GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 16 de Diciembre

INDICE

Santa ADELAIDA. (c.931 - 999).
AGEO. s. VI a. C. (Antiguo Testamento)
Beato EVERARDO DEL FRIULI. M. 865.
San ADÓN DE VIENNE. (c.799 - 875)>
Beata MARÍA DE LOS ÁNGELES FONTANELLA. (1661-1717).
Beato CLEMENTE MARCHISIO. (1833-1903).
Beato HONORATO DE BIALA PODLASKA KAZMINSKI. (1829-1916)
Beato FELIPE SIPHONG ONPHITAK. (1907-1940)
OTROS SANTOS DEL DÍA:
VIDEOS

SAN EUSEBIO, Obispo y Mártir
La voluntad de Dios es que seáis santos.
(1 Tesalonicenses 4, 3)


n. en el año 283 en Cerdeña; † hacia el año 370
San Eusebio, obispo de Vercelli, fue exilado en Palestina por haber sostenido, en el Concilio de Milán, la fe de Nicea contra los obispos arrianos protegidos por el emperador Constancio. Las cartas que escribió a su pueblo desde el fondo de su confinamiento nos revelan la inaudita crueldad de los arrianos para con él y la admirable firmeza de su fe. Después de la muerte de Constancio, no quiso aprovecharse del permiso concedido a los obispos exilados para volver a sus diócesis, sino después de haber asistido al Concilio de Alejandría y recorrido las provincias de Oriente inficionadas de arrianismo para hacer volver a los extraviados. Murió en Vercelli hacia el año 370.

MEDITACIÓN SOBRE LA IMITACIÓN DE LOS SANTOS

I. Nunca entrarás en el cielo, si no imitas a los santos, y no los imitarás si la lectura de su vida no te enseña lo que hicieron. Consagra todos los días algunos instantes a esta lectura; y, si puedes, reúne a tus servidores para hacer esta lectura en común. ¡Tanto tiempo se pierde en conversar con los hombres y no se encuentra ni siquiera un momento libre para platicar con los santos!

II. Esfuérzate en imitar, en la medida en que lo puedas, las virtudes que notes en la vida de los santos. Considera, sobre todo, que ellos han estado unidos a Dios mediante la oración, que han sido austeros para consigo y caritativos para con el prójimo. Ningún santo encontrarás que no haya tenido estas tres cualidades. ¿Las posees tú? Sin ellas no hay que esperar el paraíso. No basta, para ir al cielo, profesar la religión cristiana en cuyo seno vivieron ellos; es preciso también conformar nuestras costumbres a la santidad de nuestra fe y a los buenos ejemplos que nos dieron. De nada nos servirá que nuestra religión sea buena, si nuestra vida es mala (Salviano).

III. Elige como patrono a un santo que se haya encontrado en posición parecida a la tuya y regula tu conducta con sus ejemplos. Imita también las virtudes del santo cuyo nombre tienes y del que hayas elegido cada mes como protector especial tuyo. En todas tus necesidades temporales y espirituales, recurre a los santos. Examina tu vida: ¿a qué santos imitas? ¿Acaso no sigues un camino totalmente opuesto al que ellos recorrieron? ¡Ten cuidado! Aprende de uno la humildad, de otro la paciencia: que uno te enseñe el silencio, otro la dulzura (San Jerónimo).

La imitación de los santos.
Orad por las órdenes religiosas.

ORACIÓN

Oh Dios, que cada año nos proporcionáis un nuevo motivo de gozo con la solemnidad del bienaventurado Eusebio, vuestro mártir pontífice, haced que honrando su nacimiento al cielo, experimentemos los efectos de su protección. Por J. C. N. S.



Santa ADELAIDA. (c.931 - 999).

Martirologio Romano: En Selz cercana a Estrasburgo en Lotaringia, hoy Francia, santa Adelaida, emperatriz, que mostró una sobria alegría con sus familiares, decorosa actitud con los extraños, incansable piedad hacia los pobres, gran generosidad en honrar las iglesias de Dios.
Nació en el castillo de Orbo. Hija del rey de Borgoña, Rodolfo II, y de Berta de Suabia; contrajo matrimonio con Lotario II, rey de Italia, y a los 18 años se quedó viuda, tras la muerte de su marido en su lucha contra Berengario II de Ivrea o Friuli, que parece que lo envenenó. Con él tuvo una hija, Emma a quien casó con Lotario, rey de Francia. Adelaida desposeída de sus derechos y presa en el castillo de Garda a merced del mal trato del vencedor (Berengario) que pretendía casarla con su hijo, escapó hasta la fortaleza de Canossa, junto a su criada y vestidas con ropas de varón, y allí pidió ayuda a Alberto de Azzo, quién a su vez, llamó en su socorro a Otón I, emperador de Alemania, que le ayudó a recobrar la corona de Italia, venciendo a Berengario II.

Contrajo matrimonio con Otón I y ambos fueron coronados emperadores en Roma en 962, después que hubiesen jurado no entrometerse en la jurisdicción papal y de defender la Iglesia. A la muerte repentina de su esposo en el 973, quedó como rey, su hijo Otón II, que era todavía niño y tuvo que ocuparse de los asuntos del imperio. Fue maltratada por su hijo y su nuera, la princesa bizantina Teofanía, de manera que tuvo que buscar refugio en Francia donde reinaba su hermano; en su ancianidad será regente del Imperio durante la minoría de edad de su nieto Otón III, y perdonó a todos lo que la habían maltrado.

Con 42 años, emprendió una nueva vida y se retiró a sus posesiones de Borgoña donde inició una vida nueva de perfección, dirigida espiritualmente por san Odilón, abad de Cluny, que escribió su biografía y dirá de ella: "Era una maravilla de gracia y hermosura". Fue una mujer admirable por su caridad, prudencia, humildad, mansedumbre, paciencia, soportando las contrariedades con una gran paciencia. Fue una mujer de intensa oración y vida interior. Se le debe la reconstrucción del santuario de San Martín de Tours. Mantuvo relación también con santos Adalberto de Praga, Willigis de Maguncia y Mayolo de Cluny. Murió en el monasterio de benedictinas de Sehl o Selz, Alsacia, edificado por ella. Fue enterrada junto a su esposo Otón I.
Aunque la santa no ha sido nunca canonizada formalmente, aunque fue invocada como santa ya por el papa Urbano II en 1097, y su fiesta se celebra en varias diócesis de Alemania y de otros países.
INDICE


AGEO. s. VI a. C. (Antiguo Testamento)


Martirologio Romano: Conmemoración de san Ageo, profeta, que en tiempo de Zorobabel, gobernador de Judá, amonestó al pueblo para que reedificase la casa del Señor, hacia la cual debía encaminarse el tesoro de todas las gentes.
Es uno de los profetas menores; pertenece al período posterior del exilio y su mensaje fue promover la reconstrucción del Templo de Jerusalén, en su parte material y toda la organización litúrgica, como el profeta Zacarías. Posiblemente nació en Jerusalén. Su obra es breve y es de sólo dos capítulos. De su persona sabemos que su actividad profética comienza el día primero del mes sexto del año segundo de Darío hasta el 24 del mes noveno. Es decir que su obra está delimitada entre agosto y diciembre del año 520 a.C., tras la reconstrucción del templo de Jerusalén que tuvo lugar en el año 537 a.C.

Su obra proclama la fidelidad a Dios y a su alianza a través de la liturgia y el culto en el templo. Lo primordial para alcanzar la paz y el bienestar social pasaba por la restauración del templo y por la recuperación inmediata de las tradiciones pasadas. Se convierte en uno de los primeros autores de la literatura apocalíptica, es un profeta escatológico optimista. Sabemos que el gobernador Zorobabel, en compañía de Yosua (el sumo sacerdote de Jerusalén) le pidieron a Ageo que animara al pueblo para que se uniera en la reconstrucción del templo.
INDICE




Beato EVERARDO DEL FRIULI. M. 865.

Martirologio Romano: En Cysoing, de la región de Artois, en la Galia, san Everardo, que, siendo duque de Friuli, fundó este monasterio de canónigos regulares, en el cual fue sepultado algunos años después de su muerte.

Marqués del Friuli, en tiempos de Carlomagno y sus sucesores. Hombre culto y de gran corazón. La leyenda dice que su familia fue convertida al cristianismo por san Bonifacio de Maguncia, y éste, antes de ser martirizado, había regalado a la abuela de Everardo su cayado de peregrino. La abuela cuando supo que san Bonifacio había sido martirizado clavó el cayado en la tierra y se convirtió en un árbol.

Everardo se casó con santa Isberga de Frisia, hija de Ludovico Pío, de la que tuvo cinco hijos y tres hijas, y adoptó como hija a su sobrina, Thiadildis. Fue investido, por el emperador, como Marqués del Friuli. En el 842, Lotario quiso salvar la integridad del Imperio, con un acuerdo entre sus hermanos y bajo la base de una división territorial. Para esta importante misión, eligió como embajador a Everardo, su cuñado. Everardo combatió contra los enemigos externos del Imperio: eslavos, normandos, y en Italia, a los sarracenos. Fue un gran general, diplomático, político y estudioso.

Según cuenta la leyenda, una noche, sucedió un milagro en el bosque, que indicaba la voluntad divina que se construyera un monasterio y en aquel emplazamiento, Everardo construyó la iglesia y el monasterio de Fleckenhorst. Beata Isberga se trasladó allí con varias doncellas, y Thiadildis fue su primera abadesa. Everardo les cedió las dos terceras partes de su fortuna y regaló el último tercio al monasterio de Fulda, donde el mismo pasó resto de su vida como monje. Pero realmente murió en Musiestro, cerca de Treviso. Honrado por el pueblo como santo aunque en la realidad no ha sido nunca canonizado.
INDICE




San ADÓN DE VIENNE. (c.799 - 875).

Martirologio Romano: En Vienne, de Burgundia, san Adón, obispo, que fue elegido para la sede siendo monje, y honró egregiamente la memoria de los santos al escribir unMartirologio.
Nació en la diócesis de Sens, Borgoña, en el seno de una noble familia; estudió bajo Lupo Servato en Ferriéres en Gâtinais; aquí fue aceptado en la Orden benedictina, pero el abad de Prüm (Tréveris) obtuvo sus servicios como director de la escuela de su monasterio (841-853). Después de algunos años, tuvo que dejar este monasterio a causa de los celos de algunos monjes, y marchó a Grenoble, Ravena y Roma; al regreso a Francia, se detuvo en Lyon, centro de estudios sobre losMartirologios. Aprendió el oficio y se puso a trabajar. Es autor de un “Martirologio” que adolece de muchos defectos, ya que escribió muchas de las leyendas sobre los santos, e inventó muchos santos, que nunca fueron canonizados. Se difundió rápidamente, sobretodo en las comunidades benedictinas. No gustaron sus comentarios demasiado largos y el monje Usuardo lo redujo a lo esencial.

Hacia el 859, fue elegido arzobispo de Vienne en el Delfinado. Fue un obispo admirable bajo todos los aspectos. Gobernó su diócesis con firme autoridad en tiempos de contiendas políticas. Murió en Lyon. Pocos siglos después fue canonizado y aparece incluso en aquellos Martirologios de compiladores muy escrupulosos.
INDICE



Beata MARÍA DE LOS ÁNGELES FONTANELLA. (1661-1717).

Martirologio Romano: En Turín, del Piamonte, beata María de los Ángeles (Mariana) Fontanella, virgen de la Orden de las Carmelitas, que brilló por sus penitencias voluntarias y por la virtud de la obediencia.
María Ana Fontanella nació en Baldinero (Turín), en el seno de la familia de los condes de Fontanella. Su "Autobiografía" nos cuenta, que siendo muy niña le sobrevino una rara enfermedad por la que los médicos la desahuciaron, pero, por intercesión de María, sanó. Desde entonces empezó una vida de mayor sacrificio y de más oración. Su gran anhelo era recibir la Comunión y su imaginación volaba como si lo hubiera recibido realmente. A los 15 años murió su padre, y su madre la encargó la dirección de la casa, oficio que desempeñó inteligentemente. Se preocupaba de todo y de todos. A todos servía con una gran caridad.

A los 16 años intentó hacerse ermitaña sin éxito. Luego ingresó en las carmelitas de Santa Cristina de Turín donde cambió su nombre por el de María de los Ángeles. Sentía una gran inclinación afectuosa por su familia. Ella se volvía a Cristo y le decía: "Bien veis, Amor mío, lo mucho que me cuesta dejar mi madre, pero os la ofrezco a ella y todas las cosas. A cambio, aceptadme como hija y esposa vuestra". En 1677, emitió los votos religiosos y en 1702, hizo el voto heroico de "hacer siempre los más perfecto". Esto la espoleaba a realizar todas las cosas en presencia de Dios. Antes de hacer algo, se preguntaba si aquello era o no era según voluntad de Dios. Fue elegida priora y maestra de novicias. Fundó el convento carmelita de Moncalieri en 1702. Su vida era de una entrega profunda a la contemplación. Hizo cuando profesó seis propósitos que, observándolos a rajatabla, fue el trampolín que la llevó a la santidad.

La familia real se contaba entre sus admiradores y confidentes. En 1696, gracias a su oraciones consiguió la liberación de Turín y atribuyó esta intercesión a san José, al que proclamaron patrón de la ciudad;  en 1706, gracias a sus oraciones a María, logro que la ciudad de Turín no fuera invadida por los franceses, y por ello se construyó el templo votivo de Superga. Era pariente de san Luis Gonzága y como él se distinguió por su pureza. Murió en Turín, donde reposan sus restos en la iglesia de Santa Teresa.
INDICE



Beato CLEMENTE MARCHISIO. (1833-1903).

Martirologio Romano: En Rivalba en Piamonte, beato Clemente Marchiso, sacerdote, que, párroco del lugar, fundó el Instituto de las Hijas de San José.
Nació en Racconigi (Turín, Italia); hijo de Juan y Lucía Becchio, en un hogar modesto pero muy religioso. La familia era asidua a la vecina iglesia de los padres dominicos. A los 16 años ingresó en el seminario de Turín, fue ordenado sacerdote en 1856. Residió en un primer momento en el convictorio sacerdotal, dirigido por san José Cafasso, el cual le imprimió su fuerte espiritualidad y lo hizo compañero de sus obras de catequesis y espiritualidad. En 1856 fue nombrado coadjutor de Cambiano y Vigone.

En 1860 es nombrado párroco de Rivalba Torinese, comarca violentamente anticlerical a la que llaman "guarida del diablo". Don Marchisio empieza catequizando a los niños, que escuchan con agrado a ese sacerdote de palabra sencilla, clara y animada. Pero en el púlpito, imitando al párroco de Ars, predica con vehemencia contra las blasfemias, la falta de respeto por el domingo y la depravación de las costumbres. Pero no siempre es agradable escuchar la verdad. Así pues, los que se sienten ofendidos por aquellos vigorosos sermones intentarán que el párroco se calle haciéndole la vida imposible. Después de haberlo soportado todo en silencio durante mucho tiempo, Clemente Marchisio acaba cogiendo miedo y solicita que le cambien de parroquia. Su obispo le responde que permanezca con valentía en su cruz. Clemente obedece y se abandona al Corazón de Jesús, a la Santísima Virgen y a San José. Además, se deleita especialmente permaneciendo largo tiempo ante el Santísimo Sacramento, sobre todo cuando la cruz de las incomprensiones, de las calumnias y de las obligaciones se hace más pesada. La persecución desencadenada contra Clemente Marchisio durará unos diez años. Después de haber escrutado durante largo tiempo los actos y gestos del párroco, varios de sus feligreces constatan su fidelidad a la hora de cumplir sus compromisos. Conmovidos y edificados, muchos se convierten. El viento sopla en otra dirección, y los más implacables de sus adversarios acaban por volver a Dios.

Le aflige profundamente el espectáculo de los ornamentos litúrgicos en mal estado, como la suciedad de los manteles y lienzos de altar. Por eso, después de haber rezado durante mucho tiempo y de haber solicitado la opinión de sus superiores, confía a las "Hijas de San José" una misión completamente diferente de la que había previsto al reunirlas. Consagrarán su vida al culto eucarístico. Así pues, la misión especial de las hermanas consistirá en preparar con gran respeto, según las normas de la Iglesia, el material del sacrificio eucarístico, confeccionar los ornamentos y los manteles, y atender a la decencia y al honor que requiere la Eucaristía. Se encargarán de catequizar a los niños para prepararlos a la primera comunión y velarán también por la educación litúrgica de los monaguillos y de los fieles. Las hermanas, y sobre todo la cofundadora, sor Rosalía Sismonda, acogen unánimemente y con entusiasmo esa nueva finalidad de su Instituto. En 1901, la Santa Sede aprueba una nueva fundación: el Instituto de Hijas de San José con el fin de perpetuar las obras anteriormente citadas. Tenía un carácter fuerte y enérgico que le proporcionó un gran dinamismo y operosidad. Recomendaba la frecuencia a los sacramentos, y fomentaba la devoción al Papa como centro de la organización eclesial, no teniendo empacho en manifestarla, gustase o no. Murió de una apoplejía cuando estaba en plena actividad.
INDICE




Beato HONORATO DE BIALA PODLASKA KAZMINSKI. (1829-1916).

Martirologio Romano: En la ciudad Nowe Miasto, en Polonia, beato Honorato de Biala Podlaska (Florencio) Kazminski, presbítero de la Orden de Hermanos Menores Capuchinos, el cual se dedicó admirablemente a la administración de la penitencia, a la predicación de la Palabra de Dios y al consuelo de los presos.
Se llamaba Wenceslao Kozminski. Nació en Biala Podlaska (Polonia). Se licenció en arquitectura. La muerte de su padre le produjo una crisis de fe y se declaró ateo. Sospechoso de participar en un complot contra el régimen invasor ruso, fue encarcelado y en la prisión enfermó de tifus; estas nuevas pruebas le hicieron recuperar la fe. Fue liberado por insuficiencia de pruebas.

Ingresó en el noviciado de los capuchinos en Lubartów, tras haber luchado contra sí mismo porque tenía que dejar a su piadosa madre enferma. Recibida la ordenación sacerdotal en 1852, desarrolló su actividad como profesor de Sagrada Elocuencia y de Teología de los estudiantes capuchinos, como confesor de los herejes convertidos, consejero en su provincia capuchina, superior del convento de Varsovia durante un año y, por espacio de veinte años (1895-1916), comisario general de los capuchinos sometidos a la dominación rusa.

Ante todo, ya desde joven sacerdote, fue el padre Honorato un predicador y un clarividente director espiritual. Este fue el intenso ministerio en los años 1853-1864, cuando le vemos predicando continuamente en diversas iglesias de la capital Varsovia. Encargado de la dirección de los terciarios franciscanos, no se limitó a promover en ellos la vida devota, sino que los quería también comprometidos en una ferviente actividad caritativa y social. Durante este tiempo conoció a la beata Ángela María Truszkowska y fue su director espiritual, encargándose, además, del llamado "rosario viviente". Lejos, desde luego, de estar satisfecho porque formara grupos de hombres y mujeres entregados al rezo del rosario, los estimuló a una caritativa actividad de irradiación.

Trató de salvar la fe católica y el espíritu patriótico de su pueblo, contra las persecuciones zaristas encaminadas a separar la iglesia polaca de la de Roma, para que se incorporara a la instrumentalización política en la que ya estaba metida la iglesia ortodoxa. Como medios para la realización de este duro empeño, escogió la devoción a la Virgen y la Tercera Orden Franciscana que, con autorización del ministro general de los capuchinos, había sometido a una reforma radical.

Las leyes civiles de la época prohibían el apostolado y recibir novicios (forma de acabar con los religiosos). Por tanto, para abrazar la vida religiosa era necesario salir de la propia patria. Pero el padre Honorato encontró la solución proponiendo vivir los consejos evangélicos dentro del espíritu de la Tercera Orden Franciscana. Por eso aconsejaba no abandonar la patria, y llevar una vida ordinaria, sin hábito religioso, sin convento, ocultamente. Mientras tanto, él rezaba y estudiaba el Evangelio, en donde hallaba el espíritu y también la forma de la vida religiosa.

En el confesonario de Zakroczyn tomaron forma y vida numerosos institutos, cada uno de los cuales abarcaría una esfera particular: los intelectuales, los jóvenes, los empleados de establecimientos, los de las fábricas, las empleadas del hogar, los niños, los enfermos, los artesanos, los campesinos... y los lugares y las actividades con las que se podía ser útil al prójimo e influir en un amplio círculo de personas, como en las fondas y restaurantes, en librerías, bibliotecas, escuelas, sastrerías, negocios.

El padre Honorato quiso para la irradiación del apostolado de sus religiosos que cada congregación estuviera compuesta de tres diversas categorías de miembros: la primera, de religiosos que, viviendo en común, tenían la misión de acoger y dirigir a los otros; la segunda, formada por religiosos de votos temporales que viven con sus propias familias o en pequeños grupos: son los "unidos" y las "unidas", el elemento más dinámico de cada congregación, con mayor posibilidad de influir en los otros con el apostolado activo y el ejemplo; finalmente, la tercera categoría acogía a terciarios comprometidos de modo particular en la colaboración apostólica.

Todos estos religiosos llevaban traje normal de seglar y su modo de vida fue confirmado por la Santa Sede con el decreto “Ecclesia Cathólica” del 21 de junio de 1889. Fuera por las circunstancias particulares o por la intuición de los signos de los tiempos que tuvo este gran apóstol de la época moderna, el caso es que en la Iglesia había encontrado espacio, de derecho y de hecho, una amplia docena de institutos "seculares", de los cuales el padre Honorato era considerado como precursor.
Sin embargo, la experiencia fue de corta duración. Pronto hubo recriminaciones y denuncias contra la "novedad" de tal vida religiosa instaurada por el padre Honorato fuera de las formas canónicas tradicionales. Por eso, en 1907, le impusieron restricciones que de hecho llevaron a la supresión de los "unidos" y de las "unidas".
El padre Honorato fundó diversas congregaciones, de las cuales existen ahora 17, que por orden cronológico de su fundación, son las siguientes:
Felicianas (1855, en memoria del capuchino san Félix de Cantalicio); Capuchinas de santa Clara (1860);
Esclavas del Santísimo Corazón de Jesús (1874); Esclavas de santa María Virgen Inmaculada de Mariowka (1878); Hijas de la Bienaventurada Virgen María de los Siete Dolores o Seráficas (1881); Franciscanas de los Afligidos (1882); Vestuarias de Jesús (1882); Siervos de María Inmaculada (1883); Esclavas de Jesús (1884); Hijas del Purísimo Corazón de María (1885); Hermanas del Santísimo Nombre de Jesús (1887); Pequeñas Hermanas del Corazón Inmaculado de María (1888); Reparadoras de la Santísima Faz (1888); Auxiliadora de las almas del Purgatorio (1889); Hijas de María Inmaculada (1891), de ellas nació la nueva congregación, para muchachas desviadas; Esclavas de la Madre del Buen Pastor (1895); Hijos de la Madre de Dios Dolorosa o Doloristas (1893).

Todas estas congregaciones, a excepción de las Felicianas, las fundó el padre Honorato y dirigió primeramente desde el convento de Zakroczyn y después desde el de Nowe-Miasto, sin poder visitar nunca una comunidad o una casa. El locutorio del convento estaba expuesto a registros de la policía y por eso él formaba a las hermanas y dirigía a los superiores desde el confesonario. Además, a partir de 1881 se sirvió de la hermana feliciana Isabel Stummer como portavoz en las distintas comunidades y a su muerte se aprovechó de la obra de Aniela Rosa Godecka, con la que había fundado las Pequeñas hermanas del Corazón Inmaculado de María.

Los últimos 24 años de su vida, los pasó en el convento de Nowe-Miasto, y allí, por correspondencia, dirigía espiritualmente a sus hijos espirituales (que estaban bajo la jurisdicción del obispo), ya que una sordera lo alejó del confesionario. Confesor de la beata Boleslawa María Lamet. Escribió diversas obras entre las que destacamos las siguientes: “Powiesc nad powiesciami” (El amor de Dios a los hombres), “Wlloclawek 1909”, en cuatro volúmenes, más dos inéditos; “Sw Franciszek i jego nasladowcy” (San Francisco y sus seguidores), Warszawa 1901-13, en cuatro volúmenes, más otros dos también inéditos; “¿Quién es María?”, obra proyectada en 52 tomos y 76 volúmenes, de los cuales solamente el primero fue publicado en dos ediciones diversas: el autor se proponía ofrecer una vastísima enciclopedia mariana (los 76 volúmenes suman 30.000 páginas).

El padre Honorato murió en olor de santidad a la edad de 87 años. Se le dio sepultura en la cripta del convento de Nowe-Miasto. El 10 de diciembre de 1975 su cuerpo fue trasladado a la iglesia que había encima, tras haberlo reconocido. Lo beatificó Juan Pablo II el 16 de octubre de 1988.
INDICE



Beato FELIPE SIPHONG ONPHITAK. (1907-1940).


Martirologio Romano: Cerca de la ciudad de Mukdahan, en Tailandia, beato Felipe Siphnog Onphitak, mártir, que, siendo padre de familia, le eligieron presidente de la comunidad al ser expulsado el sacerdote del pueblo Song-Khon y, al iniciarse la persecución contra los cristianos, le llevaron junto al río Tum Nok, donde fue fusilado.

INDICE



OTROS SANTOS DEL DÍA:


Santa Albina. M. 250.

Natural de Cesarea de Palestina. Joven mártir en Cesarea de Palestina, durante la persecución de Decio, por no querer a abjurar de su fe. Su cuerpo, abandonado en una embarcación, llegó a la región de Campania en Scauri (junto a Formia), fue transportado a Gaeta y aquí fue enterrada junto a san Erasmo. Esta leyenda, se confunde con la de santa Reparada, igualmente originaria de Cesarea. Enterrada en Gaeta de Nápoles.





Santas Vírgenes y mártires de África. 
M. 482.
Martirologio Romano: En África, conmemoración de muchas santas vírgenes, que en la persecución vandálica del rey arriano Hunerico, atormentadas con pesos y planchas ardientes, consumaron felizmente el combate del martirio.

Un gran número de mujeres fueron martirizadas durante el gobierno de Unnerico, rey arriano de los vándalos.



San Beano S.V
El Purgatorio de S. Patricio
Martirologio Romano: En Hibernia (hoy Irlanda), san Beano, ermitaño.
Los conocimientos que se tienen sobre este santo es vaga, aunque los registros locales indican que fundó un monasterio en una isla de Lough Derg (Donegal, Irlanda) del que fue abad. El historiador Healy afirma que nació en Gales y la tradición sostiene que fue discípulo de san Patricio y que el santo irlandés lo nombró responsable de la isla conocida como Purgatorio de San Patricio en la que fundó un eremo y después un monasterio, que es una de las islas que están en el lago de Lough Derg. En este lugar todavía hoy hay peregrinaciones a este antiguo eremo y se centran en la devoción a san Beano o Dabheog.

Este santo es distinto a san Beano, obispo de Mortlach, cuya festividad se celebra el 26 de octubre; hay que identificarlo con san Dabheog, que tiene diferentes alias entre otros el de Beano. Esta estandarización en la lengua irlandesa se debe a la ambigüedad sobre los orígenes de este santo.




San Macario de Collesano. M. 1005.

Martirologio Romano: En Lucania, san Macario de Collesano, monje, eximio por su humildad y abstinencia, que presidió con sabiduría varios monasterio en las laderas del Mercurion y el Latiniano.

Nació en Collesano (Palermo, Italia). Su padre era san Cristóbal de Collesano y su hermano san Sabas el Joven. El primero en dejar la casa fue el padre y poco después le siguieron sus hijos. Abrazaron la vida religiosa según las directivas y el espíritu de san Nicéforo de Constantinopla.

Después los tres, por algún tiempo, marcharon a San Filippo d’Argira donde construyeron una iglesia dedicada a san Miguel arcángel. Como la dominación árabe controlaba mucho la vida religiosa y por una epidemia, en el 941, se marcharon de Sicilia y establecieron en las laderas del Mercurión, entre Calabria y la Basilicata. Primero en Laino Castello y luego en la fortaleza de San Lorenzo sul Sinni encontraron refugio. Aquí murió Cristóbal y vivió nuestro beato hasta su muerte.
INDICE



Sebastián Maggi. B
eato. (1414 -1494).
Martirologio Romano: En Génova, de la Liguria, conmemoración del beato Sebastián Maggi, presbítero de la Orden de Predicadores, el cual predicó el Evangelio a los pueblos de la región y veló por la disciplina regular en los conventos.

Selvático Maggi nació en Brescia y, entrando en la Orden dominica a los quince años, recibió el nombre de Sebastián. Fue famoso por el celo con que hacía respetar la observancia religiosa. Era hombre recto, justo y santo. Fue maestro en teología, prior de diversos conventos y dos veces vicario general de la congregación reformada de Lombardía, que rigió con bonadad suavidad y afabilidad. Durante un tiempo confesor de Savonarola. Murió en el convento de Santa Maria di Castello en Génova y allí se venera su cuerpo.
INDICE




VIDEOS
http://www.aciprensa.com/podcast/santo/diciembre16adelaida.mp3


INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores