GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 17 de Enero

INDICE

Antonio, Santo Abad
Jenaro Sánchez Delgadillo, Santo Sacerdote y Mártir Roselina (Rosalina) de Villeneuve, Santa Religiosa
San JULIÁN SABA "el Viejo"
SAN MARCELO DE DIE
Beato GAMELBERTO
OTROS SANTOS DEL DÍA
Julián Sabas, confesor; Espeusipi, Eleusipo y Meleusipo hermanos y Leonila, mártires; Antonio, Mérulo y Juan, confesores; Sulpicio, obispo.

SAN ANTONIO, Abad
Si quieres ser perfecto, anda y vende cuanto tienes,
y dáselo a los pobres, y tendrás un tesoro en el cielo:
ven después y sígueme.
(Mateo 11, 21)

n. 251 en Heraclea, Egipto;
† 356 en el Monte Colzim, Egipto
Patrono de ermitaños, monjes, amputados, animales, cerdos, tejedores de cestas, fabricantes de cepillos, carniceros, enterradores, quienes están afectados por enfermedades de la piel, epilépticos. Protector contra la epilepsia y enfermedades de la piel en general.

San Antonio, al oír estas palabras del Evangelio, se las aplicó como si hubieran sido dichas especialmente para él. Distribuyó sus bienes entre los pobres y se retiró al desierto. El demonio, para seducirlo, empleó toda la pompa de las grandezas, todo el brillo del oro y todos los atractivos de la voluptuosidad; pero su humildad lo libró de sus asechanzas, el temor al infierno extinguió los ardores impuros que encendía en su corazón, y la invocación a Jesús le dio la victoria sobre todos sus enemigos. Murió en el año 356.

MEDITACIÓN SOBRE LA VIDA DE SAN ANTONIO

I. San Antonio abandona y desprecia el mundo, dócil a la inspiración de Dios. Lo abandona generosamente, en la flor de su edad, para consagrar a Dios en el yermo el resto de su vida. ¡Cuántas veces tú también oíste las mismas palabras que convirtieron al santo! Sin embargo, todavía estás en el mundo. No te da el mundo sino trastornos y disgustos, y con todo lo amas; ¡qué no harías si te procurase felicidad!

II. El mundo sigue a San Antonio a la soledad para tentarlo allí. El demonio se sirve de la voluptuosidad, del brillo de las riquezas y de los honores; emplea halagos, amenazas, ilusiones y tormentos, a fin de echarlo de su desierto. Pero quien había vencido al mundo en el mundo, lo venció también en la soledad. La humildad, la oración, la austeridad, la invocación a Jesús le dieron la victoria sobre todas esas tentaciones. Vete a donde quieras, en todas partes encontrarás tentaciones; siempre te atacará el demonio, te seguirá tu carne y te perseguirá por todas partes.

III. Nuestro santo quiere pagar al mundo con la misma moneda; este enemigo había ido a atacarlo a su soledad, va el santo a desafiarlo hasta su casa. Deja el desierto para predicar el desprecio de las riquezas y de los placeres, para animar a los mártires, para confirmar a los cristianos en la fe. Aprended, almas santas, a dejar vuestra soledad y la suavidad de la contemplación para trabajar en la salvación de las almas. Aprended a combatir valerosamente al mundo por medio del ejemplo de vuestra vida y de vuestras santas conversaciones.

El amor a la soledad.
Orad por los que son tentados.

ORACIÓN

Señor, os rogamos hagáis que la intercesión de San Antonio, abad, nos torne agradables a Vuestra Majestad, a fin de que obtengamos por su asistencia lo que no podemos esperar de nuestros méritos. Por J. C. N. S.



SAN ANTONIO ABAD.
Martirologio Romano: Memoria de san Antonio, abad, que cuando se quedó huerfano, haciendo suyos los preceptos evangélicos distribuyó todos sus bienes a los pobres y se retiró en el desierto de Tebaida en Egipto, donde comenzó la vida ascética; también trabajó para fortalecer a la Iglesia, ayudando a los confesores de la fe durante las persecuciones del emperador Diocleciano, y apoyó a san Atanasio en su lucha contra los arrianos. Fueron tantos sus discípulos que se le ha llamado padre de los monjes

Nació en Coma (hoy Quaeman-el´Arous), al sur de Menfis, (Egipto). A los 20 años murieron sus padres y se quedó al cuidado de su hermana pequeña, pero seis meses más tarde donó a los aldeanos las posesiones de su casa, dejando a su hermana al cuidado de unas vírgenes para que recibiese la educación conveniente y se fue el desierto siguiendo el consejo evangélico: "Si quieres ser perfecto, vete, vende todo lo que tienes, dáselo a los pobres y sígueme" (Mt 19,21). Se alejó a la soledad del desierto, con el fin de fortalecerse espiritualmente y vivió en una de las numerosas cuevas funerarias que había en el lugar, pero obligado por sus discípulos a dejar la reclusión y atormentado por el deseo del martirio, será notoria su caridad para atender a los cristianos condenados a las minas o en las cárceles de Alejandría, en el 311, durante la persecución de Maximino Daya, salió ileso milagrosamente ya que ni siquiera fue detenido.

Desde el año 312 hasta su muerte, residió en monte Colzum, frente al mar Rojo, o el monte Pispir, junto al mar Muerto, donde constituyó un eremitorio. Pronto cerca de su retiro empezaron a surgir otras cabañas y así comenzó el primer inicio del monacato que tanto influyó en los siglos posteriores. Pero llevaba dentro de sí algo que no se dejó atrás, el hombre viejo, y cuando menudearon las más terribles tentaciones se alejó más aún, hacia el este, buscando lugares más solitarios para vivir tan sólo de pan y agua embarrada, y dormir dos o tres horas por la noche. Sufrió muchísimas tentaciones, sobre todo con respecto a la castidad que era su pasión dominante, pero supo transformarla.

En una de sus tentaciones le preguntó a Cristo: "¿Donde estabas tu, buen Jesús? ¿Donde estabas tú? ¿Por qué desde el principio no estabas presente para ayudarme?" y Jesús le respondió: "Yo estaba aquí, pero esperaba ver tu batalla; ahora, como has combatido con gallardía, te haré recordar por todo el mundo". Pero "los rezos y las lágrimas purifican hasta lo más impuro", y tras una nueva retirada hasta el fin del desierto, triunfó de todo artificio infernal. A un sabio cristiano, que se quedó sin vista y sería llamado Dídimo el Ciego, le repetía: "No tiene que dolerse de no tener esos ojos, que nos son comunes con las moscas, quien puede alegrarse de tener la luz de los Santos y de los Apóstoles, que es la fe del alma".

Tuvo numerosos discípulos, fundó monasterios y hasta se traslado a Alejandría a confundir a los herejes. Paganos y cristianos se acercaron a él con gran fruto. Se dice que un día recibió una carta del emperador Constantino I, pidiéndole sus oraciones, y los monjes se maravillaron que les hubiera escrito el Emperador, Antonio les dijo: “No os asombréis de que el emperador, hombre como yo, nos escriba, asombraos más bien de que Dios nos haya escrito, y de que nos haya hablado por medio de su Hijo”. Asistió al Concilio de Nicea (325), con el fin de ayudar a los padres conciliares sobre la definición dogmática de la divinidad de Cristo. De él se cuenta que era reconocible por su cara resplandeciente de alegría. Hacia el final de su vida, visitó a san Pablo de Tebas a quien tuvo que enterrar. Su vida está plagada de leyendas y milagros fantásticos. Patrón de Etiopía. MEMORIA OBLIGATORIA.
INDICE


San JULIÁN SABA "el Viejo". M. 377.


Martirologio Romano: En la región de Osroene (hoy en Turquía), conmemoración de san Julián, asceta, llamado por sus paisanos “Sabas” o anciano, el cual, aunque detestaba el ambiente estrepitoso de la ciudad, dejó temporalmente su amada soledad para confundir en Antioquía a los seguidores de la herejía arriana
Se desconocen datos biográficos pormenorizados. Vivió en las riberas del río Eufrates, en la antigua Mesopotamia (parte del territorio actual de Irak) como ermitaño. Fue tal su ejemplar vida ascética y de oración que significó un momento crucial en la tradición ascética Siria. Con él -y gracias a él-, inicia la edad de oro de los ascetas sirios. Sus contemporáneos y discípulos afirman que Dios lo bendijo con el don de a Inedia, término procedente del latín (in = no y edo = comer) que designa una abstinencia más o menos prolongada de alimentos; san Julián sólo tomaba una sola refacción semanal, los domingos.

Fundó una comunidad monástica en la región de Edesa. Escribió más de cuatrocientos himnos, donde describe el significado de su vocación y da a conocer pormenores de la vida ascética y religiosa. Dejó, temporalmente, su soledad para combatir -con singulares resultados-, las herejías del arrianismo y a su principal propagador: el emperador Julián el Apóstata.

Dio gran sustento moral a los cristianos durante la persecución de Juliano el Apóstata; fue exhortado a ir a Antioquía para visitar al triunfante partido arriano, pero no quiso. San Juan Crisóstomo -quien escribió una breve biografía-, lo llama "hombre maravilloso". En vida se le atestiguaron hechos portentosos. Cabe señalar que Saba proviene de la palabra sheik, que significa "el viejo", no tanto por la edad sino por su sabiduría.
INDICE


SAN MARCELO DE DIE  M. 510
Martirologio Romano: En la ciudad de Die, en la Galia Lugdunense (hoy Francia), san Marcelo, obispo, defensor de la ciudad, que, por haber mantenido la fe católica, fue desterrado por el rey arriano Eurico

Nació en Aviñón fue educado por su hermano san Petronio, obispo de Die, que lo ordenó diácono y lo tuvo como su asistente durante diez años y a quién sucedió en la sede, recibiendo la ordenación episcopal de manos de san Mamerto, obispo de Vienne. Leoncio, arzobispo de Arles, vio esta ordenación como una usurpación de sus prerrogativas de arzobispo, y apeló al papa san Hilario. Este ordenó que la elección fuera confirmada por Leoncio, a cuya sede pertenecía la prerrogativa. Si alguna duda abrigaba Leoncio, los milagros realizados por Marcelo lo convencieron de que se trataba realmente de la voluntad de Dios.

Marcelo fue deportado a Arlés por orden del rey Eurico. Pero los sufrimientos no terminaron allí, sino que una vez vuelto a Die fue encarcelado por Gondebando, rey de los los Bourginenses, una población infectada de arrianismo. Murió el año 510, luego de un episcopado de unos 40 años, lleno de sufrimientos producidos por los arrianos.

Su vida se encuentra en un documento tardio, escrita en el siglo IX por san Ulphino. Está inscripto en el Martirologio llamado "Jeronimiano". Es, junto con su hermano, patrono principal de la actual diócesis de Die.
INDICE


Beato GAMELBERTO. (720-802).


Martirologio Romano: En Baviera (hoy Alemania), beato Gamalberto, presbítero, que entregó todos sus bienes a Utón, del que había sido padrino en la fuente bautismal, para que construyese el monasterio de Metten
Nació en Michaelsbuch (Baviera). Hijo de una familia bávara muy rica. Desde su primera juventud quiso encargarse de las labores del campo, en vez de aspirar a la carrera militar que le proponían sus progenitores. Aprendió a leer e hizo de la Biblia su lectura favorita. Quiso permanecer célibe y su vocación eclesiástica la formalizó al morir su padre.

Peregrinó a Roma, fue ordenado sacerdote y trabajó, durante más de 50 años, como párroco en Buch o Michaelsbuch, en Baviera, entre las gentes de sus tierras. Dejó el castillo para irse a vivir con pobreza y austeridad en una habitación aneja a la iglesia. Al apostolado y el ejercicio del ministerio sacerdotal unió el de la caridad con los más pobres, dando un alto ejemplo a todos de desprendimiento y generosidad. Al sentir cercana la muerte, decidió dejar su patrimonio para la fundación del monasterio de Metten, a san Utto, al que bautizó en su niñez.

Gamelberto murió en Michaelsbuch el 17 de enero de hacia el año 802. El culto que tradicionalmente se le daba a él y a su ahijado fue confirmado por el papa san Pío X en el mismo decreto en 1909.
INDICE


Beata ROSELINA DE VILLENEUVE. (1250-1329).

Martirologio Romano: En Fréjus, ciudad de la Provenza, en Francia, santa Roselina, priora de Celle-Roubaud, de la Orden de la Cartuja, que se distinguió por su abnegación y por su austeridad en la comida, el sueño y el ayuno
Su historia se confunde con la de santa Casilda de Toledo. Se llamaba Juana y era catalana, aunque le pusieron el nombre de Roselina el día en que los trozos de pan que de escondidas daba a los pobres se le convirtieron en rosas, pero esto es leyenda.

Pertenecía a una ilustre familia provenzal. Su padre era barón de Arcs, y su madre descendía de la familia de Sabrán. Roselina tuvo que vencer la tenaz oposición de sus padres para poder consagrarse a Dios. Había sido educada por las clarisas, pero ingresó en la Orden cartuja a los veinticinco años, en el monasterio de Bertrand. Doce años más tarde, fue nombrada priora de la gran cartuja de Nuestra Señora de La Celle-Roubaud, en Var, al sur de Francia; desde los 37 años, hasta su muerte ocupó este cargo.

Su madre, al quedar viuda, ingresó al monasterio, junto a ella; su hermano mandó construir una cartuja para que residiera en ella. Durante el transcurso de su vida experimentó visiones, éxtasis frecuentes y otros fenómenos místicos. Se dice que era prima del beato Eleazaro Sabrán. Una leyenda cuenta que su hermano Hélian fue capturado durante un combate en una cruzada y que Rosalina fue a la prisión en medio de una nube de rosas, lo liberó de sus cadenas y lo condujo a la casa parterna.

Su cuerpo fue enterrado en Celle-Roubaud, Provenza, Francia, y en 1607 trasladado a una capilla dedicada a ella, donde permanece incorrupto. Se dice que su cuerpo resplandecía con extraordinaria belleza después de su muerte y no presentaba señal alguna de corrupción. Cinco años después, se encontraba todavía en perfecto estado de conservación, y el clérigo que presidió la exhumación, al ver el brillo de los ojos, ordenó que los depositasen en un relicario separado. Cien años más tarde, el cuerpo de la beata seguía incorrupto, y, en 1644, los ojos no habían perdido nada de su brillo. Su culto fue confirmado en 1851. Patrona de Draguignan, Francia.

Algunas veces pasó hasta una semana sin probar alimento. Se castigaba con rudísimas disciplinas, y jamás dormía más de tres o cuatro horas. Acostumbraba repetir a sus religiosas las terribles palabras del Señor: «No os conozco» ... para que un día fuesen recibidas en el cielo con las palabras: «Venid, benditas de mi Padre». Cuando se preguntaba a Roselina cuál era el medio más seguro para ganar el cielo, replicaba: «El conocimiento de sí mismo». La santa tenía frecuentes visiones y éxtasis, y poseía un don extraordinario para leer en los corazones.< INDICE


San JENARO SÁNCHEZ DELGADILLO. (1876-1927). Martirologio Romano: En la ciudad de Tocolatlán, en México, san Jenaro Sánchez Delgadillo, presbítero, mártir durante la persecución mexicana
Nació en Agualele, Jalisco, en el seno de una modesta familia. Se educó en el colegio del Espíritu Santo de Guadalajara, para estudiar artes y oficios, trabajando, para ayudarse y ganando siempre una beca. Ingresó en el seminario de Guadalajara y fue ordenado sacerdote en 1911.

Fue coadjutor de diferentes pueblos: Nochistán, San Marcos, y superior del seminario de Cocula. Después fue coadjutor de la parroquia de Tecolotlan, y dentro de ella, capellán de Tamazulita, Jalisco. En 1923 sus padres se fueron a vivir con él. En esta capellanía se acreditó por su bondad y celo apostólico. Al llegar la persecución de 1926, pasó a la clandestinidad, quedéndose en los ranchos y atendiendo como podía a su feligresía. Fue siempre obediente, sincero y amante de la verdad. Había dicho: “Creo que en esta persecución van a morir muchos, y quizás yo sea el primero”.

Estaba en el rancho La Cañada con la familia Castillo cuando fue descubierto y apresado. Le esperaba una agonía horrible. Le llevaron a un cerrito llamado La Loma, y allí los soldados le quisieron ahorcar. Él les dijo que los perdonaba, que pedía a Dios por ellos y gritó un viva a Cristo Rey. Tiraron de la cuerda, pero lo ahorcaron mal, y le hacían sufrir mucho, así que murió lentamente en una terrible agonía. Lo bajaron, le pegaron un balazo en un hombro y luego un bayonetazo que lo atravesó. Dejaron el cadáver en el suelo e insepulto. Su madre fue quien recogió el cadáver y está enterrado en la parroquia de Cocula.


OTROS SANTOS DEL DÍA:

Santos Espeusipo de Langres, Elausipo, Melasipo, Leonila. M. 175.
Martirologio Romano: En Capadocia, en la actual Turquía, santos mártires, Espeusipo, Elausipo, Melasipo, hermanos, y su abuela Leonila

Según la leyenda se trataba de tres hermanos gemelos nacidos en Capadocia y martirizados durante la persecución de Marco Aurelio junto a su abuela Leonila. Son santos caballeros capadocios cuyos nombres terminan en “hippos” (caballo). A causa de la multiplicación y duplicación de los santos, estos tres se fundieron en un uno sólo: san Geosme o Josme, corrupción de “Géminis”. En estos santos fabulosos que habrían sido bautizados por san Benigno de Dijon se ha creído reconocer a los Dióscoros: Castor y Polux. Sus reliquias se conservan en Langres donde son muy venerados. 



Santa Neosnadia. s. V.
Nació en Loudun, en la diócesis de Poitiers, quizás en Monterre-Silly. Fue una mujer de gran virtud y de una gran humildad. Es objeto de un culto local y popular en la región de Poitier, donde se le han dedicado numerosas capillas y una parroquia.
Martirologio Romano: En Bourges, ciudad de Aquitania (hoy Francia), san Sulpicio, apellidado el Pío, obispo, que habiendo pasado del palacio real al episcopado, su mayor preocupación fue el cuidado de los pobres

Fue capellán mayor de Clotario en el 615, y a ese título dirigió la Escuela de palacio. Obispo de Bourges (624-647), que alcanzó prestigio entre el pueblo como entre los reyes merovingios; después de trabajar especialmente en atraer a Cristo a los judíos; dejó en manos de un coadjutor su cargo; se dedicó a la promoción social de los necesitados; particularmente se dedicó a la defensa de los pobres perseguidos por un funcionario del rey Dagoberto. A su memoria se dedicó el célebre seminario parisino de Saint-Sulpice. Patrón de Bourges.

Enrique de Comentina Beato. M. 1345.
Natural de Asti, perteneciente a la noble familia de Comentina. Enrique estuvo en la corte papal de Avignon, con el encargo de “Auditor” pontificio, después tuvo el encargo de Legado papal en Asia Menor y Patriarca de Constantinopla. Fue decapitado en Esmirnia por los turcos, mientras celebraba la santa misa. Su cuerpo fue trasladado a Asti. Fue expuesto a la pública veneración en tiempos de calamidad atmosférica, porque según la tradición, la urna que transportaba su cuerpo de Oriente había sido salvada de una borrasca. Por esto es popularmente invocado como el “santo del agua”.
INDICE


VIDEOS
INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores