GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 27 de Diciembre

INDICE
San Juan Evangelista
Santa Fabiola
Beato ALFREDO PARTE SAIZ
Beato JOSÉ MARÍA CORBÍN FERRER
Otros Santos y Beatos Completando el santoral de este día
Tomás Becket, obispo y mártir; Trófimo, Teodora, Alberto, confesores; Calixto, Félix, Bonifacio, Domingo, Víctor, Primiano, mártires; Crescente, Catrense, obispos; Ebrulfo, Vidal, Marcelo, abades; David, rey y profeta.


SAN JUAN, Apóstol y Evangelista
Pedro vio venir detrás al discípulo amado de Jesús,
aquél que en la Cena se reclinara sobre su pecho.
(Juan 21, 20)


Patrono de escritores; autores; editores; libreros; encuadernadores; impresores; compositores tipográficos; papeleros; litógrafos; pintores; amistad; teólogos. Protector contra las quemaduras y los venenos.
San Juan era todavía joven cuando siguió a Jesús. Fue su discípulo predilecto a causa de su inocencia; asistió a su transfiguración, se recostó en su pecho en la última Cena, subió con Él al Huerto de los Olivos, y recibió a María como Madre, ayudó a sepultar al Salvador y acudió el primero con Magdalena a su tumba el día de su resurrección. Después de la Ascensión, fue a predicar el Evangelio al Asia Menor y se estableció en Éfeso con la Santísima Virgen. Conducido a Roma en el año 95, bajo Domiciano, y arrojado a una caldera de aceite hirviendo, salió de ella sano y salvo y fue desterrado a la isla de Patmos, donde compuso el Apocalipsis. De vuelta a Éfeso, escribió contra los gnósticos su Evangelio que, con sus tres Epístolas, es el inflamado código de la caridad. Sobrevivió a todos los otros Apóstoles.

MEDITACIÓN SOBRE LA VIDA DE SAN JUAN

I. He aquí al amigo íntimo de Jesús, aquél que descansó sobre su pecho en la última Cena, y a quien el divino Salvador hizo partícipe de sus más grandes secretos. La primera condición de una verdadera amistad es no tener secretos para el amigo. ¿Está abierto tu corazón para Jesús? ¿No tomas ninguna resolución sin haberlo consultado? En todo tiempo puedes penetrar en su corazón por la adorable llaga de su costado; ¡y Él no puede hacerlo en el tuyo, lleno como está totalmente de las creaturas! Os amo, oh Dios mío, y deseo amaros siempre más (San Agustín).

II. La segunda cualidad de la amistad es compartir con el amigo lo que se posee. Ahora bien, Jesús durante su vida diose todo entero a San Juan y, al morir, le dio a su madre. “Hijo mío, dijo, he aquí a tu Madre”. San Juan se había dado por entero a Jesús, había abandonado todo para seguirlo. Date del mismo modo todo entero a Jesús, si quieres ser su amigo. ¿A quién destinas tu corazón? El mundo es indigno de poseerlo. ¿Qué has dado a Jesús en retribución de su ternura? ¿Le has consagrado tu cuerpo, tu voluntad, tu inteligencia, en una palabra todo lo que eres y todo lo que posees?

III. En fin, la tercera cualidad de la amistad es la semejanza: el amor hace semejantes a los amigos, si ya no lo son. Fue también este amor el que hizo a San Juan semejante a Jesús, lo hizo también hijo espiritual de María. Jesús te amará, si te asemejas a Él. Para lograrlo, es menester, no que te recuestes visiblemente sobre el corazón de Jesús, sino que Jesús venga a tu corazón, y que no tengas tú otra voluntad que la suya. Tener los mismos gustos y las mismas repugnancias; he ahí la verdadera amistad (San Jerónimo).

El amor de Dios.
Orad por el aumento de la caridad.

ORACIÓN

Dignaos, oh Dios de bondad, derramar sobre vuestra Iglesia los rayos de vuestra luz celestial, a fin de que iluminada con las enseñanzas de San Juan, vuestro Apóstol y Evangelista, alcance las recompensas eternas. Por J. C. N. S.


San JUAN "Evangelista". M. c. 100.
Martirologio Romano: Fiesta de san Juan, apóstol y evangelista, que, hijo de Zebedeo, fue junto a su hermano Santiago y a Pedro testigo de la transfiguración y de la pasión del Señor, del cual recibió estando al pie de la cruz a María como madre. En el evangelio y en otros escritos se manifiesta como teólogo, que, fue digno de contemplar la gloria del Verbo encarnado, anunció lo que vio con sus propios ojos.

Natural de Galilea. Hijo de santa María Salomé y de Zebedeo (Mc 15, 40); el hijo del "Trueno" (Bonaerges). Hermano de Santiago "el Mayor". Era judío-palestinense. Pescador de profesión hasta que Cristo le llamó (Mc 1, 20). Fue quizás zelota; y de discípulo de san Juan Bautista (Jn 1, 39), que había señalado a Jesús como "cordero de Dios", pasó al seguimiento de Jesús con san Andrés, hasta convertirse en el discípulo "amado". Es más: fue partícipe de los secretos más íntimos, por haber recostado su cabeza en el pecho de Jesús y haber participado en los episodios más significativos: la resurrección de la hija de Jairo, la transfiguración, la agonía de Getsemaní (Mc 5, 37; 9, 2; 14, 33) y la crucifixión, a quién Jesús confió a su madre en la cruz (Jn 19, 26). Fue señalado, por el propio Cristo, después de la resurrección, como “testigo” de todas las cosas relativas al evangelio y su “autor”. Participó en el concilio de Jerusalén (Gél 2, 9). Junto con san Pedro fue a evangelizar Samaría (At 8, 14); estaba asimismo con él, cuando fue curado el cojo en la puerta del templo (At 3, 1-3). San Pablo lo nombra como "columna de la Iglesia" (Gél 2, 9). Junto a Pedro fue encarcelado y azotado.
Escribió el cuarto Evangelio (destinado a demostrar la divinidad de Cristo), tres cartas canónicas y, según la tradición, el Apocalipsis. Según otras fuentes, que no son todas legendarias, vivió primero en Antioquía y después en Éfeso, donde vivió con María y donde se venera su tumba. Predicó el evangelio en Judea y Asia Menor; posteriormente habría ido a Roma, durante la persecución de Domiciano, donde fue inmerso en aceite hirviendo junto a la Puerta Latina (este hecho tiene una festividad en el calendario de la Iglesia, el 6 de Mayo), pero salió ileso; por fin habría sido deportado a Patmos, donde tuvo las visiones del Apocalipsis. Muerto Domiciano, fue autorizado a regresar a Éfeso, donde escribiría el cuarto Evangelio y moriría en tiempo de Trajano en Éfeso.
Actualmente, algunos biblistas, sostienen, que no escribió nada, y que murió mártir, al mismo tiempo que su hermano, cerca del año 44. Patrón de Besançon, Lyon, Pesaro, Sicilia.... FIESTA.
INICIO


Santa FABIOLA. M. 399.
Martirologio Romano: Conmemoración de santa Fabiola, viuda romana, la cual, según el testimonio de san Jerónimo, dedicó y llevó a cabo su penitencia en beneficio de los pobres.

Descendiente de la familia de los Fabios. Después de un matrimonio no excesivamente ejemplar, su marido la repudió, y se casó otra vez por lo civil, a pesar de que era cristiana, causando escándalo en la Roma del papa san Dámaso.
San Jerónimo escribió de ella: "Ella era joven, y no pudiendo observar su viudez, pensó en que mejor era reconocer abiertamente su debilidad". El segundo marido murió, e hizo penitencia pública en la puerta de la basílica de Letrán y dedicó todas sus riquezas a la asistencia de los enfermos en un hospital que fundó en Roma (el primero de su género en Occidente), en colaboración con san Pammaquio.
En el 359, emprendió una vida de santidad bajo la dirección de san Jerónimo, marchándose con él a Belén, donde estudió a fondo las Sagradas Escrituras. San Jerónimo la inició también en el amor a la soledad y la vida ascética. En este viaje visitó a santa Paula de Roma y a su hija santa Eustoquio, que llevaban vida monacal en Belén.
Apoyó a san Jerónimo en su conflicto con el obispo de Jerusalén en su controversia con la doctrina de Orígenes. Hubiera querido vivir siempre en Belén, pero junto a Jerónimo tuvo que huir de una temida invasión de Palestina por los hunos, volvió a Roma. Pensó en un tercer matrimonio, pero fue disuadida a contraerlo y se entregó toda a la caridad; levantando un albergue para los peregrinos necesitados. Quiso volver a Belén pero la muerte le sorprendió antes de poder hacerlo.
INICIO


Beato ALFREDO PARTE SAIZ. (1899-1936).
Martirologio Romano: En la ciudad de Santander, en Cantabria, en el litoral de España, beato Alfredo Parte, presbítero de la Orden Clérigos Regulares de las Escuelas Pías y mártir, que, en tiempo de persecución, por ser sacerdote fue llevado al glorioso martirio.

Nació en Cilleruelo de Bricia (Burgos). Desde muy niño sintió la vocación escolapia; profesó en 1916. Fue ordenado sacerdote escolapio en Palencia en 1928. Una enfermedad en el fémur le dejó cojo cuando tenía 18 años. Eso le impidió compartir el deporte con sus alumnos, expresando el carácter alegre que tenía. Además, esa enfermedad originó una de las anécdotas más significativas y espontáneas de su martirio. Viéndole cojo los milicianos, quisieron ayudarle a subir a la cubierta del barco para fusilarle. A lo que él respondió. "Hasta ahora he necesitado cachava, pero para subir hacia Dios no necesito cachava”. Y la arrojó, trepando como pudo hasta la cubierta.
Ejerció el ministerio calasancio en Villacarriedo. Fue un hombre franco, claro, sencillo, natural, buen compañero y con gran sentido del humor. Fue profesor de mecanografía y taquigrafía. Fue director del internado y procurador de la casa.
Cuando estalló la guerra civil, se encontraba en su pueblo pasando las vacaciones, pero al enterarse de la persecución hacia los religiosos regresó a Villacarriedo, y de allí pasó a Santander, donde en ningún momento quiso renunciar a vestir el hábito y declararse sacerdote escolapio. Antes de morir dijo: "Haga saber a los escolapios que muero porque quiero. Deseo dar mi vida por Dios y por las Escuelas Pías". Murió en la nave prisión "Alfonso Pérez", atracada en el puerto de Santander, de un tiro en la nuca.
INICIO


Beato JOSÉ MARÍA CORBÍN FERRER. (1914-1936).
Martirologio Romano: En un barco prisión en la costa de Santander en España, beato José María Corbín Ferrer, que afrontó la gloriosa prueba por Cristo.

Nació en Valencia. Era un joven soltero y universitario, estudiante de Medicina y de Ciencias Químicas. Estuvo becado por la universidad Internacional de Santander. Era miembro de la juventud de Acción Católica y congregante mariano. Trabajó activamente en la Federación Regional de Estudiantes Católicos y pertenecía a la Comunión Tradicionalista. Era catequista de niños y visitaba asiduamente a los enfermos del hospital.
La guerra civil le pilló en Santander, donde no tuvo ningún miedo a manifestar sus convinciones católica. Fue detenido y llevado a una checa del ayuntamiento santanderino, donde estuvo dos semanas y después llevado al barco prisión “Alfonso Pérez” en Santander. No perdió el ánimo, de manera que ayudaba a los demás granjeándose las simpatías de los propios guardianes. Con los presos rezaba todos los días el rosario poniéndose en manos de la Providencia. Durante un bombardeo de los nacionales de Santander, que alcanzó al buque prisión, ayudó a los heridos. Presintiendo su muerte, se confesó y días después fue fusilado después de gritar vivas a Cristo Rey. Su padre, en Valencia, también fue fusilado.
INICIO


Beata SARA SALKAHÁZI. (1899-1944).

Nació en Kassa-Kosice en el seno de una familia acomodada. Era una mujer inteligente, profesora y periodista. Se afilió al partido socialista cristiano y fue redactora de su periódico, ocupándose sobre todo de problemas sociales femeninos.
En 1930 profesó como Religiosa de la Asistencia. Eligió como lema de su vida religiosa: “Heme aquí: envíame” (Is. 6,8). Los obispos de Eslovaquia le encomendaron la organización del movimiento nacional de jóvenes. Quiso irse de misionera a China o Brasil, pero el estallido de la II Guerra Mundial se lo impidió. Después de algunas incomprensiones con sus superioras, en 1940 emitió los votos perpetuos.
Como directora nacional del movimiento católico de jóvenes trabajadoras creó el primer colegio húngaro para trabajadoras, cerca de Balatón. Cuando el partido nazi húgaro alcanzó el poder y comenzó a perseguir a los judíos, las Religiosas de la Asistencia dieron refugio a muchos. Por su parte, sor Sara, con grandes sacrificios y poniendo en peligro su vida, les brindó en las casas que había fundado para las trabajadoras.
Durante una redada en Budapest, la detuvieron y la condujeron hasta un muelle a orillas del Danubio. Allí, mientras hacia la señal de la cruz, la fusilaron, juntamente con la catequista Vilma Bernoviczs y las personas que había escondido en su casa, después la arrojaron al río.
INICIO


OTROS SANTOS DEL DÍA:

Santa Nicarete. M. c. 404.
Sozomeno es quien nos hace mención de Nicarete. Nació en Nicomedia en el seno de una familia acaudalada. Residió en Constantinopla durante el gobierno de san Juan Crisóstomo, de la que llegó a ser una gran amiga. San Juan la quiso consagrar diaconisa o superiora de un grupo de vírgenes de la Iglesia, pero ella prefirió la vida retirada y humilde. Cuando Juan Crisóstomo fue exiliado por primera vez, ella fue privada de sus bienes; utilizó lo poco que le quedó en obras de caridad, especialmente con los enfermos.
Cuando en el 404, comenzó la persecución contra los partidarios de san Juan, Nicarete dejó Constantinopla. Se ignora la fecha de su muerte. Ni en Oriente, ni en Occidente esta santa aparece en los calendarios. Fue Baronio quien introdujo la fecha arbitraria del 27 de Diciembre en el Martirologio Romano.


Santos Teodoro. M. 841 y Teófanes. M. 845.
Martirologio Romano: En Hisarlik en Bitinia, en la actual Turquía, pasión de san Teodoro, monje del monasterio de San Sabas en Palestina, sacertode y mártir, que, en Constantinopla, junto a su hermano Teófanes, por defender el cunto de las sagradas imágenes, después de sufrir azotes, la prisión, el exilio y la incisión de algunos versos en la frente, que le valió el nombre de Graptós, “marcado”, murió al final en la cárcel.
Eran hermanos, monjes de la "laura" de San Sabas en Jerusalén, eran defensores del culto de las imágenes; cruelmente perseguidos por los emperadores bizantinos. Teodoro murió de malos tratos en la cárcel en el 841 y su hermano, que le sobrevivió unos años, fue nombrado obispo de Nicea y murió en el 845.


Francisco Spoto. Beato. (1924-1964).
Nació en Raffadali (Italia). Tenía un carácter determinado muy acentuado: humilde, tenaz, con gran sentido del deber y de la responsabilidad. En 1951 fue ordenado sacerdote dentro de la Congregación de los Siervos de los Pobres. En 1959 fue elegido Superior General con dispensa de la Santa Sede, pues apenas contaba los 35 años. Se propuso vitalizar la congregación. Consiguió la aprobación de las Constituciones , por parte de la Santa Sede. Lo más importante abrir una misión en Biringi en el actual República Democrática del Congo. En aquella época el antiguo Congo Belga estaba logrando su independencia, y la seguridad de los misioneros era muy inextable por las continuas persecuciones. En este contexto el Padre Francisco partió para su misión, no sin antes renunciar al cargo de Superior General.
En 1964, con tres hermanos se vió obligao a dejar la misión, vagando sin rumbo e intentando huir de los “simbas” que querían matarlos. Después de innumerables peripecias fueron capturados. Mientras sus compañeros eran liberados, él alcanzó la palma del martirio con una gran serenidad.
INICIO

http://www.aciprensa.com/podcast/santo/diciembre27juanevangelista.mp3


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores