GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 5 de Diciembre

SAN SABAS, AbadINDICE


Sabas, Santo Abad
Felipe Rinaldi, Beato Fundador
Crispina, Santa Biografía
Bartolomé Fanti de Mantua, Beato Presbítero Carmelita
Narciso Putz, Beato Mártir
Nicolás Stenso, Beato Obispo y Científico
Beato JUAN GRADENIGO
San JUAN ALMOND
VIDEOS

SAN SABAS Abad
n. 439 en Capadocia; † hacia el año 532
Bien sé de quién me he fiado,
y estoy cierto de que es poderoso para conservar
mi depósito hasta aquel día.
(2 Timoteo 1, 12)

  San Sabas, nacido en Capadocia en el año 439, a los ocho años de edad entró a un monasterio cerca de Cesárea y, después, atraído por los Santos Lugares, se fue a habitar una gruta junto al torrente del Cedrón, donde no había, en la Cuaresma, otro alimento fuera de la Santa Eucaristía, y donde muy pronto tuvo numerosos discípulos. Un día, un león le dejó su caverna. Fue a combatir a los eutiquianos en Constantinopla, y fue llevado, no obstante su pobre vestimenta, ante Anastasio II. Más tarde, el emperador Justiniano, habiendo ido a verlo, fue abandonado por él no bien San Sabas oyó llamar para el oficio divino. Murió en el año 532.


MEDITACIÓN SOBRE LA ESPERANZA
I. Espera en Dios, pero témelo: la esperanza sin el temor conduce a la pereza espiritual; el temor sin la esperanza conduce a la desesperación. Dios es bueno, quiere salvarnos: ¡cuán consolador es este pensamiento! Dios es justo, puede condenarnos: ¡cuán terrible es este pensamiento! Dios mío, temo vuestra justicia, pero tengo confianza en vuestra bondad; emplead conmigo, no los rigores de vuestra justicia, sino las dulzuras de vuestra misericordia.

II. Espero de vuestra bondad vuestra gracia en este mundo y vuestra gloria en el otro. No es de mi ingenio ni de mi trabajo ni de mis amigos de quienes espero mi felicidad; de Vos es, oh Dios, que sois el único apoyo de mi esperanza. Tampoco son riquezas, placeres y honores lo que espero de vuestra liberalidad; yo espero, deseo, pido solamente vuestra santa gracia; dadme vuestro santo amor, quitadme todos los bienes de la tierra, y estaré demasiado contento y demasiado rico. Al ver nuestro desinterés en los bienes celestiales y nuestro apego a los bienes de este mundo, diríase que no tenemos ni fe ni esperanza. Pecamos contra la fe y la esperanza; parece que no creemos sino en la vanidad y en la mentira (San Cipriano). 

III. Mi esperanza no está fundada en mis trabajos sino en los méritos de mi Salvador Jesucristo. Si considero mi flaqueza, no me queda sino esperar el infierno; pero si dirijo mis miradas a Jesús crucificado por mí, debo esperar el paraíso. ¡Que se levanten contra mí mis enemigos, no seré confundido, porque es en Vos en quien espero y no en mí, Señor! (San Agustín).

La esperanza en Dios.
Orad por vuestros superiores eclesiásticos.

Haced, os suplicamos, Señor, que la intercesión del santo abad Sabas nos haga agradables ante vuestra Majestad, y que obtengamos por sus ruegos lo que no podemos esperar de nuestros méritos. Por J. C. N. S.

Crispina, Santa.


Biografía, 5 de diciembre
Por: P. Felipe Santos | Fuente: Catholic.net

Etimológicamente significa “ de pelo rizado”. Viene de la lenguas alemana.

Dice el Salmo: “Dios mío, te doy gracias por tu amor y tu verdad; aumentaste la fuerza de mi alma”.

Esta mujer tenía mucho dinero e hijos a quien alimentar y educar.

Vivía en Tebaste, Africa, al final del siglo III y comienzos del IV.

La gracia de Dios tocó su corazón. Resplandecía ante todos por su virtud y todos, ya en vida, comenzaron a llamarla la “santa.

Su salud no era muy fuerte que digamos, pero lo compensaba todo con la fortaleza de su alma.
Dios aumentaba la fuerza de su alma como dice el Salmo.

Los creyentes en Cristo el Señor la querían y respetaban con cariño profundo.
Era una buena consejera en asuntos cristianos y humanos. Las dos cosas van íntimamente unidas.

Las orientaciones que daba, eran acertadas.
Todo era paz y felicidad hasta que estalló la décima persecución de Diocleciano.

Este hombre estaba ciego y maniático por acabar con todos los nuevos creyentes.
Una de las primeras víctimas – porque era la más conocida – fue santa Crispina.

La llevaron ante la presencia del juez Anulino. Le hizo muchas preguntas. Y más amenazas todavía. Ella no se inmutaba ante nadie.
El mismo juez sintió la humillación ante la valentía de esta señora.

La atormentó sin cesar hasta dejarla extenuada. Irritado, mandó que la degollaran en Tebaste el 5 de diciembre del año 35.
INDICE


Beato NICOLÁS STENSEN. (1638-1686).


Martirologio RomanoEn Schwerin, de la región del norte de Alemania, tránsito del beato Nicolás Stensen, obispo titular de Titiopolis, el cual, siendo oriundo de Dinamarca, fue primero uno de los más preclaros investigadores de las ciencias naturales de su tiempo, pero al abrazar la fe católica, queriendo servir a Dios en la tutela de la verdad, fue ordenado presbítero y después obispo, desarrollando con todo esmero su misión en la Europa septentrional.

Nació en Copenhague (Dinamarca), de padres luteranos, en un momento de intransigencia religiosa. En 1648, frecuentó la Escuela Latina, donde sobresalió en matemáticas y ciencias, pasando en 1656, a la Universidad para estudiar medicina, estudios que llevó adelante en Rostock, Amsterdam y Leiden, especializándose en anatomía y comenzando la publicación de trabajos que lo acreditaron como excelente científico; realizó sus primeros descubrimientos científicos sobre la tiroides, al que siguieron otros sobre músculos y el corazón. Entró además en contacto con grupos cristianos no luteranos y con la filosofía de Descartes y Spinoza que le hizo plantearse cuestiones vitales.

Por entonces entró en relación con dos médicos católicos: Reiner de Graff y Teodoro Kerchring. Regresó a su patria, pero no pudo conseguir la cátedra de anatomía de Copenhague y decidió, en 1660, ir a París, donde estuvo en contacto con religiosos católicos que ejercieron sobre él un importante influjo en su espíritu. Marchó a Italia, obteniendo en Florencia la amistad del gran duque Fernando II, y donde se relacionó con personalidades del mundo científico y eclesiástico; en junio de 1667, asistió en Livorno a la procesión del Corpus, que le dejó marcado. Preso ya de una gran crisis religiosa, volvió a Florencia. Aquí resistió las presiones de sus amistades para que se hiciera católico pero sin que él se decidiera. Su decisión fue imprevista; se dedicó al estudio de la Teología y en noviembre de 1667 ingresó en la Iglesia católica y confirmándose el día de la Inmaculada. 

Ya católico, siguió viviendo en Florencia, haciendo un extenso viaje por Europa y volviendo a Copenhague, el rey Cristián V lo nombró anatómico real. Pero su condición de católico le impidió ser catedrático en su país, y decidió volverse a Florencia (1674) para encargarse de la educación del príncipe heredero Fernando. Escribió una obra sobre los motivos que le habían inducido a abrazar la fe católica, y se decidió al apostolado gracias a que tenía muchos amigos en las iglesias reformadas. En 1675 fue ordenado sacerdote, sin abandonar su puesto de preceptor del príncipe. A ello unió la predicación asidua en varias iglesias florentinas así como el confesionario, al que acudían numerosos fieles, siendo director espiritual del gran duque.

En 1677 recibió la consagración episcopal como vicario apostólico de Hannover, con el título de obispo de Ticiópolis, y siendo el consagrante el beato Gregorio Barbarigo. Llegado a su Vicariato hizo visitas pastorales por su extenso territorio, donde había muy pocos católicos, y además diseminados. Se negó a enfrentarse con el clero protestante, y procuró mantener una relación ecuménica con todos. Terminó su visita en 1679 y envió un memorando al Papa con la propuesta de que el Vicariato fuera dividido en dos. El Pontífice aceptó y ejecutó la propuesta.

En 1680 fue nombrado obispo sufragáneo de Münster, resplandeciendo sus dotes de pastor de almas. Posteriormente fue Vicario apostólico en Hamburgo, y Dinamarca y otros países. Como se le ofrecía la posibilidad de entrar en Schwerin a ejercer su ministerio, dilató su proyectado viaje a Roma y visitó a los católicos de la zona hasta que a finales de 1686 le dio un terrible cólico nefrítico que acabó con su vida en pleno ministerio. Murió en Schwerin. Fue admirado tanto por católicos como por protestantes. Su cadáver fue llevado a Florencia, donde está enterrado en la iglesia de San Lorenzo. 
INDICE



San SABAS DE JERUSALÉN. (c.439 - 532).


Martirologio RomanoCerca de Jerusalén, san Sabas abad, que, nacido en Capadocia, se retiró al desierto de Judea, en donde fundó un nuevo estilo de vida eremítica en siete monasterios que se llamaron lauras, reuniendo a los solitarios bajo un superior. Vivió durante muchos años en la gran laura, que posteriormente llevó su nombre, brillando con el ejemplo de santidad y luchando esforzadamente por la fe de Calcedonia.

Natural de Mutalasca, Capadocia (actualmente Kaisery); su padre era oficial del ejército y la familia se trasladó a Alejandría. Su infancia fue difícil, de manera que tuvo que huir de las disputas familiares de sus tíos, que se portaron cruelmente con él, buscando hospitalidad en el monasterio de Flaviana, donde se le acogió a pesar de su juventud. Peregrinó a los 20 años a Tierra Santa pero el monasterio de Jerusalén, a causa de las disputas monofisitas no le dieron la paz que buscaba. Luego hizo vida religiosa con santos Eutimio y Teoctisto en una “laura” del mar Muerto donde estuvo diez años. Su maestro fue Domiciano. Hizo un viaje a Alejandría, donde pudo ver a sus padres ya ancianos. Sus padres le presionaron para que abandonara aquella vida. Pero él respondió: "Si los jefes de la tierra castigan a los que desertan de sus ejércitos, también es defraudar a Dios, si abandono su servicio". Aquí vivió retirado en soledad en una cueva, pero cerca del monasterio, pero esta vida no era la absoluta soledad que él buscaba así que en el 473, abandonó el monasterio y se refugió en una torre en la que vivió completamente solo durante cinco años. 

Ya con 30 años volvió a Jerusalén, buscando más tiempo para la oración solitaria, dedicó al desierto cinco días semanales; regresando el fin de semana al monasterio, con sus cincuenta trabajos de palma. Pasaba con los monjes el sábado y el domingo, y regresaba con nuevas palmas a la soledad. Con esta nueva experiencia, fundó en el 479, ya en la plenitud de sus 40 años, su "Laura", Mar Sabás (que todavía subsiste). Pronto será imitado por muchos que vivían en la soledad. La laura es una especie de pueblo de cavernas excavadas en la roca, donde los ascetas se entregan a una vida medio cenobítica y medio eremítica. Compuso una regla litúrgica llamada “Typicon”. Fundó 15 lauras, y tuvo que vencer las reticencias de los monjes de la laura de Mar Sabás. 

En este cenobio, Sabas rebasó los 90 años; había sido ordenado sacerdote en el 492, por el patriarca de Jerusalén,  para poder ser abad; Salustio, que lo hizo archimandrita. Por este cargo, tuvo que acudir a Constantinopla para enfrentarse a las herejías de Nestorio y Eutiques, y lograr que el emperador bajara los impuestos a los eremitas. También consiguió del emperador Justiniano la clemencia para los soliviantados de Samaria y la defensa de la pureza de la fe católica. No le asustaban los rugidos de las fieras, ni de los herejes o tibios. Se le llamará el "ciudadano de Jerusalén"; "El santificado"; "Teóforo"; "Patriarca de los monjes" y "Estrella del desierto". Murió en la Laura del Cedrón. Desde 1969 su culto se ha limitado a los calendarios locales. 
INDICE



Beato JUAN GRADENIGO. M. 1025.


Era un noble veneciano, perteneciente a la ilustre familia de los Gradenigo que, hacia el 978, huyó de Venecia, junto con san Romualdo, el ermitaño Marino, el beato Juan Morosini y con el dogo san Pedro Urséolo, directos hacia el monasterio cluniacense de Cuxá (Cataluña), donde fueron acogido entre los benedictinos del monasterio. Aquí vivió durante un año la experiencia monástica bajo la dirección del abad Guarino y después la experiencia eremítica como discípulo de san Romualdo en el eremo de Longadera, acanto al monasterio, con una vida dedicada al trabajo agrícola y a la penitencia. 

Por encargo de san Romualdo, fundador de los camaldulenses, se trasladó junto a Guarino al cenobio de Ravena. En el 988, san Romualdo regresó a Italia y encargó a Juan que acompañara al conde de Vich, Oliba Cabreta, al monasterio de Montecasino porque quería hacerse monje diciéndole que se quedara con él como su director espiritual. Juan, poco después decidió acompañar a Guarino en una peregrinación a Tierra Santa, pero a poca distancia del monasterio el caballo de Guarino descabalgó al jinete y le dio una coz a Juan, fracturándole una pierna, el cual vio en esto la voluntad de Dios que no debía abandonar Montecasino. 

Construyó cerca del monasterio una capilla dedicada a la Virgen, viviendo como ermitaño; muchos monjes, abades, eclesiásticos, un futuro papa, estuvieron en su escuela; es recordado por sus ayunos, su gran virtud, la aversión que tenía por las murmuraciones. Fue sepultado en aquella capilla.
INDICE



Beato BARTOLOMÉ FANTI. (c.1443 - 1495).


Martirologio RomanoEn Mantua, de la Lombardía, beato Bartolomé Fanti, presbítero de la Orden de los Carmelitas, el cual, con palabras y con el ejemplo, incitó los corazones de los fieles al santo amor de Dios y a la filial devoción a María, Madre del Señor.

Natural de Mantua. Sus padres le educaron cristianamente y frecuentó los colegios de su ciudad natal. Era, dicen sus biógrafos, sencillo, apacible, modesto y siempre despedía una paz que contagiaba a cuantos trataban con él. Sabemos que desde muy joven, ingresó en los carmelitas (1560). Descolló en su amor al silencio y la oración; pasaba largos ratos ante el sagrario de su parroquia. Abrazó la reforma carmelitana de la congregación Mantuana, que si bien no estaba desgajada de la Orden, tenían unas constituciones más severas. 

Acudió al prior de la comunidad y le manifestó sus deseos: "Padre, le dijo, tengo ganas de entregarme del todo al Señor. Me han hablado maravillas del género de vida que lleváis en este convento y de tributáis un culto del todo especial a la Virgen María. ¿Me admitís a formar parte de vuestra familia religiosa? He oído decir que os llamáis Hermanos de la Bienaventurada Virgen del Monte Carmelo y yo deseo con todas mis ansias pertenecer a una Orden que esté totalmente dedicada al amor y al servicio de tan bondadosa Madre". El Prior quedó impresionado de las palabras de este joven y le admitió como miembro de la comunidad.

En 1452, fue ordenado sacerdote y dio su nombre a la recién fundada cofradía de la Virgen que estaba establecida en aquella iglesia. En 1460, según consta en el libro de actas de esta cofradía, era director espiritual de la misma. Después fue rector y prior y escribió las reglas y estatutos por los que debían regirse. Se dedicó de lleno a este ministerio hasta su muerte. En este campo trabajó con gran celo y aprovechamiento. No fue maestro del beato Juan Bautista Spagnoli, ya que éste estudió en Ferrara y no en Mantua y ademas, el beato Bartolomé no ejerció el cargo de maestro de novicios. Será famoso como predicador, y director espiritual, así como por su amor a María y a la Eucaristía. 
INDICE



San JUAN ALMOND. (1573-1612).


Martirologio RomanoEn Londres, en Inglaterra, san Juan Almond, presbítero y mártir, que durante más de diez años ejercitó ocultamente la cura pastoral, hasta que, reinando Jacobo I, a causa de su sacerdocio fue ahorcado en Tyburn, no dejando de hacer limosnas incluso desde el patíbulo.

Nació en Allerton en Liverpool. Estudió en Much Woolton, y luego marchó a Irlanda, desde donde pasó a Reims y en Roma, donde tuvo una disputa teológica con el cardenal Baronio que quedó gratamente impresionado por los conocimientos de aquel joven inglés. Fue ordenado sacerdote en 1598 en Roma. 

Trabajó en la misión inglesa desde 1602 a 1612. Trabajó duramente en el campo apostólico, defendiendo la fe católica frente a las calumnias que circulaban contra ella. Su labor fue tan destacada que el gobierno ordenó su busca y captura que ocurrió en 1612, y encarcelado en Newgate, donde estuvo a pan y agua. Ministros anglicanos, así como el obispo de Londres, John King, 

intentaron polemizar con él, pero no consiguieron que desistiera de su fe.

Se le pidió que prestara juramento reconociendo la supremacía del rey Jacobo I, a lo que se negó en cuanto que el juramento implicaba la supremacía sobre la Iglesia. Llegado al patíbulo repartió todo lo que poseía entre los asistentes, incluyendo cuatro libras de plata. Y dijo: “Una hora sigue a la otra, y nunca tarda mucho en llegar la muerte. Pero propiamente no es muerte, es la puerta de la vida toda vez que nos lleva a la felicidad eterna”. Mientras lo ahorcaban no dejó de pronunciar el nombre de Jesús.
INDICE



Beato FELIPE RINALDI. (1856-1931).


Martirologio RomanoEn Turín, beato Felipe Rinaldi, sacerdote de la Sociedad Salesiana, que trabajó por la difusión de la fe en tierras de misión

Nació en Lu Monferrato (Italia). Hasta los 20 años se dedicó a los trabajos en el campo. Conoció a san Juan Bosco, y decidió hacerse salesiano. Se le nombró director de la casa salesiana de Mathi Torinese, para vocaciones tardías. Se destacó por su bondad y capacidad de formación. San Juan Bosco le recibía tres veces a la semana y así le fue formando. El sucesor de don Bosco, el beato don Miguel Rua, le envió a España, y estuvo en Sarriá donde hizo de este centro el punto clave de la expansión salesiana de España y Portugal; fue Inspector de la provincia de España, y fundó 21 casas. Fue nombrado, a la muerte del beato Miguel Rua, rector mayor de la Sociedad de San Francisco de Sales (o Salesianos), y en este cargo permaneció hasta su muerte. 

En este alto cargo desplegó un celo y una paternidad admirables, subrayando que la verdadera fisonomía de la Obra Salesiana no está tanto en los éxitos exteriores cuanto en la profunda, serena y tranquila vida interior. Tradujo este su concepto dinámico de la espiritualidad y del trabajo en fuerza socialmente eficaz, intercediendo ante Pío XI para que concediese la indulgencia plenaria a la santificación del trabajo. 

Animador de movimientos laicales, animó y dirigió aquel grupo juvenil fervoroso de muchachas que, inspirándose en Don Bosco, se propuso desde 1910 unir los dos ideales de vida consagrada y de apostolado en el mundo para el bien de la juventud. Fue el inicio del "Instituto Secular de las Voluntarias de Don Bosco" (VDB). 
Pero, antes aún, Don Rinaldi atendió con un celo particular al Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, el cual, gracias a sus consejos, creció en vitalidad no menos que la Congregación Salesiana. Esta última aumentó con él, pasando de 4.788 miembros en 404 casas, a 8.836 en 644 casas, en una atmósfera donde "se respiraba más el afecto del padre que la autoridad del Superior". En este su modo de ser y de actuar es comúnmente reconocido el signo más incisivo del rectorado y de la "Santidad" de Don Felipe Rinaldi.

"Es verdad - atestiguó Don Pedro Ricaldone - que muchas veces él tuvo una salud enfermiza; pero fue capaz de conseguir un bien extraordinario. Se preocupó con todo su empeño de la formación del personal con reuniones, visitas y escritos que le hicieron apreciar y amar por todos". Fue un trabajador incansable. De mil modos y durante toda la vida, sin ahorrar fatigas, se dedicó a incrementar entre los obreros y las obreras de toda categoría las formas asociativas y las organizaciones de ahorro que desembocaron siempre en el crecimiento del sindicalismo cristiano y de las obras de previsión social. A todos los salesianos recomendó en particular la asistencia a los emigrados sin distinción de nacionalidad, acentuando en la caridad el máximo universalismo. Murió en Turín lleno de méritos.
INDICE



Beato NARCISO PUTZ. (1877-1942).


Martirologio RomanoCerca de Munich, en Baviera, de Alemania, beato Narciso Putz, presbítero y mártir, que mientras Polonia estaba bajo un régimen extranjero durante la guerra, fue llevado al campo de concentración de Dachau por su tenacidad en la fe y allí murió agotado por crueles tormentos.

Nació en Sieraków. Ingresó en el seminario de Poznan, ordenándose sacerdote en 1902. Primero fue primer vicario de Boruszyn y luego mansonario de Szamotuly. En 1913, fue administrador de la parroquia de Wronki, y en 1915, fue nombrado párroco de Madre; después de la parroquia del Corazón de Jesús de Bydgoszcz, para pasar en 1925, a la de San Adalberto de Poznan. En 1937, fue nombrado canónigo de la catedral.

A los pocos días de declararse la II Guerra Mundial fue arrestado en Poznan, y enviado al campo de concentración de Dachau, luego pasó al de Gusen, y en 1940, volvió al de Dachau. Las durísimas condiciones del campo minaron su salud al extremo que tuvo que ser ingresado en el hospital del campo, en el cual murió a causa de los trabajos y la miseria. 

Narciso sobresalió por su gran caridad, y se le conocía como el párroco de los pobres. Para ellos fundó en su parroquia la Sociedad de San Vicente de Paúl, tanto para hombres como para mujeres. En los campos de concentración en los que estuvo procuró animar y servir a sus compañeros y organizó misas clandestinas para mantener el espíritu religioso de los presos.
INDICE


VIDEOS
INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores