GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 7 de Enero

INDICE


Raimundo de Peñafort, Santo Presbítero Dominico
Canuto Lavard, Santo Mártir
Luciano de Antioquía, Santo Sacerdote Mártir
Lindalva Justo de Oliveira, Beata Virgen y Mártir
María Teresa del Sagrado Corazón, Beata Fundadora
San POLIEUCTO DE MELITENE. M. c. 259
San CRISPINO DE PAVÍA. M. 466
San VALENTINIANO DE CHUR. M. c. 548
San TILÓN DE SOLIGNAC. M. c. 702
San ALDERICO DE LE MANS. (c.800 - 856)
San REINALDO DE DORTMUNT. M. 960
Santa VIRGINIA. s. XII
Beato MATEO GUIMERÁ DE AGRIGENTO. (1377 - 1451)
Beato AMBROSIO FERNÁNDEZ. (1551-1620)
Beato FRANCISCO BAE GWAN-GYEOM. M. 1800
VIDEOS
Clerodiae, Julián, Félix, Jenaro, mártires; Teodoro, monje; Ciro, Crispín, Nicetas, Valentín, obispos; Canuto Lavar rey, Alberto, Anastasio, confesores; Macra y Virginia, vírgenes.

SAN LUCIANO, Presbítero y Mártir
Apartaos de mí, malditos: id al fuego eterno,
que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles.
(Mateo 25, 41)


San Luciano puede ser llamado el cristiano por antonomasia, pues, a la edad de doce años, distribuyó todos sus bienes a los pobres, y ante el tribunal no hacía sino repetir estas palabras: Soy cristiano. Como no tuviera altar en la prisión, el amor ingenioso que profesaba a Dios le inspiró la idea de hacerse sostener por sus discípulos y de consagrar a Jesucristo sobre su pecho. Fue así, el sacerdote, el altar y la víctima de Dios, por quien derramó su sangre en el año 312.

MEDITACIÓN SOBRE EL INFIERNO

I. El infierno es el lugar destinado para el castigo de los réprobos. Su mayor suplicio será no ver a Dios, lo que constituye la felicidad de los elegidos. Conocerán las perfecciones de Dios, desearán gozar de ellas, pero no podrán; y como Dios es la fuente de todo bien, ellos también serán privados de toda clase de bienes. No habrá ya para ellos ni alegría ni contento. Infeliz estado, ¿quién podría concebirte? La pérdida de un amigo, de un pariente, de un bien que amas, te hace gemir: ¿qué no producirá conocer el valor de Dios y ser separado de Él para siempre?

II. Padecerán todos los tormentos, imaginables e inimaginables: el hambre, la sed, las tinieblas, los espectros pavorosos, el fuego… El condenado será atormentado en todas las partes de su cuerpo, en todas las potencias de su alma. Cristiano afeminado, un dolor de muelas te hace gritar, no podrías mantener un dedo ni siquiera un momento en el fuego, ¿cómo soportarás esos suplicios que han merecido tus crímenes?

III. Esos tormentos durarán toda la eternidad, sin consuelo, sin interrupción, sin esperanza. ¡Oh Dios! Cuán amargos resultarían los placeres de esta vida y cuán agradables sus sufrimientos para quien comprendiese estas palabras: ¡sufrir eternamente! Eternidad, ¿se puede pensar en ti sin temblar, sin temer a Dios, sin despreciar al mundo ni desapegarse de él? ¡Eternidad! ¡Por un placer de un momento, una eternidad de suplicios! Somos insensatos o paganos, si el pensamiento de la eternidad no nos conmueve y nos convierte. ¿Quién de vosotros podrá habitar en las llamas eternas? (Isaías).

El pensamiento del infierno.
Orad por la conversión de los malos cristianos.

ORACIÓN

Haced, os lo rogamos, Dios omnipotente, por la intercesión del bienaventurado Luciano, vuestro mártir, cuyo natalicio al cielo celebramos, que seamos fortificados en el amor de vuestro santo Nombre. Por J. C. N. S.



SAN RAIMUNDO DE PEÑAFORT. (c.1175/85 - 1275).
(Ramón, Ramismundo, Remismundo).
Que protege por el consejo.
Martirologio Romano: San Raimundo de Peñafort, sacerdote de la Orden de Predicadores: insigne conocedor del derecho canónico, escribió rectamente y fructíferamente sobre el sacramento de la penitencia y, elegido maestro general, preparó una nueva redacción de las Constituciones de la Orden; se durmió en el Señor en Barcelona en España en una avanzada vejez.

Nació en el castillo de Peñafort, cerca de Vilafranca del Penedés, en el seno de una noble familia. Fue tan rápido en sus estudios que a los 20 años enseñó Filosofía en Barcelona. En 1210, marchó a Bolonia primero como estudiante y luego fue catedrático de Derecho durante tres años viviendo más como un fraile que como un catedrático, ya que no quiso cobrar el sueldo que le correspondía, pero el concejo le asigno su salario y lo repartió entre los pobres. Escribió "Summa Juris Canonici".

Cuando en 1220, el obispo de Barcelona, Berenguer de Palou, pasó por la ciudad italiana y le persuadió para que regresase con él a España: "Os necesito en Barcelona. Por favor, venid y ayudarme en la dirección de la diócesis y en la corrección de sus defectos. Quiero y necesito vuestra ayuda". Fue canónigo, archidiácono, vicario general y finalmente fue propuesto para el capítulo de la catedral. Todos acudieron a él con sus dificultades y en todas partes llegó su acción iluminadora y caritativa. A pesar de todo ello, se veía un tanto vacío y buscaba más tiempo para entregarse a la oración y a su trato más íntimo con el Señor.
Cierto día se presentó ante el prior de los dominicos y le dijo: "Padre, he visto en Bolonia el maravilloso ejemplo que me ha dado vuestro fundador el padre Domingo. Quiero seguir su vida. Admitidme y vestidme el hábito de vuestra Orden"... En 1222, profesó como dominico en el convento de Santa Catalina de Barcelona. En un momento de aridez espiritual pidió a sus superiores que le impusieran una penitencia. Le impusieron la penitencia de escribir una colección de casos de conciencia para la instrucción de confesores y moralistas. Estos constituyeron su "Summa de casibus".

Predicó con éxito la cruzada del cardenal de Sabina, Juan de Abbeville por los reinos hispánicos para la aplicación de los decretos lateranenses, robustecer la unidad de la Iglesia, y unificar la liturgia con la romana. Gregorio IX lo llamó a Roma y le nombró penitenciario y capellán papal y le ordenó que codificara y ordenara el "Derecho Canónico": nacieron así los 5 libros de los "Decretales", terminados en 1234, que quedaron como la más autorizada codificación de la legislación eclesiástica hasta 1917. En estos años escribió la "Summa de Poenitentia", primer libro de este género que constituyó el manual de los confesores durante siglos. Trabajó en la evangelización de Mallorca, y tuvo tanto éxito que Mallorca en 1229 pasó a formar parte de la Corona de Aragón.

Fue nombrado arzobispo de Tarragona pero renunció al cargo y fue confesor del rey Jaime I, al que levantó la excomunión en la que había incurrido por sus enfrentamientos con el obispo de Zaragoza. En 1238, fue elegido Maestro General de los dominicos pero renunció a los dos años, no sin antes haber revisado y codificado de nuevo las "Constituciones". Se dice que fundó con san Pedro Nolasco y Jaime I, la Orden de la Merced, aunque este hecho no es cierto, aunque si tuvo un papel determinante. A petición suya, santo Tomás de Aquino, escribió "Summa contra gentiles". Se había propuesto como objetivo, cristianizar la humanidad. Tenía 70 años cuando fundó en Murcia una escuela de hebreo y en Túnez una escuela de árabe, para dar a los misioneros el medio eficaz de la lengua viva. Fue el consejero de miles de personas y gran director de conciencias.., entre ellos del rey Jaime I el Conquistador, al que reprochó las relaciones secretas que mantenía con su amante. Escribió un pequeño tratado: "De la manera de negociar justamente".
Toda su vida vivió pobremente y siempre se mostró solícito con los más desfavorecidos. Ya centenario murió y le hicieron funerales de persona regia. Murió en Barcelona y sus restos se conserva en la catedral de la ciudad condal. Fue canonizado por Clemente VIII en 1601. Patrón de los doctores de Derecho Canónico. MEMORIA FACULTATIVA.
INDICE


San POLIEUCTO DE MELITENE. M. c. 259.
(Poliecto, Polieuto, Poliuto).
Deseado.
Martirologio Romano: En Melitene, ciudad de Armenia, san Polieuto, mártir, que, siendo soldado, a raíz del decreto del emperador Decio que obligaba a sacrificar a los dioses, rompió los ídolos, por lo cual fue cruelmente martirizado hasta ser degollado, recibiendo así el bautismo con su propia sangre.

Era un oficial romano, de padres griegos, de la Legión Fulminada, acantonada en Melitene. Siendo aún pagano, se hizo amigo de san Nearca, quien, cuando llegaron a Armenia noticias de la persecución contra los cristianos, se preparó para entregar su vida por la fe. Su única pena era que Polieucto todavía fuese gentil, pero tuvo la alegría bautizarlo y de inspirarle un ardiente deseo de morir por Cristo.
Polieucto abiertamente se declaró cristiano, y pronto fue aprehendido y condenado a crueles tormentos. Cuando los verdugos se cansaron de atormentarlo, comenzaron a tratar de persuadirlo para que renunciase a Cristo. Las lágrimas y súplicas de su esposa Paulina, de sus hijos y de su suegro no hicieron mella en sus convicciones religiosas. Se mantuvo firme en la fe y recibió con alegría la sentencia de muerte. De camino a la ejecución, exhortó a los presentes a que renunciaran a sus ídolos y habló con tanto fervor, que muchos se convirtieron. Fue decapitado en Melitene (Armenia) durante la persecución de Valeriano; sus Actas, un tanto novelescas, las escribió Metafraste y, Corneille usó algunos elementos de su historia en su tragedia “Polyeucte”.
INDICE


San LUCIANO DE ANTIOQUÍA. (c. 250 - c. 312).
Luminoso.
Martirologio Romano: En la ciudad de Nicomedia, en Bitinia (hoy Turquía), pasión de san Luciano, presbítero de la Iglesia de Antioquía y mártir, el cual, ilustre por su doctrina y elocuencia, al ser llevado ante el tribunal, en medio de continuos interrogatorios acompañados de tormentos se mantuvo intrépido en confesarse cristiano.

Natural de Edessa o Samosata. Presbítero y fundador de la escuela de Antioquía que se distanció del alegorismo alejandrino, fijando la atención en el sentido literal de las Escrituras. La escuela antioqueña produjo numerosos comentarios a la Biblia, que ejercieron un influjo profundo sobre la formación exegética de los escritores eclesiásticos posteriores. Conocía muy bien el hebreo y se le atribuye una recesión del texto griego de los LXX, que fue adoptada por las Iglesias de Asia Menor y de Siria. Profesor de exégesis bíblica, que le valió ser sospechoso de herejía ya que en sus escritos trinitarios manifestó tendencias acentuadamente subordinacionistas, y tres obispos de su diócesis le excomulgaron. San Alejandro de Alejandría le acusó de ser el iniciador de las herejías como el arrianismo, al sostener que Cristo había sido solamente un hombre, negando su divinidad. Cuando llegó la persecución fue martirizado en Nicomedia en la persecución de Valerio Maximiano.

Tenía una gran devoción eucarística, era tanta que san Juan Crisóstomo cuenta que se celebró Misa sobre su propio pecho el día de su martirio. En el último interrogatorio dijo simplemente: "Soy cristiano"; "admirable respuesta -dirá, san Jerónimo- desde luego, no pertenece a ninguna ciudad, porque su patria es la Jerusalén celestial; no tiene parientes en la tierra, porque todos los habitantes del cielo son sus parientes".
Eusebio dice: "de los mártires de Antioquía, el primero fue Luciano, que fue toda su vida ejemplar presbítero de aquella Iglesia, y también él en Nicomedia, en presencia del emperador, proclamó el celeste reino de Cristo, primero en un discurso apologético y luego también con sus obras".
INDICE


San CRISPINO DE PAVÍA. M. 466.
(Crispín).
De pelo rizado, ensortijado.
Martirologio Romano: En Pavía, Italia, san Crispino, obispo.

Posiblemente este sea el verdadero santo de Pavía, recordado por Ennodio en la “Vida de San Epifanio”. Nació en Pavía en el seno de una noble familia y que siendo canónigo fue promovido al episcopado por san Urcisino, a quién sucedió como obispo de Pavía durante el pontificado de san León I Magno, hacia el 433; acogió a san Epifanio entre los lectores de su iglesia, lo ordenó subdiácono y en el 456, diácono, designándolo como su sucesor; en los primeros tiempos era normal que un diácono pudiera ser consagrado obispo sin ser primero presbítero.
Parece que se distinguió por sus servicios a la paz entre los ciudadanos, interviniendo en las disputas de las facciones enfrentadas. Del mismo modo ayudó a restablecer la concordia entre contendientes que disputaban por el precio de unos campos, de lo que todos quedaron agradecidos, y recordaron como una valiosa intervención del varón apostólico.

No se han conservado más hechos de su vida, a pesar de un largo episcopado, de unos 34 años. Crispino fue sepultado en la iglesia de Santa Maria Maggiore, que él mismo había mandado edificar.
Algunos santorales antiguos recogían tres santos Crispino, obispos los tres de Pavia en distintas épocas. La multiplicidad no podía sino dar lugar a confusión, y efectivamente, se celebraba desde antiguo a san Crispino I el 7 de enero, y a los II y III el 30 de octubre, aunque en época de los primeros Acta Sanctorum (siglo XVII), la celebración de Crispino III había pasado ya por al 7 de enero, juntándose con la de Crispino I, y del II se dice que muchas veces no se distingue del I. A todo esto ha dado "salomónica" solución el nuevo Martirologio Romano, que recoge una única celebración de san Crispino, obispo de Pavia, inscripto hoy, 7 de enero. La breve noticia no nos informa demasiado como para saber si se refiere al I, II o III ("En Pavía, san Crispino, obispo"), pero al estar inscripto entre san Valentín de Retia, del siglo V, y san Valentiniano de Chur, del VI, tiene que corresponder a Crispino I, ya que el único cierto de los otros dos es del siglo VI.
INDICE


San VALENTINIANO DE CHUR. M. c. 548.
Martirologio Romano: En la ciudad de Chur, en la región de los helvecios (hoy Suiza), san Valentiniano, obispo, que con gran generosidad repartió limosnas entre los pobres, redimió a los cautivos y vistió a los desnudos.

Obispo de Chur, capital del cantón de los Grisones (Suiza), ejerció su mandato cuando la jurisdicción del episcopado de Chur se extendía sobre los actuales cantones de los Grisones, de Schwyr, parte del de San Gall, Liechtenstein.
La historia de este obispo se puede obtener del epitafio que sobre su tumba mandó colocar su sobrino Paulino, su sucesor en la diócesis. De este epitafio ha quedado un fragmento conservado en el Museo de San Gall, pero el escrito entero fue copiado en 1536 y conservado en la biblioteca del monasterio de San Gall.

Su actividad intensa de amor hacia los necesitador y presos, se esplicó en la ayuda al pueblo de Rezia que conocio la invasión y la denominación de los francos, produciendose emigraciones.
Valentiniano murió el 12 de enero del 548, aunque en el antiguo calendario se celebraba el 9 de septiembre (seguramente la fecha de alguna traslación de reliquias).
Según Abel Della Costa redactor del santoral “El Testigo Fiel”, el Martirologio del 2001 inscribe a este santo el 7 de enero, lo cual da por supuesto que su muerte (su nacimiento en el cielo) se produjo el 7 de enero y no el 12. Dado que no figura inscripto en los Acta Sanctorum en ninguna fecha, ni el 7 o 12 de enero, ni el 9 de septiembre, es difícil seguir una discusión en torno a si el 7 de enero es la fecha más probable o un mero error de inscripción (de los que hay algunos) en el nuevo Martirologio, por este motivo no se ha modificado la redacción original de la noticia.
INDICE


San TILÓN DE SOLIGNAC. M. c. 702.
(Tello, Thillo, Thielman, Théau, Till, Tillo, Tillon, Tilman, Hilloine, Hillonio).
Martirologio Romano: En el monasterio de Solignac, en la región de Limoges, en Aquitania (hoy Francia), san Tilón, discípulo de san Eloy, que fue orfebre y monje.

Nació en Sajonia; fue raptado por unos bandidos y vendido como esclavo en los Países Bajos, donde fue rescatado por san Eloy de Noyón que lo bautizó.
Ingresó en el monasterio benedictino de Solignac, por indicación de san Eloy, que más tarde lo llamó consigo, le ordenó sacerdote y le empleó durante algún tiempo en Tournai y otras regiones del sur. Los habitantes de Iseghem, población cercana a Courtrai, le consideran como su evangelizador.
Años después de la muerte de san Eloy, regresó a Solignac donde pasó los últimos años de su vida y vivió en soledad cerca de la abadía, imitando la sencillez, devoción y austeridad de los grandes eremitas. Se dice que fundó, en el 675, un monasterio en Brageac, en la Alta Auvernia.
Posiblemente sea una duplicación de san Eloy, que fue abad de Solignac y obispo de Tournai. San Tilón es llamado Theau en Francia, Tilloine o Tilman en Flandes, e Hillonius en Alemania.
El santo es famoso en los calendarios franceses y belgas. La Vida de san Eloy lo sitúa entre los siete discípulos que trabajaron con el santo en su taller de herrería y le imitaron en el ejercicio de la virtud, antes de que san Eloy se consagrara al ministerio eclesiástico. Muchas iglesias de Flandes y de Francia están dedicadas a san Tilón. Tiene culto local.
INDICE


San ALDERICO DE LE MANS. (c.800 - 856).
(Aigliberto, Aldrico del Mans, Elrico. fr.: Aldric du Mans, Audry).
Caudillo rico.
Martirologio Romano: En la ciudad de Cenomanum (hoy Le Mans), en el reino de los francos (hoy Francia), san Alderico, obispo, que se esforzó en promover el culto a Dios y a los santos.

Nació de una noble familia, de ascendencia en parte sajona y en parte bávara, hacia el año 800. A los doce años su padre le envió a la corte de Carlomagno, donde formó parte de la servidumbre de Luis el Piadoso y se ganó la estima de todos. Hacia el año 821 pasó de Aquisgrán a Metz, para ingresar en la escuela episcopal y recibió la tonsura clerical. Después de su ordenación, el emperador Luis le llamó de nuevo a la Corte y le nombró capellán y confesor suyo; rehusando a las dignidades que se le ofrecían, abrazó la vida monástica. Chantre en Saint Étienne de Metz.

El año 832, Alderico fue elegido obispo de Le Mans. Empleó toda su fortuna y sus fuerzas en socorrer a los pobres, mejorar los servicios públicos, construir iglesias y monasterios y promover la religión. Su fidelidad a Luis el Piadoso y a Carlos el Calvo permaneció inalterable durante las guerras civiles que dividieron el Imperio. Una facción le expulsó de su sede durante casi un año, por haber declarado a los monjes de Saint-Calais que estaban sujetos a su jurisdicción. Tal pretensión del santo obispo no estaba en realidad justificada, pues se apoyaba en documentos falsificados, aunque no nos consta que el prelado haya sido personalmente responsable de tal falsificación.
Han llegado hasta nosotros algunos fragmentos del reglamento que san Alderico redactó para su catedral. En él ordena que se enciendan diez cirios y noventa lámparas en todas las grandes fiestas. También nos son conocidos tres testamentos del santo prelado. El último de ellos es un edificante testimonio de su piedad. En los dos primeros cede tierras y posesiones a muchas iglesias de su diócesis, y da prudentes consejos y reglas para mantener el orden y el espíritu de caridad. Alderico quedó paralítico dos años antes de su muerte. Confinado al lecho, redobló su fervor y su asiduidad a la oración. Murió y fue sepultado en la iglesia de San Vicente, de la que había sido un gran bienhechor. Tiene culto local.
INDICE


San REINALDO DE DORTMUNT. M. 960.
(Reinold, Rainald, Reinoldo. Reinaldo de Colonia. al.: Reinhold von Köln).
Que domina por el consejo.

Se identifica con el más joven de los "cuatro hijos de Aymón". La tradición le relaciona con la familia de Carlomagno, uno de sus legendarios hijos que llevó una vida de caballero; otros relatos nos dicen que era hijo de una hermana de Carlomagno. Pasó su juventud dedicado a las armas, después le llegó un cambio absoluto de su vida, se arrepintió de sus pecados, y según la leyenda, lo hizo realizando trabajos de albañil en Colonia.
Otra versión dice que fue monje benedictino de San Pantaleón en Colonia, donde dirigió los trabajos de construcción de la iglesia. Con su diligencia en el trabajo, suscitó la envidia de unos albañiles quelo mataron a martillazos y arrojaron su cuerpo en un lago cercano en el Rin, y años después fue encontrado, gracias a una revelación divina, en Dortmund.

Unas versiones épicas dicen que era un valeroso guerrero, contemporáneo de un santo monje de su mismo nombre, que vivió en una época indeterminada en Colonia y que murió en ordor de santidad entre el 811 y el 1239.
En el siglo XIII, san Annón, arzobispo de Colonia, trasladó sus reliquias a Dortmund de Westfalia y por ello se celebra su festividad el 7 de enero, día del traslado de sus reliquias. Después del traslado de sus reliquas, las tradiciones de un héroe y de un santo desaparecieron, realzando a un único Reinaldo monje, que de esta manera hizo desaparecer cualquier rastro del heróico militar.
Desde los primeros años del siglo XIII se le celebra como patrón principal de Dormunt. En Alemania además es patrono de los comerciantes y su culto está muy difundido también en centroeuropa.
INDICE


San CANUTO LAVARD. (1096-1131).
(dan.: Knud Lavard).
Origen, estirpe.
Martirologio Romano: En los bosques cercanos a Ringsted, en Dinamarca, san Canuto, apellidado Lavard, mártir, quien, hecho duque de Schleswig, ejerció el poder de modo justo y prudente, y favoreció la piedad de su pueblo. Murió asesinado por enemigos que rechazaban su autoridad.

Nació en Roskilde (Dinamarca). Nieto de san Canuto, rey de Dinamarca, con el que a veces es confundido. Era hijo del rey Erik Ejegod. Fue enviado a la corte de Sajonia para su educación, de donde volvió muy amigo de la organización feudal y de la cultura alemana. Tras una contienda armada logró ser nombrado duque de Schleswing y como tal mostró altas dotes de gobernante, así como el ejemplo de una vida sinceramente cristiana. Pasó la mayor parte de su vida combatiendo contra los piratas vikingos.

Un día en que Canuto había condenado a la horca a algunos de ellos, en castigo por sus piraterías, uno de los condenados alegó que era de sangre real y que estaba emparentado con Canuto, el duque respondió que, si era cierto, la distinción que le merecía su nobleza era que le colgaran del palo mayor de su navío, y así se hizo.
Primero combatió a los vendos pero luego hizo las paces con su rey, que al no tener hijos le nombró su sucesor. Esto alarmó al príncipe Magno y que veía peligrar sus derechos al trono danés, y por esta causa fue asesinado por una conspiración de los daneses, dirigidos por Magno, en un bosque cercano a Ringsted. por sus primos Magno Nielsen y Enrique Skadelaar. Se le venera como mártir.
Como había protegido a la Iglesia en sus Estados y había dado todo su apoyo a la evangelización de san Vicelino, obispo de Oldenburg, el pueblo vio un martirio en su muerte.
Fue canonizado por el papa alejandro III en 1169, a petición de su hijo Valdemar I de Dinamarca, y de Esquilo, obispo de Lünd. El Martirologio Romano, ateniéndose al culto que el santo recibía en Dinamarca, le llama mártir, pero en realidad se trata más bien del héroe de una dinastía que de un mártir.
INDICE


Santa VIRGINIA. s. XII.
(Verge, Viergue, Vierge, Virgana).
Virgen, jóven.

Una tradición dice que era una joven pastora francesa en la región de Poitou, sin historia, ya que de las pocas noticas que se tienen de ella, se ignora cuando comenzó su trabajo entre las ovejas. También se dice que era discípula de san Hilario y que se dedicó, siendo todavía muy joven, a la penitencia y oración. Se piensa que vivió en el siglo VII.
Es patrona de Sainte-Verge en Deux Sèvres cerca de Poitiers, se le ha dedicado una iglesia parroquial que toma su nombre. Su celebridad de vino por los milagros realizados en su tumba, venerada en la parroquia citada, que luego fue saqueada por los revolucionarios franceses y sus restos profanados y destruídos.
Otra tradición que se narra en la zona nos dice que nació en la parroquia de Sainte-Marie-de-Haut-Bois, en la diócesis de Poitiers, era una rica viuda del siglo XII, que se dedicó a ayudar a los pobres, sin descuidar la crianza de sus dos hijos; se vio obligada a esconderse en el bosque, y allí una vaca les alimentaba de leche todos los días. Parece ser que sus padres eran todavía paganos y sufrió su persecución, por ello se vio obligada a huir. Pero las dos historias son conjeturas entrelazadas en la tradición popular poituvense.
Todo ello lo hemos traducido de los “Pequeños Bollandistas: Vidas de los Santos. T. II”.
INDICE


Beato MATEO GUIMERÁ DE AGRIGENTO. (1377 - 1451).
(Mateo Gimarra, Mateo Guimer. it.: Matteo Guimerà di Agrigento).
Don de Dios.
Martirologio Romano: En Palermo, ciudad de Sicilia (hoy Italia), tránsito del beato Mateo Guimerá, obispo de Agrigento, de la Orden de los Hermanos Menores, propagador devoto del Santísimo Nombre de Jesús.

Mateo de Gallo Cimarra nació en Agrigento, de padres oriundos de España. A los 18 años se hizo franciscano conventual; en España se doctoró en Filosofía y Teología, fue ordenado sacerdote en 1400. Enseñó a sus hermanos de religión en España por espacio de cuatro años.
Cuando san Bernardino de Siena comenzó su apostolado por toda Italia, Mateo parte de España y se va a Siena, donde es acogido por san Bernardino como compañero de apostolado y franciscano observante. Los dos trabajan juntos por unos 15 años en la difusión del culto al Santísimo Nombre de Jesús y la devoción a María, y se empeñaron en volver al primitivo ideal a la Orden franciscana. Edificó muchos nuevos conventos, centros de espiritualidad franciscana.

En 1443 fue elegido provincial de Sicilia, que contaba con 50 conventos, de los cuales 38 llevaban el nombre de Santa María de Jesús.
Con el Santo Nombre de Jesús recorrió la Sicilia, predicó el Evangelio, recordó a los sacerdotes su dignidad, reavivó la fe del pueblo, convirtió pecadores; su predicación fue confirmada por milagros. Fue maestro y forjador de santos, a quienes quiso como colaboradores: Juan de Palermo, Cristóbal Giudici, Gandolfo de Agrigento, el beato Arcángel Piacentino de Calatafimo, Lorenzo de Palermo y la beata Eustoquia Esmeralda Calafato. San Bernardino de Siena había sido acusado de herejía ante el papa Martín V por haber predicado el culto al Nombre de Jesús. El beato Mateo y san Juan de Capistrano defendieron enérgicamente al gran maestro. Y el proceso concluyó en triunfo del acusado.

Eugenio IV lo nombró obispo de Agrigento en 1442, y fue consagrado el año siguiente. Desarrolló una intensa actividad; reformó su rebaño, extirpó los abusos, restauró la disciplina, destinó a los pobres las ricas rentas de su obispado, combatió la simonía. Fue injustamente acusado ante Eugenio IV, quien lo llamó a sí, y reconoció su inocencia. Después de tres años de episcopado, renunció a la diócesis y obtuvo permiso del Papa para volver al convento en Palermo, donde vivió los últimos años en oración y soledad, dando ejemplo de admirables virtudes. Tenía 71 años cuando murió. Su sepulcro se hizo célebre por los frecuentes milagros. Aprobó su culto Clemente XIII el 22 de febrero de 1767.
INDICE


Beato AMBROSIO FERNÁNDEZ. (1551-1620).
Inmortal. Perfume divino.
Martirologio Romano: En Suzuka, ciudad del Japón, beato Ambrosio Fernández, mártir, que se dirigió a tierras de Oriente con fines de lucro, pero, convertido, ingresó en la Compañía de Jesús y, después de muchas privaciones, murió por Cristo en la cárcel.

Nació en Sisto en Portugal. Con tan solo 20 años migró a la India, y trabó relación con los jesuitas, quienes le aconsejaron entrar al servicio del rey de Portugal en la guarnición cristiana de Salsette. Este enclave era continuamente atacado por musulmanes, y tras caer en una ocasión cautivo de ellos, dejó las armas y dirigió su vida al comercio.
Sirvió a un mercader de Goa como administrador, pero más tarde se trasladó a Macao (China), donde cambió de patrón. Pasó, también como administrador, a trabajar para un comerciante, bajo cuyas tareas tenía que realizar frecuentes viajes. En un viaje a Japón, la nave “Sâo Sebastiâo” fue arrastrada por un tifón y, estuvo a punto de perder la vida, pero pudo desembarcar en Hirado. Esta experiencia le llevó a realizar el voto de consagrarse como jesuita. El superior del japón, Francisco Cabral, lo admitió como hermano, hacia el 1590.

Marchó al Japón para hacer fortuna y la encontró en 1577, al ingresar como coadjutor en la Compañía de Jesús. Llevó una vida de entrega a las tareas misioneras de la Compañía en Japón, y fue durante 20 años coadjutor en Nagasaki. Desatendió la expulsión de cristianos de 1614 decretada por Tokugawa Ieyasu, y continuó en Nagasaki su trabajo misionero hasta que fue apresado en 1618, junto con el beato P. Carlos Spinola (martirizado en 1622) y el seglar beato Domingo Georgi (martirizado en 1619). Murió de apoplejía y malos tratos en la horrible prisión de Suzuka (Ômura), a la edad de 69 años.
Murió en la cárcel, de malos tratos, por lo que fue reconocido como mártir por el beato Pío IX en la beatificación de los mártires del Japón de 1867. Se conservan del beato una pocas cartas.
INDICE


Beato FRANCISCO BAE GWAN-GYEOM. M. 1800.
(Francisco Baleun).

Se le conoce también como Francisco Baleun. Nació en Jinmok (Corea del Sur), en la parte de la región del Naepo donde comenzó a introducirse el catolicismo. Fue uno de los primeros de esta zona en abrazar la nueva fe.
En el 1791, comenzó la persecución Sinhae contra los cristianos, que tuvo su momento álgido el mismo año de su conversión, por ello fue arrestado, pero al poco tiempo fue liberado porque apostató. Una vez en su hogar se arrepintió y puso todo su empeño en vivir la fe con intenso fervor. Luego se trasladó a Seosan, pero pronto se marchó a Yangje (actualmente Yangyu-ri), cerca de su ciudad natal. Allí formó, con otros fieles, una comunidad cristiana.
Hacia el final de 1794, había entrado clandestinamente en Corea, el misionero chino el beato padre Jacobo Zhou Wen-mo. Cuando se supo, que este sacerdote iba a visitar la comunidad de Francisco, entre todos buscaron un lugar que pudiera ser utilizado como sala de lectura y meditación, esperando invitar al misionero al final del 1798.

La persecución anticristiana se introducía paulatinamente por la rivera del Chungcheong. El 3 de octubre, cuando los católicos del lugar habían terminado la casa de oración, la policia irrumpió en el pueblo gracias a un agente secreto. Francisco fue arrestado inmediatamente y llevado preso a Hongju. El juez local mandó torturarle para que confesara dónde se encontraba el lugar de reunión de los católicos y para que entregara los libros católicos, pero no tuvo éxito. Terríblemente enfadado, el juez, le refirió al gobernador de Gongju todo lo sucedido. Éste último ordenó que Francisco fuera trasladado al cuartel general del ejército en Cheongju, para ser interrogado.
En Cheongju, nuestro beato se encontró con otros católicos arrestados, entre los cuales se encontraba el beato Jacobo Won Si-bo, con el que compartió sufrimientos. Su fue en Dios era inmensa, fuerte y firme, aunque su cuerpo estaba completamente lacerado y rotas sus piernas, además que tenía cerca de 60 años. Las continuas palizas que le daban los guardias de la cárcel terminaron con su vida el 7 de enero de 1800 (el 13 de diciembre de 1799 por el calendario lunar).
Franciscó forma parte del grupo de 124 mártires coreanos capitaneados por Pablo Yun Ji-chung, y que fueron beatificados por el papa Francisco el 15 de agosto de 2014, durante su primer viaje apostólico a Corea del Sur.
INDICE


Beata MARÍA TERESA HAZE. (1782-1876).
(María Teresa del Sagrado Corzón de Jesús. fr.: Marie-Thérèse Haze).
Martirologio Romano: En la ciudad de Lieja, en Bélgica, beata María Teresa (Juana) Haze, virgen, fundadora de la Congregación de la Hijas de la Cruz, para atender a personas débiles y pobres.

Nació en Lieja (Bélgica), en una familia profundamente religiosa. Se llamaba Jeanne Haze. En 1789, a causa de la revolución, su padre se ve obligado a huir y vivir clandestinamente. La familia, objeto de represión, tuvo que abandonar Bélgica. El padre murió en el destierro, y una vez pasada la revolución, regresaron a Lieja, y se encontraron los bienes confiscados. Junto a su madre, se ganó la vida trabajando haciendo bordados.
Lieja cayó bajo el dominio holandés, y la ciudad estaba asolada, la pobreza reinaba por sus calles. En unión con su hermana Ferdinande, abrió una escuela gratuita para jóvenes desfavorecidas, donde no sólo se aprendía sino que también se hacía oración y catequesis, esta escuela estaba encardinada en la parroquia de San Bartolomé. Se dedicó al apostolado en el campo de la enseñanza y de asistencia a los más pobres y enfermos.

En 1883, fundó las Hijas de la Cruz de Lieja, para el servicio de los pobres y humildes junto el padre Habets, que será su director espiritual y mayor valedor. El obispo Van Bommel, concedió a Juana y colaboradoras ser consideradas como religiosas, permaneciendo como maestras entregadas al servicio de los pobres, lo cual fue una novedad para la época. El obispo le confió la dirección de la nueva Congregación y tomó el nombre de María Teresa del Sagrado Corazón de Jesús. El nombre de la Congregación le vino después de un arrebato místico. Las constituciones fueron aprobadas por el papa beato Pío IX en 1851.
La nueva fundación se expandió y estuvieron presentes en los campos de batalla de Alemania y Francia en 1866 y 1870, y durante las epidemias de cólera y viruela de 1849 y 1866. Fundó en Pakistán, la India e Inglaterra. Se dedicaron a todos los campos, las prostitutas, los enfermos, los pobres, los presos. Tenía una fe inquebrantable y decía: "Dios lo quiere, por lo tanto se hará". Falleció en Lieja de una dolorosa enfermedad. Fue beatificada por el papa Juan Pablo II el 21 de abril de 1991.
INDICE


Beata LINDALVA JUSTO DE OLIVEIRA. (1953-1993).
Martirologio Romano: En San Salvador de Bahía, Brasil, beata Lindalva Justo de Oliveira, virgen y mártir.

Nació en Sitío Malhada da Areia, Río Grande do Norte (Brasil), en el seno de una familia muy humilde. En 1979 consiguió el diploma de "asistente administrativo". Durante diez años trabajó como dependienta en algunos comercios y luego como cajera en una gasolinera. Mandaba a su madre la mayor parte del dinero que ganaba.
En la ciudad de Natal, donde residía y trabajaba, comenzó a frecuentar la casa de las Hijas de la Caridad y el asilo de ancianos donde realizaba su apostolado, dedicándose generosamente a obras de voluntariado. La muerte de su padre le hizo reflexionar sobre la existencia y a ayudar a los pobres. "Quiero tener una felicidad celestial -declaró-, desbordar de alegría, ayudar al prójimo y hacer incansablemente el bien".

En 1989 ingresó en las Hijas de la Caridad. En 1991 fue enviada a servir al asilo de ancianos en San Salvador de Bahía. La cordialidad y alegría con que trabajaba le granjearon la estima y admiración de todos. Contagiaba a los demás con su optimismo.
En 1993 llegó un hombre, Augusto da Silva Peixoto, al asilo y de carácter difícil que se enamoró de nuestra beata. Allí comenzó un período de pruebas muy duro. Con buenas palabras, Lindalva, le hizo entender que estaba consagrada totalmente a Dios, pero este hombre, rechazado, decidió matarla, como así hizo propinándole muchas puñaladas que la dejaron muerta.

Fue beatificada por SS. Benedicto XVI el 2 de diciembre de 2007. La memoria litúrgica de la beata Lindalva está fijada, por la Congregación de Ritos, el 7 de enero, día de su bautismo y no el 9 de abril, día de su muerte, que es la norma general de las festividades.
INDICE


OTROS SANTOS DEL DÍA:

San Julián de Gozzano. M. d. 390.
Deseo del cielo.
Julio y su hermano Julián parece que eran naturales de la isla de Egina en Grecia y allí fueron educados en el cristianismo por sus padres. Se marcharon de su patria para huir de los herejes y obtuvieron del emperador Teodosio el permiso para destruir los altares paganos y construir iglesias cristianas. Julio será presbítero y Julián diácono. Llegados a Italia se quedaron durante un tiempo cerca de Roma, luego atravesaron el Lazio y llegaron a las regiones del norte de Italia, convirtiendo a muchos al cristianismo y construyendo cientos de iglesias.

Según la tradición, al llegar al lago de Orta, Julio fundó la penúltima iglesia en Gozzano que fue dedicada a san Lorenzo y allí se quedó hasta que fue sepultado su hermano Julián. Las reliquias de Julián fueron trasladadas en 1360 en la nueva iglesia de Gozzano que fue intitulada con su nombre; en la vieja glesia de San Lorenzo sólo queda el sepulcro vacío.
El Martirologio Romano recuerda sólo a san Julio de Novara el 31 de enero, pero el hagiógrafo Ferrari recuerda a san Julián de Gozzano el 7 de enero.

San Valentín de Retia. M. c. 470.
(al.: Valentin vom Raetien).
Bueno. Sano. Robusto. Que vale.
Martirologio Romano: En Passau, en la antigua provincia romana de Nórico (hoy Alemania), san Valentín, obispo de la Retia.
Era un abad que fue elegido corepíscopo en Rezia, cuya capital sería más tarde Augsburgo; murió en el Tirol (Austria). Arbeo de Fresinga afirma que san Valentín fue primero enterrado en la ciudad de Mais, en el Tirol, pero que sus restos fueron trasladados en el año 750 a Trento, y en 768 a Passau.




San Ciro de Constantinopla. M. 714.
(gr.: Kyros)
Sol. Pastor. Señor.
Martirologio Romano: En Constantinopla (hoy Estambul, en Turquía), san Ciro, obispo, el cual, siendo monje en Paflagonia, fue elegido para ocupar la sede constantinopolitana, pero, depuesto luego de la misma, murió finalmente en el destierro.
Monje en Amastris (hoy Amasra), ciudad del Ponto Euxino, predijo el retorno al trono de Justiniano II Rhinotmetos, cuando este fue depuesto por el usurpador Leoncio. En el 705 se cumplió la profecía, y el emperador repuesto en su sede no olvidó a Ciro, y, destituido el obispo de Constantinopla, Callinico, lo elevó al episcopado en lugar de este.
El nuevo patriarca ejerció sobre el emperador una benéfica influencia, mitigando la crueldad en las venganzas contra los adversarios; por obra suya fue recibido en Constantinopla con todos los honores el papa Constantino.
Ciro conservó su sello episcopal por tres años. En el 712, depuesto por el bárbaro Bardane -que sucedió a Justiniano con el nombre de Filípico- fue sustituido por su propio secretario, Juan, y exiliado. Se ignora el año de su muerte; el Sinaxario Constantinopolitano lo conmemora el 7 y el 8 de enero. Tiene culto local.

San José Tran Van Tuân. (1824-1862).
(José Tuân. viet.: Giuse Tran Van Tuân).
El acrecentará. Añadido. Crecimiento.
Martirologio Romano: En la aldea An Bai, en Tonquín (hoy Vietnam del Norte), san José Tran Van Tuân, mártir, el cual, padre de familia y agricultor, por arrodillarse y orar ante una cruz, negándose a pisotearla, fue degollado en tiempo del emperador Tu Duc.
Nació en Nam-Diem, en el seno de una familia cristiana. Era padre de familia y agricultor. En 1860, a raíz de la persecución tuvo que exiliarse de su pueblo, porque el pueblo al ser un centro de cristianos, fue destruido.
Fue arrestado y conducido a la cárcel de Xuang-Truan por ser cristiano, le obligaron a pisar la cruz y se arrodilló ante la cruz y exclamó: “Tu eres mi fortaleza”, entonces le gravaron en el rostro las palabras “Religión perversa”. En 1861 fue llevado a la cárcel de An-Bai, donde pasó diez terribles meses en una estrecha celda, cargado con la canga, con grilletes y cadenas en las manos y los pies. El emperador Tu Duc lo mandó decapitar. Fue canonizado por san Juan Pablo II el 19 de junio de 1988.
INDICE


VIDEOS
http://www.aciprensa.com/podcast/santo/enero07raimundo.mp3




INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores