GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 2 de Febrero

INDICE

PRESENTACIÓN DEL SEÑOR
San LORENZO DE CANTERBURY
Beato SIMÓN FIDATI DE CASCIA
Santa CATALINA DE RICCI
San NICOLÁS SAGGIO DE LONGOBARDIS
Beato ESTEBAN BELLESINI
San JUAN TEÓFANES VÉNARD
Beata MARÍA CATALINA KASPER
Beato LUIS BRISSON
Beato ANDRÉS CARLOS FERRARI
Beata MARÍA DOMINICA MANTOVANI
OTROS SANTOS DEL DIA
VIDEOS
Pionio presbítero y mártir; Severo, Pablo, Basilio, Everardo, obispos; Soro, Tuján, abades; Inocencia vírgen; David, Simón y Sigeberto III, confesores

FIESTA DE LA PURIFICACIÓN
Cumplido asimismo el tiempo de la purificación de la madre,
según la ley de Moisés, llevaron el niño a Jerusalén,
para presentarlo al Señor.
(Lucas 2, 22)


María va al templo a someterse a la ley de la purificación, aunque esté exenta de ella en su calidad de virgen y de Madre de Dios. Va al templo a presentar a Jesús a su Padre Eterno; lo rescata ofreciendo por él dos tortolitas. Simeón, a quien el Señor ha revelado que no morirá sin haber visto al Mesías, lo reconoce en los brazos de María, lo adora, y predice a su santísima Madre todo lo que Ella deberá sufrir.

MEDITACIÓN SOBRE LA PURIFICACIÓN

I. Al presentarse para ser purificada, María sacrifica su gloria a la gloria de Dios, porque, para cumplir la ley, oculta sus dos admirables prerrogativas: la de virgen y la de Madre de Dios. Aprende de este misterio a poner tu honra en la obediencia a Dios. Aunque fuese preciso que pases por el mayor pecador de la tierra, siempre que Dios sea con ello glorificado, debes estar contento. Jesús te da el ejemplo sometiéndose a la circuncisión, y María observando la ceremonia de la purificación. La verdadera honra está en la estima que Dios tiene de ti.

II. Ella inmola a su querido Hijo, lo presenta a su Padre para que disponga de Él a su agrado. Da a Dios lo más precioso que tiene. ¡Gran lección para padres y madres! Es menester que ofrezcan a Dios sus hijos y no, por lo contrario, que les impidan consagrarse a su servicio cuando quieran hacerlo. Ofrezcamos hoy a Dios lo más querido que tenemos: nuestros corazones, nuestra voluntad, nuestras inclinaciones!

III. El Eterno Padre recompensa a María por su generosidad: le devuelve su Hijo y su honor por medio de Simeón, quien reconoce en Ella a la Virgen Madre de Dios y lo torna a sus brazos. Si sacrificas a Dios tu honra y tus inclinaciones, Él te recompensará liberalmente aun en esta vida. ¡Cuán bueno es servir a un Señor tan generoso! Él da los bienes del cielo a quien le sacrifica los de la tierra. ¿Por qué no cambiar la tierra por el cielo? ¿Por qué con bienes pasajeros, no comprar los eternos? ¿Por qué, con lo que es perecedero, no adquirir lo que dura siempre? (San Pedro Crisólogo).

La imitación de la Santísima Virgen.
Orad por las congregaciones de la Santísima Virgen.

ORACIÓN

Dios todopoderoso y eterno, escuchad benigno las súplicas que dirigimos a vuestra suprema Majestad, y así como vuestro Unigénito fue hoy presentado al templo, revestido de carne semejante a la nuestra, haced que nos presentemos ante Vos con un corazón purificado. Por J. C. N. S.



PRESENTACIÓN DEL SEÑOR


Martirologio Romano:Fiesta de la Presentación del Señor, llamada por los griegos Ipapánte: cuarenta días después del Nacimiento del Señor, Jesús fue conducido por María y José al Templo, sea para cumplir con la ley mosaica, sea sobre todo para encontrar a su pueblo creyente y jubiloso, luz para iluminar a las gentes y la gloria de su pueblo Israel

Esta fiesta, que cierra las solemnidades de la Encarnación, conmemora la Presentación del Señor, el encuentro con Simeón y Ana, (encuentro del Señor con su pueblo) y la purificación ritual de la Virgen María.

Presentación: Cuarenta días después del nacimiento de Jesús, María y José llevaron al Niño al Templo, a fin de presentarlo al Señor, según la ley de Moisés (Ex 13, 11-13).
Lucas 2,22-38: Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la Ley del Señor: "Todo varón primogénito será consagrado al Señor" y para ofrecer en sacrificio "un par de tórtolas o dos pichones", conforme a lo que se dice en la Ley del Señor. Y he aquí que había en Jerusalén un hombre llamado Simeón; este hombre era justo y piadoso, y esperaba la consolación de Israel; y estaba en él el Espíritu Santo. Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor. Movido por el Espíritu, vino al Templo; y cuando los padres introdujeron al niño Jesús, para cumplir lo que la Ley prescribía sobre él, le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo:

«Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz; porque han visto mis ojos tu salvación, la que has preparado a la vista de todos los pueblos, luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel.»
Su padre y su madre estaban admirados de lo que se decía de él. Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: «Este está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción - ¡y a ti misma una espada te atravesará el alma! - a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones.»

Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad avanzada; después de casarse había vivido siete años con su marido, y permaneció viuda hasta los ochenta y cuatro años; no se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones. Como se presentase en aquella misma hora, alababa a Dios y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.

Simeón, al ver a María y a José con el Niño Jesús, conoció por una revelación divina que era Cristo. Tomó entonces al Niño en sus brazos y bendijo a Dios y exclamó:
Ahora puedes dejar morir en paz, Señor, a tu siervo, porque han visto mis ojos a tu Salvador, luz para las naciones y gloria de Israel. María y José admiraban sus palabras.

Y vuelto a María le anunció: Este ha sido puesto para ruina y para resurrección de muchos; y como una señal de contradicción; y una espada atravesará tu alma.
Los dolores que se le anuncian a María es el origen de la celebración de esta fiesta. El dolor como forma de purificación interior.

Procesión con las candelas, "Candelaria": "luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel" (Lc 2,32). La procesión con velas nos recuerda que La Virgen da luz a Jesucristo, Luz del Mundo, quien se manifiesta a su pueblo por medio de Simeón y Ana.
No se sabe con certeza cuando se iniciaron las procesiones en relación a esta fiesta, pero en el siglo X ya se celebraban con solemnidad. Después de la procesión los cirios se llevan a las casas para encenderse cuando hubiese necesidad de oración especial.}

Historia de la Fiesta:
A mediados del siglo V esta fiesta se conocía como "La Candelaria" o "Fiesta de las Luces". La Virgen Maria ha dado luz a la Luz del Mundo, Jesucristo y en esta fiesta El se manifiesta a Simeón y Ana.
Hasta el siglo VI se celebraba a los cuarenta días de la Epifanía, el 15 de febrero. Ahora se celebra el 2 de febrero, por ser a los cuarenta días de la Navidad.
De origen oriental, esta fiesta no se introdujo en la liturgia del Occidente hasta el siglo VII. Al final de este siglo ya estaba extendida en toda Roma y en casi todo Occidente. En un principio, al igual que en Oriente, se celebraba la Presentación de Jesús más que la Purificación de María.
El Concilio Vaticano II restaura esta fiesta a su origen primariamente Cristológico, celebrándose como la Presentación de Jesús en el Templo.

Cristo, luz de las naciones es presentado en el templo de Jerusalén. Jesús entra en el templo de brazos de María, como Luz de las naciones y tiende, como Pontífice, su mano salvífica.
Los fieles salen a su encuentro con velas en las manos y aclamándolo, a una con el anciano Simeón, quien reconoció a Cristo como “Luz para alumbrar a las naciones”, al mismo tiempo que se le anuncia a María sus dolores, pero no por ello deja su obra corredentora. FIESTA.
INDICE


San LORENZO DE CANTERBURY(604-619).

Laurel, Laureado
Martirologio Romano:En Canterbury, en Inglaterra, san Lorenzo, obispo, que gobernó esta Iglesia después de san Agustín y la engrandeció al convertir a la fe al rey Edbaldo
Fue uno de los benedictinos enviados por san Gregorio Magno a convertir Inglaterra. San Agustín de Canterbury lo envió a Roma para que informase al Papa de sus progresos en la misión inglesa en el reino de Kent y para que regresase con nuevos misioneros. En el verano de 601, Lorenzo regresó a Inglaterra con san Melito, quien sería el tercer arzobispo de Canterbury.

Fue consagrado obispo de Canterbury en el 604. Agustín consagró a Lorenzo antes de fallecer para asegurar la sucesión, por temor a que si no había alguien que entrara en el cargo inmediatamente, dañaría el proceso de cristianización en Gran Bretaña. No obstante, Lorenzo nunca recibió palio de Roma, es decir, nunca recibió su ratificación, por lo que puede ser considerado un obispo no canónico para Roma.
En 610, recibió correspondencia del papa Bonifacio IV dirigida a él como arzobispo y sucesor de Agustín. Estas cartas llegaron porque Lorenzo envió a san Melito a Roma previamente en 610, para recibir consejo del Papado sobre cuestiones al interior de la Iglesia Inglesa. Mientras estuvo en Roma, Melito asistió a un sínodo y trajo consigo los decretos allí aprobados para entregárselos a Lorenzo.

Fue Lorenzo quien, en 613, consagró la abadía de San Agustín que Agustín había construido en Canterbury, con la advocación a San Pedro y San Pablo, pero que luego fue nuevamente consagrada a San Agustín de Canterbury. Lorenzo también escribió a los cristianos en las tierras mantenidas por los escoceses y por los britanos para urgirlos a mantener Pascua el día en que la Iglesia Católica la celebraba, en lugar de su fecha tradicional, como parte de la "controversia de Pascua". Beda ha conservado la carta en su "Historia".

En 609, Lorenzo sostuvo que el obispo Dagan, un obispo celta, no comería con Lorenzo ni compartiría un techo con el arzobispo debido a las diferencias entre las dos iglesias. En otro momento, Lorenzo escribió que "unos pocos celtas que viven donde el mundo termina no pueden sostener que saben más que todas las iglesias de la Cristiandad."
Tuvo que soportar muchos sufrimientos debido a la reacción pagana del rey Eadbaldo de Kent, que a pesar de tener relaciones con la esposa de su difunto padre, tenía ataques de locura; la demonolatría ganó terreno entre los sajones orientales. Los obispos Melito y san Justo de Canterbury, llegaron a exiliarse a Francia, porque pensaron que su misión no tenía nada que hacer en aquellas tierras que les habia vuelto la espalda. Lorenzo pensó en huir a Francia, pero en un sueño fue amonestado por san Pedro, permaneció en su puesto y consiguió convertir al rey, y de este modo la Iglesia de Inglaterra volvió a crecer otra vez.

Todo intento para extender la Iglesia más allá de los alrededores de Kent encontró dificultades debido a la actitud del rey Raedwald, quien se había convertido en el rey que gobernaba el sur tras la muerte de san Etelberto. Raedwald se convirtió antes de la muerte de san Etelberto, quizás, por recomendación de Etelberto, pero su reino no se convirtió y él mismo parece haber sido convertido solo lo suficiente para permitir un altar cristiano en su templo pagano.
Tras su muerte, Lorenzo fue enterrado en la abadía de San Pedro, más tarde renombrada como la de San Agustín. En 1091, sus restos fueron llevados a la nueva iglesia de San Agustín. Fue sucedido en el cargo por Melito, obispo de Londres.
INDICE


Beato SIMÓN FIDATI DE CASCIA. (c.1290-1348).

Que se le concede, Chato, narigudo, Encorvado
Martirologio Romano: En Florencia, de la Toscana, beato Simón Fidati de Cascia, presbítero de la Orden de Ermitaños de San Agustín, que con sus palabras y sus escritos condujo a muchos a vivir con más fidelidad la vida cristiana

Nació en Cascia, Italia, perteneciente a la familia Fidati. Después de un breve interés por la literatura profana y, en particular, tras el conocimiento de la figura y doctrina del franciscano espiritual Ángel Clareno, vistió joven el hábito agustiniano.
Con gran ilusión se dedicó a las ciencias naturales físicas y químicas pero aconsejado por una persona de bien, mudó de propósito y se dedicó a la ciencia de la gracia.
Durante toda su vida se consagró a la predicación, especialmente en tierra toscana. Fue un gran predicador y unos de los mejores maestros de vida espiritual de su tiempo en Italia. Censor franco y denodado de pecadores habituales, su severidad se extendía también a cuantos buscaban su compañía o su amistad, a quienes a veces trataba con aspereza. A pesar de ello su palabra, llena de ardor y pasión, fascinaba siempre al auditorio.

Y no fue menos apreciado como escritor, quehacer al que dedicaba gran parte de las noches según testimonio de fray Juan de Salerno, que vivió a su lado cerca de diecisiete años. En la más popular de sus obras, la titulada "L’ordine della vita cristiana", en los orígenes del italiano vulgar, hace una vigorosa llamada al seguimiento e imitación de Cristo, un ideal propuesto con amplitud en su obra maestra "De gestis Domini Salvatoris"

A propósito de esta última obra se cuenta cómo en una ocasión, mientras proyectaba la conveniencia y el modo de redactarla, se le habría aparecido el Señor bajo las apariencias de un joven que le invitaba a beber el cáliz que llevaba en sus manos. Simón lo probó y “la dulzura de esta bebida le quedó grabada durante el resto de su existencia, haciendo que le pareciera insípido cualquier otro alimento; y a continuación comenzó a escribir la referida vida del Salvador”. Especial mención merece también su "Epistolario", ya que es precisamente en sus cartas donde se documenta la actividad de Simón como director de espíritus, en contacto con personas de todo tipo y categoría social.

En su pensamiento, aparece cierta proximidad a las doctrinas de Clareno, pero, a diferencia de éste, supo evitar los extremismos. Es posible que Lutero conociese la obra de Fidati. No obstante, como es obvio, reflexiones sueltas o fragmentos de textos al margen de su contexto no autoriza en modo alguno a incluirlo entre los precursores del Reformador. Lo que resulta cierto es que lo mismo como predicador que como escritor influyó notablemente en la vida pública de su tiempo, a pesar de su vivir esquivo, con el continuo anhelo de la soledad, dedicado preferentemente a la oración y al estudio. En esta línea se explica su total rechazo a cualquier cargo de gobierno.

Promotor de la sencillez y abnegación evangélicas, procuró eludir cargos, títulos y prelaturas. Lleno de sinceridad, fue un desvelador de dobleces y reticencias. Amante de la soledad contemplativa, fue un incansable apóstol movido siempre por la obediencia. La obediencia ante todo, decía, siempre que no se oponga a la caridad. La obediencia de la Orden y la comunidad de sincero amor para con los hermanos le mantuvieron firme en su vocación en medio de muchas pruebas. Formar a Cristo en todos fue el motivo inspirador de su vida.
Víctima de “la gran peste” que asoló Europa, murió en Florencia. Sus restos, que no tardaron en ser trasladados al templo de San Agustín de Casia, y de allí, en 1810, a la iglesia de la beata Rita, hoy reposan en la basílica de la Santa. Tiene culto local.
INDICE



Santa CATALINA DE RICCI. (1523-1590)

(Catalina de Prato)
Total destrucción.
Pura, inmaculada
Martirologio RomanoEn Prato, de la Toscana, santa Catalina de Ricci, virgen, de la Tercera Orden Regular de Santo Domingo, que se dedicó de lleno a la restauración de la religión y por su asidua meditación de los misterios de la pasión de Jesucristo, obtuvo experimentarla de alguna manera

Se llamaba Alessandrina Lucrecia Romola de Ricci. Hija de unos patricios florentinos. Poco después de nacer Alejandra, murió su madre y su padre se casó de nuevo. Fue educada, con todo cuidado, por su madrastra y su padre. Ya desde niña aparecieron en ella virtudes que después darían un gran fruto
Ingresó a los diez años (1534) en el monasterio dominico de San Vicente in Prato, (Toscana), (fundado por nueve damas admiradoras de Savonarola), de donde su tío Timoteo Ricci, era capellán, y al año siguiente emitió los votos religiosos. Allí estaba su tía Luisa Ricci. Muy pronto quedaron profundamente admiradas las religiosas al descubrir las muchas y profundas virtudes que tenía. La expiaban para ver si su virtud, sobre todo la que manifestaba cuando se encontraba en oración, si era natural o pasajero.

Una de las notas características de su vida espiritual fue la meditación en la Pasión de Cristo, a la que dedicaba muchas horas de oración. A los 13 años volvió a la casa paterna donde continuó su vida conventual. Desde el tiempo del noviciado Catalina manifestó dificultades de adaptación a la regla, lentitud para aprender y trastornos físicos crecientes, que culminaron en 1538 en una grave enfermedad, que luego se achacaría a sus primeras manifestaciones místicas. Allí vivió una vida llena de virtud y criterio, de otro modo no se le hubiera confiado la dirección espiritual de las novicias, ni se la hubiera elegido priora para toda la vida. La reputación de su santidad atrajo a muchas visitas de numerosos obispos y cardenales, entre ellos: Cervini, futuro Marcelo II; Alejandro de Medicis, futuro Clemente VIII y Aldobrandini, futuro León XI. No aceptó nunca que se la alabara por su santidad o por los fenómenos místicos que recibía.

Pero no fue una monja como las demás, desde 1542, todas las semanas, los jueves y los viernes, sor Catalina tuvo éxtasis en los que revivía la Pasión de Cristo: azotes, la corona de espinas, las magulladuras de la cruz, las heridas de los clavos, todo el deja huellas sensibles en su cuerpo; de este misticismo también se producen los desposorios místicos con Cristo; pero nunca perdió la alegría y la sencillez. Ella rezó día y noche para que no se repitiesen estos fenómenos, que duraron 12 años. Por lo demás fue una mujer inteligente, equilibrada y de una audacia muy suya, siempre dentro de la más estricta ortodoxia. Era tal su misticismo que algunos pensaron que era locura y poco faltó para que fuera expulsada.

Gran admiradora de Savonarola (después de que fuera curada milagrosamente en el día de su ejecución de la enfermedad que sufría), hizo pintar su imagen con la palma del martirio en su mano. Tal vez en la Orden se vio con recelo su veneración a la memoria de Savonarola, pero su correspondencia con san Felipe Neri, san Carlos Borromeo, a quien le predijo un atentado, y después del intento frutado de asesinato, san Carlos tuvo siempre en su celda el retrato de Catalina; y san Pío V, la mostró muy lúcida. Fue gran amiga de santa María Magdalena de Pazzi, que la introdujo en el conocimiento de Jesús resucitado y en el misterio del amor y que tuvo la visión de verla subir al cielo, el día de su muerte. Fue canonizada en 1747 por Benedicto XIV.
INDICE

>

Santa JUANA DE LESTONNAC. (1556-1640)

El Señor es su gracia
Martirologio Romano: En Burdeos, en Francia, santa Juana de Lestonnac, la cual, siendo niña, rechazó la invitación y los esfuerzos de su madre para apartarla de la Iglesia católica y, al quedar viuda y después de educar convenientemente a sus cinco hijos, fundó la Sociedad de las Hijas de Nuestra Señora, a imitación de la Compañía de Jesús, para la educación cristiana de las muchachas

Nació en Burdeos de madre calvinista; su padre, católico, era magistrado y consejero del rey. La niña fue objeto de contradicción. Fue bautizada en la Iglesia católica, a pesar de la oposición de su madre, que intentó inculcar en ella sus propias ideas. Pero su fe combatida, acabó por fortalecerse apoyada por su padre, su hermano Guido y su tío, el célebre filósofo Montaigne, que llamó a su sobrina "bella princesa albergada en magnífico palacio". Cuando tenía 13 años, empezó a frecuentar el ambiente de los jesuitas, que habían llegado a Burdeos hacía poco, y la espiritualidad ignaciana influyó poderosamente en la formación de su personalidad.

Cuando Juana tenía 17 años le prepararon un matrimonio con un tal Gascón de Montferrant, barón de Landriras, a pesar de que quería ingresar en la vida religiosa. Por esta razón será baronesa de Montferrant-Landriras al casarse por imposición paterna en 1573.

Tuvo 7 hijos. Con 41 años se quedó viuda. Inició, a los 47 años, (una vez acomodados los cuatro hijos supervivientes) el noviciado cisterciense en el monasterio Fuldense de Toulouse, regido por las religiosas bernardas, pero su mala salud le obligó a interrumpirlo; entonces se sintió llamada (parece que por una visión de María) a fundar un Instituto religioso para la educación de las jóvenes, con el fin de frenar el calvinismo; este será su carisma. Entonces se retiró a sus posesiones de Mothe Darriet para hacer vida de penitencia y oración. Durante la peste que asoló Burdeos salió a la calle a auxiliar a todos los enfermos que encontró

En 1608 reunió a nueve compañeras más y fundó la Orden de Nuestra Señora de Burdeos (Compañía de María de la Enseñanza). Los jesuitas De Bordes y Raymond, le apoyaron y aconsejaron para que fundara una Congregacíón femenina con el espíritu de san Ignacio. Se fueron concretando las reglas de la Congregación, calcadas de las de san Ignacio, aunque el cardenal Sourdis quiso acoplar la obra en las reglas de las ursulinas, pero luego cedió. "La parte que Jesús nos da de su cruz nos hace conocer cuánto nos ama". Su proyecto fue aprobado por Pablo V en el 1607 y en Burdeos se abrió la primera casa. La Orden se difundió rápidamente: fundó alrededor de 30 casas y de todas ellas fue superiora general.

A causa de calumnias e intrigas de parte de una de sus religiosas, Blanca Hervé, fue depuesta y Blanca fue elegida superiora, y como tal la maltrató cruelmente y la hizo pasar algunos años de aislamiento, e incluso amenazó en expulsarla de la Congregación que Juana había fundado. Juana soportó sus pruebas con gran paciencia hasta que Blanca finalmente se arrepintió. Para entonces, sin embargo, santa Juana ya no deseaba ser repuesta como superiora y vivió sus restantes años en el retiro. Su lema fue "O trabajar o morir por la mayor gloria de Dios". Murió en Burdeos. Fue canonizada el 15 de mayo de 1949 por Pío XII.
INDICE


San NICOLÁS SAGGIO DE LONGOBARDIS. (1619-1709)

(Juan Bautista Saggio, Nicolás de Longobardo, Nicola da Longobardi)Martirologio Romano: En Roma, san Nicolás Saggio de Langobardis, religioso de la Orden de los Mínimos, que ejerció con humildad y santamente el oficio de portero

Juan Bautista Saggio nació en Longobardo en Calabria. Hijo de pobres progenitores, aprendió de ellos el amor a Dios. No sabía ni escribir ni leer, sólo sabía orar y trabajar, humillarse y mortificarse. Había en su pueblo un convento de religiosos mínimos de San Francisco de Paula y a él acudió Juan Bautista para encauzar la vocación religiosa que intensamente sentía. Sus padres, pese a ser personas piadosas, se opusieron con toda energía, y hubo el joven con gran paciencia y la ayuda extraordinaria de Dios de vencer esta resistencia y poder realizar su vocación. Con 20 años fue enviado a Paola a hacer su noviciado, recibiendo el hábito en calidad de oblato y tomando el nombre de hermano Nicolás. Fue realmente mínimo entre los mínimos.

Destinado a su propio pueblo natal por dos años, pasó luego al de San Marco Argentano, donde desempeñó los oficios de cocinero, jardinero y limosnero. Posteriormente pasó por otros cuatro conventos con idénticos oficios. En todos los conventos dejaba una estela de ejemplaridad en el cumplimiento de la regla y en el espíritu de fervorosa piedad. El corrector general de la Orden, P. Pedro Curtí de Cosenza, se lo llevó a Roma, al convento de San Francisco de Paula ai Monti, donde fue sacristán y luego portero. Dios le concedió extraordinarios dones místicos que le hicieron notable en su comunidad y fuera de ella, por lo que tuvo general fama de santidad en Roma. Entre 1693 y 1697 vivió fuera de Roma, y dentro de esos años, uno en el convento de su pueblo natal, cuya iglesia logró restaurar con las limosnas recogidas.

Vuelto a Roma, volvió a ser objeto de la veneración universal por su contagiosa piedad y su humildad evangélica. No pudo ser sacerdote porque era indocto. Fue siempre sereno, obediente y humildísimo; además, en su tiempo libre, visitaba las “siete iglesias”, y ayudaba a enfermos y pobres. Cuando se puso enfermo, acudieron a visitar su pobre celda cientos de personas, entre ellos cardenales y prelados de la Curia. Fue beatificado por Pío VI el 11 de julio de 1786 y canonizado por Francisco el 23 de noviembre de 2014.
INDICE


Beato ESTEBAN BELLESINI. (1774-1840)

Stefano Bellesini

Corona, Coronado de laurel, victorioso.
Martirologio Romano: En Genezzano, del Lacio, beato Esteban Bellesini, presbítero de la Orden de San Agustín, que permaneció fiel a su congregación durante tiempos difíciles y se dedicó infatigablemente a la educación de la juventud, a la predicación y al trabajo pastoral

Nació en Trento, en el seno de una familia acomodada. A los dieciocho años viste el hábito agustiniano en el convento de San Marcos. Poco después hace el noviciado en Bolonia, de donde es trasladado a Roma y de nuevo a Bolonia para el estudio de la Filosofía y de la Teología. Emitió sus votos religiosos en la Orden Agustiniana en 1794. Obligado por las tropas napoleónicas a abandonar los Estados pontificios, regresó a su ciudad de origen, en la que fue ordenado sacerdote en 1797, viviendo en el convento de San Marcos hasta su supresión en 1809.

Vivió tiempos difíciles. Suprimidas por el gobierno las casas religiosas en su región, vuelve al seno familiar, donde se dedicó intensamente a la actividad docente para cuidar de la formación cultural y cristiana de la juventud, en un ambiente adverso a la religión, abriendo en la propia casa una escuela gratuita. Conquistó en breve tiempo la estima y la confianza de la población, e incluso de la misma autoridad civil, que lo nombró inspector general de las escuelas de todo el territorio trentino. Si al inicio sus alumnos no llegaban al centenar, ahora fueron miles los que de alguna manera dependían de él.

Sin embargo, el P. Esteban deseaba mantenerse fiel su profesión religiosa. Ante la imposibilidad de realizar este deseo en Trento, ya que el gobierno no permitía volver a abrir el convento, en 1817 abandonó la docencia, y, burlando la vigilancia, se refugió en Bolonia, bajo dominio pontificio, donde ya se había restablecido la vida comunitaria. A las autoridades civiles de Trento, que le conminaron a volver para continuar en su puesto, respondió claramente que el vínculo que le une a Dios por los votos “y a mi amadísima Madre, que es la Religión que yo he profesado solemnemente”, es mucho más fuerte que cualquier otro. Aún más: “Esta invitación no me sería hecha ciertamente por vd., si conociera la fuerza de los vínculos sagrados de los religiosos unidos a Dios y al Rey de los reyes, a quien juré fidelidad perpetua ante el altar con los más sagrados votos”.

Llamado a Roma por el P. General de la Orden, fue nombrado maestro de novicios y párroco del santuario de Nuestra Señora de Genazzano, donde dedicó los últimos años de su vida al ministerio parroquial, atendiendo con solicitud a los pobres y a los niños, su ya viejo pero aún gran amor. Fue un gran educador de conciencias. Murió como consecuencia de su dedicación a las víctimas del cólera. Los restos del P. Esteban reposan en el Santuario de la Virgen del Buen Consejo de Genazzano. Fue beatificado el 27 de diciembre de 1904 por san Pío X.
INDICE


San JUAN TEÓFANES VÉNARD. (1829-1861).

Martirologio Romano: En Hanoi, en Tonkin, san Juan Teófano Vénard, presbítero de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París y mártir, que tras pasar seis años de trabajos ministeriales en la clandestinidad y en medio de grandes dificultades, fue encerrado en una jaula y condenado a muerte en tiempo del emperador Tu Duc, marchando serenamente a consumar su martirio por decapitación

Nació en Saint-Loup-sur-Thuet, en la diócesis de Poitiers. A los 18 años ingresó en el seminario de Montmorillon, donde estudió Filosofía y luego pasó al de Poitiers donde estudió Teología. Con las ordenes menores ingresó en el Instituto de Misiones Extranjeras de París; fue ordenado sacerdote en 1851.

Desde Amberes marchó para Tonkin y en 1852 llega a Singapur, donde halló a varios seminaristas huidos de Tonkin y en cuyas familias ya había habido mártires. De allí pasó a Hong Kong aguardando la oportunidad de ingresar en Vietnam. En el 1854, llegó al Vietnam a la zona de Cua Cam. El Vicario Apostólico, monseñor Retord, lo mantuvo a su lado y que se dedicara a aprender la lengua. Aunque la persecución ya estaba en marcha por orden de emperador Tu Duc, como un misionero curase al hijo del gobernador de Cua Cuam, en esta provincia, la orden de persecución se mantuvo ralentizada. En un segundo edicto del rey y antes de que el gobernador pudiera avisar a los misioneros, el seminario estaba rodeado de soldados. El padre Vinh Trinh salió para entretener a los soldados mientras que el obispo, Teófanes y otros sacerdotes y seminaristas pudieron ponerse a salvo
Estando en la localidad de Kim Bang, en casa de una anciana, y con la misión de que los apostatas cristianos volvieran a la fe católica, uno de ellos lo entregó y junto con el catequista Luong fueron conducidos a la prefectura de Phu Ly. Fue enviado al gobernador. De camino pararon en Ke Voi y el alcalde, que era cristiano, le dio a luz una carta del obispo coadjutor monseñor Theurel. Llegó a Hanoi enjaulado, donde fue interrogado, y junto a su seminarista se negaron a pisar la cruz, con lo cual fueron condenados a muerte.

La sentencia debía ser ratificada por la corte de Hue. Mientras llegaba, fue encerrado en una jaula, pero se le permitía salir, y recibió un trato humano, así pudo relacionarse con otros sacerdotes, recibir y dar los sacramentos y a través de una mujer, los cristianos de Hanoi, pudieron recibir la comunión. Mientras Teófanes se preparaba para el martirio concentrado en la oración.

Cuando llegó la orden del martirio le permitieron recibir la comunión, ponerse ropa nueva, y repartir sus pertenencia. Al llevarle al suplicio le pusieron una cruz en el suelo, que el se negó a pisarla, con lo que los soldados, lo obligaron y el no pudo oponerse a causa de las cadenas. El verdugo que le iba a decapitar le dijo que lo haría rápidamente si le daba dinero y él le contestó: “Nada tengo, cumple tu deber”. Le cortaron la cabeza, después de tres golpes, y con una espada rota. Su cabeza estuvo expuesta tres días y luego arrojada al río, que fue rescatada por los cristianos. Desde Tonkin había escrito: "¡Valor en la vida! ¡Viva el optimismo!". Santa Teresita del Niño Jesús estimaba las cartas escritas por el mártir desde la cárcel que decía: “Sus pensamientos son los míos; su alma se parece en todo a mi alma”. Fue canonizado por san Juan Pablo II el 19 de junio de 1988.
INDICE


Beata MARÍA CATALINA KASPER. (1820-1898

Martirologio Romano: En Dernach, lugar de la Renania, en Alemania, beata María Catalina Kasper, virgen, que fundó el Instituto de las Pobres Siervas de Jesucristo, para servir al Señor en los pobres

Nació en Dernbach, Alemania, en el seno de una familia de campesinos a la que ayudó en los trabajos del campo. Durante la edad de 6 a 14 años, Catalina asistió a la escuela del pueblo. Sin embargo, era una niña enfermiza y faltaba de la escuela con frecuencia. Su educación formal equivalía a unos dos años.

Desde su primera juventud se distinguió por la asistencia a enfermos a domicilio y ayuda a los pobres; pronto se le unieron otras mujeres deseosas de llevar una vida de perfección y asistir a los niños, ancianos y necesitados: en 1846, formaron una "Asociación de Caridad" con el propósito de propagar la virtud y curar a los enfermos en el alma y en el cuerpo. El amor de Catalina para María, fue nutrido por sus frecuentes visitas a la capilla dedicada a Nuestra Señora del Heilborn. La fe de María en responder a los designios de Dios motivaba a Catalina a responder con valentía a las mociones del Espíritu Santo. Las inspiraciones del Espíritu, la "voz dentro de mi" como Catalina la llamó, la animaron a construir una pequeña casa. Con el aval del obispo Peter Josef Blum, unos once pesos y mucha fe, ella comenzó la construcción en 1847; de la llamada "Pequeña Casa de Nazaret" donde establecieron sus primeras compañeras y acogieron a pobres y enfermos.

Con el tiempo, cuatro jóvenes se unieron con ella y el 15 de Agosto de 1851 este pequeño grupo llegó a ser una congregación religiosa. Catalina eligió el nombre Siervas Pobres de Jesucristo. Ella miraba a María la primera Sierva como su modelo. Como María, ella escuchaba atenta al Espíritu y respondía con valentía a la voluntad de Dios. Murió llena de méritos. Fue beatificada por SS Pablo VI el 16 de abril de 1978.
INDICE


Beato LUIS BRISSON. (1817-1908)


SabioMartirologio Romano: En Plancy, población de Aube, en Francia, beato Luis Brisson, presbítero y fundador de los Oblatos de San Francisco de Sales y Hermanas Oblatas de San Francisco de Sales

Nació en Plancy (Francia). Terminada la educación primaria en la casa parroquial entró en el Seminario Menor de Troyes, donde se distinguió por su ardiente piedad e inteligencia. Culminó sus estudios en el Seminario Mayor del que más tarde fue un profesor muy apreciado.
En 1840, se ordenó como sacerdote y poco después fue nombrado Capellán de la Visitación de Troyes, desempeñando dichas funciones en forma eficiente por más de cuarenta años. Su vida se basa en la espiritualidad de San Francisco de Sales, así como también sus métodos en lo concerniente a la orientación espiritual en general y de la educación de la juventud en particular.< Francia a mediados del siglo XIX se encuentra en plena expansión industrial. Mucha gente, especialmente jóvenes, llegan del campo a la ciudad, buscando días mejores, pero al mismo tiempo que ofrecen su mano de obra, las jovencitas en particular se hallan expuestas a la inmortalidad de las fábricas. Todo este entorno se convierte en una inquietud que taladra el corazón del Padre Brisson. Esto evidenció la real necesidad de fundar una casa que acogiera a estas jovencitas, un lugar que fortifique su espíritu cristiano, y a la vez sirva de apoyo para mejorar sus condiciones de vida y sano esparcimiento. Es en el mismo año de 1858 cuando inició las primeras obras sociales en Francia: “Las Obras Obreras”, para lo cual contó con el apoyo de Madre Chappuis. La administración inicialmente se encargó a otras personas, pero debido a que esa no era la dirección adecuada aparecieron inconvenientes, entonces es preciso contar con mujeres que realmente se entreguen al proyecto con todo su amor, y esto se lograría a través de la fundación de una congregación religiosa según el espíritu de san Francisco de Sales, esta propuesta no entusiasmó al Padre Brisson, muchas fueron las pruebas que pidió a Dios para conocer su voluntad. Estas se hicieron manifiestas inmediatamente y no pudo seguir resistiendo ya que sucedió un hecho trascendental: la aparición de Nuestro Señor al joven sacerdote en el locutorio del Monasterio de la Visitación de Troyes, con la imposición de obedecer. Rendida su voluntad y dando cumplimiento a los designios de la Providencia, hace a Dios la ofrenda de su incondicional colaboración fundando dos congregaciones: Los Padres Oblatos y las hermanas Oblatas de San Francisco de Sales. Es a través de la joven Léonie Aviat (Francisca de Sales), que la misión toma fuerza, pues ella se convertiría en la cofundadora junto al Padre Brisson de la Congregación de Oblatas en 1866 y bajo su responsabilidad estará la realización de las actividades que lleven a un pleno desarrollo las obras sociales iniciadas con las “Obras Obreras”, siendo esta una innovación revolucionaria en la manera de brindar ayuda al pueblo, a las obreras; atrae críticas mordaces y burlas grotescas, sin embargo el proyecto se afianza. Por los años1868 – 1869, a petición de su obispo, reorganizó la única escuela particular de Troyes, venida a menos por asuntos pecuniarios. Construyó el Colegios San Bernardo que llegó a ser la cuna de los Oblatos de San Francisco de Sales. La persecución religiosa en Francia (1903 – 1904) es una de las más duras pruebas que deben pasar las congregaciones religiosas. Fuerte e inquebrantable en su fe, lejos de dejarse abatir, el Padre Brisson intensificó su vida de oración y su confianza en Dios. Por su avanzada edad no sale exiliado al exterior, pero se ve obligado a recluirse en Plancy, su pueblo natal en su casa paterna junto al hogar y a los talleres construidos bajo su dirección para albergar a las obreras que venían desde lejos en pos de amparo y de trabajo. Falleció en paz, sin embargo su carisma, enseñanzas y ejemplo sobreviven con pujante vitalidad. Fue beatificado por Benedicto XVI el 22 de septiembre de 2012.
INDICE


Beato ANDRÉS CARLOS FERRARI. (1850-1921).

Martirologio Romano: En Milán, en Italia, beato Andrés Carlos Ferrari, obispo, que trabajó en favor de las tradiciones religiosas de su pueblo y abrió nuevos cauces para dar a conocer en el mundo el amor de Cristo y de la Iglesia

Nació en Latta di Protopiano, Parma. Fue ordenado sacerdote en 1873. En 1874, fue nombrado párroco de Mariano, después coadjutor de Fornovo di Taro, y en 1877, fue rector y profesor del seminario de Parma. En 1890 fue consagrado obispo de Guastalla, y un año más tarde fue trasladado a la sede de Como, donde realizó un viaje pastoral por todos los rincones de su diócesis.

En 1894, el papa León XIII, le promovió a la sede de Milán, y un día más tarde lo creó cardenal, (cambió su nombre por el de Carlos, al hacerse cargo de la sede ambrosiana) que siguiendo el ejemplo de san Carlos Borromeo, mantuvo las tradiciones religiosas de su gente y abrió nuevos caminos mediante los cuales se diera a conocer a Cristo y la caridad de la Iglesia, en los cinco viajes pastorales que hizo por toda la diócesis. Siendo arzobispo de Milán, fundó la “Unión de Jóvenes Católicos Milaneses”(1906) y echó las bases de una universidad católica, con la aprobación de la fundación de la Universidad del Sagrado Corazón. Muy interesado por los problemas sociales, promovió numerosas obras de esta índole (cajas rurales, ligas de obreros, de campesinos...). Igualmente cuidó mucho la prensa católica. Sufrió mucho la campaña antimodernista, pues aunque fue obediente a las directrices de la Santa Sede, fue atacado por los intransigentes y mantuvo unas relaciones muy tensas con el papa san Pío X, que nunca comprendió la realidad milanesa. Él respondió con el silencio encomendando a Dios su causa. El papa Benedicto XV le consoló y le reafirmó la estima de la Santa Sede.

Durante la I Guerra mundial promovió obras de caridad en favor de las víctimas, cuidándose de las viudas, huérfanos, heridos, prisioneros... para ello aprobó la Compañía de San Pablo. Aprobó la creación de la Universidad Católica de Milán, ideada por Agostino Gemelli. Murió en Milán un 2 de Febrero, después de una larga enfermedad. Fue beatificado por san Juan Pablo II el 10 de mayo de 1987.
INDICE


Beata MARÍA DOMINICA MANTOVANI. (1862-1934)


(Josefina de la Inmaculada. it.: Maria Domenica Mantovani)
Martirologio Romano: En Verona, en Italia, beata María Dominica Mantovani, virgen, que junto con el beato José Nascimbeni, presbítero, fundó el Instituto de las Hermanitas de la Sagrada Familia, de la que fue primera superiora, para atender a los pobres, huérfanos y enfermos

Nació en Catelletto di Brenzone, Verona, Italia, en el seno de una familia escasos recursos económicos. Desde niña manifestó una profunda devoción religiosa y aunque no pudo estudiar, se nutrió del catecismo, la familia y la iglesia. Vivió con su familia hasta los 30 años. Tuvo como director espiritual al párroco de su pueblo el beato José Nascimbeni. Impartió catequesis a los niños, y visitó a los pobres y enfermos. Se incorporó a la Pía Unión de las Hijas de María, y se convirtió en modelo para sus compañeras. Particularmente devota de María Inmaculada, el 8 de Diciembre de 1886 emitió el voto de virginidad perpetua. La intimidad con Cristo Jesús y la contemplación de la Sagrada Familia, fueron la fuerza de su vida.

Fue confundadora con el beato José Nascimbeni de la Congregación de las Hermanitas de la Sagrada Familia terciarias franciscanas, (1892), de la que fue su primera superiora general. Contribuyó en la elaboración de las Constituciones, inspiradas en la regla de la Tercera Orden Regular franciscana y a la formación de sus hermanas. Durante su mandato fue aprobada la nueva Congregación y contribuyó a la expansión de ésta con su amabilidad, dulzura, fuerte espíritu de oración y humildad. Tras unos breves días de enfermedad murió llena de méritos. Fue beatificada el 27 de abril de 2003 por SS Juan Pablo II.
INDICE



OTROS SANTOS DEL DÍA:


San Aproniano M. c. 304.
(Apropiano).
>Carcelero romano que fue convertido al cristianismo mientras llevaba al tribunal al mártir san Sisinio.

El antiguo Martirologio Romano decía: En Roma, en la vía Salaria, el martirio de san Aproniano, Alcaide, que, Gentil aún, como sacase de la cárcel a san Sisinio para presentarle al Prefecto Laodicio, y oyese una voz del cielo que decía: «Venid, benditos de mi Padre, recibid el reino que os está preparado desde el principio del mundo», creyó y fue bautizado, y después, confesando al Señor, condenado a pena capital, recibió la muerte.


San Flósculo de Orleans. M. 500.
(Flou) Florecilla

Martirologio Romano: En Orleans, en la Galia Lugdunense, san Flósculo, obispo.
Obispo de Orleans. Sucesor de san Próspero de Orleans y contemporáneo de san Sidonio Apolinar. El santoral de Constantino Ghini (1621) señala que "tamquam vere flos dedit bonorum operum odorem suavitatis", como una verdadera flor, esparció el suave perfume de las buenas obras; efectivamente, "Flos" (en latín flor) es uno de los nombres con el que el santo es conocido.


San Adalbaldo M. c. 652.
(Adabaldo, Adalbado, Edelvaldo)
El combate de la nobleza
Señor de Ostrevant, es conocido como "D'Ostrevant", quizás fue duque de Douai. Nació en Flandes, nieto de santa Gertrudis de Hamay. Sirvió en la corte de Dagoberto I y de Clodoveo II. Durante una expedición militar a Gascuña, se casó con una dama gascona de nombre santa Rictrudis, a pesar de la oposición de los padres de ella; tuvo como hijos a: Maurante, Closenda, Eusebia y Adalsinda (todos ellos venerados como santos). Adalbaldo fue asesinado de unos parientes de su mujer que desaprobaban su matrimonio, durante una expedición a Aquitania; fue venerado como mártir porque su muerte sucedió en una región en gran parte pagana. Está enterrado en el monasterio de Saint-Amand-les-Eaux de Elnone.



Santa Hadéloga. M. c. 745.
Según una biografía legendaria, era una princesa franca, hija de Carlos Martel; bella y virtuosa fue pretendida por muchos nobles, pero ella los rechazó a todos pues había consagrado a Dios su virginidad. Acusada de fornicación con el capellán real, fueron despedidos de la Corte y llegados a un bosque, fundaron un monasterio doble, según la regla de san Benito, de los cuales Hadéloga fue la primera abadesa. Este monasterio era el de Kitzingen-auf-Maine, en Franconia. Gracias a su vida de santidad y milagros, su padre creyó en su virtud y dotó al monasterio de muchos bienes. Haldéloga fue sepultada en la iglesia del monasterio, pero hoy en día tanto sus restos como su sepulcro han desaparecido.

Que Hadéloga haya sido la fundadora de Kintzingen es muy dudoso, porque según un documento aún vivía en el 766, mientras el monasterio fue fundado y poco antes, durante el trabajo misionero de san Bonifacio, y su primera abadesa sería santa Tecla.




San Burcardo de Würzburg. M. c. 754.
(Bucardo,;Burvardo).
Audaz en la protección
.
Martirologio RomanoEn Würzburg, en Austrasia, san Burcardo, el cual, oriundo de Inglaterra, fue ordenado por san Bonifacio como primer obispo de esta sede

Benedictino inglés que se unió a la misión alemana de san Bonifacio de Maguncia (c.732); fue el primer obispo de Würzburgo en Franconia (consagrado por el mismo san Bonifacio) y allí fundó varias abadías benedictinas, la más importante era la de San Andrés (752), que después recibirá su nombre. En el 743 participó en el llamado “Concilium Germanicum” convocado por Carlomagno. En el 747 asitió también al sínodo panfranco en el cual los obispos francos añadieron a las actas una solemne profesión de fe en relación con la Iglesia universal y declararon su obediencia a Roma. Marchó dos veces a Roma en el 748 y en el 750, que lo envió a Roma para tratar de la cuestión dinástica del reino franco entre merovingios y carolingios. En el 752 se ocupó de la traslación de las reliquias de san Quiliano.

Se dice que hacia el 753 renunció a su sede en favor de un monje de Fritzlar, donde parece que llegó a vivir, y pasó los últimos meses de su vida en retiro monástico, pero parecen que estas noticias no son creibles. El 14 de octubre no es la fecha de su muerte, sino de la traslación de sus reliquias en el 983 al monasterio de San Andrés, hoy San Bucardo.


Santos Mártires de Ebstorf. M. 880
En el invierno del 880, el duque Bruno guiaba el ejército del rey Luis III contra los invasores normandos; en la palude de Luneberg (Sajonia), el ejército fue detenido por el hielo y la nieve y por tanto derrotado. Bruno, 4 obispos:DietrichMarquardoTeodorico, 11 nobles y muchos otros fueron ejecutados y fueron venerados como mártires.




Beato Pedro Cambiani de Ruffia. (1320-1365
Piedra firme Roca
Martirologio Romano: En Susa, en el Piamonte, beato Pedro Cambiani de Ruffia, presbítero de la Orden de Predicadores y mártir, que por odio a la Iglesia fue asesinado por los herejes en el claustro

Nació en Ruffia o Chieri, Piamonte, en el seno de la noble familia Cambiani: su padre fue agente judicial de su ciudad y su madre pertenecía a la alta burguesía. Después de recibir una buena educación, se decidió pronto a la vida religiosa; tenía especial veneración por Nuestra Señora del Rosario. Ingresó en el convento dominico de Savigliano en Turín, a los 16 años, donde pasó gran parte de su vida viviendo con gran austeridad.

Fue enviado como inquisidor general a Piamonte y Lombardía; se ocupó sobre todo de los valdenses, para que volvieran a la unidad de la Iglesia. En enero de 1365, junto con otros dos frailes dominicos fue en misión a las montañas de Suiza, para trabajar con los franciscanos en Suze. Su predicación atrajo a mucha gente y la envidia de los valdenses, lo que llevó a que le tendieran una trampa y lo mataran. El beato Pío IX, el 4 de diciembre de 1865, con ocasión del V centenario de la muerte del beato, confirmó el culto que se le tributaba desde el tiempo de su martirio.
INDICE



VIDEOS
http://www.aciprensa.com/podcast/santo/febrero01luisvariara.mp3


er.swf?audioUrl=http://www.aciprensa.com/podcast/santo/febrero01luisvariara.mp3" _cy="714" _cx="10583" height="27" width="400">

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores