GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 12 de Enero

INDICE


Benito Biscop, Santo Abad
Margarita Bourgeoys, Santa Virgen Fundadora
Arcadio de Mauritania, Santo Mártir
Elredo de Rievaulx, Santo Abad
Antonio María Pucci, Santo Presbítero Servita
Bernardo de Corleone (Filippo Latini), Santo Laico Capuchino
Pedro Francisco Jamet, Beato Presbítero
Nicolás Bunkerd, Beato Sacerdote y Mártir
Santa CESÁREA. M. c. 530
San VICTORIANO DE ASÁN. (478-568)
San FERREOLO DE GRENOBLE. M. c. 659/70
San MARTÍN DE LA SANTA CRUZ. (c.1130 - 1203)
Beatos LUIS AMAGASU UYEMON, PABLO NIZHIHORI SHIKIBU y 51 compañeros. M. 1629
Otros Santos y Beatos Completando el santoral de este día,
VIDEOS
Juan Probo, Bonet (Bonito), obispos; Taciana (Tatiana), Sátiro, Arcadio, Zótico, Rogato, Modesto, Cástulo, Tigrio, Eutropio, mártires; Benito, Aelredo (Alfredo), Victoriano, abades; Nazario, Martín de León, presbíteros.


SAN ARCADIO, Mártir
Si con Él padecemos, reinaremos también con Él;
si lo negáremos, Él nos negará igualmente.
(2 Timoteo 2, 12
)

† martirizado hacia el año 302 en Cesarea
San Arcadio se retiró a la soledad durante la persecución, mas no lo hizo sino para adquirir en ella fuerzas a fin de combatir con mayor coraje. Presentose al tirano. Fue cortado en pedazos, pero los suplicios le resultaron dulces, porque lo hacían semejante a Jesucristo en la tierra, y le aseguraban su dicha en el cielo.

MEDITACIÓN SOBRE LOS SUFRIMIENTOS

I. Pecador, es preciso sufrir en esta vida para no sufrir en la otra; es menester que borres tus delitos con tus trabajos, tus lágrimas y tu sangre: no hay otro medio para que vuelvas a gozar del favor de Dios. Él te envía sufrimientos: recíbelos como remedios para las enfermedades de tu alma. Siempre quieres pecar y no quieres hacer penitencia: ten cuidado, te encuentras en un estado peligroso. Es necesario satisfacer a Dios en este mundo o en el otro. Elige.

II. Pecadores convertidos, que habéis tenido la felicidad de reconciliaros con Dios, no os creáis que ya podéis dejar de llorar vuestros pecados y cesar de sufrir para borrarlos. Aun cuando se os hubiera revelado, como a Magdalena, que vuestros pecados han sido perdonados, menester sería, sin embargo, hacer como ella penitencia, todo el resto de vuestros días. Temblad, llorad siempre, pues no sabéis si sois dignos de odio o de amor de Dios. Aunque no hubierais cometido sino un solo pecado, sería suficiente como para obligaros a llorar eternamente.

III. Almas santas que aspiráis a la perfección, aun cuando fueseis arrebatadas todos los días hasta el tercer cielo, como San Pablo, no os creáis por eso dispensadas de hacer penitencia. Vuestras contemplaciones haríanse sospechosas, si no van acompañadas del amor a los sufrimientos. Si amáis sólidamente a Jesús, querréis asemejaros a Él sufriendo con Él. Tendréis motivo para esperar la gloria de Jesucristo, si participáis en los dolores de su pasión.

La paciencia.
Orad por vuestros enemigos.

ORACIÓN

Os suplicamos, oh Dios omnipotente, que hagáis que por la intercesión del bienaventurado Arcadio, vuestro mártir, cuyo nacimiento al cielo celebramos, seamos fortificados en el amor de vuestro Nombre. Por J. C. N. S.



San BENITO BISCOP. (628/9 - 689).

(Bennet. ing.: Benedict Biscop).
Bendecido. Decir bien de alguien.

Martirologio Romano: En el monasterio de Wearmouth, en Northumbria (hoy Inglaterra), san Benito Biscop, abad, que peregrinó cinco veces a Roma, de donde trajo muchos maestros y libros para que los monjes reunidos en la clausura del monasterio bajo la Regla de san Benito progresaran en la ciencia del amor de Cristo, en bien de la Iglesia.

Nacido en Northumbría (Inglaterra), y se llamaba Biscop Baducing. Formaba parte de la corte del rey Oswy, cuando peregrinó dos veces a Roma y, a los 21 años, ingresó como benedictino en el monasterio de Lerins, al sur de Francia, cambiando su nombre de Biscop, por el de Benito.
Después de un tercer viaje a Roma en el 668, el papa san Vitaliano lo envió, junto con san Teodoro de Tarso y san Adrián de Canterbury, a Inglaterra para consolidar la obra evangelizadora de san Agustín de Canterbury. Permaneció aproximadamente dos años en Kent, como abad del monasterio de San Agustín de Canterbury. Entonces emprendió un cuarto viaje a Roma (671) con la intención de perfeccionarse en la regla benedictina, y allí estuvo un tiempo considerable. A su regreso fundó en Northumbría los monasterios de Wearmouth y Jarrow (674-682) del que fue su primer abad, que puso bajo el patronazgo de san Pedro y san Pablo, e importó del continente los mejores artesanos, los mejores libros, los objetos más bellos, todo le parecía poco para el esplendor del culto y la piedad y el saber de sus monjes.

En el último de sus viajes a Roma (679) llevó a Inglaterra al maestro del coro del Vaticano, Juan, para que enseñase a sus monjes ingleses a cantar, "según el uso romano", introduciendo así el canto gregoriano en la liturgia inglesa primero en la abadía de Wearmouth. En el 685, volvió de nuevo a Roma, de donde trajo más reliquias, objetos litúrgicos y textos de teología. Renunció a su cargo de abad de los dos monasterios. Los últimos tres años de su vida los pasó en cama aquejado de una cruel enfermedad durante la cual se mostró ejemplar y paciente, teniendo en cuenta que se había quedado tetrapléjico. Es uno de los grandes reformadores de la liturgia y de la espiritualidad de la iglesia de Inglaterra. Es el patrón de la congregación de los benedictinos ingleses.
INDICE


San ARCADIO. M. 260 o 312.
Natural de Arcadia.
Martirologio Romano: En Cesarea de Mauritania (hoy Argelia), san Arcadio, mártir, que se escondió en tiempo de persecución, pero, al ser detenido un familiar suyo se presentó espontáneamente al juez y, por negarse a sacrificar a los dioses, sufrió dolorosos tormentos hasta consumar su martirio.

Dicen que era español, natural de Osuna. Mártir en Cesarea de Mauritania o en Acaya, y se cree que en la persecución de Maximiano Hercúleo, porque hacía demasiados milagros.
La leyenda dice de él que se escondió para no apostatar, pero al ser apresado un familiar suyo, se arrepintió y se presentó ante el juez diciendo: «Librad de las cadenas a mi pariente, pues yo he venido a rendir cuentas de mi persona y a declararos que él ignoraba dónde estaba yo escondido». El juez le respondió: «No sólo estoy dispuesto a perdonar a tu pariente sino también a ti, a condición de que sacrifiques a los dioses». Arcadio se rehusó a ello, y el juez dijo a los verdugos: «Tomadle y hacedle desear la muerte. Cortadle los miembros parte por parte; tan lentamente, que comprenda este villano lo que significa abandonar a los dioses de sus padres por una divinidad desconocida». Después de grandes tormentos que descuartizaron poco a poco, mientras él iba diciendo "Bienaventuradas partes de mi cuerpo, es justamente ahora que me sois queridas. Ahora verdaderamente vosotros pertenecéis a mi Dios, sois ofrecidas a El en sacrificio, y es conveniente, ahora, que seáis separadas, para después reuniros en la gloria". Arcadio murió pronunciando estas palabras, y los paganos se maravillaron de su milagrosa paciencia. Los cristianos recogieron los ensangrentados miembros y les dieron sepultura. Su Vida fue escrita por san Zenón de Verona. Patrono de Osuna.
INDICE


Santa CESÁREA. M. c. 530.
(Cesaria, Cesarina. fr.: Césarie).
Cortadora. Que ha nacido difícilmente.

Martirologio Romano: En Arlés, ciudad de la Provenza, en la Galia (hoy Francia), santa Cesárea, abadesa, hermana del obispo san Cesáreo, quien, para ella y para sus hermanas, escribió una Regla destinada a santas vírgenes.

Hermana de san Cesáreo de Arles. Abadesa del convento de San Cesáreo, fundado por su hermano en aquella ciudad. Escribió una regla para religiosas, y ella fue la primera en practicarla.
La comunidad contó pronto con doscientos miembros, que se consagraban a toda clase de buenas obras, especialmente a la protección e instrucción de la juventud, al socorro de los pobres y al cuidado de los enfermos. Las religiosas confeccionaban sus propios vestidos y pasaban buena parte de su tiempo en la costura y el tejido, ya que les estaba permitido bordar, lavar y remendar la ropa de personas ajenas al convento. Los ornamentos de la iglesia eran simplemente de lana o de lino, sin bordados.
Algunas de las religiosas se ocupaban en la trascripción de libros. Todas estudiaban dos horas diarias, y una de ellas leía a las otras, durante el tiempo de trabajo. La carne estaba prohibida, excepto para las enfermas, y la regla imponía el baño, pero haciendo notar que esto se debía a motivos de higiene y no de placer. Sólo la abadesa y su ayudante estaban exceptuadas de los trabajos domésticos. La clausura era permanente y completa. Según el testimonio de sus contemporáneos (san Gregorio de Tours y san Venancio Fortunato), la abadesa fue una persona de dotes excelentes. Tiene culto local.
INDICE


San VICTORIANO DE ASÁN. (478-568).
(Victorián).
Vencedor.

El antiguo Martirologio Romano decía: "En el monasterio de Asán, en la región de Barbastro, del Reino de Aragón, san Victoriano, que, habiendo nacido en Italia, abrazó la vida monástica, y estando dedicado a la oración en la soledad de las montañas pirenaicas, aceptó la responsabilidad de dirigir el monasterio que después llevó su nombre".
Nació en Italia. De joven había brillado en las escuelas de su tierra. A los 20 años dejó los libros, las tierras y el palacio de sus padres, y comenzó una vida errante. Era un individuo con suerte. Allí donde se plantaba, surgía un monasterio; cerca ponía un hospital. Y cuando empezaba a ser conocido y veía que su obra funcionaba, tomaba de nuevo su bordón de peregrino, y otra vez en marcha.

Así salió de su patria, cruzó los Alpes, atravesó Francia, atravesó los Pirineos y se quedó en sus estribaciones, en las montañas de Huesca, en la gruta de la Peña Montañesa. Tenía 44 años y allí vivía feliz en la soledad. Pero le duró poco la felicidad, y lo que le ocurría siempre, le sucedió aquí. Pronto se le juntaron otros anacoretas, y empezaron a llegar enfermos. Hasta los reyes como Teudis, se acercaban para aconsejarse. Victoriano, sediento de soledad, se resignaba y en vez de seguir sus gustos, se acoplaba a los que la Providencia le iba señalando. Bajó la montaña y en sus faldas fundó un santuario, hoy en ruinas, que se llama San Victoriano de Asán.

Los últimos años de su vida los vivió entregado a restaurar la vida religiosa y literaria de su nueva patria. A los anacoretas les convirtió en cenobitas. Tuvo como discípulos a san Gaudioso, obispo de Tarazona, y san Nazario, que fue abad y gran impulsor del ascetismo en España y que celebramos también en este día. En el lecho de muerte, Victoriano, pidió a sus monjes, que guardasen la unidad y la paz.
En su sepulcro, la inscripción funeraria dice así: "Aquí descansa el abad Victoriano, grande como Pablo, ilustre como Antonio. A semejanza de Cristo, obró lo que enseñó. Llenó la Iberia y las Galias de enjambres monásticos, y puso en ellos ancianos venerables que le obedecían como a padre y maestro. Terminada en paz su peregrinación, emigró a la gloria".
INDICE


San FERREOLO DE GRENOBLE. M. c. 659/70.
(Ferreol, Fergéol. fr.: Ferjus).

Martirologio Romano: En Grenoble, en Burgundia (hoy Francia), san Ferreolo, obispo y mártir, que fue herido de muerte por un sicario mientras exhortaba a la multitud.

Pertenecía a una noble familia galo-romana, de la aristocracia senatorial de las zonas de Vienne y Narbona. Existe una tradición, bastante discutible, que afirma que Carlomagno y Ferreol tuvieron un linaje común. Se dice que fue obispo de Gratianopolis (hoy Grenoble) entre el 654 al 659. Se dice que se opuso a las impías maquinaciones del tirano Ebroím, mayordomo de palacio, quien lo desterró y condenó a muerte, por defender la justicia y la libertad de la Iglesia. El 12 de enero del 659, el obispo habló a su grey, en un montículo del monte Rachais, en un lugar que hoy se conoce como La Tronche.
Ebroím, ordenó que un grupo de sicarios se mezclaran entre el público para matarlo. Uno de ellos rompió la cabeza del obispo con una vara de sauce, matándolo al instante. Luego arrojaron su cadáver en una tahona... probablemente para evitar disturbios.

El obispo fue enseguida considerado como mártir y fue canonizado por aclamación popular. Se dice que para evitar la profanación, los fieles enviaron sus restos a un pueblo cercano, La Tronche, donde se mantuvo el culto constante del santo, y sobre la que se considera su tumba se construyó, en 1846, una iglesia a él dedicada, la Iglesia de san Ferjús.
Su nombre en latín era Ferreolus pero con la derivación del nombre en Francia se le conoce como san Ferjus y su festividad en Grenoble se celebra el 16 de enero. No se conservan otros rastros de su existencia (como su mención en sínodos locales, etc), sin embargo se le ha tributado la suficiente devoción litúrgica como para que la Pío XII confirmara, en 1903, su culto para la diócesis de Grénoble.
INDICE


San ELREDO DE RIEVAULX. (1109-1167).
(Aelredo, Ailredo, Alfredo de Rieval, Etelredo. ing.: Aelred of Rievaulx).
Consejo de los Elfos.

Martirologio Romano: En el monasterio de Rievaulx, también en Northumbria (hoy Inglaterra), san Elredo, abad, el cual, educado en la corte del rey de Escocia, ingresó en la Orden Cisterciense, siendo maestro eximio de la vida monástica y promoviendo constante y suavemente, con su ejemplo y sus escritos, la vida espiritual y la amistad en Cristo.

Nació en Hexham, el norte de Inglaterra. Fue hijo de uno de aquellos sacerdotes casados de los cuales muchos se pueden encontrar en Inglaterra en los siglos XI y XII. Pero a temprana edad conoció a san David, el hijo menor de santa Margarita de Escocia, quien poco después fue rey de Escocia, en cuya corte aparentemente actuó por algunos años como un tipo de paje, o acompañante para el joven príncipe Enrique.
El rey san David amaba al pío joven inglés, le promovió a su hogar, como director de la Casa Real y deseaba hacerle obispo, pero Elredo decidió convertirse en monje cisterciense, en la recientemente fundada abadía de Rievaulx en Yorkshire (1133). Pronto fue nombrado maestro de novicios, y por mucho tiempo fue recordado por su extraordinaria paciencia y ternura hacia aquellos a su cargo. En 1143 mientras Guillermo, Earl de Lincoln, fundó una nueva abadía cisterciense en sus tierras en Revesby en Lincolnshire, Elredo fue enviado con doce monjes a tomar posesión de la nueva fundación. Su estadía en Revesby, donde parece haber conocido a san Gilberto de Sempringham, no fue larga, pues en 1146 fue elegido abad de Rievaulx.

En este puesto el santo no sólo fue superior de una comunidad de 300 monjes, sino que estuvo a la cabeza de todos los abades cistercienses en Inglaterra. Fue severo consigo mismo, y con sus monjes fue, se dice, notablemente gentil y, en 17 años, no expulsó a ninguno. Las causas le eran referidas, y con frecuencia tenía que hacer largos viajes para visitar los monasterios de su Orden. Un viaje tal le llevó en 1153 a Escocia, donde se encontró con el rey David por última vez y a su regreso a Rievaulx poco después le llegó la noticia de la muerte de David, por lo que trazó un bosquejo sobre el personaje del fallecido rey, a manera de pésame.
Parece haber ejercido influencia considerable sobre Enrique II en los primeros años de su reinado, y haberle persuadido de unirse a Luis VII de Francia para encontrarse con el papa Alejandro III, en Touci en 1162. Aunque sufría de una complicación de males muy dolorosos, viajó a Francia para asistir a la reunión general de su Orden. Estuvo presente en la abadía de Westminster, en la traslación de san Eduardo el Confesor, en 1163, y en vista de este evento, escribió la biografía del santo rey y dio una homilía dedicada a él. Al año siguiente Elredo efectuó una misión a las tribus bárbaras Pictish de Galloway, donde se dice que su jefe se conmovió tan profundamente por sus exhortaciones que se convirtió en monje. A través de sus últimos años Elredo dio extraordinario ejemplo de paciencia heroica al sufrir una serie de enfermedades. Lo que es más, era tan abstemio que se le describía "más como un fantasma que como un hombre." Se supone en general que su muerte ocurrió el 12 de enero de 1166, aunque hay razones para pensar que el año realmente fue 1167.

Elredo dejó una considerable colección de sermones, cuya elocuencia le ha ganado el título de "el san Bernardo Inglés". Fue autor de varios tratados ascéticos, de los cuales sobresale "Speculum Charitatis", también un compendio del mismo (realmente un borrador a partir del cual se desarrolló el trabajo completo), un tratado "De Spirituali Amicitia" y una cierta carta a una ermitaña. Escribió "Cuando Jesús tenía 12 años".
Todo esto, junto con un fragmento de su obra histórica, fue coleccionado y publicado por Richard Gibbons, S.J., en Douai, en 1631. Una edición más completa y mejor está contenida en el quinto volumen de la Biblioteca Cisterciensis de Tissier, 1662, de la cual ha sido impresa en P.L., vol. CXCV. Las obras históricas incluyen una "Vida de San Eduardo", un recuento importante de la "Batalla del Estándar", (1138), obra incompleta sobre la genealogía de los reyes de Inglaterra, un tratado "De Sanctimoniali de Watton" (sobre la Monja de Watton), una "Vida de Santa Ninian", una obra sobre los "Milagros de la Iglesia de Hexham", un recuento de las fundaciones de la abadía de Santa María de York y Fuentes, así como otras que están perdidas. Nunca se ha publicado una edición completa de la opuscula histórica de Aelred. Unas pocas fueron impresas por Twysden en su "Decem Scriptores", otros deben ser buscados en la Serie Rolls o en "Prior de Hexham" de Raine (Surtees Society, Durham, 1864). Tiene culto local.
INDICE



San MARTÍN DE LA SANTA CRUZ. (c.1130 - 1203).
(Martín de León, Martino de León).
Guerrero, marcial, belicoso.

Martirologio Romano: En la ciudad de León, en España, san Martín de la Santa Cruz, presbítero y canónigo regular, que fue varón experto en Sagrada Escritura.

Nació en León en el seno de una familia muy religiosa que fue muy sensible con el mundo de la pobreza, con quienes compartieron sus bienes. Al morir su madre, su padre ingresó en el monasterio contiguo a la iglesia de San Marcelo, que estaba integrado por clérigos que se ajustaban a la regla de San Agustín. Martín acompañó a su padre al monasterio y allí se formó "al modo clerical" en el estudio de las Escrituras y del latín. Al morir su padre, emprendió una peregrinación penitencial por las tierras de Asturias, y durante varios años, visitó San Salvador de Oviedo, Santiago de Compostela, Roma, los santuarios de San Miguel en Gargano y el de San Nicolás en Bari. Después peregrinó a Jerusalén donde estuvo dos años en un hospital al servicio de enfermos y peregrinos del hospital. Luego marchó a las colonias monásticas de Antioquía y de allí a Constantinopla. Recorrió también las tierras de Francia e Inglaterra. En París parece que entró en contacto con el célebre Estudio de filosofía y teología. Volvió a su tierra en 1185.

Ingresó como canónigo regular de San Agustín en la colegiata de San Isidoro de León. En León fue ordenado presbítero. Dedicado al estudio de las Escrituras y de los Santos Padres, entre los que destacaba san Isidoro. Se dice que fue el primero que introdujo en España los "Libros de las Sentencias" de Pedro Lombardo. Escribió sobre teología y ascética. Su obra consiste en sermones o tratados, que se centran en las celebraciones propias del año litúrgico. Comentó la Carta de Santiago, I de San Pedro, I de San Juan y Apocalipsis. En sus escritos hay controversias contra los judíos. Al sentirse próximo a la muerte pidió que se le administrara la comunión, porque creía que un cristiano no podía morir sin recibir la Eucaristía. Se le atribuyeron muchos milagros. Está enterrado en la iglesia de San Isidoro. Tiene culto local.
INDICE


Beatos LUIS AMAGASU UYEMON, PABLO NIZHIHORI SHIKIBU y 51 compañeros. M. 1629.

Martirologio Romano: En Yonezawa, al norte del Japón, beatos Luis Amagasu Uyemon y Pablo Nizhihori Shikibu, samurais, y cincuenta y un compañeros, todos ellos laicos, familiares y sirvientes, y entre ellos muchos niños, que dieron testimonio cristiano, en medio del silencio y las lágrimas de amigos y conocidos.

La comunidad cristiana de Yonezawa, ciudad situada al norte del Japón, en los "reinos del norte", fue iniciada por un samurai cristiano bautizado en Edo (Tokio). Desde su hogar cristiano, fue expandiendo la fe por toda la comarca, predominantemente budista, con la ayuda de algún misionero escondido o que pasaba para administrar los sacramentos.
Dos son los samurais que encabezan el grupo: Luis Amagasu Uyemon y Pablo Nizhihori Shikibu. Sus esposas e hijos colaboraron en la evangelización entre amigos y conocidos, convirtiendo también a algunos bonzos, y permanecieron firmes durante el martirio. Los misioneros ocultos o de paso, dejaron constancia de los hechos por medio de cartas y relaciones.
Los cincuenta y tres mártires fueron sacrificados en la misma fecha, el 12 de enero de 1629, conforme iban llegando los grupos al lugar del suplicio. No hubo encarcelamiento ni fugas. Murieron todos dando testimonio cristiano, en medio del silencio y las lágrimas de amigos y conocidos, cristianos y paganos. El shôgun Yemitsu, desde Edo, había dado la orden de eliminar a los cristianos, pero fue el "daimyó" Uesugi Sadakatsu de Yonezawa, quien llevó a cabo la orden. A todos se les ofreció la libertad si apostataban.
De todos los grupos también se dan detalles precisos, con la edad de los niños y el grado de parentesco. Son familias enteras alentándose mutuamente para dar testimonio de fe, orando, predicando la fe, ofreciéndose en sacrificio...

El grupo de los cincuenta y tres mártires, todos ellos seglares, se divide por familias —esposos, hijos y sirvientes— y por lugar de procedencia. De todos ellos se conserva el nombre y otros datos esenciales: edad, etc. Entre ellos, hay ancianos y jóvenes, esposos y muchos niños pequeños, de entre uno y trece años de edad: Luis Amagasu Uyemon con sus hijos: Miguel Amagasu Tayemon casado con Dominga Amagasu y su hija Justa Amagasu, su otro hijo Vicente Kurogane Ichibioye con su esposa Tecla Kurogane y su hija Lucía Kurogane, María Ito, María Chobo, Pedro Yahyoe, Matías Hikosuke, Timoteo Obasama Jiroemon y su esposa Lucía Obasama, Juan Gorobioye, Joaquín Saburobioyoe, Juan Banzai con su esposa Áurea Banzai y su hijo Antonio Banzai Orosu, Pablo Sanjuro con su esposa Rufina Sanjuro y sus hijos: Pablo Sanjuro y Marta Sanjuro, Simón Takahashi Jiniemon con su hija Tecla Takahashi, Pablo Nizhihori Shikibu, Luis Jiniemon con su esposa Ana Jiniemon, Mancio Yoshino Han’emon con su esposa Julia Yoshino, Antonio Anazawa Han’emon con su esposa Crescencia Anazawa y sus hijos: Pablo Anazawa Inzaburo, Romano Anazawa Matsujiro y Miguel Anazawa Osamu, Andrés Yamamoto Shichiemon con su esposa María Yamamoto y su hija Úrsula Yamamoto, Ignacio Iida Soemon con su esposa Lucía Iida que era hija de Juan Arie Kiemon y Magdalena Arie, que a su vez eran también padres de Pedro Arie Jenzo, Alejo Sato Seisuke con su espoca Lucía Sato, su hija Isabel Sato y su padre Pablo Sato Matagoro, Nicolás Shichizaemon con su esposa Magdalena Shichizaemon y sus dos hijas de 5 y 3 años, Alejo Choemon con su hermano Cándido Bozo y éste con su sobrino Ignacio.

El primer grupo en ser sacrificado fue el del samurai Nizhihori, decapitado con toda su familia y sirvientes (esposas y niños pequeños). Al recibir la noticia de que serían ejecutados, se vistieron de fiesta, tomaron su rosario y pasaron en oración las últimas horas. El camino hacia el lugar del martirio estaba cubierto de nieve. Antes de ser decapitados, todos besaron un medallón del Santísimo Sacramento, presentado por un cristiano, repitiendo tres veces: "Alabado sea el Santísimo Sacramento".
El samurai Pablo Nizhihori había instruido y bautizado a cuatro no cristianos la víspera de su martirio. Antes de ir al lugar del suplicio, tomó un dibujo de la Virgen y lo puso en la funda en lugar del puñal, además de colocarse el rosario al cuello. De otros grupos se van narrando detalles de delicadeza, alegría, vida familiar y espiritual antes del martirio y en el mismo martirio.
De todos los grupos también se dan detalles precisos, con la edad de los niños y el grado de parentesco. Son familias enteras alentándose mutuamente para dar testimonio de fe, orando, predicando la fe, ofreciéndose en sacrificio...

La niña Tecla, de trece años, hija del samurai Simón Takahashi, escapó de quienes la querían hacer apostatar y corrió hacia donde se habían llevado a su padre; llegando al lugar donde la nieve estaba teñida de sangre, se quitó las botas de paja para acercarse con respeto y unirse al martirio de su padre; los dos oraron antes de ser decapitados. Ignacio Iida arregló la cabellera de su esposa antes de ser decapitada juntamente con él. Miguel A. Osamu, de trece años, hijo de Antonio Anazawa, mientras oraba, se arregló él mismo el cabello para ofrecer su cuello desnudo al verdugo. Cándido Bozo, de catorce años, defendió su fe ante las repetidas ofertas de libertad si apostataba, diciendo: "Si para vivir he de apostatar, no quiero la vida". Fueron beatificados por Benedicto XVI en 2008.
INDICE


San BERNARDO DE CORLEONE. (1605-1667).
Oso fuerte.

Martirologio Romano: En Palermo, ciudad de Sicilia (hoy Italia), san Bernardo de Corleone, de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, admirable por su caridad y eximio por su penitencia.

Se llamaba Felipe Latini y nació en Corleone (Sicilia) en el seno de una familia de zapateros muy religiosos, de manera que en el pueblo se les conocía como “la casa de los santos”. Ejerció el oficio de zapatero y fue muy amable con los pobres, hasta el punto de pedir limosna para ellos.
Estaba considerado el mejor espadachín de Sicilia, cuando en un duelo estúpido hirió en una mano a su contrincante, que le había provocado; tenía 19 años, entonces buscó asilo en un iglesia, donde tuvo tiempo de meditar sobre su vida; pidió perdón a su contrincante, que llegó a ser su amigo.

En 1631 solicitó su ingreso en los capuchinos del convento de Caltanisetta, en Sicilia, y al tomar el hábito tomó el nombre de Bernardo. Su vida fue simple, estuvo en diversos conventos de la provincia: Bisacquino, Bivona, Castelvetrano, Burgio, Partinico Agrigento, Chiusa, Caltabellotta, Polizzi y por último en Palermo donde pasó los últimos 15 años de su vida y donde murió. En el convento ingresó como hermano lego y fue cocinero, lavandero e hizo fortísimas penitencias y mortificaciones y sobre todo viviendo la caridad hacia el prójimo y sus hermanos de comunidad. Sus superiores para mitigarle las penitencias le nombraron sacristán. Durante un terremoto en Palermo ayudó con todas sus fuerzas a sus conciudadanos. San Juan Pablo II lo canonizó el 10 de junio del 2001.
INDICE


Santa MARGARITA BOURGEOYS. (1620-1700).
(fr.: Marguerite Bourgeoys).
Perla, pierna.

Martirologio Romano: En Montreal, en la provincia de Quebec, en Canadá, santa Margarita Bourgeoys, virgen, que prestó gran ayuda a los colonos y a los soldados, y trabajó para asegurar la formación cristiana de las jóvenes, fundando para ello la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora.

Nació en Troyes, Champagne (Francia), en el seno de una familia burguesa. Tras la muerte de su madre cuando era niña, se hizo cargo de las tareas domésticas del hogar. En 1640, durante una procesión en honor a la virgen del Rosario, sintió la llamada a la consagración a Dios en la vida religiosa.
Primero quiso ingresar en la Congregación externa de Troyes, asociación de jóvenes dedicadas a la educación de los niños de los barrios pobres de la ciudad. Posteriormente no sólo hizo de ama de casa ella misma, sino que enseñó a las jóvenes muchachas enviadas desde Francia a ser novias de los colonos franco-canadienses cómo cuidar sus propias casas.

Sintió que María aprobaba su decisión y se fue al Canadá para educar a los hijos de la guarnición francesa; en el 1688, fundó la Congregación de las Hermanas de Notre Dame de Montreal, dedicada al apostolado en el Canadá; fueron las primeras hermanas de enseñanza no claustrales de Canadá, limpiar y mantener la casa limpia fueron siempre parte esencial de su vida. Obtuvo de Luis XVI la patente real que les permitía enseñar en todo el país; también se difundió por Estados Unidos, recibiendo la aprobación pontificia en el 1698. Se la conoció como "Madre de la Colonia" y cofundadora de la Iglesia en Canadá. Murió en Montreal con fama de santidad. Es la primera santa de la Iglesia canadiense. Fue canonizada el 31 de octubre de 1982 por SS. Juan Pablo II.
INDICE


Beato PEDRO FRANCISCO JAMET. (1762-1845).
fr.: Pierre-François Jamet).
Piedra firme. Roca.

Martirologio Romano: En la ciudad de Caen, en Francia, beato Pedro Francisco Jamet, presbítero, que se distinguió por su ayuda a la religiosas Hijas del Buen Pastor y por su trabajo para la restitución de la paz a la Iglesia, después de un tiempo de inestabilidad.

Nació en Fresnes (Francia). Estudió en la universidad de Caen: Filosofía y Teología, para luego ingresar en el seminario de esta ciudad en 1784, el cual estaba dirigido por los eudistas. Consiguió el bachiller en Teología y el magisterio en artes; fue ordenado sacerdote en 1787.

En 1790 fue destinado como director espiritual y capellán de las Hermanas del Buen Salvador, al que le consideran como cofundador, junto con la Madre Ana Leroy. Rechazó prestar juramento a la Constitución Civil del Clero durante la revolución francesa, y por ello tuvo que pasar a la clandestinidad. Descubierto, fue encarcelado y sentenciado a muerte, pero la sentencia no se cumplió porque logró salir de la cárcel.
Pasada la persecución, durante el Imperio, volverá a su labor de director espiritual del Instituto de Hermanas del Buen Salvador, que había quedado dispersada y maltrecha; fue nombrado su superior canónigo, dedicándose con las religiosas a multitud de obras benéficas a favor de los pobres y necesitados, particularmente a los sordomudos, fueron tantas sus obras de caridad que se le ha comparado con san José Benito de Cottolengo.

De 1822 a 1830 fue rector de la Universidad de Caén. Se opuso firmemente contra el jansenismo y las actitudes galicanas del clero francés. Fomentó la comunión frecuente y la devoción a María. Escribió diversas obras de espiritualidad, siendo muy estimadas su "Meditaciones sobre la Santísima Trinidad". Murió en Caen. El papa Juan Pablo II lo beatificó el 10 de mayo de 1987.
INDICE


San ANTONIO MARÍA PUCCI. (1819-1892).
Floreciente. El defensor, el enemigo de los burros.

Martirologio Romano: En Viareggio, ciudad de Italia, san Antonio María Pucci, presbítero de la Orden de los Siervos de María, el cual, párroco durante casi cincuenta años, se dedicó sobre todo a atender a los niños pobres y enfermos.

Natural de Poggiole di Vernio en Florencia. Ingresó en los servitas en 1837 del archicenobio de Santísima Annunziata de Florencia. Fue ordenado sacerdote en 1843 en la iglesia de San Salvador de Florencia. Fue enviado a Viareggio como coadjutor de la parroquia de San Andrés, y al cabo de tres años fue nombrado párroco de esta parroquia, ministerio que desempeñó con toda fidelidad durante cuarenta y cinco años, hasta su muerte, dando ejemplo de una vida santa y llena de actividad pastoral, entregado totalmente a Dios y al pueblo que le había sido confiado. No obstante la intensidad de su apostolado, nunca desatendió el estudio, y así, obtuvo el grado de maestro en sagrada Teología.

Durante varios años fue prior del convento de Viareggio y prior de la provincia toscana, cargos que ejerció con admirable prudencia y acierto, a pesar de las adversas circunstancias: el poder político y las leyes de la época eran hostiles a las órdenes religiosas y a los institutos de vida común. En el desempeño de los cargos de prior conventual y provincial, recordando las palabras de san Agustín. Prefirió ser amado a ser temido por los frailes, feliz de servir con la caridad más que de dominar con el poder.
Se distinguió por la humildad, el riguroso dominio de la lengua, el trato habitual y familiar con Dios, el amor a la pobreza. Se hizo yodo para todos, a fin de ganar a todos para Cristo. Ayudaba siempre a los necesitados, ofreciéndoles incluso sus vestiduras; con razón fue llamado "padre de los pobres". Como fiel ministro del sacramento de la penitencia, dedicaba cada día muchas horas al bien de las almas. Sus ocupaciones cotidianas eran trabajar por la conversión de los pecadores, consolar a los afligidos, perdonar las ofensas recibidas, extinguir los odios y enemistades, devolver la paz a las familias, asistir solícita y paternalmente a los enfermos y moribundos. La máxima prueba de caridad hacia el prójimo la dio con ocasión de una epidemia de cólera: durante dos años apenas se concedió descanso alguno y, sin velar por su salud, se consagró día y noche al cuidado de los afligidos y enfermos. El Señor le concedió varios carismas, principalmente el don de escrutar los corazones y el don de curación; algunas veces fue arrebatado en éxtasis y experimentó el fenómeno de las levitaciones.

En 1849 fundó para los jóvenes la Congregación de la doctrina cristiana y la Compañía de San Luis. Reformó el Alma Compañía de María Santísima de los Dolores, fundada en 1844, a la que redució su vida exclusivamente fraternal para hacerla más activa en la actividad pastoral de las parroquias. En 1882 fundó una Congregación de madres cristianas para aproximarlas a la vida parroquial. En 1853, Fundó en su parroquia y dirigió con notable prudencia un grupo de Hermanas Siervas de María, cuya finalidad era la educación cristiana de las jóvenes. Para fomentar la vida cristiana instituyó numerosas asociaciones para niños y jóvenes, para hombres y mujeres; promovió las conferencias de san Vicente de Paúl, recientemente introducidas en Italia desde Francia, e incrementó el apostolado a favor de las misiones.
Fue el primero que proyectó y llevó a cabo una "casa" en la costa marina para alojamiento y atención de los niños de endeble salud. En la realización de toda su obra pastoral fue sostenido y animado por su amor al santísimo Sacramento y a la Virgen de los Dolores, a quien consagró solemnemente su parroquia. Introdujo también las Pontificias obras misioneras e instituyó la Hermandad de la Misericordia. Después de socorrer a un enfermo murió de una pulmonia en Viareggio. Se le conoció como "el curita" y tuvo fama de santidad. El cuerpo de Antonio María Pucci es venerado en la basílica de San Andrés de la ciudad de Viareggio, Italia. Fue canonizado por san Juan XXIII el 9 de diciembre de 1962.
INDICE


Beato NICOLÁS BUNKERD KITBAMRUNG. (1895-1944).
Vencedor en el pueblo.

Martirologio Romano: En el lugar llamado Tomhom, cerca de Bangkok, en Tailandia, beato Nicolás Bunkerd Kitbamrung, presbítero y mártir, predicador eximio del Evangelio, que fue encarcelado en tiempo de persecución contra la Iglesia y a causa de la tisis, que contrajo ayudando a los enfermos, falleció de modo ejemplar.

Nació en la región de Nakhon Chaisiri, provincia de Nakkon Pathon, en el reino de Tailandia. Tuvo la dicha de nacer en una familia católica. Sus padres, lo llevaron a bautizar recién nacido y en el bautismo se le impuso el nombre de Benito, pero por alguna causa desde pequeño le dijeron Nicolás y éste fue el nombre que usó toda la vida. Además de ser educado religiosamente en su casa, Nicolás frecuentó desde niño la misión católica, donde aprendió el catecismo e hizo la primera comunión.
Tenía trece años cuando dijo con firmeza que quería ser sacerdote y fue admitido en el seminario menor de Bang Xang. Aquí permaneció como alumno, haciendo los correspondientes estudios hasta que en el año 1920 es admitido en el seminario mayor de Pinang, en Malasia. Seis años fue alumno de este seminario mayor y cursó en él la filosofía y la teología, fue ordenado sacerdote en 1926 en la catedral de Bangkok. Seguidamente fue enviado a ejercer su ministerio pastoral en el pueblo de Bang Nokkuek en calidad de coadjutor. Cuando poco después los salesianos se hicieron cargo de esta misión, Nicolás continuó con ellos un tiempo, dedicado a la catequesis y a enseñarles a los nuevos misioneros la lengua.

En 1930 le dieron un nuevo encargo que denotaba gran confianza en sus cualidades y en sus virtudes: fue enviado a la zona norte del país donde numerosos católicos, quizás por falta de asistencia pastoral, habían abandonado la fe formal o prácticamente. La tarea era difícil porque los cristianos estaban dispersos por muchos poblados y en una zona montañosa, muchos de cuyos pueblos eran de difícil acceso. Nicolás no se arredró ante las dificultades, y a lo largo de siete años visitó casa por casa a todos los cristianos de cuyo abandono religioso constaba y pacientemente los invitó a regresar a la práctica religiosa y al seno de la Iglesia. En este tiempo y en este cargo se demostró el extraordinario temple apostólico de este sacerdote, su espíritu de sacrificio y su entrega generosa al ministerio del buen pastor que busca las ovejas descarriadas.
En 1937 se le nombra párroco de Khorat, donde igualmente había cristianos que habían abandonado la fe o la práctica religiosa y su celo logró recuperar a no pocos, instituyendo, además, una catequesis sistematizada para los no cristianos. Se le encomendó también la parroquia de Non Kaeo. La vida del padre Nicolás era ejemplar a los ojos de la comunidad cristiana y aun de los no cristianos que veían su mansedumbre y buena voluntad en todas las cosas. La misa diaria, el Breviario, el rosario, la oración asidua y su fervorosa devoción a la Eucaristía y a la Santísima Virgen María alimentaban su sincera piedad y su continua dedicación al bien de las almas. Cuidaba con mucho interés el catecismo de los niños y fomentaba en ellos la piedad así como las señales de vocación sacerdotal o religiosa.
Llegada la guerra entre Francia e Indochina, la situación de los católicos en Tailandia, país que se vio afectado por la guerra, se volvió difícil. Porque se empezó no solamente a sospechar de los misioneros franceses sino también a mirar con malos ojos a los tailandeses conversos al cristianismo, a quienes se veía como traidores a su cultura y a su patria. Y así se dieron medidas persecutorias que buscaban que los fieles abandonaran la religión y volvieran al budismo.

En mitad de esta persecución el padre Nicolás fue detenido, el 12 de enero de 1941 bajo la acusación de ser sacerdote católico, y fue recluido en la cárcel de Khorat. Aquí empezó a pasar numerosas penalidades. Llevado ante un tribunal militar y probada su condición de sacerdote, fue condenado a quince años de confinamiento vigilado. Encerrado en una celda inmunda, muy pronto pudo verse que se le había declarado la tuberculosis. Fue trasladado luego a la cárcel de Bang Khwang y destinado a la zona de tuberculosos. El mal trato, incluso físico, las burlas, el desprecio que sufrió muchas veces lo llevó con ánimo paciente. No perdió la serenidad ni la confianza en Dios y no dejó de manifestar que perdonaba a sus agresores y que estaba disponible para lo que Dios quisiera de él. Aprovechó que tenía compañeros de prisión para anunciarles a Jesucristo y logró algunas conversiones. Para su tuberculosis no recibió cuidado ni medicina alguna, de modo que poco a poco la enfermedad se fue apoderando de su organismo. Justamente a los tres años de su detención, moría en la cárcel a causa de su enfermedad, expirando con la muerte de los justos y bendiciendo al Señor.
La Iglesia de Tailandia, curtida en la persecución, conservó la memoria de este pastor insigne y de su muerte martirial. Es el primer sacerdote tailandés es subir a los altares. Fue beatificado por el papa Juan Pablo II el día 5 de marzo del año 2000.
INDICE

:
OTROS SANTOS DEL DÍA:

Santa Taciana de Roma. M. c. 227.
(Tatiana, Tania).
De Tacia.
Mártir en Roma, durante el gobierno de Alejandro Severo o Septimio Severo; como se negó a sacrificar a los dioses la infligieron terribles torturas, hasta que la decapitaron o la arrojaron las fieras.
Se piensa que es una leyenda ya que sus Actas están escritas en eslavo, y se cree que es el desdoblamiento de las santas Priscila y Martina refundidas en una sola para los países eslavos. Es muy venerada por la iglesia rusa y griega que se la conoce como Tatiana.


Santos Tigrio y Eutropio. M. c. 406.
(Tigre). (Eutrapio).
Tigrio: Tigrino. Eutropio: Adaptado, versátil.
Martirologio Romano: En Constantinopla (Estambul, hoy en Turquía), santos mártires Tigrio, presbítero, y Eutropio, lector, a los cuales, en tiempo del emperador Arcadio, se les acusó falsamente de haber incendiado la iglesia principal y el palacio senatorial como reacción al destierro del obispo san Juan Crisóstomo, y fueron sometidos al martirio bajo Optato, prefecto de la ciudad, partidario del culto a los falsos dioses y contrario a la religión cristiana.

Tigrio era un eunuco (no de nacimiento sino por esclavitud) y antiguo esclavo, a quien san Juan Crisóstomo amaba mucho por sus virtudes, que había sido elevado al presbiterado (no era habitual que se aceptaran candidatos eunucos, pero podía ocurrir) y tenía trato frecuente con el santo doctor. Eutropio era lector de la iglesia de Constantinopla; ambos eran leales seguidores de su obispo san Juan Crisóstomo. Cuando éste fue exiliado los dos fueron acusados falsamente de haber quemado la catedral y la casa del senado de Constantinopla y fueron torturados de forma cruel.

Un hereje novaciano, usando su influencia en el magistrado, había acusado a los católicos. Tigrio y Eutropio, como allegados de san Juan Crisóstomo, fueron inmediatamente detenidos, con el fin que informaran al prefecto Optato sobre quienes eran los culpables. Sin embargo, a pesar de las torturas, ninguno pronunció una sola palabra que pudiese comprometer a otros. Eutropio murió a causa de ellas, mientras Tigrio sobrevivió y fue deportado a Mesopotamia donde murió a causa de las torturas.

Beata Lucía de Valcaldara. (1370-1430).
Luz. Luminosa, nacida con la primera luz.
Nació en Nursia en el seno de una rica familia. Se consagró totalmente al Señor cuando tenía sólo 15 años. Fundó, con siete compañeras, una comunidad religiosa que se estableció junto a una casa paterna. Su elección de vida fue un ejemplo para toda la ciudad de manera que en el 1386 el Consejo comunal decidió ayudarlas. Anteriormente, el Patriarca de Jerusalén, Fernando, administrador de la diócesis de Spoleto-Norcia, las había reconocido como comunidad poniendo el convento bajo la protección de san Jerónimo.
En 1390, Lucía fundó otro monasterio y la iglesia de Santa María en Valcaldara (pedanía de Nursia). Con sus compañeras se puso bajo la obediencia del obispo, llevando hábito, haciendo vida en común y observando la norma evangélica, “no profesando durante muchos años alguna Regla aprobada de la Iglesia”.
En 1407 los dos cenobios se unieron, con la aprobación del obispo Agustín, dando vida al monasterio de Santa Clara. Se definieron como Hermanas Pobres de Santa Clara, manifestando la voluntad de seguir la Regla, no pudiéndola seguir en cuanto había sido sustituida por la Regla de Urbano IV. Lucía murió con fama de santidad en Nursia. Su cuerpo, todavía incorrupto, está expuesto en la iglesia de las clarisas de Santa María de la Paz. Es patrona de Valcaldara.

Beato Antonio Fournier. (1736-1794).
Floreciente. El defensor, el enemigo de los burros.
Martirologio Romano: En Preuilly, del Anjou, en Francia, beato Antonio Fournier, mártir, el cual, artesano de oficio, fue fusilado durante la Revolución Francesa por su fidelidad a la Iglesia.
Nació en La Poitevinière, (Maine-et-Loire, Francia). Estaba casado y era padre de familia, y trabajaba como artesano.
La guerra de La Vandee enfrentó a los monárquicos con los revolucionarios: por una parte era un pueblo en defensa de su religión y su fe, contra un ejército revolucionario que quería que Francia no volviera al antiguo Régimen. Entre los que lucharon, muchos lo hicieron exclusivamente por motivos religiosos. Uno de ellos es precisamente nuestro beato, que es citado como ejemplo en la homilía de la misa de beatificación: a la pregunta “¿estáis entonces dispuesto a ir a la muerte por vuestra religión?”, Fournier respondió una única palabra: «Sí». Fue fusilado el 12 de enero de 1794 cerca de Avrillé, en el actualmente llamado Campo de los Mártires. Fue beatificado en el conjunto de los mártires de Angers el 19 de febrero de 1984.
INDICE

VIDEOS

http://www.aciprensa.com/podcast/santo/enero12margaritabourgeoys.mp3



INDICE
1. En Roma, santa Taciana, Mártir, la cual, imperando Alejandro, despedazada con garfios y peines acerados, expuesta a las fieras, y echada al fuego, pero quedando ilesa, finalmente pasada a cuchillo, voló al cielo.
2. En Constantinopla, los santos Tigrio, Presbítero, y Eutropio, Lector, los cuales, en tiempo del Emperador Arcadio, calumniosamente acusados de haber incendiado la Iglesia principal y la curia del Senado, para vengar el destierro de san Juan Crisóstomo, padecieron el martirio por orden de Optato, Prefecto de la ciudad, que adoraba a los falsos dioses y aborrecía la religión Cristiana.
3. En Acaya, san Sátiro, Mártir, que al pasar por delante de un ídolo, de un soplo y signándose en la frente, al punto lo derribó en tierra; por lo cual fue degollado.
4. El mismo día, san Arcadio, Mártir, esclarecido en linaje y milagros.
5. En África, los santos Mártires Zótico, Rogato, Modesto, Cástulo y las coronas de cuarenta soldados.
6. En Tívoli, san Zótico, Mártir.
7. En Efeso, el suplicio de cuarenta y dos santos Monjes, que por el culto de las sagradas imágenes, en tiempo de Constantino Coprónimo, cruelísimamente atormentados, consumaron el martirio.
8. En Ravena, san Juan, Obispo y Confesor.
9. En Verona, san Probo, Obispo.
10. En Inglaterra, san Benito, Abad y Confesor.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores