GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 30 de Enero

INDICE


PANAGIA EVANGELISTRIA. Isla de Tinos. Patrona de Grecia.
Santa Matilde
Santa ALDEGUNDA DE MAUBEUGE. (630-684)
San PEDRO I. (c.903-969). (Iglesia ortodoxa búlgara)
San LESMES DE BURGOS. M. 1097
Beato ALANO MAGNO DE LILLE. (c.1120-1202)
Jacinta Mariscotti, Santa Virgen
Sebastian Valfre, Beato Sacerdote
Santo TOMÁS KHUONG. (1780-1861)
San DAVID GALVÁN BERMÚDEZ. (1881-1915)
Muciano María Wiaux, Santo Religioso Lasallisa
Columba Marmion, Beato Abad Benedictino
Beata CARMEN GARCÍA MOYÓN. (1888-1937)
Beato SEGISMUNDO PISARSKI. (1902-1943)
Otros Santos y Beatos Completando el santoral de este día
VIDEOS
Félix, papa; Matías, Armentario, Barsén, obispos; Hipólito, presbítero; Adelelmo (Lesmes), Feliciano, Filapiano, Alejandro, mártires; Sabina, vírgenes; Aldegunda, Tiadilde, abadesas.


SANTA ALDEGUNDA, Virgen
Quien no carga con su cruz y me sigue
no es digno de mí.
(Mateo 10, 38)


n. hacia el año 633 en Henao, Bélgica;
† 30 de enero del año 684 en Maubeuge, Francia

Patrona de quienes sufren cáncer (en especial cáncer de mamas). Protectora contra el cáncer (en especial cáncer de mamas), enfermedades infantiles, muerte repentina.
Santa Aldegunda nació en Henao, de familia ilustre y vinculada con la casa de Francia; empero, sus virtudes la han hecho más célebre que su nacimiento. Rechazó la mano de un príncipe de Inglaterra para seguir a Jesús en la soledad. Allí Jesús, para festejar las bodas de su casta esposa, cambió en vino el agua que ella había tocado, y ordenó a su ángel custodio que la consolara en sus aflicciones. ¿Dónde encontrar sobre la tierra un esposo de tanto poder y de tanta generosidad como el divino Salvador? Adhiérete, pues, a Él, con vínculos indisolubles. Santa Aldegunda murió a fines del siglo VII.

MEDITACIÓN SOBRE LOS TRES GRADOS DE LA MORTIFICACIÓN

I. Esta santa deja la corte para ir al desierto; las delicias, para vivir en la austeridad; la fortuna de un gran príncipe, para seguir a Jesucristo en la pobreza. Desde hace mucho tiempo Jesús te llama, ¿cuándo lo escucharás? ¡Esta santa supera todos los obstáculos, y a ti la más pequeña dificultad te desalienta! Por más fuertes que sean las cadenas que te atan, fácilmente las romperás si amas a Jesús y si temes al infierno.

II. Esta flamante esposa de Jesucristo, después de haber dado prendas de su amor, le pide un obsequio. Escuchad, cristianos descaecidos, la oración de esta santa, y avergonzaos de vuestra cobardía: ella le pide a Dios que le envíe un cáncer que le carcoma el seno, y su oración de inmediato es escuchada. ¿Alguna vez has pedido a Dios algo parecido? Haces promesas a todos los santos para que te libren hasta de la más mínima dolencia que te aqueja. ¡He aquí, sin embargo, las dulzuras de que hace partícipes Jesús a sus amigos; he aquí los favores que éstos le piden

III. No contenta con dejar los placeres y solicitar los sufrimientos como un favor, pide a Dios la prive de la satisfacción que el hombre experimenta cuando bebe y cuando come. San Pedro le da un poco de maná celestial y todo alimento de la tierra se le vuelve amargo. ¡Qué vergüenza para ti, voluptuoso! ¡Rechaza ella todos los placeres de los sentidos y tú los buscas afanosamente! Señor, poned amargura en todos mis placeres, a fin de que sólo Vos resultéis dulce a mi corazón.

La mortificación.
Orad por vuestros superiores temporales.

ORACIÓN

Escuchadnos, oh Dios, que sois nuestra salvación, a fin de que la fiesta de la bienaventurada Aldegunda, vuestra virgen, al mismo tiempo que regocije nuestra alma la enriquezca con sentimientos de tierna devoción. Por J. C. N. S.


PANAGIA EVANGELISTRIA. Isla de Tinos. Patrona de Grecia.

Según la tradición, una noche en 1822 una monja de nombre Pelagia de Tinos, soñó que un icono milagroso estaba enterrado y la Virgen quería desenterrarlo. Cuando empezaron a excavar, descubrieron los restos de una iglesia bizantina con el icono.
El icono de la Panagia Evangelistria, que representa a María de rodillas en oración, se cree que es la obra de San Lucas y que tiene poderes de curación milagrosa. La Virgen de Tinos fue declarada patrona de la nación griega.

Tinos es una pequeña isla de las Cíclades, entre Europa y Asia, y en ella se encuentra el Santuario Nacional de Grecia dedicado a la Panagia Evangelistria, es decir, “Toda Santa de la Anunciación”.
Gobernada por Venecia en 1207, cayó bajo el dominio turco en 1714. Después del resurgimiento griego, Tinos tiene su último apelativo como Isla de la Madonna por el gran número de iglesias y monasterios, y especialmente por el Santuario de la Panagia Evangelistria, surgido como resultado de prodigios. Las Fiestas atraen a muchos peregrinos de Grecia y de todas partes, especialmente el 15 de agosto, fiesta de la Dormición de María, que se convierte en un período de extraordinario fervor que la convierte por un mes en el centro de la isla y el corazón del cristianismo griego.

HISTORIA:
santa Pelagia de Tinos
El 9 de julio de 1822, en el Monasterio de la conocida “Madre de Dios de los Santos Ángeles”, una monja piadosa, Pelagia, tuvo un sueño, fue alcanzada por un olor a flores muy fuerte, vio la puerta de su celda abrirse y una señora con un paso imponente, rodeada por una gran luz, entra y se acerca a la cama, diciendo: “Levántate y ve a buscar rápidamentea a un hombre llamado Stampatello Caldani, y dile de mi parte que no puedo soportar mas el lugar donde estoy desde hace tantos años; que excave en la finca de Antonio Doxara y construya una gran casa nueva…”. Dicho esto, la mujer se volvió invisible. Pelagia se levantó y todas las campanas tocaban a maitines. Sin embargo, se negó a revelar su sueño, por temor a que fuera una ilusión.

Una semana más tarde, en la noche entre el sábado y el domingo, el 16 de julio, la misma mujer, rodeada de luz, se apareció de nuevo a la monja y le reiteró con insistencia su deseo. Pelagia, indecisa, se preguntó qué hacer, qué diría la gente, y si este sueño en realidad venía de Dios.

El tercer domingo, 23 de julio, antes de Maitines, la mujer desconocida se le apareció y le dijo con severidad: “¿Por qué no has seguido mi orden y estas dudosa? ¿Por qué no tienes fe?”. Ante estas palabras la monja Pelagia comenzó a temblar y se despertó presa de miedo. Y ya despierta ve a la señora que de pronto levanta la mano y le dice: “Escucha por última vez, Pelagia: si no haces lo que he pedido, borraré tu nombre del libro de la vida”.
La monja, más asustada que nunca, sólo tuvo el coraje de preguntarle: “Pero usted quien es que me da órdenes para hacer estas cosas y esta tan enojada conmigo?”. Entonces la señora con gran gracia señala con el dedo todo el mundo y dijo en voz muy baja “Tierra, anuncia una gran alegría …”.

Después de misa, le dijo sobre la visión a la abadesa y al capellán. Estos, sin saber qué hacer, la envian al Metropolita Gabriel. El obispo de Tinos, que ya había tenido otros dos signos, escuchó a la monja con gran interés ahora convencido de que en el campo de Doxara estaba ubicada una antigua iglesia con un icono de la Virgen, y decidió hacer todo lo posible para encontrarla y para construir una nueva iglesia, según lo solicitado por la Madre de Dios. Después de sonar las campanas, en presencia de todo el clero, el alcalde y todos los vecinos, hizo un sermón y llamó a todo el pueblo de Tinos a reconocer el milagro y recuperar el icono.
Las excavaciones comenzaron en septiembre de 1822 y continuaron durante dos meses sin interrupción, hasta que salieron a luz las ruinas de una antigua iglesia y los restos de un pozo seco, pero no el icono.
La búsqueda se paralizó, pero inmediatamente cayó sobre la ciudad una peste que fue interpretada como un aviso de que debían seguir buscando

La búsqueda continuó hasta que el 30 de enero de 1823, un trabajador de nombre Vlassi con su azadón chocó con algo que se partió en dos: era el icono. Una vez que se limpia y se recompone, se dan cuenta que era un icono de la “La Anunciación de la Madre de Dios” como dio a entender María, que permaneció escondido en el suelo durante casi ochocientos años.
La noticia corrió por toda la isla de Tinos, las campanas empezaron a sonar y la gente entusiasmada se reunió en el campo de Doxara donde el Metropolita Gabriel, de rodillas y con lágrimas, abrazaba el icono y cantaba junto con los fieles Himno de la Anunciación.
El Icono de la Madonna Evangelistria, es decir, de la Anunciación, también es llamado por el pueblo Megalocharis, es decir, la “gran gracia” o “llena de gracia”.

Por los muchos ex-votos que la adornan y la esconden de la vista, no es fácil dar una descripción exacta y es necesario utilizar una réplica suficientemente grande en la sacristía.
Según la tradición local, la imagen estaba destinada a una antigua iglesia que data de un período no especificado del período bizantino, en el que el culto cristiano había suplantado a los dioses paganos del Olympo. Esta iglesia, dedicada a San Juan el Bautista, fue quemada y destruida por los árabes, los sarracenos durante el siglo X.
El icono conservado intacto en medio de las ruinas, se mantuvo oculto hasta el día de su descubrimiento, en Enero 30 de 1823. María está representada dentro de una habitación, de rodillas y con la cabeza hacia abajo, con la intención de orar ante un reclinatorio, vestida con traje verde y amarillo. Sobre el reclinatorio hay un pequeño libro abierto en el que están escritas las palabras pronunciadas por la Virgen al Ángel.
Delante de la Virgen está arcángel Gabriel, rodeado de luz, también vestido de verde y oro, está de pie, sosteniendo el cetro en la forma de una azucena, símbolo de pureza.

EL SANTUARIO
El santuario, cuya construcción se remonta a 1830, se enriqueció en su interior con oro y piedras preciosas, para recibir el santo icono en circunstancias prodigiosas. En 1835, un real decreto lo declaró Peregrinación de todos los ortodoxos, mientras que los católicos la han llamado la Lourdes del Mar Egeo por su perfecta afinidad con el Santuario de los Pirineos franceses: habla de arrepentimiento, conversión, reconciliación, esperanza y confianza en la intercesión de la Virgen María por los muchos enfermos y afligidos en cuerpo y alma.
En 1972, otro decreto ha definido a Tinos Isla Sacra por el valor de la imagen milagrosa de la Panagia Evangelistria.
INDICE


Santa BATILDE. M. c. 680.

Martirologio Romano:En el monasterio de Chelle, en el territorio de París, en la Galia (hoy Francia), santa Batilde, que, siendo reina, fundó un cenobio bajo la Regla de san Benito, al estilo del monasterio de Luxeuil y a la muerte de su esposo, Clodoveo II, gobernó el reino de los francos. Cuando su hijo asumió el poder, se retiró al citado monasterio, viviendo hasta el fin de sus días bajo la observancia de la Regla De origen anglosajón, fue llevada a Francia por los piratas y vendida a bajo precio como esclava a Erchinaldo, maestro de Palacio de Clodoveo II de Neustria. En la casa de su patrón realizó los trabajos más humildes. No se sabe cómo se casó con Clodoveo II, en el 648 al que le dio tres hijos: Clotario III, Childerico II y Thierry III. Parece que fue una reina de gran personalidad “sometida a Clodoveo en cuanto señor suyo, parecía ser madre de los grandes de palacio, hija para los obispos, nodriza atenta de los adolescentes y de los jóvenes de la corte, a quienes animaba en los estudios religiosos”.

No cesó de abogar ante el rey por los más pobres, extranjeros e iglesias, y ella misma les suvencionó con sus bienes.
Al enviudar gobernó con acierto como regente (657-664), durante la minoría de edad de su hijo Clotario III; trató de mejorar la suerte de los esclavos y desvalidos aplicando elCánon 16 del concilio de Chalons; aconsejada por algunos obispos (san Audoeno de Rouen, san Eloy de Noyón y Codoberto de París) impidió la simonía en la Iglesia. Nombró como Maestro de Palacio al célebre Ebroín, y en el 661, tras el fallido golpe de estado de Grimoaldo, impuso a Austrasia como rey a su hijo Childerico, “de suerte que los tres reinos, hasta aquel momento desgarrados por las discordías, vivieron posteriormente en concordia”.

Fué acusada falsamente del asesinato del obispo Aunemondo, acusado de traición, pero se demostró la falsedad de las acusaciones. Favoreció el monacato y dotó a las más importantes abadías y monasterios de grandes exenciones, cosa que molestó a los obispos. Después de haber fundado la abadía de Corbie en la diócesis de Amiens. En el 664 se retiró al monasterio de Chelles, cerca de París, del que era cofundadora, donde murió viviendo como una religiosa más. Según la leyenda, por humildad asumió los oficios más pobres: sirvió en la cocina, limpió el convento. Patrona de Corbie y de Chelles.
INDICE


Santa ALDEGUNDA DE MAUBEUGE. (630-684)

Martirologio Romano:En el monasterio de Maubeuge, en Neustria (hoy Francia), santa Aldegunda, abadesa, en tiempo del rey DagobertoNació en la provincia de Hainaut (Bélgica). Era hija de santos Berta y Gualberto. Hermana de santa Wadeltrudis, abadesa de Le Mons. Fue tía de santas Madelberta y Aldeltrudis, quienes también fueron abadesas en el monasterio que fundaría nuestra santa. Rechazó la mano de un príncipe de Inglaterra para seguir a Jesús escogiendo la vida de virginidad y dejando el hogar. Su biografía más antigua, compuesta un siglo después de su muerte por Auson de Lobbes, es muy dudosa. Se cuenta que perseguida por el hijo del rey de Gran Bretaña, que se quería casar con ella, huyó dejando uno de sus zapatos en las manos de sus perseguidores.

Atravesó milagrosamente el río Sambre sin mojarse los pies o, de acuerdo con otra versión, ayudada por dos ángeles
Recibió el velo de san Amando de Elnone, obispo de Maastricht. En este punto su leyenda dorada cuenta que Jesús, para festejar las bodas de su casta esposa, cambió en vino el agua que ella había tocado, y ordenó a su ángel custodio que la consolara en sus aflicciones. También se narra que apareció una paloma que cogió de encima del altar el velo preparado para ella, que le puso encima de su cabeza.
Junto a su hermana, santa Wadeltrudis, fundó una pequeña enfermería que con el tiempo llegaría a ser la famosa abadía de las monjas benedictinas en Maubeuge (Francia, muy cerca de la frontera con Bélgica). Aquí fue la primera abadesa. Pidió a Dios morir de cáncer y así fue, por esto se la invoca contra este mal. Sus reliquias se veneran en la iglesia de Maubeuge.
INDICE


San PEDRO I. (c.903-969). (Iglesia ortodoxa búlgara).

Pedro I fue el hijo de Simeón I de Bulgaria con su segunda esposa. En 913 Pedro pudo haber visitado el palacio imperial de Constantinopla junto con su hermano mayor Miguel. Por razones no especificadas, Simeón había obligado a Miguel a convertirse en monje y había nombrado a Pedro como su sucesor.
Para demostrar que era un digno sucesor de su padre en su hogar y en los ojos de los gobiernos extranjeros, Pedro comenzó su reinado con una ofensiva militar en la Tracia bizantina en 927. Sin embargo, Pedro siguió su rápido éxito en secreto con la negociación de un tratado de paz antes de que el gobierno bizantino tuviera la oportunidad de tomar represalias.

El emperador bizantino Romano I Lacapeno aceptó con entusiasmo la propuesta para la paz y arregló un matrimonio diplomático entre su nieta María y el monarca búlgaro. En octubre de 927 Pedro llegó cerca de Constantinopla para encontrarse con Romano y firmar el tratado de paz, se casó con María en la iglesia de Zoödochos Pege. Para significar la nueva era en las relaciones búlgaro-bizantinas, la princesa pasó a llamarse Irene ("paz"). El tratado de 927 representa en realidad el fruto de los éxitos militares de Simeón y las iniciativas diplomáticas, hábilmente continuada por el gobierno de su hijo.
Los éxitos iníciales del reinado de Pedro fueron seguidos por varios reveses de menor importancia. Alrededor de 930, Pedro se enfrentó a una revuelta liderada por su hermano menor, Iván, que fue derrotado y enviado al exilio en Bizancio. Poco después, el hermano mayor de Pedro, Miguel se escapó de su monasterio y lideró una gran formidable rebelión, que terminó con su prematura muerte.

El hermano más joven, Benjamín (también llamado Bojan), fue acusado de ser un hombre lobo y un mago por el obispo italiano Liutprando de Cremona, pero aparentemente no representaba una amenaza para la autoridad de Pedro.
Tal vez aprovechando estos desafíos al gobierno de Pedro, el príncipe serbio Sviatoslav Klonimirovich escapó de la capital búlgara de Preslav en 931 y, con el apoyo tácito bizantino, logró reunir una revuelta serbia contra el dominio búlgaro. La rebelión tuvo éxito, y la parte occidental de Serbia recuperó su independencia. Pedro pudo haber tenido que enfrentar también las incursiones de los magiares, que habían sido derrotados y expulsados a Panonia por su padre en 896. Tal vez después de una derrota inicial, Pedro llegó a un acuerdo con el enemigo, y ahora utilizaba los grupos magiares como sus aliados contra Serbia.

Pedro I presidió un reinado pacífico y relativamente largo, aunque poco iluminado por fuentes extranjeras o nativas. A pesar de los desafíos que encontró poco después de su ascensión y la situación crítica al final de su vida, con Pedro, Bulgaria parece haber sido próspera y cada vez mejor organizada, con un equipo administrativo señalado por los viajeros extranjeros y confirmados por los numerosos hallazgos de sellos imperiales. Pedro fue particularmente generoso con la Iglesia, a la que dotó abundantemente a lo largo de su reinado. La generosidad del emperador llegó a tal punto que fue visto como un factor de corrupción, incluso por los clérigos ortodoxos, como el presbítero Cosme. Otros optaron por un camino alejado de las tentaciones del mundo secular, sobre todo san Iván de Rila, sin embargo su existencia ascética llamó aún la atención del monarca.

El lujo y las tensiones sociales pudieron haber contribuido a la propagación de la herejía del bogomilismo, que Pedro debidamente se comprometió a luchar en su contra, solicitando el asesoramiento de ermitaños famosos e incluso su tío político, el Patriarca de Constantinopla Teofilacto.
Las relaciones con el Imperio Bizantino se agravaron tras la muerte de la esposa de Pedro a mediados de 960. Con la victoria sobre los árabes, el emperador Nicéforo II Focas se negó a pagar el tributo anual a Bulgaria en el año 966, quejándose de la alianza de Bulgaria con los magiares, y llevó a cabo una demostración de fuerza en la frontera con Bulgaria. Disuadido de un ataque directo contra Bulgaria, Nicéforo II envió un mensajero al príncipe de Kiev Sviatoslav Igorevich para organizar un ataque kievano contra Bulgaria desde el norte. Sviatoslav fácilmente puso en marcha una campaña con una gran fuerza (60.000 soldados), y marchó contra los búlgaros en el Danubio y los derrotó en la batalla cerca de Silistra, apoderándose de unas 80 fortalezas búlgaras en 968. Impresionado por el éxito de su aliado y sospechando de sus intenciones reales, el emperador Nicéforo II se apresuró a hacer la paz con Bulgaria y arregló el matrimonio de sus protegidos, los emperadores menores de edad Basilio II y Constantino VIII, con dos princesas búlgaras.

Dos de los hijos de Pedro fueron enviados a Constantinopla como negociadores y rehenes de honor. Mientras tanto, Pedro logró obtener el retiro de las fuerzas de Kiev por incitar a los aliados tradicionales de Bulgaria, los pechenegos, para atacar a la misma Kiev.
A pesar de este éxito temporal y la reconciliación con Bizancio, Bulgaria se enfrentó a una nueva invasión de Sviatoslav en 969. Los búlgaros fueron derrotados otra vez, y Pedro sufrió un derrame cerebral, que le llevó a abdicar y convertirse en monje. Pedro era profundamente religioso y un activo constructor de iglesias y fue canonizado poco después de su muerte por la Iglesia ortodoxa búlgara.
Su culto es particularmente vivo en la Iglesia ortodoxa búlgara y también lo consideran santo las Iglesias católicas orientales o greco-católicas.
INDICE


San LESMES DE BURGOS. M. 1097

Martirologio Romano:En la ciudad de Burgos, en Castilla la Vieja, región de España, san Adelelmo o Lesmes, abad, que convirtió en monasterio la capilla de San Juan y el hospital de pobres contiguo En todos los países europeos, excepto los de habla hispana, se le conoce por san Adelelmo. Nació en Loudun (la actual Anjou), en Aquitania, en una familia acaudalada. Le dedicaron al estudio, y fue un joven que se distinguió por la ejemplaridad de su comportamiento; pronto hizo la carrera militar. Muertos sus padres, le pareció oír la famosa frase de Jesús: "Vende todo lo que tienes, dalo a los pobres, ven y sígueme".

Repartió sus bienes entre los pobres, vistió las ropas de uno de sus antiguos criados y fue en peregrinación a Roma. En su peregrinación hizo una parada en la abadía benedictina de Chaisse-Dieu, fundada por san Roberto, donde fue recibido por su abad Norberto, que quiso retenerlo, pero se decidió que terminase su peregrinación y pactó con el abad tomar el hábito a su vuelta. Sin llevar absolutamente nada para el camino, ni dos túnicas, ni bolsa de dinero, según el mandato evangélico, siguió camino a Roma, donde permaneció como peregrino mendicante dos años, venerando las tumbas de los mártires y los lugares sagrados. Finalmente volvió a Chaise-Dieu, aunque tan demacrado y consumido por los ayunos y la penitencia, que ni siquiera fue reconocido por san Roberto.

Se hizo benedictino en la abadía de Chaisse-Dieu, donde emitió su profesión monástica y, en 1077, fue elegido abad y recibió la ordenación sacerdotal. Se dice que hacía curaciones milagrosas. Su fama se extendió por toda Francia e Inglaterra. El se quiso retirar a la soledad y en 1079 renunció a su cargo.

A petición de la reina Costanza, esposa de Alfonso VI de Castilla, fue destinado a Burgos donde introdujo la reforma de Cluny, y la liturgia romana en sustitución de la mozárabe. Construyó la iglesia de San Juan Evangelista (hoy de San Lesmes) y su hospedería para los peregrinos de Compostela, recordando que una vez él también fue peregrino. Su principal virtud fue la caridad frente a los necesitados. Ya en vida gozó de merecida fama de santidad y de taumaturgo. Después de un acceso de fiebres, recibidos los ritos últimos y besada la cruz, encomendó su espíritu al Señor, y murió, en el año 1097, según se calcula en la actualidad. En su tumba se obraron numerosísimos milagros, y su fama de santidad no dejó de extenderse. Su cuerpo reposa en la actualidad en Burgos, en la iglesia a él dedicada. Patrón de Burgos.
INDICE


Beato ALANO MAGNO DE LILLE. (c.1120-1202)

Filósofo y teólogo, conocido como “Doctor universalis”, nació en Lille (Francia). Fue profesor de grado en París y en Montpellier; tomó el hábito de converso en Citeaux, donde llevó una vida ejemplar. Fue un profundo conocedor de las doctrinas platónicas-aristotélicas, en gran parte a través de Boecio, más que un pensador original, fue discípulo de Gilberto Porretano. Ecléctico en filosofía, se le aprecia como teólogo por la exposción de las máximas teológicas en forma aforística, que lo distingue de las tradiciones contemporáneas. Puso las bases de la terminología teológica de su tiempo y polemizó con cierta fuerza dialéctica, pero sin un verdadero rigor racional.

Llevó su esfuerzo de sistematización del saber en obras en verso. Sus obras se pueden dividir en: Escritos filosóficos teológicos: “Contra hereticos”, en 4 vol. “Regulae de sacra theologia”. “Distinctiones dictionum thologicarum”. “Summa de arte praedicatoria”. Además “Sermones”; “De sex alis Cherubini”; “Elucidatio in Cantica canticorum”; “Liber poenitentialis”. Escritos poéticos: “Anticlaudianus”, que parece que influyó en Dante. “De planctu naturae”. “Doctrinale minus” (o “liber parabolarum”). Se le han atribuido otros libros pero no son suyos.
La excepcional doctrina de Alano hizo que se considerara un ser superior, a la misma altura que san Alberto Magno, y favoreció el nacimiento de una idealización legendaria. No hay ninguna referencia que se haya venerado su sepulcro ni de otras manifestaciones de culto, pero en el “Brevis quorundam sanctorum et beatorum sacri Cisterciensis ordinis enumeratio” del abad Jean de Cirey (Dijon 1491) y en los martirologios cistercienses y benedictinos.
INDICE


Santa JACINTA MARESCOTTI. (1585-1640)

Martirologio Romano:En la ciudad de Viterbo, en el Lacio (hoy Italia), santa Jacinta Mariscotti, virgen, de la Tercera Orden Regular de San Francisco, la cual, después de perder quince años entregada a vanos deleites, abrazó con ardor la conversión y promovió confraternidades para consolar a los ancianos, fomentando el culto a la EucaristíaNació en Vignanello, Viterbo, en el seno de una familia burguesa. Se llamaba Clarisa. Su hermana mayor era religiosa del monasterio de San Bernardino en Viterbo, pero ella no manifestaba ninguna inclinación hacia el convento, sino todo lo contrario, amaba las fiestas, donde pudiera presumir. Su padre, preocupado de tanta mundanidad, la hizo ingresar en un convento franciscano, donde tomó el nombre de Jacinta. Si bien no se opuso,  también es verdad que dijo: "Mírame religiosa, pero yo intento vivir según mi condición social".

Su estancia en el convento durante diez años fue la de una religiosa, que vivía como una princesa. Un día se puso enferma y su confesor se negó a confesarla por su falta de vida espiritual, esto la hizo pensar y cambió su vida tan radicalmente que se hizo santa, ejercitando la humildad, la oración, la paciencia y la penitencia. El Señor dio señales patentes de su presencia en Jacinta, dotándola en vida de carismas celestiales. Se impuso el sacrificio de no volver a ver a sus parientes y amigos mientras no se lo ordenara la abadesa, para practicar de esta manera la virtud de la obediencia que tantas veces había despreciado; Jesucristo sufriendo por nosotros en la cruz, será desde ahora su único pensamiento y su único amor.
Jacinta poseía la virtud de la humildad en sumo grado. Rica en todos los dones de la naturaleza y de la gracia, verdaderamente santa a los ojos de Dios y de los hombres, se consideraba la mujer más pecadora. La más pobre hermana conversa tenía un hábito mejor que el suyo y una habitación menos pobre. Aprovechaba todas las ocasiones que se le ofrecían para ejercitar la virtud santa de la humildad.

Frecuentemente iba al refectorio con una cuerda echada al cuello, y en estas condiciones besaba los pies a las religiosas, pidiéndoles perdón por los escándalos que les había dado con su mala vida pasada. Cuando la nombraron vicesuperiora del convento y maestra de novicias, tuvieron que imponérselo por obediencia, pues ella no quería aceptarlo, pretextando que, no sabiendo gobernarse a sí misma, mal podía gobernar a las demás.
Durante diecisiete años fue atacada de cólicos casi continuos, producidos por las malas comidas a las que se había sometido y por las austeridades excesivas que se había impuesto. El demonio, que veía con furor cómo esta alma privilegiada se le escapaba de las manos, ensayó contra ella toda clase de tentaciones y astucias; pero los poderes del infierno no prevalecieron contra la esposa de Cristo, sostenida por el amor de su Dios y la gracia del Espíritu Santo, las largas meditaciones al pie del Crucificado, la lectura de los buenos libros y los sabios consejos de su confesor el P. Bianchetti.
Sentía hacia los pecadores una inmensa piedad, que se traducía en palabras y oraciones tan tiernas, que no podían menos de prometerle la enmienda y la vuelta al seno de la Iglesia.

Entre los pecadores de Viterbo sobresalía Francisco Pacini, hombre atrevido, poderoso y deshonesto, a quien la santa no solamente convirtió al Señor y lo convenció a llevar una vida de ermitaño, sino que fue en lo sucesivo su principal colaborador en la organización y desarrollo de las dos Cofradías por ella fundadas: la Compagnia dei Sacconi (o Cofradía de los encapuchados de Viterbo), que santa Jacinta fundó en 1636. El fin de la Cofradía era procurar el cuidado material de los enfermos y ayudarles a bien morir espiritualmente.

La Congregación de los oblatos de María, fundada también por Jacinta en 1638, para ancianos e inválidos.INDICE


Beato SEBASTIÁN VALFRÉ. (1629-1710)

Martirologio Romano: En Turín, ciudad del Piamonte, en Italia, beato Sebastián Valfré, presbítero de la Congregación del Oratorio, que con su entrega desinteresada ayudó a pobres, enfermos y encarcelados, y condujo a muchos hacia Cristo con su amistad y su eximia caridad
Nació en Verduno del Piamonte (Cuneo, Italia) en una familia pobre y numerosa. Con increíbles sacrificios, consiguió estudiar para hacerse sacerdote en Turín en 1650. Para poder estudiar trabajó como copista, durmiendo muy poco. Se cuenta que al partir del hogar, lo único que sus padres pudieron darle fue un tonel de vino. Ingresó en la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri en Turín en 1651. Un año después, fue ordenado sacerdote y cantó su primera misa en Verduno para consuelo de sus padres.

Desde el primer momento, se entregó con toda el alma al cumplimiento de sus deberes sacerdotales. Un hecho notable fue que desde el arribo del beato, el Oratorio de Turín, que hasta entonces había estado en decadencia por muchas dificultades, empezó a prosperar y a atraer al pueblo.
Fue nombrado prefecto del Pequeño Oratorio, con contacto con los laicos, y sobre todo jóvenes y niños, dedicándole muchas energías a la catequesis infantil y a visitar a los enfermos que carecían de familia. Trató con gran humildad y comprensión a los judíos, negándose a cualquier actitud racista y hostil contra ellos, aprendiendo mucho su tradición bíblica; también se dedicó a las viudas sin recursos, a los niños huérfanos, a los hospicios y orfanatos, a los presos, y también fue sensible a la triste suerte de los valdenses tras el decreto que prohibía su existencia en 1686.
Más tarde completados los estudios de teología fue nombrado maestro de novicios y luego, a los 40 años, superior. Entre tanto, la fama del beato como director de almas se había ido extendiendo.

Pasaba largas horas en el confesionario, al que asistía con puntualidad escrupulosa y, en sus exhortaciones a la comunidad, insistía mucho sobre la necesidad de la confesión frecuente. Toda clase de personas se confesaban con él, hallándole siempre dispuesto a hacer cualquier cosa por aquellos que necesitaban ayuda o mostraban deseos serios de perfección. Por otra parte, era implacable con los falsos y parecía gozar de un don sobrenatural o de un poder de telepatía para descubrir la falta de sinceridad. Entre sus penitentes se contaba el duque Víctor Amadeo II, más tarde rey de Cerdeña, quien en 1690, con el consentimiento del Papa Alejandro VIII, se esforzó en vano por persuadirle para que aceptara la sede arzobispal de Turín. El beato Sebastián predicaba, algunas veces, tres sermones al día. Emprendía también largas expediciones misionales a los distritos de los alrededores y, algunas veces, hasta territorio suizo, con gran fruto de conversiones. Además, consagraba mucho tiempo a la instrucción de los jóvenes y de los ignorantes. Acostumbraba reunir a los mendigos que iban al Oratorio a pedir limosna y les daba alimento para el cuerpo y para el alma. Era infatigable en sus visitas a los hospitales y prisiones, y tenía especial simpatía por los soldados, cuyas dificultades comprendía y compadecía.

Como su modelo, san Felipe Neri, el beato estaba siempre alegre, de suerte que las gentes consideraban que tenía un carácter ligero y sin preocupaciones. Esto es tanto más de admirar, cuanto que sabemos, por otra parte, la terrible historia de sus desolaciones y pruebas interiores. Con frecuencia le asaltaba la tentación de sentirse dejado de la mano de Dios y de creer que había perdido la fe y estaba destinado al infierno. A pesar de ello, aun cuando se acercaba ya a los ochenta años de edad, jamás cejó en sus trabajos por las almas, predicando al aire libre, en lo más crudo del invierno, al primer grupo de perdidos que encontraba. Más aún, cuando le parecía conveniente para la gloria de Dios, no temía entrar en los mismos antros de vicio. Por extraño que pueda ser, 

Dios parece haber bendecido abundantemente su osadía, ya que los rufianes más groseros se sentían impresionados por la santidad del beato y no se atrevían a levantar la voz, cuando éste criticaba sus vicios en los términos más severos. Su vida podría servir de modelo a todos los pastores de las ciudades en las que abundan el vicio y la miseria, y nada tiene de extraordinario que los con temporáneos del beato le hayan considerado como un santo. Se cuentan muchos ejemplos de su don de leer los corazones y de hacer profecías que se cumplieron. Entre otras cosas, parece que el beato sabía desde varios meses antes la fecha exacta en que iba a morir. Dios le llamó a Sí, a los ochenta y un años de edad.
INDICE


Santo TOMÁS KHUONG. (1780-1861)

Martirologio Romano: En Tonquín (hoy Vietnam del Norte), santo Tomás Khuong, presbítero y mártir, que en la persecución bajo el emperador Tu Duc confesó con gran fuerza de ánimo que era cristiano y, encarcelado, de rodillas ante la cruz fue decapitado con un hacha
Nació en Nam-Hoa (Vietnam), en el seno de una noble familia; su padre era mandarín; se convirtió al cristianismo en la infancia, fue ordenado sacerdote y se inscribió en la Orden Tercera de Santo Domingo.
Durante la persecución de Minh-Manh fue encarcelado bajo la acusación de cristianismo y sacerdote, pero su alta alcurnia, le libró de morir en la cárcel. Continuó ejerciendo con gran sagacidad su ministerio durante la persecución del siguiente monarca, Thieu-Tri (1840-1847) y pudo sortear los primeros años de la persecución del rey Tu-Duc, comenzada en 1854.
INDICE

Al negarse a pisar una cruz que había sido colocada en el puente de Tran-Xa, fue arrestado, y llevado a la capital Hung-Yen. Se intentó que apostatase y que persuadiera a los otros cristianos para que también lo hicieran. Contestó Tomás, que él era cristiano desde pequeño y que además sacerdote y que siendo un anciano octogenario consideraba una pérdida de dignidad de hombre acceder a lo que se le pedía y añadió que daría gustosamente su vida por Cristo.
Fue condenado a muerte, pero la sentencia dilató la ejecución durante un mes por si se ablandaba. En vista de su firmeza fue atado a dos cañas en cruz, donde le decapitaron


San DAVID GALVÁN BERMÚDEZ. (1881-1915)

Martirologio Romano: En la ciudad de Guadalajara, en México, san David Galván, presbítero y mártir, que durante la persecución mexicana obtuvo la corona del martirio defendiendo la santidad del matrimonio, siendo fusilado por un soldado, sin previo juicio Nació en Guadalajara (Jalisco, Méjico); era hijo de un obrero cristiano ejemplar. Estudio en la escuela de la Sociedad Católica y en 1895 ingresó en el seminario de Guadalajara; pero le sobrevino una crisis espiritual y dejó el seminario y estuvo trabajando casi tres años en una zapatería; se volvió alcohólico y pendenciero. Trabajaba como maestro de escuela cuando fue encarcelado por golpear a uno que bailaba con su novia. Esto le hizo cambiar de vida, volvió al seminario y fue ordenado en 1909.

Hasta 1914 fue profesor de varias asignaturas en el seminario al tiempo que regentaba la capellanía del hospital de San José del Orfelinato de la Luz. En 1914 fue nombrado párroco de la iglesia de Amatitán durante la revolución de Carranza. Aquí una tropa al mando del teniente Vera, compañero de escuela, lo detuvo y lo envió a la cárcel de Escobedo de donde saldrá al poco tiempo. Su caridad para con los pobres y los trabajadores le hizo organizar y ayudar al gremio de zapateros, oficio que ejerció al lado de su padre. Defensor de la santidad del matrimonio, ayudó a una jovencita perseguida por el coronel Vera, quien ya casado pretendía contraer matrimonio con ella. Esto le acarreó al padre Galván la enemistad del teniente que, al final, se convirtió en su verdugo. 

En 1915 hubo en el centro de Guadalajara un enfrentamiento entre villistas y carrancistas, y en las calles quedaron varios heridos y muertos.
Al enterarse el padre Galván, buscó un compañero que le ayudara (el padre Araiza) y se fueron a auxiliar a los caídos. En el camino un grupo de militares los prendieron y les hicieron comparecer ante el teniente Vera donde ordenó que los fusilaran. Los condujeron al Hospital Civil donde fusilaron sólo al padre Galván, pues aunque consiguió su liberación, la orden llegó tarde. Sus últimas palabras las dirigió a los soldados encargados de fusilarlo: “Hoy nos vamos a comer con Dios”. Sus restos se conservan en la parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Guadalajara.
INDICE


San MUCIANO MARÍA WIAUX. (1841-1917)

Martirologio Romano: En Malonne, lugar de Bélgica, san Muciano María Viaux, de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, que dedicó toda su vida con constancia y generosidad a la formación de los jóvenesSe llamaba Louis-Joseph Wiaux. Nació en Mellet (Bélgica), en el seno de una familia trabajadora; su padre era herrero. Recibió en su familia una educación cristiana ejemplar. A los 15 años, entró en el noviciado de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, en Namur, y cambió el nombre por el de Muciano María. Terminado el noviciado, pasó un año en Chiamy y luego otro en Bruselas donde dio clases a los niños del primer curso de primaria. Se dedicó a la enseñanza, y desde 1859 a 1917, estuvo en el instituto de Saint Berthuin de Malonne.

Dificultades de tipo profesional, debidas a su falta de habilidad pedagógica, le pusieron en trance de ser expulsado de la Congregación. Después de esta dura prueba, fue destinado a actividades humildes y oscuras tareas como: vigilante, lecciones elementales de dibujo y de música. Siempre obediente y servicial se afanó en estudiar.

Durante más de 50 años halló en el amor de Dios la fuerza para perseverar en ese trabajo nada fácil para él; todos los días practicaba con los instrumentos porque así se lo habían ordenado.
Pidió a los superiores que le dejaran dar catequesis en una escuela aneja de niños pobres. Todos aprendieron de él a descubrir la fe. Su virtud más característica fue la obediencia. El fervor de su oración fue conmovedor; al final de su vida pasó todo su tiempo libre ante el altar. Los alumnos le llamaban "el hermano que está siempre rezando". Tuvo una gran devoción a María y procuró extender esta vocación entre todas las personas que le rodeaban. Y desde el instante de su muerte comenzaron a percibirse gracias divinas.
INDICE


Beato COLUMBA MARMION. (1858-1923).

Martirologio Romano:En el monasterio de san Benito de Maredsous, en Bélgica, beato Columba (José) Marmión, que, nacido en Irlanda y ordenado sacerdote, llegó a ser abad de aquel monasterio benedictino, donde se distinguió como padre del cenobio, guía de almas en el camino de la santidad y por su riqueza en doctrina espiritual y elocuencia Joseph Marmión nació en Dublín, Irlanda. Hizo los estudios en el Colegio de Propaganda Fide antes de ser ordenado sacerdote en Roma en 1881. Al regresar a Irlanda fue profesor de Filosofía en el seminario de Clondiffe. En 1886 ingresó en el monasterio benedictino de Maredsous, Bélgica, donde adoptó el nombre de Columba; aquí ejerció como profesor de Filosofía de los monjes.

En 1899, fue nombrado prior de la fundación de Mont-César (Keizesberg), junto a Lovaina, donde continuó con su labor docente y director espiritual. Se destacó como un gran predicador en las llamadas “conferencias espirituales” que dictó en muchos conventos de religiosas y religiosas.
En 1909 fue elegido abad de Maredsous, donde a pesar de los grandes compromisos que comportaba su cargo, más gravosos aún durante la invasión alemana y de la I Guerra Mundial, continuó sin tregua su trabajo apostólico, dictando conferencias, escribiendo cartas y ejerciendo la dirección espiritual junto a sus monjes y las numerosas almas que solicitaban su experiencia monástica y espiritual.

Escribió: "Cristo, vida del alma"; "Cristo en sus misterios" y "Cristo, ideal del monje". Su eminente personalidad se sitúa en la línea de los grandes maestros de espiritualidad de la Orden benedictina del final del siglo XIX y principios del XX. Es una búsqueda contemplativa de Dios mediante la participación viva de la liturgia y la asidua “lectio divina”. Murió en Maredsous.
INDICE


Beata CARMEN GARCÍA MOYÓN. (1888-1937)

>Martirologio Romano:En la villa de Torrent, en España, beata Carmela García Moyón, mártir, maestra de la doctrina cristiana, que en la cruel persecución religiosa fue violada y quemada viva por causa de su fe en Cristo Nació en Nantes, Francia; era hija de padre español y madre francesa; el padre era un carlista exiliado en Francia. El padre decidió regresar a España y se estableció en Barcelona, aquí pasó Carmen toda su juventud. Creyó que su vocación era la vida religiosa y por ello ingresó en el noviciado de las Hermanas Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia, haciendo sus primeros votos en 1920, pero comprobó que este no era su camino y dejó la comunidad.

Se propuso ser una verdadera apóstol seglar, y junto con su amiga Asunción Fernández Roig, que también había estado en el mismo convento, se trasladó a Manises. Se ganó la vida como costurera y todo su tiempo libre fue para las obras apostólicas. Hacia 1928, ambas amigas se establecieron en Torrente y trabajaron algunas horas en el convento de los Terciarios Capuchinos de la Virgen de los Dolores, con quienes colaboraron apostólicamente. Fue catequista. Cuando su amiga se casó, Carmen montó un taller de costura donde realizó un gran trabajo apostólico entre sus alumnas. También emprendió numerosas obras de caridad, visitando a los enfermos pobres. Al crearse en el convento la rama femenina de la Pía Unión de San Antonio, Carmen fue una de las primeras en inscribirse y colaboró como catequista de niñas.
Cuando llegó la revolución de 1936, no dudó en exponerse a fin de sostener el ánimo de los católicos perseguidos

Llevaba la Eucaristía por las casas y servía de enlace entre los sacerdotes y los fieles. Cuando mataron a los Terciarios Capuchinos del convento de Torrente, no decayó su ánimo. No se escondió y no disimuló su condición de católica. Fue apresada y la llevaron a la carretera de Montserrat y junto al Barranc de les Canyes, intentaron violarla, pero ella se defendió diciendo que prefería la muerte. Entonces fue rociada de gasolina y convertida en una tea viva, fue gritando vivas a Cristo Rey, de un lado a otro, sin poder tampoco reprimir gritos de dolor, mientras los milicianos se burlaban de ella, hasta que murió tan cruelmente.
INDICE


Beato SEGISMUNDO PISARSKI. (1902-1943)

Martirologio RomanoEn la ciudad de Gdeszyn, en Polonia, beato Segismundo Pisarski, presbítero y mártir, que durante la guerra, por no renunciar a su fe ante los perseguidores, fue fusilado junto a su parroquia Nació en Krasnystaw, Ucrania. En 1921 ingresó en el seminario de Lublín. Fue ordenado sacerdote en 1926. Después de trabajar en Modliborzyce y Sol, fue enviado a Zamch para organizar una parroquia católica en medio de una población de mayoría ruteno-ortodoxa. Después de numerosas dificultades, y de acusaciones contra él tuvo que ser trasladado. La encuesta abierta sobre su conducta lo rehabilitó por completo.

Tras una breve estancia en Perespa, fue nombrado párroco de Gdeszyn (Hmbieszów). Aquí estaría 10 años, en los que se acreditó como un párroco celoso y entregado a su ministerio. Era sobrio, austero, modesto, humilde, había logrado dominar su fuerte carácter y gozaba de la estima de su feligresía.
Al mes siguiente de la guerra, cuando los alemanes dominaban todo el país, su parroquia le fue confiscada y entregada a la confesión ruteno-ortodoxa. Él convirtió en capilla una habitación de su casa y allí siguió ejerciendo su ministerio en medio de una atmósfera de terror creada por los nazis y los nacionalistas ucranianos.

La policía lo arrestó y lo sometió a un brutal interrogatorio con el fin de sacarle los nombres de los comunistas y de quienes se habían quedado con las llaves de la iglesia. Como se negó a delatar a nadie, fue llevado a la salida del pueblo donde fue fusilado.
INDICE


Beata MARÍA BOLOGNESI. (1924-1980)

Martirologio Romano: En Rovigo, Italia, beata María Bolognesi, mística, que ofreció sus sufrimientos físicos y espirituales para la salvación del prójimo dando ejemplo de una extraordinaria aceptación y confianza en los designios de Dios Nació en Bosaro (Rovigo, Verona, Italia) en el seno de una familia extremadamente pobre. Su vida se puede sintetizar en una vida de sufrimiento al servicio de Jesucristo. En cuatro años tan sólo pudo asistir a dos clases de educación básica, debiendo retirarse para ayudar a cuidar de sus hermanos y la huerta familiar. La pobreza era tal que incluso llegó a comer las cáscaras de las patatas que sus amigas tiraban sobre el estiércol de vaca, luego de lavarlas tan sólo un poco.
Antes de mostrarse a ella, Dios permitió que pasara un período de posesión demoníaca para su purificación, que transcurrió desde el 21 de junio de 1940 hasta el 1 de abril de 1942 cuando tuvo su primera visión onírica en la que recibió de Jesús el primero de los tres anillos que Cristo le dio (con 5 rubíes señal de las 5 heridas de Jesús); además de recibir el anillo tuvo la confirmación de la curación milagrosa de una mujer.

Los biógrafos describen este período de posesión diabólica de casi dos años de la siguiente forma: "Ella alternó momentos que eran normales, por así decirlo, con otros momentos en los cuales obviamente algo indefinible estaba en ella. Sus padres pensaron ayudarla con bendiciones. Durante el transcurso de los meses se hicieron muchos diferentes intentos para liberar a María de ese «extraño malestar», pero sin resultado alguno, en parte porque María huía aterrorizada cuando se daba cuenta de la presencia de un sacerdote o cuando alguien llevaba agua bendita a su casa". María no podía rezar ni acercarse a edificios eclesiásticos "una vez, cuando llegó con otras jóvenes al puente que lleva al camino hacia la parroquia de San Casiano, María se congeló y una extraña presencia tiró de su falda, dado que no había viento, sus amigas lógicamente se asustaron".

Pasado el período de posesión, además de la sudoración sanguínea sufrió de neumonía, bronconeumonía, oftalmia crónica (sequedad extrema de los ojos por total ausencia de lágrimas), oxiuros, vómitos, anemia, reumatismo, ciática, laringitis crónica y faringitis, dextrocardia (el corazón está en la mitad derecha del tórax) e infartos le debilitaron el cuerpo por largos años. Soportó los mismos sufrimientos de Jesús en el Calvario y comenzó a sudar sangre, pero ella no tan sólo experimentó el sufrimiento de Cristo, lo soportó con paciencia y ofreciendo su cruz a Jesús por quienes lo necesitaran. El primer infarto lo sufrió en 1971, y fue el inicio de su muerte.

Su continuo sufrimiento y permanente sacrificio fueron premiados por Jesús sustituyendo el primer anillo con uno mucho más hermoso que el "Ecce Homo" y posteriormente por otro de oro macizo. Al momento de morir estaba implementando una casa para convalecientes, obra que no pudo ver terminada.
INDICE


OTROS SANTOS DEL DÍA:


Según la leyenda, el apóstol san Pedro, después de ordenar obispo a Peregrino, natural de Lucca de Grecia, lo envió desde Roma a Sicilia junto a algunos compañeros para que convirtiera a los paganos de la isla. Peregrino desembarcó en la desembocadura del río Verdura, según otros autores, en Heraclea Minoa (recordada con el nombre de pequeña Cartago), allí se paró algunos días para predicar.  A pesar de las dificultades iniciales convirtió a muchos, después llevó su misión hacia la ciudad de Triocala. Allí de forma milagrosa liberó a la ciudad de un temible dragón y esto le valió la aceptación del pueblo y su conversión.

Peregrino organizó la diócesis que presidirá durante 30 años, hasta la edad de 70 años. Su sucesor será un tal san Liberato, niño que él salvó del dragón. Una tradición dice que Peregrino murió mártir durante la persecución de Nerón, en cambio otra dice que después de salir ileso de las torturas se marchó a vivir en una gruta cerca de la ciudad, donde morirá pacíficamente. Su culto se celebra en Caltabellotta.



San Matías. M. 120.
Jerusalén santa
Martirologio Romano: En Jerusalén, san Matías, obispo, que, después de soportar muchas contradicciones por Cristo, descansó en paz
Judío de origen, fue obispo de Jerusalén, que gobernó en un periodo en el que la mayor parte de su grey estaba dispersa; padeció mucho a causa de su fe en Cristo en tiempos del emperador Adriano.

San Barsimeo. s. III.
Martirologio Romano: En Edessa, de Osroene (hoy Turquía), san Barsimeo, obispo, que en tiempo del emperador Decio fue azotado por su fe en Cristo, pero terminada la persecución y liberado de la cárcel, dedicó el resto de su vida a gobernar con total entrega la Iglesia que tenía encomendada

Obispo de Edessa de Siria, que, habiendo convertido a la fe muchos gentiles y enviádolos delante de sí a la corona, los siguió, en el imperio de Decio, con la palma del martirio.
La tradición lo vincula a los santos mártires rememorados el 29 de enero, Sarbelio, que había sido sacerdote pagano y fue luego presbítero cristiano, y Bebaia, su hermana, que fueron convertidos y bautizados por Barsimeo en tiempos del papa Fabián, hacia el 250. Según parece, Barsimeo fue condenado a muerte junto con aquellos dos mártires, y fue prendido y torturado, pero el decreto del fin de las persecusión hizo que finalmente no se aplicara a él la pena capital, y pudiera volver a tomar posesión de la sede de Edesa, la actual ciudad turca de Sanliurfa, cargo en el que murió en fecha indeterminada, dentro del siglo III. Hoy la historia de su martirio no es aceptada.

Santa Martina de Roma. M. 228. Martirologio Romano En Roma, conmemoración de santa Martina, bajo cuyo título el papa Dono dedicó una basílica en el foro romano

Según la leyenda era diaconisa, hija de un cónsul romano. Cuando se quedó huérfana heredó un riquísimo patrimonio que repartió entre los necesitados. Se dice que destruyó un templo de Apolo al hacer la señal de la cruz, cuando fue introducida a la fuerza en el lugar para que hiciera sacrificios al dios. Murió decapitada en Roma, durante la persecución de Alejandro Severo

Su pasión es una leyenda totalmente falsa copiada de la de santas fabulosa e inexistentes Prisca y Tiziana. Desde 1969 su culto se ha limitado a los calendarios locales. Es una de las copatronas de Roma.
Santa Savina. M. 311.
Matrona de Milán que, durante la persecución de Diocleciano, asistió a los mártires encarcelados y los enterró después de la ejecución; la leyenda dice que murió mientras oraba ante la tumba de los santos Nabor y Félix


rmentario de Pavía. M. d. 731.

Martirologio Romano:En la ciudad de Pavía, en la Lombardía (hoy Italia), san Armentario o Armentaro, obispo, que colocó solemnemente en la basílica de San Pedro in Cælo Aureo el cuerpo de san Agustín, trasladado por el rey

Fue obispo de Pavía (710 - c.722); durante su episcopado su sede se separó de la jurisdicción de la de Milán y puesta directamente bajo la romana; además acogió solemnemente en la basílica de San Pedro in Coelo Aureo los restos de san Agustín, trasladados por el rey Luitprando. Sus reliquias están en la catedral de Pavía, y su tumba se convirtió en meta de numerosas peregrinaciones.
Ferrarius (siglo XVII) conserva de la tradición de Armentario una frase sobre la oración: decía el santo que «las cosas justas pedidas con justicia son escuchadas, ya que la oración es eficacísima y su imperio es sublime: su fuerza apaga fuegos, cierra la boca de los leones, disuelve las contiendas, expulsa al demonio, hace huir las tempestades y enfermedades, rompe las ataduras de la muerte, y aleja de nosotros la ira divina y todos los males.»

Teófilo "el Joven”. M. 792.
Harun-al-Rashid
Martirologio Romano: Pasión de san Teófilo, apellidado el Joven, mártir, que, siendo prefecto de la armada cristiana, fue apresado en Chipre y conducido a la presencia de Harun al-Rashid, califa supremo de los sarracenos, y dado que ni las amenazas ni las promesas pudieron hacerle apostatar de Cristo, fue herido de muerte con la espada
Senador nacido en Constantinopla y pretor, fue enviado por la emperatriz Irene como general en jefe del ejército que debía liberar Chipre de los sarracenos. Al frente de su vanguardia cayó prisionero  porque no quiso huir cuando perdió la batalla. Fue conducido a la presencia de Harun ar-Rashid, califa supremo de los sarracenos. Durante cuatro años de prisión, se mantuvo fiel en su fe, hasta su muerte por decapitación.



Santa Habrilia M. c. 1100. Fue una joven de Bregenzerwald que se hizo reclusa bajo la obediencia del abad de Mehrerau en Suiza; en aquel tiempo este monasterio pertenecía a los benedictinos negros. Vivió como reclusa en la celda de santa Wiborada. También se afirma que fue llamada para erigir un monasterio femenino. Su cuerpo se encuentra en la basílica de los Santo Apóstoles Pedro y Pablo de Mehrerau.
La leyenda según la cual fue nombrada abadesa del monasterio de Mehrerau por san Galo, no es posible porque habría nacido en el siglo VII.


Francisco Taylor. Beato. M. 1621.Martirologio Romano: En Dublín, ciudad de Irlanda, tránsito del beato Francisco Taylor, mártir, el cual, siendo padre de familia, pasó siete años en la cárcel por razón de su fe católica, y después de soportar tribulaciones y ancianidad, terminó su martirio bajo el reinado de Jacobo I Irlandés, estaba casado y era padre de seis hijos, y había desempeñado cargos públicos con gran acierto, siendo muy estimado por la comunidad católica, a la que favoreció en todo lo que le fue posible. Abrió su casa a los sacerdotes católicos y les dio alojamiento y esto fue la causa de su arresto. Llevó la prisión con paciencia y confianza en la Providencia. Después de llevar seis años en la cárcel de Dublín, murió en la cárcel por la enfermedad


Genya Ogasawara Yosaburo, María Miya Ogasawara 13 compañeros. Beatos. M. 1636.
Martirologio Romano:  En Kamamoto, Japón, beatos Ogasawara Gen`ya, su esposa Miya Kagayama, sus nueve hijos y cuatro sirvientes, que después de sufrir destierro y persecusión y de pasar cuarenta días en la cárcel, fueron decapitados en el patio del templo budista Zengo-In

Samurai. Murió decapitado junto a su esposa María Miya Ogasawara y sus 9 hijos: Genpachi Ogasawara,Mari OgawawaraKuri OgasawaraSasaemon OgawawaraSayuemon OgasawaraShiro OgasawaraGoro OgasawaraTsuchi OgasawaraGonnosuke Ogasawara y 4 sirvientes en Kumamoto, Japón

Después del martirio de sus parientes —familia Kagayama— habían sufrido destierro y prisión, confesando su fe cristiana ante todo género de amenazas. Clandestinamente recibieron ayuda espiritual y sacramentos, especialmente por parte del futuro mártir japonés el beato padre Julián Nakaura. De los esposos Ogasawara y Miya Kagayama, y de algunos de sus hijos mártires, se conservan cartas, escritas desde la cárcel, que reflejan claramente sus actitudes martiriales y las de toda la familia. Después de pasar cuarenta días en la cárcel, el 30 de enero de 1636 los esposos con sus nueve hijos y cuatro sirvientes fueron todos decapitados en el patio del templo budista Zengo-In de Kumamoto. Posteriormente se ha descubierto la tumba de la familia Ogasawara, y se han hallado dieciséis cartas, a modo de testamento, escritas desde la cárcel, donde aflora la actitud martirial cristiana ante la incomprensión de sus parientes

San Pablo Ho Hyob . (1796-1840). Martirologio Romano: En la ciudad de Seúl, en Corea, san Pablo Ho Hyob, mártir, que, siendo soldado, fue encarcelado por confesarse cristiano y, sometido a tormento, sus fuerzas cedieron y pareció que se retractaba, pero, arrepentido, él mismo se presentó ante el juez confirmando su fe en Cristo, por lo cual, encarcelado de nuevo, después de largo tiempo falleció a consecuencia de los golpes recibidos
Soldado coreano de 45 años, y cristiano junto con su esposa, Clara Ni. Atrapado entre su deber de fidelidad militar y el de su fidelidad a la fe, prefirió esta, y fue encarcelado junto con su mujer, y cuatro compañeras más: Cecilia Ham, Ana Min, Teresa Nam y Teresa Son. A punto estuvo de apostatar al faltarle las fuerzas, pero con la gracia de Dios reaccionó y confeso abiertamente ante el juez que era cristiano por lo que fue enviado de nuevo a la cárcel, donde murió, según parece estrangulado.
INDICE



VIDEOS

INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores