE

MARTIRIO DE SAN JUAN BAUTISTA
San MEDERICO DE AUTUN
San SEBBO
Beatos JUAN DE PERUGIA y PEDRO DE SASSOFERRATO
Beata BRONISLAVA
Beata BEATRIZ DE NAZARET
Beato EDMUNDO IGNACIO RICE
Santa JUANA JUGAN (María de la Cruz)
Beato CONSTANTINO FERNÁNDEZ ÁLVAREZ
Beato FRANCISCO MONZÓN ROMEO
Beata SANCHA SZYMKOWIAK
Beata EUFRASIA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS ELUVATHINGAL
OTROS SANTOS DEL DÍA
San Mederico, Abad-Adelfo, Alberico, Basilia, Sabina, Mederico, Niceas, Pablo, Cándida, mártires; Eutimio, Feologildo, arzobispo de Canterbury; Andrés, presbítero



LA DEGOLLACIÓN DE SAN JUAN BAUTISTA
Herodes, enviando un alabardero, ordenó traer
la cabeza de Juan en una bandeja.
(Marcos, 6, 27).


San Juan Bautista había dejado el desierto para amonestar a Herodes que no le era lícito tener como esposa a Herodías, la mujer de su hermano. Irritado el tirano de su audacia, lo hizo arrojar en una prisión. Un día, mientras daba un festín, la hija de Herodías danzó en presencia de los convidados con tanta gracia, que Herodes le prometió concederle todo lo que le pidiese. Pidió ella la cabeza de Juan Bautista. Un soldado, enviado a la prisión, cortó la cabeza al Precursor y la trajo en una bandeja, como si fuese el último plato de este fúnebre festín.

MEDITACIÓN SOBRE SAN JUAN, MÁRTIR DE LA CASTIDAD, DE LA CARIDAD y DE LA VERDAD

I. San Juan vivió y murió de la castidad. Para conservar esta virtud angelical, dejó, a edad tierna, la casa de su padre, y se retiró al desierto, donde sujetó su cuerpo mediante continuas austeridades. Si comprendieses tú la belleza de esta virtud, la amarías e imitarías a San Juan. Pero, para conservar la castidad hay que huir del mundo, amar la soledad, practicar la mortificación. Si no puedes morir mártir de la castidad como San Juan, vive como él en inviolable castidad. Algo más grande es vivir en la castidad que morir por ella. (Tertuliano).

II. San Juan fue también mártir de la caridad. El celo que tenía por la salvación de las almas le hizo dejar la soledad, puesta la mira en convertir a Herodes. ¡Cuán feliz serías tú si pudieses, como el santo precursor, derramar tu sangre por la salvación del prójimo! Si no puedes imitarle, reza al menos por los pecadores, exhórtalos a penitencia, haz abundantes limosnas para obtener su conversión.

III. San Juan fue también mártir de la verdad: reprochó intrépidamente a Herodes sus escandalosos desórdenes, y prefirió morir antes que traicionar la verdad. Aunque tuvieses que perder la vida nunca debes disfrazar tus sentimientos, ni tolerar el vicio por cobarde complacencia cuando tu deber sea corregirlo. Los hombres aman la verdad cuando ella los halaga, pero sienten aversión por ella cuando les reprende sus defectos. (San Agustín).

La castidad
Orad por las vírgenes.

ORACIÓN

Haced, os lo suplicamos, Señor, que la piadosa solemnidad del bienaventurado Juan Bautista, vuestro precursor y mártir, nos obtenga gracias eficaces de salvación. Vos que, siendo Dios, vivís y reináis en unidad con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.

La Degollación de San Juan Bautista, a quien Herodes, cerca de la fiesta de Pascua, mandó cortar la cabeza; pero la memoria de este martirio se celebra solemnemente el día de hoy, cuando por segunda vez fue hallada la sagrada cabeza, la cual, trasladada más tarde a Roma, se conserva en la Iglesia de san Silvestre, en el campo Marcio con suma devoción del pueblo.
En Roma, en el monte Aventino, el triunfo de santa Sabina, Mártir, la cual, en tiempo del Emperador Adriano, pasada a cuchillo, alcanzó la palma del martirio.
En Veliniano, en los confines de la Pulla, el triunfo de los santos Vidal, Sator y Repósito, hijos de los santos Bonifacio y Tecla, los cuales, en el imperio de Maximiano, por el Juez Valeriano fueron degollados. Su fiesta, y de los otros nueve hermanos suyos, se celebra el 1 de Septiembre.
En Roma, santa Cándida, Virgen y Mártir, cuyo cuerpo trasladó san Pascual I, Papa, a la Iglesia de santa Práxedes.
En Constantinopla, los santos Mártires Ipacio, Obispo de Asia, y Andrés, Presbítero; a los cuales, en tiempo de León Isáurico, por defender el culto de las sagradas Imágenes, untaron con pez la barba y les pegaron fuego; luego les desollaron la cabeza y los degollaron.
En Antioquía, el triunfo de los santos Mártires Niceas y Pablo.
En Metz de Francia, san Adelfo, Obispo y Confesor.
En París, el tránsito de san Mederico, Presbítero.
En Perusa, san Eutimio, Romano; el cuál, huyendo con su mujer y su hijo Crescendo, de la persecución de Diocleciano, se retiró a aquella ciudad y en ella poco después descansó en el Señor.
En Inglaterra, san Sebbo, Rey.
En Sirmio, el tránsito de santa Basila, Virgen.
En una aldea de Troyes, santa Sabina, Virgen, gloriosa en virtudes y milagros.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

http://www.aciprensa.com/podcast/santo/agosto29-07martiriojuanbautista.mp3






MARTIRIO DE SAN JUAN BAUTISTA.
Martirologio Romano: Memoria del martirio de san Juan Bautista, al que Herodes Antipas retuvo encarcelado en la fortaleza de Maqueronte y a quien, en el día de su cumpleaños, mandó decapitar a petición de la hija de Herodías. De esta suerte, el Precursor del Señor, como lámpara encendida y resplandeciente, tanto en la muerte como en la vida dio testimonio de la verdad.

La memoria obligatoria del martirio del precursor del Señor se remonta a la dedicación de una cripta de Sebaste (Samaría) donde se veneraba su cabeza ya a mediados del siglo IV.
Tal veneración, perpetuada en el siglo V en Jerusalén, estaba presente, en todas las Iglesias de Oriente, y en Roma, desde el siglo VI, con el título de degollación de San Juan Bautista, o de "passio" del Bautista, como es llamada en los santuarios.

El relato de esta decapitación, realizada en la fortaleza de Maqueronte (mar Muerto), en donde Herodes Agripa se había retirado de vacaciones, se lo hicieron saber a Jesús verbalmente los discípulos del Bautista, entre ellos Juan y Andrés; fue condenado a muerte para saciar el deseo de venganza de Herodías, mujer de Herodes Agripa, tras la danza de Salomé (Mc. 6, 17-19). Según las referencias del Martirologio Romano, tal degollación ocurrió en la proximidad de la Pascua. MEMORIA OBLIGATORIA.
INDICE


San SEBBO. M. c. 694.
Martirologio Romano: En Londres, en Inglaterra, conmemoración de san Sebbo, que, siendo rey de los sajones orientales, muy devoto del Señor, dejó el reinado y quiso morir con el hábito monacal, que largo tiempo había deseado.

San Sebio reinó sobre la Sajonia Oriental, región de la isla británica que comprendía Essex, Hertfordshire y la ciudad de Londres. Su coronación fue durante la epidemia de peste del año 664. Seguere, su colaborador en el gobierno, consideró esta tragedia como signo de ira de los dioses paganos por la conversión del rey Sebio, y decidió con otros muchos subditos regresar a la religión de sus antepasados.

Del cercano reino de Mercia llegó el obispo Jaruman, tenido como “hombre honesto” por san Beda el Venerable y sostenido por el rey Sebio, con el fin de reconvertir a sus paisanos. Parece que su misión se reveló eficaz.
Durante su largo reinado, el santo soberano demostró ser un gobernante sabio y particularmente devoto, hasta tal punto de ser considerado por sus subditos más eficaz como obispo. Se le atribuye la edificación del primitivo monasterio de Westminster, no es el único caso de la historia de la Iglesia en la que el soberano o un noble sea el promotor de la edificación de nuevos edificios religiosos, aunque los casos más célebres son la de los emperadores Constantino y Carlomagno.

Cuando su mujer consintió en la separación matrimonial, no por gentil concesión sino por agravarse las condiciones de salud del marido, Sebio pudo alcanzar su gran sueño: abdicar después de treinta años y retirarse a un monasterio. Recibió el hábito benedictino del obispo de Londres Waldhere, que recientemente había sucedido a san Erconwaldo, y distribuyó todos sus bienes entre los pobres.
Cuando tuvo el prensentimiento que se estaba acercando la hora de su muerte, deseó ser velado por el obispo y sus servidores, para así evitar que por temor o cansancio pudiese pronunciar o hacer cualquier cosa inoportuna.

En el último periodo de su vida se verificó un episodio en parte semejante a cuanto le sucedió al patriarca Abraham. Según contó Sebio en un sueño “se le aparecieron tres hombres con vestidos resplandecientes. Uno se había sentado a su lado, mientras sus compañeros habían permanecido de pie y habían pedido información sobre el enfermo. El primer hombre dijo que su alma dejaría su cuerpo sin dolor en un explendor de luz, y que moriría tres días después. Todo sucedió tal cual se había anunciado en la visión”.
Fue sepultado en el muro septentrional de la antigua catedral de San Pablo. Una leyenda atribuida siempre a san Beda, el sarcófago predispuesto para la sepultura, al ser demasiado corto, milagrosamente se adaptó a la estatura del cadaver.
INDICE


San MEDERICO DE AUTUN. M. c. 700.
Martirologio Romano: En París, en Neustria, san Mederico, presbítero y abad de Autun, que vivió en un paraje retirado, cerca de la ciudad.

Natural de Autun, a los 13 años ingresó en la abadía benedictina de San Martín. En él había cincuenta y cuatro monjes, cuya fervorosa vida regular era la edificación de toda la región. En tan buena compañía, Mederico progresó en la virtud y la escrupulosa observancia de la regla. Elegido abad muy contra su voluntad, precedió con el ejemplo a sus súbditos, ya que era el primero en el cumplimiento del deber. La fama de su santidad atrajo sobre él las miradas de los hombres. Pronto empezaron a acudir gentes de todas partes a consultarle. Como ello le acarrease demasiadas distracciones y tentaciones de vanidad, el santo renunció a su cargo y se retiró durante algún tiempo al bosque y vivió como ermitaño en una celda cercana a Paris, en el lugar donde hoy existe la iglesia de Saint-Merry.

Pero el pueblo no tardó en descubrir su retiro y una enfermedad le obligó a retornar al monasterio. Ahí pasó algún tiempo, edificando y ayudando a sus hermanos a progresar en la virtud. Murió en París, durante una peregrinación que realizaba en compañía de su discípulo san Frodulfo a las tumbas de san Dionisio de París y san Germán de Auxerre. Se estableció en una pequeña celda contigua a la capilla de San Pedro, en el norte de la ciudad. Al cabo de dos años y nueve meses de una penosa enfermedad, que soportó con admirable paciencia, murió apaciblemente.
INDICE


Beatos JUAN DE PERUGIA y PEDRO DE SASSOFERRATO. M. 1228.
Martirologio Romano: En Valencia en España, beatos mártires Juan de Perugia, sacerdote, y Pedro de Sassoferrato, religioso, ambos de la Orden de los Menores, que por predicar la fe entre los moros de Valencia fueron decapitados, por orden del rey, en la plaza pública, recibiendo la palma del martirio.

Juan nació en Perugia, y era sacerdote y Pedro, nació en Sassoferrato, y era un hombre maduro. Los dos fueron a Asís, atraídos por la fama de santidad y forma de vida de Francisco, y se hicieron franciscanos. En el 1216, después de un capítulo general, san Francisco envió a un grupo de frailes a predicar en tierras cristianas. A España envió a su primer compañero, Bernardo de Quintavalle, acompañado de un grupo de hermanos entre los que se encontraban Juan y Pedro. En España, a nuestros dos santos les correspondió la predicación del reino de Aragón: trabajaron en una zona entre Teruel y Valencia.

Sus primeros trabajos en Teruel fue el cuidado de los enfermos y leprosos en el hospital, servicio a los pobres e intensa vida de oración. Con las licencias debidas para fundar un convento en la ermita de San Bartolomé, edificaron dos cabañas y cavaron un pozo para abastecerse de agua y regaban la pequeña huerta que cultivaban. Una vez que se familiarizaron con la lengua empezaron a predicar en las plazas de los pueblos de la comarca. Cuidaron de forma especial la catequesis con los niños.

Para los primeros días del mes de mayo de 1220, fray Juan Parente, ministro especial de la Orden para España, convocó un capítulo provincial en Zaragoza, y allí acudieron Juan y Pedro, que se encontraban en Teruel. Al final del capítulo obtuvieron el permiso para predicar a los musulmanes de Valencia. A pesar de que los musulmanes habían asaltado el barrio cristiano de Valencia, Juan y Pedro se presentaron en la ciudad en 1228. Predicaron el evangelio sin esconderse, hasta que el rey Zeyt Abuzeit, les mandó detener. Fueron capturados en una mezquita de Valencia y, atados a unos cipreses fueron sometidos a toda clase de tormentos y porque rechazaron apostatar, fueron decapitados en la céntrica plaza de “la Higuera”. Los cristianos recogieron sus cuerpos y los sepultaron en la iglesia de San Vicente de la Roqueta, y luegon trasladados a Teruel. Estan enterrados en la actual iglesia de San Francisco. Son copatronos de la diócesis de Teruel. Fueron beatificados en 1783 por el papa Clemente XI.
INDICE


Beata BRONISLAVA. (c. 1200 - 1259).
Martirologio Romano: Cerca de Cracovia, en Polonia, beata Bronislava, virgen de la Orden de los Premostratenses, que quiso llevar una vida humilde y escondida, y destruido su monasterio por los tártaros, permaneció en una choza viviendo a solas con Dios.

Nació en Kamien, Silesia (Polonia), en el seno de la noble familia de Odrowaz. Hija de la princesa polaca Ana Saxa Gryff. Prima de san Jacinto de Cracovia. A los 16 años, siguiendo la voz de Dios y los consejos de san Jacinto, ingresó en el monasterio premostratense de Zwierzyniec en Cracovia, donde en poco tiempo, fue modelo de vida religiosa. Para poder meditar con mayor fervor los misterios de la Pasión de Cristo, subía a la colina de Sikornik, no lejos del monasterio, y que hoy se llama colina de Santa Bronislawa.

Se dice que cuando murió san Jacinto, tuvo la visión en la que se veía al santo obispo conducido al Cielo por María y los ángeles. Después de vivir 40 años entre el trabajo monástico y la oración, Bronislawa murió. Sus restos fueron enterrados en la iglesia del monasterio, donde permanecieron olvidados por mucho tiempo; en 1612 se encontraron de nuevo, y colocados en el altar de Santa Ana, llamado más tarde de San Jacinto.
Por instancia de la Orden Premostratense, Gregorio XVI concedió, con decreto del 31 de agosto de 1839, que Bronislava fuese públicamente venerada en la diócesis de Cracovia. Pío IX, con decreto del 7 de diciembre de 1859. extendió la conseción a la diócesis de Wroclaw (Breslavia), y León XIII a toda la Orden de los Premostratenses.
INDICE


Beata BEATRIZ DE NAZARET. (c.1200 - 1268).
Nació en Tienen, Brabante. Hija menor de los seis hijos del beato Bartolomé de Tirlemont y Gertrudis. Su madre fue quién la enseñó a leer y a escribir. Fue educada en las Begüinas de Léau, y poco después ingresó como oblata en el monasterio benedictino de Florival, del que su padre era procurador; este monasterio en 1218 pasó a la reforma del Cister. En 1216, profesó como religiosa cisterciense. Sus primeros años se entregó a las penitencias de forma incontrolada, de las que más tarde se lamentaría. Al año de profesar fue enviada al convento de La Ramée con objeto de que se perfeccionase en la caligrafía e iluminación de pergaminos; allí se encontró con santa Ida de Lovaina, la cual le serviría de maestra y madre espiritual.

Su padre, que se hizo oblato cisterciense, fundó tres monasterios de religiosas cistercienses, entre ellos el de Nazaret en la que nuestra beata transcurriría la mayor parte de su vida en calidad de priora desde 1236 hasta su muerte; aquí es donde tuvo sus grandes experiencias místicas, que quedaron reflejadas en sus libros, del que sólo se ha conservado “De divina caritate et septem eiud gradibus”. Casi siempre estaba enferma, porque las experiencias místicas que recibió le afectaron en su organismo. Era de carácter dulce, tímida, con propensión a angustiarse si creía que no había hecho todo lo necesario que se proponía, pero superó esta flaqueza de ánimo.
INDICE


Beato EDMUNDO IGNACIO RICE. (1762-1844).
Martirologio Romano: En Watherford, en Irlanda, beato Edmundo Ignacio Rice, que con todo entusiasmo y perseverancia se entregó a la formación de los niños y de los jóvenes, en difíciles condiciones. Para el auge de esta obra fundó la Congregación de los Hermanos Cristianos y la de los Hermanos de la Presentación.

Nació en Watercourt, Callan, Irlanda, en el seno de una familia de agricultores. A causa de las "Penal Laws", leyes restrictivas contra los católicos de Irlanda, sus sacerdotes perseguidos que no podían tener escuelas, Edmundo fue educado en las escuelas clandestinas organizadas por los irlandeses en los campos, muy ligadas a la fe católica y sus profesores se trasladaban siempre de un lugar a otro. Edmundo también estudió en una escuela clásica de Kilkenny City; ya que a los católicos les estaba prohibido el acceso a la carrera militar, a los puestos estatales y jurídicos, a este joven de 17 años se fue a trabajar como aprendiz junto a un tío paterno que era exportador de mercancías en Waterford.
Con los años llegó a ser un mercader de éxito; en el 1787, con 25 años, se casó, pero dos años después se quedó viudo con una niña deficiente llamada Mary. Intensificó la unión con Dios en la meditación de las Escrituras, frecuentó los sacramentos y la misa, dedicándose a las obras de caridad y ayudando a los pobres con sus propios bienes.
En aquel período de gran fermento para la sociedad irlandesa, con el aumento de la población, en el doble, en sesenta años, la independencia de Estados Unidos en el 1776, los católicos de Irlanda pidieron la paridad de derechos con los protestantes, pero era necesario hacer algo por la educación, por esto Edmundo se propuso trabajar en este campo esencial para sociedad del futuro. Había conocido a la Sierva de Dios "Nano" Nagle, que en el 1778 había fundado las Hermanas de la Presentación para la instrucción y el cuidado de las niñas, y la había ayudado a abrir una casa en Waterford.

Con este ejemplo, en 1793 comenzó su obra para la educación. Obtuvo los fondos necesarios, le pidió al papa Pío VI para abrir un nuevo Instituto y con el apoyo del obispo de Hussey, fundó en un establo abandonado, una escuela provisional, después de vender su hacienda y colocar adecuadamente a su familia. Después de las iniciales dificualtades, nació en 1806, la Congregación de los Hermanos de la Presentación, con la misión de la educación cristiana y de llevar a los pobres al conocimiento de su dignidad y filiación divina. El nuevo Instituto fue el primero que surgió en Irlanda, Edmundo tomó el nombre de Ignacio, fundó un monasterio llamado Mont Sion en Waterford, que será la Casa madre. El número de religiosos creció y se extendió por Irlanda y seguían la Regla de las Hermanas de la Presentación, pero sujetos a la jurisdicción de los obispos. En 1817 conoció a los hermanos de las Escuelas Cristianas, fundadas por san Juan Bautista de La Salle y pidió a la Santa Sede la aprobación de una Regla semejante para su Instituto. Fue aprobado por Pío VII en 1820. En 1822, la mayor parte de los Hermanos de la Presentación aceptaron la nueva Regla y cambiaron su nombre por el de Hermanos Cristianos y eligieron a Edmundo como su Superior General.

No todos se adhirieron, comandados por el hermano Miguel Agustín Riordan, permanecieron con la denominación inicial y bajo jurisdicción diocesana hasta que en 1889, tuvieron la aprobación pontificia. Las dos Instituciones se expandieron por Inglaterra, Gibraltar y Australia. En 1838, Edmundo dimitió como Superior General a causa de la edad y murió con fama de santidad en Mont Sion (Waterford). Las dos Congregaciones, hoy están presentes en los cinco Continentes, en las regiones de misión de la Iglesia y entre los marginados de las grandes ciudades.
INDICE


Santa JUANA JUGAN (María de la Cruz). (1792-1879).
Martirologio Romano: En Renes, en Francia, beata María de la Cruz (Juana) Jugan, virgen, que fundó la Congregación de las Hermanitas de los Pobres, para pedir limosna por Dios para los pobres, y expulsada injustamente de la dirección del Instituto, pasó el resto de su vida en la oración y en la humildad.

Nació en Petit Croix, Cancale (Bretaña francesa). La casa de Juana era muy pobre, el padre era pescador de bacalao, y lo perdió muy pronto. A los 16 años se colocó de ayudante de cocinera en una familia de los alrededores. Ingresó como miembro de la Orden Tercera del Admirable Corazón de María de san Juan Eudes, donde fue adquiriendo experiencia religiosa. A los 25 años, fue a Saint-Servan, y durante seis años sirvió a 300 niños pobres; aquí cambió su verdadero apellido Joucan, por Jugan. Trabajó como enfermera en el hospital del Rosais. En 1823 pasó al servicio de la señorita Lecoq, con quien vivió doce años como amiga y colaboradora, dedicándose a visitar a los pobres y educar a los niños. Muerta su amiga, Juana alquiló una casa en Saint-Servan con su amiga Francisca Aubert. Aquí en el invierno de 1839, la anciana Anne Chauvin, ciega y paralítica, pidió y obtuvo asistencia. Desde aquel momento Juana tuvo clara la misión que Dios le confiaba; dedicarse a los ancianos pobres.

A la edad de 32 años, se juntó con algunas mujeres en comunidad y empezó a recibir en su casa algunos ancianos abandonados. Desde entonces tuvo que salir a pedir para los pobres que estaban recogidos en su casa. La obra fue aumentando; su oficio era ser buscadora de pan. Juana empezó a tener fama por su heroica entrega a los más pobres. En la Academia Francesa se habló de ella; en 1845 le concedieron el premio Montyon, destinado a un francés pobre, autor de la acción más virtuosa. Los periodistas la sacaban en sus reportajes. Empezaron las nuevas fundaciones en Rennes y Tours. Los parlamentarios hablaban en las Cortes de ella: "Juana Jugan es un personaje que sabe de socialismo más que todos ustedes juntos". Luego fundó en París, Besançon, Nantes y Angers. En Nantes se las empezó a llamar "las Hermanitas de los Pobres", que Juana elaboró una regla basada en la de los Hermanos de San Juan de Dios. A los tres consejos evangélicos añadieron el voto de hospitalidad. más tarde se abrió la primera casa en Inglaterra, en las afueras de Londres.

Sus compañeras la eligieron como superiora. Pero pronto Juana será destituida de una manera arbitraria. A la injusticia Juana respondió con el silencio, la bondad, el abandono. En el transcurso de los años la sombra que envolvió a Juana fue ordenado cada vez más densa, se dedicó al oficio de simple limosnera. Se dio una falsa interpretación de los comienzos de su obra. Cuando murió en Tour Saint Joseph, había 2.400 hermanitas que repartían pan y amor entre los ancianos más pobres y abandonados, pero pocas sabían que ella era la fundadora, pero su influencia junto a las jóvenes con quiénes había compartido la vida durante 27 años fue decisiva. Este contacto prolongado hará que el carisma inicial, y el espíritu de los orígenes fuera transmitido. A partir de 1900 comenzó a descubrirse la verdad: Juana Jugan -sor María de la Cruz- muerta en el olvido fue la primera Hermanita, era la fundadora. Fue beatificada `pr SS Juan Pablo II el 3 de octubre de 1982 y canonizada por SS Benedicto XVI el 11 de octubre de 2009.
INDICE


Beato CONSTANTINO FERNÁNDEZ ÁLVAREZ. (1907-1936).
Martirologio Romano: En Valencia, en España, beato Constantino Fernández Álvarez, presbítero de la Orden de Predicadores y mártir, que, en el tiempo de la persecución, llevó a cabo su prueba por la fe.

Nació en La Vecilla de Curueño (León). En 1917 ingresó en la Escuela Apostólica de Solsona (Lérida). En 1924 fue trasladado al Convento de Predicadores de Valencia para continuar la carrera eclesiástica en el Estudio General de la Provincia con clara inteligencia e inclinación al estudio. Fue ordenado presbítero en 1929, y acabada la carrera eclesiástica es destinado al Pontificio Ateneo "Angelicum" de Roma donde obtuvo el Doctorado en Teología y allí ejerció la docencia. Regresó a Valencia dedicado a la enseñanza de la teología Moral y al apostolado de la pluma.

Unos días antes de estallar la revolución estaba en su pueblo natal y se empeñó en regresar a Valencia donde llegó el día 16 de julio. El 19 por la tarde abandonó el Convento y se refugió en un piso de una familia amiga. Pero fue detenido y llevado a la cárcel Modelo. Allí, el 29 de agosto hacia las once de la noche lo mataron.
Sus restos fueron depositados en la cripta lateral del altar de Santo Domingo en la Basílica San Vicente Ferrer de Valencia. Fue beatificado el 11 de marzo de 2001 por el papa Juan Pablo II.
INDICE


Beato FRANCISCO MONZÓN ROMEO. (1912-1936).
Martirologio Romano: En la localidad de Híjar, cerca de Teruel, en España, beato Francisco Monzón Romeo, presbítero de la Orden de Predicadores y mártir, que, durante la misma persecución, confirmó con la propia sangre su fidelidad para con el Señor.

Nació en Hijar, Teruel. Llegado a la adolescencia, 1925, ingresa en la Escuela Apostólica de Calanda. Toma el hábito en Valencia en 1928. Estudia teología en Valencia y en Salamanca donde es ordenado sacerdote en 1936.
Estando de vacaciones en compañía de sus padres y hermanos le sorprende la persecución antirreligiosa. Vaga por los campos de su pueblo y un hermano suyo de 13 años, Miguel le lleva leche caliente todos los días. Un grupo de milicianos se presenta en casa de sus padres y apuntando uno de ellos con el fusil a su madre, decía: "diga usted dónde está su hijo, o le disparo". La madre no dijo nada. Horas después vuelven a la carga ante sus padres asegurándoles que a su hijo, si se entregaba, no le pasaría nada. Su padre les acompaña a buscarlo y... le apresan.

Hacia las seis y media de la tarde del 29 de agosto le invitan a dar un paseo en coche y llegados a la altura del campo de fútbol se paran y mientras desciende le disparan varias veces en la sien. Cuando lo sacaron en el coche dijo: «Dios mío, Jesucristo derramó su sangre por mí, y ahora yo la derramaré por él».
Los familiares del Padre quieren recuperar el cadáver pero no se lo permitieron. Lo entierran en una fosa común. Actualmente sus restos están en Zaragoza. Fue beatificado el 11 de marzo de 2001 por el papa Juan Pablo II.
INDICE


Beata SANCHA SZYMKOWIAK. (1910-1942).
Martirologio Romano: En Poznan, ciudad de Polonia, beata Sancha (Joanina) Szymkowiak, virgen, de la Congregación de la Hijas de la Bienaventurada Virgen María de los Dolores, que, en medio de las dificultades de la guerra, se ocupó con gran entrega de los detenidos en las cárceles.

Nació en Mozdzanow (Ostrow Wielkopolski, Polonia), en el seno de una familia acomodada. El día de su bautismo recibió el nombre de Juanita. Recibió una esmerada educación religiosa e intelectual. Estudió lenguas y literaturas estranjera en la universidad de Poznán. En su juventud ya empezó a ayudar a los pobres, primero como miembro de la Asociación mariana y de la Asociación de San Vicente. La Eucaristía fue el centro de su devoción y celo apostolico.

En 1934 viajó a Francia, y durante una peregrinación a Lourdes, decidió hacerse religiosa, confiándose a María Inmaculada. En 1936, superando varias dificultades, ingresó en las Hijas de la Bienaventurada Virgen María de los Dolores o Religiosas Seráficas en Poznan, cambiando su nombre por el de María Sancja; se destacó por su humildad y por su unión con Dios.

Durante la ocupación alemana, quiso permanecer en el convento con otras hermanas, en vez de volver con su familia. Los soldados alemanes la hicieron trabajar como traductora con los prisioneros franceses e ingleses, a los que les animó y confortó de tal manera que la llamaron “ángel de bondad” y “santa Sanja”. Las enormes fatigas y difíciles condiciones del convento de Poznan, supusieron una dura prueba para su salud ya que enfermó de una grave forma de tuberculosis de laringe. Se abandonó en manos de la Providencia y sufrió su enfermedad con una gran serenidad. Murió el mismo día que cumplía 32 años. Fue beatificada por el papa Juan Pablo II el 18 de junio de 2002 en el curso de su viaje apostólico a Polonia.
INDICE


Beata EUFRASIA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS ELUVATHINGAL. (1877-1952).
Martirologio Romano: En Trichur, India, beata Eufrasia del Sagrado Corazón de Jesús (Rosa) Eluvathingal, virgen.

Nació en la aldea de Kattoor, en la diócesis de Irinjalakuda (India), en el seno de una familia sirio-malabar muy religiosa. Desde pequeña, por influencia de su madre, mujer muy piadosa, comenzó a ejercitarse en las virtudes. A la edad de nueve años consagró a Dios su virginidad. Contra la voluntad de su padre, a la edad de doce años ingresó en el internado de las religiosas de la Congregación de la Madre del Carmen de Koonammavu.
En 1898 tomó el hábito en la Congregación de la Madre del Carmen, el primer instituto religioso femenino surgido en la Iglesia sirio-malabar, fundado por el beato Ciriaco Elías Chávara y el padre Leopoldo Beccaro, carmelitas descalzos.

En 1900 fue traslada al convento de Santa María en Ollur, donde vivió 48 años. Fue maestra de novicias y superiora en 1913. Por su profundo espíritu de oración la gente le llamaga “madre orante”. Alcanzó una union muy profunda con el Señor, especialmente en la Eucaristía. Sus hermanas carmelitas la llamaban “sagrario móvil”. Pasaba muchas horas ante el sagrario en la capilla del convento, olvidada de sí misma y de todo lo que la rodeaba. En una carta a su director espiritual expresa la sed que sentía de adorar, amar y consolar a Cristo en la Eucaristía: "Dado que aquí la mayor riqueza, la santa misa, no se celebra a menudo, experimento un gran dolor interior y siento un gran deseo de suplir esa ausencia. Tengo una gran hambre y una gran sed de hacer algo al respecto".

Se esforzó para que todos adorasen al Santísimo Sacramento. El sufrimiento, la pasión y el dolor de Cristo provocaban un gran dolor en su corazón. Sentía una especial veneración por María y por el Rosario. Llevó una vida sencilla y austera, realizando numerosos actos de penitencia y de mortificacion. Conjugaba perfectamente en su vida la acción y la contemplación. Su amor a Dios se manifestaba en la compasión y el amor a las personas que se dirigían a ella para que las ayudara en sus dificultades económicas o problemas familiares, o para pedirle oraciones a fin de curar de una enfermedad, obtener un empleo o superar un examen. Sabían que ella intercedería ante la Madre de Dios y que sus plegarias siempre eran escuchadas. Era un modelo ejemplar de caridad. La madre Eufrasia, que había ofrecido su vida como sacrificio de amor a Dios.

Fue beatificada el 3 de diciembre de 2006 en la iglesia de San Antonio Forane, en Ollur, archidiócesis de Trichur, por el cardenal Varkey Vithayathil, arzobispo mayor de Ernakulam-Angamaly de los siro-malabares por decreto del papa Benedicto XVI.
INDICE


OTROS SANTOS DEL DÍA:

Santa Sabina de Roma. M. 119/25.
Martirologio Romano: En Roma, conmemoración de santa Sabina, cuya iglesia titular construida en el monte Aventino lleva su nombre, digno de veneración.
Matrona de Avezzano. Mártir en Roma, durante la persecución de Adriano. La decapitaron. No sabemos nada más de ella, sólo que conserva una iglesia en Roma en el Aventino.
La leyenda dice que era una rica patricia romana, viuda de Valentín, que se retiró al campo, y allí tuvo como esclava a santa Serapia, a quién maltrató, pero al descubrir que era cristiana, ella se interesó por la nueva doctrina; la salvó de que fuera violada, y presenció su martirio; poco después moriría ella.
El Martirologio actual no conmemora a Serapia, ni convalida la leyenda, sino que se limita a evocar el carácter venerable de la titular de un templo romano tan tradicional. La fecha que da el santoral no corresponde a la supuesta pasión (que de ser histórica habría ocurrido en el siglo II) sino a la erección de la titularidad de la basílica como «Santa Sabina». Desde 1969 su culto se ha limitado a los calendarios locales.

Santa Basila. s. III - IV.
Martirologio Romano: En Sirmio, de Panonia, santa Basila.
Según el antiguo Martirologio Romano, era una santa mujer que murió mártir en Esmirna; otros martirologios la hacen mártir en Sirmio de Panonia (hoy Mitrovic).

San Adelfo de Metz. s. V.
Martirologio Romano: En Metz en la Galia bélgica, hoy en Francia, san Adelfo, obispo.
Santo de Lorena y alsaciano, cuya leyenda fue escrita en 1506 por el humanista alsaciano Wimpheling. Instruido por san Arnulfo (no pudieron ser contemporáneos), se convirtió en obispo de Metz (Francia) durante el gobierno de Ludovico Pío. Muy venerado como representante del primer impulso evangelizador. El Martirologio Romano decía: "En Metz, en Francia, conmemoración de san Adelfo, obispo y confesor" no se sabe nada más de él. Es patrón de Metz y de Neuviller les Saverne donde están sus reliquias.

San Maximiano de Vercelli. M. 478.
IXº Obispo de Vercelli. Su nombre jamás ha estado inserto en el Martirologio Romano, pero como en la última edición de éste último indica como legítimo el culto de los santos y beatos que son reconocidos en los calendarios y catálogos diocesanos, como es este caso.

San Víctor de Nantes. s. VII.
Martirologio Romano: En la región de Nantes, en la Bretaña Menor, san Víctor, solitario, que vivió recluido en un pequeño oratorio, construido por él mismo junto a Bonchamp.
En la región de Nantes, en la Bretaña Menor, san Víctor, solitario, que vivió recluido en un pequeño oratorio, construido por él mismo junto a Bonchamp.

San Alberico de Ocri. M. c. 1050.
Según la tradición, nació en Rávena y pertenecía a una noble y rica familia de esta ciudad. Cuando era joven se hizo ermitaño para vivir en rigurosa penitencia, oración y contemplación en el valle de Sant’Anastasio junto a San Marino; se cuenta que en este lugar, hizo surgir una fuente de agua salutífera, y que hoy todavía existe. Después habitó, durante algun tiempo, en eremitorio de Ocri en la diócesis de Sarcina (Forlí), erigido por san Pedro Damián; de aquí pasó, siempre viviendo como ermitaño, en una localidad llamada Balze, situada en una profunda garganta a 1147 m. en el monte Fumaiolo, que dependía del monasterio camaldulense de San Juan Bautista, en la diócesis de Sarcina.
Aquí vivió en perfecta soledad durante muchos años hasta su muerte. Se dice que era camaldulense del monasterio de Camaldoli, cerca de Bagno de Romaña, donde nuestro santo se retiró, haciendo vida eremítica, dedicándose a la oración y a la penitencia.

Felipa Guidoni. Beata. M. 1335.
Pertenecía a la familia de los Guidoni de Arezzo. Fue monja conversa, distinguiéndose por una vida santa, llena de humildad, pureza y gran voluntad de mortificación. Pertenecía a una Congregación religiosa conocida como las "Santuchas" por el nombre de la fundadora beata Santucia Terebotti, que había sido guiada e inspirada por beata Esperanza, ambos ciudadanos de Gubbio, entre otros, en el siglo XIII fueron fundados algunos monasterio en Arezzo y su entorno puestos bajo la regla de san Benito.
Las "Santuchas" tomaron el nombre de "Siervas de María" y uno de estos conventos en Arezzo se llamó Santa María de Valverde, del que Felipa fue su primera abadesa hasta su muerte. Su cuerpo reposa hoy en el convento de Arezzo. No existe una confirmación oficial de su culto, pero éste es antiquísimo, desde el siglo XIV.

Ricardo Herst. Beato. M. 1628.
Martirologio Romano: En Lancaster, en Inglaterra, beato Ricardo Herst, mártir, padre de familia y labrador, que, acusado falsamente de un crimen de homicidio, por su fe en Cristo fue condenado a morir en la horca en tiempo del rey Jacobo I.
Nació en Preston (Lancashire), donde trabajó como agricultor. Su no asistencia a los servicios anglicanos levantó sospechas. El obispo de Chester mandó a tres criados para que arrestasen, pero los obreros de Ricardo consiguieron avisarlo y pusieron en fuga a los criados, pero uno de ellos, al correr se partió una pierna, que se le gangrenó muriendo al cabo de un mes. Entonces se presentó contra Ricardo una demanda de asesinato pero la realidad fue porque era un católico tenaz, como se demostró en el juicio. Se le ofreció la vida si asistía a un servicio religioso anglicano, a lo que se negó a pesar de que fue llevado a la fuerza.
Casado y con hijos le preocupaba mucho la suerte de su familia, pero estaba sereno y confiado, pidiendo oraciones para perseverar en la fe hasta el final. Llegado al cadalso llevó un crucifijo, hizo en voz alta sus oraciones; ayudó al verdugo a ponerle la soga; viendo que el verdugo vacilaba en echarle la cuerda al cuello, le dijo: »Tomás, me parece que voy a tener que ayudarte». El beato tenía, al morir, seis hijos, y su mujer esperaba el séptimo. Fue ahorcado y descuartizado en Lancaster. Fue beatificado por Pío XI en 1929.

Luis Vulfilocio Huppy. Beato. (1747-1794).
Martirologio Romano: En el litoral frente a Rochefort, en Francia, beato Luis Vulfilocio Huppy, presbítero y mártir, que, retenido de una manera inhumana, por ser sacerdote, en una vieja nave durante la Revolución Francesa, murió víctima de enfermedad.
Nació en Rué, La Somme. Recibió las órdenes sagradas hasta el diaconado en la diócesis de Amiens y luego por razones desconocidas pasó a la de Limoges, donde se ordenó sacerdote y se quedó como sacerdote autorizado a vivir en Limoges. Como se negó a prestar el juramento constitucional fue arrestado el año 1793 y llevado a la prisión de La Regle. Él alegó que al no ocupar ningún cargo ni beneficio no tenía por qué prestar dicho juramento y pidió que se tuviera por ilegal su arresto. Pero se le conminó entonces a prestar el juramento de “Libertad-Igualdad”, a lo que se negó. Y por ello fue enviado a Rochefort (29 de marzo de 1794), embarcado en “Les Deux Associés” y contagiado de la enfermedad que circulaba entre los detenidos, a la que no pudo presentar defensa su organismo pese a ser un joven de 28 años. Se dice de él que era un sacerdote piadoso, dulce y amable y que murió como un santo el 29 de agosto de 1794, siendo enterrado en la isla Madame. Fue beatificado el 1 de octubre de 1995 por el papa Juan Pablo II.

Domingo Jedrzejewski. Beato. (1886-1942).
Martirologio Romano: En el campo de concentración de Dachau, cerca de Munich, en Baviera, de Alemania, beato Domingo Jedrzejewski, presbítero y mártir, que en el furor de la guerra, expulsado de Polonia y detenido en una prisión extranjera, por Cristo murió torturado.
Nació en Kowal. Su primera vocación fue la de maestro, pero a los tres años de estudiar magisterio optó por el sacerdocio e ingresó en el seminario de la diócesis de Wloclawek, donde fue ordenado en 1911. Fue vicario de las parroquias de Zadzim, Poezesna y Kalisz, y luego fue director del instituto de Turek. Tenía gran empeño en trabajos de tipo social y educacional. En 1925 tuvo que dejar la enseñanza por su mala salud y pasó a la parroquia rural de Kokanin, cuando mejoró su salud se le nombró párroco de Goslawice.
En 1940 la Gestapo lo arrestó y lo condujo al campo de concentración de Sachsenhausen y después al de Dachau, Alemania. Dos años después murió extenuado por los trabajos forzados. Jamás se quejó ni maldijo a nadie. Sufrió con humildad y paciencia. Fue beatificado el 13 de junio de 1999 por el papa Juan Pablo II.

Teresa Bracco. Beata. (1924-1944).
Martirologio Romano: En la aldea de Santa Giulia, en el Piamonte, de Italia, beata Teresa Bracco, virgen y mártir, que en tiempo de guerra, estando trabajando en el campo, murió a causa de las heridas que le causaron los golpes de unos soldados, al defender valientemente su castidad.
Nació en Santa Giulia de Dego, Savona, Italia, en el seno de una familia campesina y sencilla. Teresa pudo completar solamente el cuarto grado de primaria. Ayudaba en su casa y trabajaba como pastora.
Llevaba siempre consigo la corona del rosario y, mientras pastoreaba, no dejaba de rezar. Ginin -como la llamaban- sacrificaba con gusto preciosas horas de sueño con tal de poder hacer la comunión. La iglesia, en efecto, no estaba muy cerca de la casa, la misa se celebraba muy temprano y ella no quería pederla por nada al mundo. La Eucaristía, la devoción a la Virgen y la espiritualidad del deber: aquí está el secreto de su santidad. Hizo suyo el lema de santo Domingo Savio, “antes morir que pecar”.
Era modesta, alegre y sencilla. Cuando los alemanes invadieron su aldea fue estrangulada y después rematada por dos tiros por un soldado nazi que quiso violarla en un bosque cerca de Santa Giulia. “Te aseguro que antes prefiero morir que pecar”, había dicho a una amiga un día antes de su muerte. Fue beatificada en Turín por san Juan Pablo II el 24 de mayo de 1998.

INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores