GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 15 de Diciembre

INDICE
Beato CARLOS STEEB. (1773-1856)
San URBEZ. M. c. 805.
Beato MARINO. M. 1170.
Beata MARÍA VICTORIA FORNARI. (1562-1617).
Santa VIRGINIA CENTURIONE BRASCELLI. (1587-1651).
Santa MARÍA CRUCIFICADA DE ROSA. (1813-1885).
Beatos PABLO GARCÍA SÁNCHEZ y RAMÓN EIRÍN MAYO. M. 1936
Beata MARÍA JULA IVANISEVIC y 4 compañeras. M. 1941.
OTROS SANTOS DEL DÍA:
VIDEOS

SAN MESMÍN,
Acuérdate de dónde has caído;
haz penitencia y vuelve a tus primeras obras.
(Apocalipsis 2, 5)


† hacia el año 520
San Mesmín entró en el monasterio de Micy, cerca de Orléans, del que fue más tarde el segundo Abad. Con el correr del tiempo había de dejarle su nombre: hoy se llama San Mesmín. En muchedumbre iba la gente tras él para formarse en la perfección cristiana. Los señalados milagros que Dios obró por su intermedio aumentaron aun más su reputación de santidad. Murió recomendando la caridad a sus religiosos, el 15 de diciembre del año 520.

MEDITACIÓN SOBRE TRES CLASES DE CONVERSIONES
I. Hay algunos que se dan a Dios desde su tierna juventud y que parece hubieran bebido la piedad con la leche. Dichoso aquél que lleva el yugo del Señor desde su adolescencia, porque el hábito de practicar la virtud trócase para él en una segunda naturaleza. Da a Dios las primicias de tu vida; desde muy temprano hazle el sacrificio de ti mismo; tu cruz te parecerá más ligera a medida que tengas más edad.

II. Existen otras personas que dan al mundo la flor de su vida y que, después de haber experimentado la vanidad de sus placeres, se disgustan de ellos y se dan a Dios. Si estás entre éstos, llora con la amargura de tu alma los años que sacrificaste al mundo; con fervor debes suplir el poco tiempo que te queda. Si todavía no has comenzado a servir a Dios, apúrate a hacerlo: comienza desde hoy, porque Dios ha prometido el perdón al arrepentido, pero no ha prometido el mañana al pecador que aplaza su penitencia (San Agustín).

III. En fin, hay personas que, al comienzo de su conversión, son todo fuego para los ejercicios de piedad pero poco a poco su celo se enfría y terminan por volver a sus antiguos placeres. Si por desgracia fueras tú uno de éstos, compara, por favor, las dulzuras y la tranquilidad de que gozabas en aquel entonces, con la turbación y los remordimientos que te inquietan ahora. Piensa en los motivos que te habían excitado al servicio de Dios: las mismas causas producirán los mismos efectos.
La penitencia.
Orad por la conversión de los herejes.

ORACIÓN
Señor, que la intercesión del bienaventurado Mesmín, abad, nos haga agradables a vuestra Majestad, a fin de que obtengamos por sus oraciones lo que no podemos esperar de nuestros méritos. Por J. C. N. S.





Beato CARLOS STEEB. (1773-1856)

Martirologio Romano: En Verona, de la región del Véneto, beato Carlos Steeb, presbítero, nacido en Tubinga, que abrazó la fe católica en Verona y, ordenado sacerdote, fundó el Instituto de Hermanas de la Misericordia, para ayuda de los afligidos, pobres y enfermos.

Nació en Württemberg, Tubinga en el seno de una familia luterana; su padre, administrador de los bienes ducales de Württemberg, deseaba que su hijo se dedicase al comercio, por ello, tras los primeros estudios lo envió a París y luego a Verona, donde quería que se impusiera en el mercado de lana y de la seda. Comienza para él "la vida nueva". Se encuentra en un ambiente de católicos, conoce al Padre Pedro Leonardi que lo introduce en su labor con los pobres, los abandonados y los sin trabajo. En 1792 se hizo católico mientras estudiaba en Verona y fue ordenado sacerdote. Al saberlo sus padres lo deshederaron y dejaron de reconocerlo como hijo.

Después de una vida al servicio de los enfermos de la guerra, donde se comportó de forma ejemplar con los soldados heridos, el Emperador le condecoró a causa de su valiente, humanitaria y religiosa labor. Porsterirmente se dedicó al servicio del confesionario y de todo aquel que tuviera necesidad de instrucción; de modo que fue profesor en el seminario diocesano de Verona y en el Colegio Real de niñas, atendía también el asilo de ancianos, ocupándose igualmente de numerosas obrar de caridad.

Con santa Magdalena de Canossa y Don Leonardi colaboró en la redacción del proyecto "Fratellanza" de tanta fecundidad en la historia religiosa de Verona. Con beata Luisa  Poloni se decidió a fundar una congregación religiosa dedicada  a obras de caridad y que se llamó Instituto de las Hermanas de la Misericordia. En el año 1848, Luisa Poloni emite los votos religiosos asumiendo el nombre de sor Vicenta María. Con ella se consagran otras doce hermanas. Muchas otras jóvenes, en el tiempo, se unirán a las primeras para experimentar y vivir la Misericordia. Juntas ejercitarán las virtudes de la humildad, simplicidad y caridad que caracterizan el espíritu de las religiosas de esta familia.

La Congregación se extendió pronto por todo el mundo. Difundió el ecumenismo, fue un gran director de almas, en las que inculcaba una devoción especial a Jesús Crucificado y a los Sagrados Corazones. Murió en Verona con 83 años de edad. SS Pablo VI lo beatificó en 1975.
INICIO




San URBEZ. M. c. 805.


Nació en Burdeos; su padre era pagano y su madre cristiana, al morir su padre, su madre Asteria le enseñó los rudimentos de la fe cristiana. Siendo muy joven, Burdeos fue invadida por bandas procedentes de la península Ibérica. Él y su madre fueron apresados y llevados a la ribera del Sil, y allí sufrieron cautiverio, primero por los salteadores de Burdeos y luego por los musulmanes que habían invadido España. Gracias a la invocación a los santos Justo y Pastor, consiguieron la libertad. Urbez se trasladó a Alcalá de Henares para dar las gracias a los santos, pero se encontró que la ermita que recogía los restos de los santos estaba prácticamente destruída, con lo que recogió las reliquias y las quiso llevar a Burdeos.

Llamado por Dios a una mayor penitencia, cruzó los Pirineos, donde se dice fue pastor de ovejas del valle de Añisclo. Para la vigilancia de sus rebaños, habilitó como refugio y santuario la cueva de Sastral. Años después se trasladó a pastorear al valle del Ara, y allí edificó con sus propias manos una capilla a las afueras del lugar de Albella, donde depositó las reliquias de los santos alcalainos. Esta capilla, restaurada varias veces, es la única que quedó intacta de toda la diócesis de Barbastro durante la guerra civil española, por la oposición de los romeros.

La tradición relata que buscando una mayor contemplativa, ingresó en el cenobio de San Martín de Val de Onsera, donde fue ordenado sacerdote. Predicó en el valle de Nocito, donde dejó una profunda huella de su santidad evangélica. Murió en este lugar y enterrado con las reliquias de Justo y Pastor que nunca se separaron de él. No tenemos noticias fidedignas de su vida.
INICIO




Beato MARINO. M. 1170.


Martirologio Romano: En el monasterio de Cava, en la Campania, beato Marino, abad, admirable por su fidelidad hacia el Romano Pontífice.

Cripta de los santos abades de La Cava
Séptimo abad de la abadía benedictina de La Trinidad de Cava dei Tirreni. Fue elegido para el gobierno de la abadía en 1146; sucedió al beato Falcón de la Cava y gobernó por 24 años. Fue al principio un simple monje, pero se distinguió en las tareas de «vestidor», que además de proporcionar la ropa a los monjes, era también el guardián de los tesoros y documentos de archivo.
Según la costumbre de Cava, fue a Roma al inicio de su mandato para obtener la bendición papal; el papa de ese entonces, san Eugenio III le recibió con honor, y en esa ocasión le confió el monasterio de San Lorenzo en Panisperna, para que lo hiciera resurgir bajo las normas de Cava. El mismo papa, con bula del 6 de mayo de 1149, tomó bajo su protección la abadía, por lo que quedó sujeta a la Sede Apostólica, y por tanto independiente de las autoridad diocesana.

El gobierno del abad Marino fue fructífera en obras y en prosperidad, por las generosas donaciones de obispos, príncipes y señores feudales; otros monasterios e iglesias fueron a ponerse bajo su autoridad. La riqueza que entraba, se utilizaba para ayudar a los pobres y sufrientes, para el sustento de muchos monjes, para la construcción de edificios y para el esplendor del culto. La basílica abacial fue revestida con incrustaciones de mármol precioso, decorada con frescos y pavimentada con mosaicos polícromos. Además, por sus gestiones como plenipotenciario para conseguir la paz entre el rey de Sicilia Guillermo el Malo y el Papa Adrián IV, en la corte de Palermo obtuvo del rey un diploma que confirmaba los bienes propiedad de la Abadía, y la tomaba bajo la protección real, con exención de impuestos; podría entonces nombrar vasallos, alistar soldados, nombrar jueces y notarios. Marino murió piadosamente y su cuerpo fue sepultado en la basílica. 

En 1648 fue encontrado y posteriormente sus reliquias -después de la confirmación del culto del beato en mayo de 1928 por el Papa Pío XI- fueron colocadas en un altar particular.
INICIO




Beata MARÍA VICTORIA FORNARI. (1562-1617).


Martirologio Romano: En Génova, de la Liguria, beata María Victoria Fornari, que, habiendo quedado viuda, fundó la Orden de la Anunciación.
Nació en Génova y se casó con Ángelo Strata de la que tuvo seis hijos. En 1587, murió su marido y a pesar de sus hijos, María Victoria se sintió de repente sola y abandonada y pasó por una tremenda crisis, durante la cual pidió varias veces la muerte: una experiencia humana que después le ayudaría a comprender y a ayudar mejor a las jóvenes desorientadas por alguna amarga prueba; delante de una imagen de María, oyó una voz que le decía: "vive alegre y no temas nada... basta que desde ahora no pienses en otra cosa que en amar a Dios sobre todas las cosas". Para cortar cualquier propuesta de matrimonio, hizo privadamente voto de castidad, al que añadió de no vestir seda ni participar en fiestas de sociedad.

"Vivir alegre" fue desde entonces su lema que dedicó toda su vida a la educación y asistencia de los necesitados, dejando toda mundanidad. De sus hijos, cuatro, se hicieron religiosos y el menor murió a los diez años. Una vez libre de su responsabilidad de madre, fundó en 1604 una comunidad dedicada a la Virgen de la Anunciación, y se llamará Orden de las Anunciatas o Turquesas, por el color de sus hábitos; la nueva fundación esta dedicada a dar gracias a Dios por el beneficio de la Redención y honrar a María con el que el Verbo se había encarnado. La fundación no fue fácil, cuando vio que la Congregación estaba encaminada, renunció a toda carga de responsabilidad y se quedó como simple religiosa en obediencia a sus superiores que amenudo la agraviaron. Murió en Génova.
INICIO



Santa VIRGINIA CENTURIONE BRASCELLI. (1587-1651).


Martirologio Romano: En la misma ciudad, santa Virginia Centurione Bracelli, viuda, la cual, dedicándose al servicio del Señor, socorrió de muchas maneras a los pobres, ayudó a las iglesias rurales y fundó y rigió las Matronas Auxiliares de la Misericordia.

Nació en Génova, en el seno de una familia noble. Aunque desde niña manifestó su deseo de vivir la vida claustral, tuvo que casarse, por voluntad de su padre, con 15 años, con Gaspar Bracelli, joven heredero de una rica familia. Con él tuvo dos hijas. El matrimonio no fue feliz porque él estuvo entregado a varios vicios que le llevaron a la muerte en 1607; en este tiempo, Virginia trató a su marido con todo el cariño. Virginia se quedó viuda con 20 años.

Se consagró a Dios con el voto de castidad y se entregó al servicio de los pobres. La guerra entre Génova y Saboya le llevó a fundar la Obra del Refugio para las jóvenes abandonas y en peligro. Compró dos casas donde estableció su Institución, naciendo así dos Congregaciones de Nuestra Señora del Refugio: la del Monte Calvario, a la que perteneció más tarde la beata María Repetto, y la Congregación de Hijas de Nuestra Señora del Monte Calvario en Carignano. La particularidad de esta nueva fundación, es que sus miembros viven como religiosas siguiendo los tres consejos evangélicos y vistiéndo hábito religioso, pero sin emitir votos, para así poderse mover en el mundo, sobre todo en los hospitales, para la asistencia de los enfermos. Virginia hizo por los pobres todo lo que estuvo en su mano. Sobresalió por su gran devoción a María, nunca fue superiora, sino una miembro más. Realizó los trabajos más serviles, sin descansar nunca. Tuvo que sufrir como sus colaboradoras, fueron decreciendo en razón de su status social, que no querían verse confundidas con otras colaboradoras, más pobres y sin vitola de nobleza.

A pesar de verse abandonada, y de ser la última de su Congregación, siempre dedicada a los más pobres, su fuerza moral hizo posible que la República de Génova tomara a María como su protectora, que se iniciara la devoción a las Cuarenta horas y las misiones populares en el territorio ligur. En 1647 consiguió la paz entre la curia diocesana y el gobierno de la República, en lucha durante años por cuestión de prestigio. Sufrió cierta fenomenología mística y murió en paz en su casa de Carignano. El Sumo Pontífice Juan Pablo II la proclamó beata en 1985 y el mismo pontífice la canonizó el 18 de mayo de 2003.
INICIO




Santa MARÍA CRUCIFICADA DE ROSA. (1813-1885).

Martirologio Romano: En Brescia, de la Lombardía, santa María Crucificada de Rosa, virgen, que gastó sus riquezas y se entregó ella misma por la salud de las almas y de los cuerpos del prójimo, y fundó el Instituto de las Esclavas de la Caridad.

Nació en Brescia. Se llamaba Paola di Rosa. Hija del director de una fábrica de hilados de Brescia. Al morir su madre fue confiada su educación a las monjas de la Visitación; tenía 17 años cuando regresó a su casa, pero ya había hecho voto de celibato, renunciando a la boda que le había preparado su padre. Soportó pacientemente las críticas de los libertinos defraudados y complaciéndose en distribuir a los más pobres los bienes que disponía. Así nació en Paula su fuerte vocación apostólica. A los 18 años fue directora de unos 60 trabajadores que trabajaban en la hilandería de su padre en Acquafredda, Mantua. Hizo un trabajo de apostolado social, y conoció por primera vez, los problemas de los obreros. Promovió ejercicios espirituales y misiones en las parroquias, organizando al mismo tiempo una red de apoyo para los pobres y enfermos y de asistencia a la juventud femenina.

El cólera de 1836, le hizo trabajar en el lazareto con los enfermos, con los que practicó la caridad con energía, perseverancia y amabilidad. Después de la epidemia, fundó en Brescia dos escuelas para sordomudos; asistió a las mujeres ingresadas en la Casa de la Industria, y se dedicó al problema de las niñas de la calle. Después se concentró en fundar las Esclavas de la Caridad, que era una asociación de enfermeras religiosas dedicadas a la vida hospitalaria. Tenía 26 años cuando se hizo fundadora. Cambió su nombre por el de María Crucificada di Rosa, por la devoción que tenía hacia la Santa Cruz, y porque era el que llevó una hermana salesiana ya fallecida.

La nueva Congregación se extendió por muchos hospitales de Italia. Durante el asedio de las tropas francesas a Brescia, María Crucificada optó por la resistencia, por la que fue apodada "la leona de Italia", y a la cruel venganza al derrumbarse el sitio puso a prueba su caridad y la de sus religiosas para con todos, sin distinción de ninguna clase. No le faltaron las críticas y las calumnias hasta que le fueron aprobadas las constituciones, redactadas por su director espiritual Faustino Pazoni, y aprobadas por el beato Pío IX en 1851. También recibió la aprobación del emperador de Austria, ya que entonces Brescia pertenecía al imperio austro-húngaro. Murió en Brescia de una enfermedad fulminante. Fue canonizada por Pío XII en 1954.
INICIO



Beatos PABLO GARCÍA SÁNCHEZ y RAMÓN EIRÍN MAYO. M. 1936


Pablo García nació en Lérida en 1892. En 1917, entró en la casa salesiana de Huesca y dos años más tarde empezó el noviciado en Carabanchel Alto. Allí profesó como salesiano en 1920. Su primer destino fue Orense, donde estuvo cinco años. El curso 1926-1927 estuvo en Sarriá, y después cuatro años en Gerona. Los dos cursos 1931-1933 los pasó en Orense de nuevo, y los tres últimos de su vida, en Carabanchel Alto.

Con la comunidad del seminario salesiano de la que formaba parte, corrió todos los riesgos y penalidades, hasta que se instaló en la pensión Vascoleonesa. La abandonó el 25 de septiembre, sin que dejara constancia de su nuevo domicilio ni de la razón de su traslado.
Denunciado como religioso, allí le detuvieron junto con una religiosa de la Sagrada Familia. A ambos los condujeron a la checa instalada en el palacio episcopal, y los sometieron a severos interrogatorios. Ninguno de los dos negó su condición de religiosos, si bien sólo don Pablo fue asesinado por este motivo. Según pudo deducir la religiosa tras escuchar a un miliciano decir: “Él se encuentra bien; ya no le duele nada”, a don Pablo Gracia lo fusilaron hacia mediados del mes de diciembre de 1936. Se desconoce, no obstante, el lugar y la fecha exacta de su muerte.


Ramón Eirín nació en La Coruña en 1911. Alumno del colegio salesiano coruñés, en el taller de carpintería, sintió nacer su vocación: al principio aspiraba al sacerdocio; pero pronto comprendió que Dios le quería coadjutor apóstol entre los obreros, según el espíritu de don Bosco. Hizo el noviciado en Mohernando (Guadalajara), donde profesó como salesiano en 1930. Para perfeccionarse en su oficio, fue enviado a San Benigno Canavese (Turín), donde estuvo desde 1932 hasta 1935. Destinado a la casa de Atocha, la persecución truncó al cabo de un año su apostolado entre los alumnos carpinteros, que lo recordarán siempre muy virtuoso y con un espíritu que comunicaba a cuantos le rodeaban.

El día 19 de julio, cuando los milicianos iniciaron el asalto al colegio, don Ramón saltó por una ventana a la calle y se puso a salvo en el portal de un edificio cercano. Al obligarle los porteros de la casa a marcharse de allí, se dirigió primero a la pensión Vigo, situada en la plaza de Santo Domingo. Luego pasó a otra situada en la calle Antonio Grilo, 6.

Algún tiempo después, don Ramón se puso a trabajar como enfermero en el asilo de Ancianos Incurables de la calle Atocha. Allí le detuvieron el 15 de diciembre de 1936. Eran las seis de la tarde. Dos desconocidos entraron en el hospital, acompañados de milicianos y se lo llevaron. No se supo más de él. Permanece en la penumbra el lugar de su asesinato y sepultura. Lo más probable es que fuera fusilado en Paracuellos del Jarama y esté enterrado en el cementerio de esa localidad madrileña.
INICIO



Beata MARÍA JULA IVANISEVIC y 4 compañeras. M. 1941.

Martirologio Romano: En Gorazde, en aquel tiempo Yugoslavia, beatas María Jula Ivanisevic y cuatro compañeras, vírgenes de la Congregación de la Divina Caridad y mártires, muertas por la fe, en la fidelidad a sus votos religiosos.
Sus nombres eran: Bernadeta BanjaKrizina Bojanc,Antonija Fabjan y Berchmana Leidenix.

María Jula nació en Godinjak, Croacia, en 1893. Desde su juventud manifestó la voluntad de entrar en el convento, si bien debió esperar a causa de la enfermedad de su madre
Ingresó en el Instituto de las Hijas de la Divina Caridad, dedicadas a responder a las necesidades sociales de la juventud femenina de su tiempo. Ejemplar en la obediencia, realizó diversos servicios. En 1883 fue enviada a Bosnia, donde permaneció el resto de su vida. Fue una religiosa “según el Corazón de Jesús”, modelo en la oración y en el sacrificio, modesta y humilde, con amor ilimitado al Señor, a la Congregación y al prójimo. Fundamentalmente se sentía grata a la Providencia por haber sido educada en la fe católica y por el don de la vocación religiosa.

Fue enviada a Pale como superiora de la comunidad, donde ejercían su apostolado empeñándose en ámbito ecuménico, pastoral y caritativo. En efecto, en su convento, llamado el “hospicio de los pobres”, acogían a los enfermos, convalecientes, pobres y prófugos. Su actividad generosa y gratuita era de dominio público entre los habitantes de aquella región, compuesta especialmente por ortodoxos.

Bernadeta tenía 29 años y era la cocinera de la comunidad, y era tan pequeña de estatura que debía subirse a un taburete para llegar a la perola. Venía de una familia devotísima y numerosa, ha había acogido su vocación como una bendición de Dios; era alegre, recogida y devota. Había elegido ser “fiel en lo poco” y estaba haciendo un gran trabajo consigo misma para mejorar su carácter y ser siempre más servicial y humilde. “Taciturna y diligente como una abeja”.

Krizina ingresó en el convento con 36 años cumplidos, cuando las condiciones familiares se lo permitieron. Ahora tenía 56 años y sus hermanas sabían que tenía el ojo avizor, sabía escoger bien las cosas, prestar ayuda y consolar porque era una hermana simple “llena de Dios, como si hubiese siempre pensado siempre en Dios”.

Antonija tenía 34 años y sufría de fuertes dolores de espalda, para alguno era “un poco seria” pero para todos era la religiosa a la que “nunca debíamos pedir un favor, porque ella estaba siempre pronta a nuestras necesidades y siempre pronta a ayudarnos”.

Berchmana Tenía 76 años, estaba enferma de asma, veía poco y caminaba con fatiga. Fue a la escuela en su juventud, enseñó el catecismo, curado a los enfermos y había sido maestra de novicias, “luchando por ellas como una leona”. Es la más ecuménica del grupo: había ensañado a los musulmanes (y por esto la llamaban “hermana turca”) y no hacía ninguna distinción entre los niños ortodoxos y los niños católicos y por esto había sido bautizada “Madre serbia”
En otoño de 1941, ante el acoso de la guerra, se les aconsejó a estas religiosas que dejaran Pale para refugiarse en Sarajevo, pero la comunidad quiso permanecer al servicio de los habitantes, independientemente de su fe o nacionalidad; hasta que la noche del 11 de diciembre de ese año, algunos milicianos serbios, entraron con la fuerza en el convento, obligando a la cinco monjas y a un sacerdote esloveno a salir en medio de la nieve sin vestimenta adecuada. Y junto a otros rehenes de Pale fueron obligados a realizar una larga marcha a través de las montañas. Mientras la religiosa más anciana, Sor Berchmana, agotada por el viaje fue dejada en la aldea de Sjetlina, sus hermanas debieron proseguir hasta Goradze, donde fueron hechas prisioneras y obligadas a renunciar a su fe a cambio de la vida. 

Ante su rechazo, los milicianos borrachos y animados por la violencia brutal, trataron de abusar de las cuatro religiosas, que trataron de salvarse tirándose por la ventana, pero fueron muertas a tiros y sus cuerpos arrojados al río Drina.
En cambio el 23 de diciembre, algunos soldados fueron a Sjetlina para llevarse a Sor Berchmana, con la promesa de reunirla a sus otras hermanas religiosas. Y ese mismo día la mataron y cuya tumba no ha sido nunca encontrada.
INICIO


OTROS SANTOS DEL DÍA:


Valeriano de Abbensa. M. c. 460.
Martirologio Romano:Conmemoración de san Valeriano, obispo de Abbensa, en África Proconsular, que, siendo más que octogenario, en la persecución vandálica fue conminado por el rey arriano Genserico a que entregara los utensilios de la Iglesia y, al rehusar constantemente hacerlo, fue expulsado de la ciudad con orden de que nadie le dejara vivir ni en su casa ni en el campo, y durante mucho tiempo estuvo viviendo a la intemperie, en la vía pública, acabando así su vida bienaventurada como confesor de la verdad ortodoxa.


San Maximino de Micy
. M. 520. 
Martirologio Romano: En la región de Orleans, en la Galia Lugdunense, san Maximino, presbítero, considerado como primer abad de Micy.< Oriundo de Orleans. Primer abad del monasterio de Micy, no lejos de Orleans, fundado por el rey Clodoveo. Tuvo como discípulos a santos Carileffo, Leonardo de Noblac, Lifardo de Meung y  Leodemiro. Murió en olor de santidad.
San Bacco "el Joven"
Su verdadero nombre era Dahhat (alegre). Nació en el seno de una familia palestina cristiana. Sus familiares apostataron y abrazaron el Islám, mientras él se retiró a la laura de San Sabas en Belén, tomando el nombre de Baccus. De regreso a Jerusalén, consiguió que sus hermanos volvieran a la fe cristiana, excepto uno que lo denunció a las autoridades musulmanas por su excesivo celo. Fue decapitado.
INICIO



VIDEOS


http://www.aciprensa.com/podcast/santo/diciembre15mariadelarosa.mp3
INICIO
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores