GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 9 de Noviembre

Dedicación de la Basílica del Salvador
Nuestra Señora de la AlmudenaFiesta
Gracia (Graciano) de Cáttaro, Beato Agustino
Agripino de Nápoles, Santo Obispo
Juana de Signa, Beata Virgen reclusa
La Dedicación de la Basílica de San Salvador de Letrán, 324
Virgen de la Almudena, Patrona de Madrid
Nuestra Señora de la Almudena-Teodoro, Eustolia, Sopatra, confesores; Orestes, Alejandro, mártires; Agripino, Benigno, Timoteo, Ursino, obispos; Erefrido, eremita.


DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DEL SANTÍSIMO SALVADOR 
(San Juan de Letrán)
Jesús dijo a los que vendían palomas [en el templo]:
Quitad eso de aquí, y no queráis hacer
de la casa de mi Padre una casa de tráfico..
(Mateo 6,4)


Constantino el Grande, después de su victoria sobre Majencio, se declaró protector de los cristianos e hizo edificar un gran número de iglesias. La más célebre es la Basílica del Santísimo Salvador, edificada sobre el emplazamiento del antiguo palacio de Letrán. Hizo levantar, en ella, para que sirviese de baptisterio, una capilla dedicada a San Juan Bautista.

La gran devoción que se tenía a esta capilla hizo perder a la iglesia, insensiblemente, su primer nombre, y no se la conoció después sino con el nombre de San Juan de Letrán. Allí fue donde residieron los Papas hasta Gregorio IX, muerto en 1241, y esta iglesia ha conservado siempre la preeminencia sobre todos los santuarios de la cristiandad. La fiesta de hoy ha sido establecida en memoria de su consagración.

MEDITACIÓN SOBRE LA MANERA DE HONRAR A DIOS EN LAS IGLESIAS

I. Visita las iglesias lo más frecuentemente que puedas; la iglesia es la casa de Dios; allí es donde sobre todo quiere ser honrado; allí donde gusta derramar sus gracias sobre los que lo invocan. Concurre a ellas a pedir los consejos y los consuelos de que tengas necesidad; que los templos sean tu asilo en tus tentaciones. Si entras en ellos con fe y humildad, no saldrás sino fortificado y consolado. Pero, ¡oh desgracia! Se corre a las diversiones y las iglesias están desiertas. Preferimos los lugares de diversión a los templos donde Dios reside: descuidamos los altares y honramos los teatros (Salviano).

II. No hagas de la casa de Dios una casa de tráfico. Los hombres trafican en las iglesias cuando, en lugar de orar a Dios, piensan en los negocios del mundo. El demonio trafica en ellas, y ventajosamente para él, cuando persuade a los cristianos a que profanen el lugar santo con sus malos pensamientos y sus continuas distracciones. Estás en la iglesia para rezar a Dios: hazlo con humildad y devoción.

III. Todo género de comercio no está prohibido en los templos. Trafica allí con Dios; dale los bienes de la tierra y Él te dará los del cielo; dale tu corazón, pidiéndole que lo llene de su santo amor. Lanza tus suspiros al cielo, y el Espíritu Santo te enviará santas inspiraciones; derrama lágrimas y Dios derramará sus gracias sobre ti; pídele perdón por tus faltas y te las perdonará. Cuando te veo suspirar ante Dios, no dudo que el Espíritu Santo te envía sus inspiraciones; cuando te veo llorar, sé que Dios te perdona (San Cipriano).

La modestia en la iglesia.
Orad por los sacerdotes.

ORACIÓN

Oh Dios, que todos los años renováis para nosotros el día en que este santo templo fue consagrado y nos dais salud para asistir a vuestros santos misterios, escuchad las plegarias de vuestro pueblo, y a todos los que vienen a este templo a implorar vuestros favores, concededles el gozo de ver cumplidos sus votos. Por J. C. N. S.


DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE LETRÁN.

Martirologio Romano: Fiesta de la dedicación de la basílica lateranense, construida por el emperador Constantino en honor de Cristo Salvador como sede de los obispos de Roma, cuya anual celebración en toda la Iglesia latina es signo del amor y de la unidad con el Romano Pontífice

Esta basílica fue erigida (c.324) por el emperador Constantino en el antiguo palacio de los Laterani (en la falda del Celio), en el lugar donde antes había un cuartel de los "equites singulares" (los cuadros del ejército de Majencio). Es la primera en dignidad de las iglesias de Occidente, porque se trata de la catedral de Roma ("Urbe et Orbi"). La fecha del 9 de noviembre fue elegida por los canónigos (por motivos desconocidos) para celebrar el aniversario de la basílica.
Ésta, además del nombre de los santos Juan Bautista y Juan Evangelista, derivado del baptisterio que se encuentra en las proximidades y que fue construido por Constantino, en una antigua sala de baños romana, llevaba también, desde el siglo VII, el nombre del Santísimo Salvador. En efecto, en muchas iglesias dedicadas al Salvador se había elegido esta fecha en recuerdo de un milagro sucedido en Beirut, antes del II concilio de Nicea del año 787, milagro en el que habría brotado sangre de una imagen del Salvador golpeada por un judío. 
La actualización de esta fiesta es clara: nosotros como miembros vivos de la Iglesia local, hemos de sentirnos corresponsables, para que ella sea, a su vez, como la Iglesia madre, engendradora de otras Iglesias y comunidades, saliendo de sus muros y de sus confines geográficos para abrirse al mundo entero. 
Esta festividad también está relacionada a las celebraciones del mes de Noviembre, mes dedicado al Cuerpo Místico. Así, el día 1 celebramos la fiesta de todos los Santos (Iglesia Triunfante); el día 2, la conmemoración de los fieles difuntos (Iglesia Purgante), y hoy, día 9, la Dedicación de la Basílica de Letrán (Iglesia Militante). FESTIVIDAD.

Beata ISABEL DE LA TRINIDAD. (1880-1906).

Martirologio Romano: En Dijon, en Francia, beata Isabel de la Santísima Trinidad Catez, virgen, de la Orden de las Carmelitas Descalzas, que desde niña anheló buscar en lo profundo de su corazón el conocimiento y la contemplación de la Trinidad, y afligida por muchos sufrimientos, todavía joven, continuó caminando, como siempre había soñado, «hacia el amor, hacia la luz y hacia la vida».

Su padre era un oficial francés. Por tanto, Isabel Josefina Catez nació en un campamento militar de Camp d’Avor (Farges-en-Septain, Bourges). Al poco tiempo trasladaron al padre a Dijón, y allí se desarrolló la vida de nuestra beata. El mismo día, visitando a las carmelitas de la ciudad, se le reveló el significado de su nombre: Isabel, “casa de Dios”. Durante toda su vida, la palabra con la que trató de comprender su experiencia será esta: “Estoy habitada por Dios”. Fue una pianista de calidad, premio del conservatorio de música. Tenía una sensibilidad exquisita. Su carácter era “terrible” según ella misma confesó, y fue su campo de batalla durante toda su vida para conseguir dominarlo.
 Se consagró al Señor a los 14 años como víctima por la salvación de Francia, pero su madre hizo de todo para convencerla de no hacerse carmelita; ella esperó pacientemente dedicándose a la oración y a la caridad. Era un caso de enamoramiento precoz de Cristo; realmente se enamoró de Él. Y ésta fue su vida. "Iba a cumplir catorce años cuando un día, mientras la acción de gracias, sentime irresistiblemente impelida a escogerle por único Esposo, y sin dilación me uní a El por el voto de virginidad". Mientras tanto gozó de la vida, sobre todo de la naturaleza, donde toda ella le hablaba de Dios. 
 Ingresó en el Carmelo en 1901, con 21 años, con el nombre de Isabel de la Trinidad, dando testimonio de gozo a pesar de los terribles sufrimientos que tenía, de orden espiritual, ya que sufrió la noche oscura del alma, la aridez, el abandono, en una comunidad que vivía con ciertos tintes de jansenismo y dejaba a un lado la sencillez evangélica, pero ella lo superó todo con el amor de Dios y gracias a la lectura de “Historia de un alma” de santa Teresa de Lisieux. Se encargó del cuidado de las monjas enfermas, el ropero y el arreglo de la sacristía, y todo lo hizo con gran alegría. En estos cinco años de convento escribió tales maravillas que, al poco tiempo, sus escritos hicieron furor entre los jóvenes y los seminaristas. 
"El Carmelo es un ángulo del paraíso. Se vive en silencio, en soledad, sólo para Dios... La vida de una carmelita es una perpetua comunión con Dios... Si El no llenara nuestras celdas y nuestros claustros ¡qué vacíos estarían! Mas le vemos a El en todas las cosas, porque le llevamos dentro de nosotras mismas, y nuestra vida es un cielo anticipado... ¡Si supieses qué feliz me hallo!... Para la carmelita no hay más que una ocupación: amar y orar... Vivir con El, en esto consiste la vida del Carmelo: Me abraso de celo por el Señor de Dios de los Ejércitos... Vive el Señor Dios de Israel, en cuya presencia me encuentro... La Regla del Carmelo... ya verá algún día qué bella es...".
Su vida interior en el convento se divide en dos períodos: el de la búsqueda de vida de intimidad con las Tres Personas Divinas (1901-1905) y el que encuentra su nuevo nombre o misión: Alabanza de Gloria (1905-1906). Disfrutó de la vida al máximo (incluyendo comer pasteles) y se caracterizó por su gran felicidad. Una vez dijo que era tan feliz con el trabajo de su vida que creía haber encontrado el cielo en la Tierra. Sus escritos son un cuaderno de apuntes y muchas cartas, en los que destaca una gran sencillez. "Me das pena, Francisca mía. Tienes que construirte, como he hecho yo, una celdita dentro de tu alma; piensa que Dios está ahí, y entra de vez en cuando". Es una de las figuras más destacadas de la espiritualidad contemporánea. Sus escritos más importantes son: “Reflexions et pensées sous forme de retraite”; “Écrits spirituaels: lettres, retraites, inédits”. Murió a los 26 años, tuberculosa, con la enfermedad de Addison, entonces incurable.  

Beata JUANA DE SIGNA. (1242/66 - 1307).

Martirologio Romano: En Signa, cerca de Florencia, en la Toscana, beata Juana, virgen, que por Cristo llevó vida solitaria.

Nació en Signa en Toscana, en el seno de una familia humilde y estuvo casada con un pastor, cuyas ovejas también cuidó. Cuando enviudó, hacia los 30 años decidió hacerse reclusa voluntaria. Se dice que, antes de encerrarse entre las cuatro paredes de una celda junto al río Arno, había recibido de manos de los frailes menores de Carmignano el hábito de la Tercera Orden u Orden de Penitencia, pero parece provado que no fue terciaria de ninguna Orden. 
Durante más de 30 años, desde aquel refugio, fue un faro de misericordia para quienes acudían a ella: sanó enfermos, consoló afligidos, convirtió pecadores, iluminó indecisos, ayudó a los necesitados. Si su fama aún perdura hoy es por las gracias y milagros que siguió derramando aún después de su muerte.
Dejamos a un lado las pintorescas leyendas referidas a su juventud de pastora y a sus más de treinta años de reclusa. Lo más importante es que Juana vivió en una gran pureza de espíritu. Se mantenía con lo que le daban los paisanos, practicó la más rigurosa austeridad, fue ferviente en la oración y asidua en la contemplación. El Señor premió su fidelidad y entrega con dulces coloquios místicos, y manifestó a los demás su santidad con numerosos prodigios y curaciones, tanto físicas como espirituales.
Falleció en su celda a los 63 años, y dicen que las campanas de la Iglesia de Signa tocaron a fiesta, para celebrar la entrada de Juana en la gloria del cielo.
Su cuerpo incorrupto se conserva en una Capilla edificada en el lugar de la sepultura. Dicha capilla pertenece, desde 1907, a Pieve di Signa. 

Beato LUIS MORBIOLI. (1433-1485).

Martirologio Romano: En Bolonia, beato Luis Morbioli, que, se convirtió a Dios después de una vida inmersa en el vicio, eligió un severo tenor de vida de penitente y con su palabra y ejemplo llamó a los ciudadanos a la piedad

Nació en Bolonia. Vivió en la ciudad de Bentivoglio, Bolonia, era un jugador empedernido, un seductor impenitente, un bebedor sin medida de carácter colérico y violento. Se casó con Lucía di Giovanni Tura.
Era un burgués y un día fue a Venecia para hacer negocios más o menos limpios y allí enfermó gravemente, y fue acogido por los Canónigos regulares de San Agustín del Hospital de San Salvador. 
Cuando sanó, había cambiado de aspecto interior y exterior. Regresó a Bolonia hacia 1470, se separó de su mujer, se vistió con un tosco hábito gris, muy parecido al de los carmelitas (de ahí que nació la errónea afirmación de que era carmelita terciario), y luego cambió por otro blanco con una cruz en el pecho, del que no se despojaba nunca. Predicaba la penitencia y mortificación por las calles de Bolonia y acompañaba al patíbulo a los condenados a muerte. Cabalgando sobre un borriquillo visitó también otras ciudades de la Emilia: Módena, Ferrara. Recorría los caminos llevando una cruz en la mano y exhortando al arrepentimiento y pidiendo limosna, viviendo en las peores condiciones y haciendo las más fuertes penitencias hasta su muerte; enseñó a los jóvenes la doctrina cristiana. Cuando cayó gravemente enfermo rehusó todos los auxilios médicos. Murió en Bolonia.

Beato JORGE NAPPER. (1550-1610).


Beata CARMEN DEL NIÑO JESÚS. (1834-1899).

Nació en Antequera (Málaga, España), en el seno de una familia de elevada posición social. Fue una niña y joven encantadora, que se distinguió por hacer felices cuantos la rodeaban; supo poner paz y hacer el bien ante las necesidades ajenas. Llegó a la juventud con una personalidad tan definida, que suscitaba la admiración de todos los que la conocían. Así entró por los caminos difíciles que la Providencia le fue marcando. Con profundo deseo de seguir la voluntad de Dios en su vida, la buscó en la oración, la reflexión y la dirección espiritual.
A los 22 años, después de una dura reflexión, se casó con Joaquín Muñoz del Caño. El matrimonio fue difícil, por las rarezas, celos e interperancias de su marido. Carmen jamás dijo nada en contra de su esposo y todos alabaron su virtud. Se inscribió en las Conferencias de San Vicente de Paúl y en la Tercera Orden Franciscana: prestando su apoyo a los necesitados. 20 años duró su matrimonio, hasta que el marido murió convertido gracias a sus oraciones. No tuvo hijos.
Con la ayuda de su director espiritual el capuchino fray Bernabé de Astorga, en 1884 fundó el instituto religioso de las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones. La Congregación, dentro de la familia franciscana, tiene unas notas peculiares y una espiriualidad propia, basada en el misterio del amor del Corazón de Cristo y en la fidelidad al Corazón de María; dedicadas a la educación de niñas y al cuidado de los enfermos.
La madre Carmen tuvo que sufrir dificultades, humillaciones e incomprensiones, tanto más dolorosos cuanto de procedencia más cercana. “La vida del Calvario es la más segura y provechosa para el alma” decía. Murió en el convento de Nuestra Señora de la Victoria, en Antequera.

Beato FRANCISCO JOSÉ MARTÍN LÓPEZ DE ARROYAVE. (1910-1936).

Nació en Vitoria, Álava. Comprendiendo que Dios le llamaba al estado eclesiástico, ingresó en el Seminario de Vitoria donde cursó la Filosofía. Con veinte años, pidió ser admitido en la Congregación Salesiana, tras haber estudiado y experimentado en Baracaldo, Santander y Pamplona, la que sería su futura vida. Hizo el noviciado en Mohernando (Guadalajara), donde profesó como salesiano coadjutor en 1933. El primer año de profeso estuvo en el colegio de Madrid-Paseo de Extremadura, y los dos siguientes en el de Atocha, donde estaba en julio de 1936. 
En estos pocos años, este salesiano coadjutor destacaría por su celo apostólico en las dos casas a las que estuvo destinado, sobre todo en la de Atocha. 
Don Francisco José fue detenido el mismo día 19 de julio en la esquina de la calle José Antonio Armona, junto al colegio. Le condujeron primero a la Dirección General de Seguridad y, a los tres días, le recluyeron con otros salesianos y antiguos alumnos en la cárcel Modelo. Allí permaneció hasta la madrugada del 7 al 8 de noviembre que fue sacado para ser “trasladado” a la cárcel de Alcalá. Nunca llegó pues le fusilaron el día 8 de noviembre a las diez y media de la mañana, en Paracuellos del Jarama. Aunque la primera fecha que se dio de su muerte fue el día 9 de noviembre, no parece exacta, pues las “sacas en masa” se interrumpieron el día 8. Tampoco está comprobada la existencia de expediciones numerosas el día 9 de noviembre.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores