GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 7 de Febrero

INDICE


Rosalía Rendu, Beata Virgen
Pio IX, Beato CCLV Papa
San GIL MARÍA DE SAN JOSÉ
San RICARDO "Rey".
Beato RIZZIERO
Beatos JACOBO SALÈS y GUILLERMO SAULTEMOUCHE
Beata MARÍA DE LA PROVIDENCIA SMET (Eugenia Smet)
Beata ANA MARÍA ADORNI
Beatos ANSELMO POLANCO FONTECHA y FELIPE RIPOLL MORATA
Beato ADALBERTO NIERYCHLEWSKI
VIDEOS
Aido, Amandino, Amolvino, Drausio, Maelán, Critán y Lonán, Aprión y Fintán, confesores; Crisolio, Sergio, Adauco (Adaucto), mártires; Angulo, Lorenzo, Paternino, obispos; Ricardo, rey; Juliana, viuda.

SAN ROMUALDO, Abad
Velad y orad para que no caigáis en la tentación.
El espíritu en verdad está pronto, pero la carne es flaca.
(Marcos 14, 38)


n. hacia el año 951 en Rávena, Italia;
† 19 de junio de 1027 en Val-di-Castro, Italia
San Romualdo, fundador de los camaldulenses, vivió desordenadamente sus primeros años; empero, habiendo acompañado a su padre a un duelo, la muerte del adversario, que era un pariente, tan hondamente lo impresionó, que se retiró a un monasterio y persuadió a su padre a hacer otro tanto. Al trabajo manual unía rigurosos ayunos e increíble fervor de oración. No podía soportar que se rezase con tibieza. “Es mejor –decía– recitar con fervor un solo salmo, que no cien con indolencia”. Murió en el año 1027.

MEDITACIÓN SOBRE LA ORACIÓN

I. Es preciso rezar a Dios varias veces durante el día, pero sobre todo por la mañana al levantarse, y por la noche antes de acostarse. Asimismo sería menester rezar a Dios en todos los momentos del día, porque a cada momento recibimos beneficios del cielo. ¡Encontramos tantas coyunturas para hablar a los hombres, y no las hallamos para hablar a Dios! ¿Cuántas veces por día rezas a Dios? Examínate, humíllate, determina el tiempo que quieres consagrar a la oración, y sé fiel a la resolución que hayas adoptado.

II. Dices que tienes muchas ocupaciones que te impiden dedicarte a orar como quisieras; te respondo con San Gregorio: “Cuanto más agobiado estés de trabajo, más debes orar, porque tienes necesidad del auxilio del cielo para hacerlo bien y para no pecar en las ocasiones en que te encontrares. Consulta a Dios en todas tus empresas; pídele sus luces y sus auxilios, y tendrás éxito”.

III. Si te falta tiempo para tus ejercicios de piedad, sigue el consejo de Jesucristo: Vigilad y orad. Quítale una media hora a tu sueño, no te molestará; tantos lo hacen, y cumplen con sus deberes de estado tanto o mejor que tú. Con tanta frecuencia trasnochas para divertirte, o para ocuparte de tus negocios; quita algo a esas ocupaciones que te amargan la vida y que no te dejan tiempo para pensar en Dios. Desecha todo lo que te hace la vida presente corta para el trabajo y larga para el dolor (San Euquerio).

La oración.
Orad por el acrecentamiento de la devoción.

ORACIÓN

Haced, os suplicamos, Señor, que la intercesión de San Romualdo, abad, nos haga agradables ante Vuestra Majestad, y que obtengamos, por sus oraciones, las gracias que no podemos esperar de nuestros méritos. Por J. C. N. S.


San GIL MARÍA DE SAN JOSÉ. (1729-1812).
Martirologio Romano: En Nápoles, en la región de la Campania, san Gil (o Egidio) María de San José (Francisco) Pontillo, religioso de la Orden de los Hermanos Menores, que por las calles de la ciudad pedía humildemente cada día limosna al pueblo, al cual consolaba con sus palabras Nació en Tarento, en el seno de una familia muy humilde y se llamaba Franciso Antonio Pontillo. Fue, como sus padres, cordelero de profesión. Anhelando "pensar y trabajar sólo para el Señor", ingresó en 1754, en los franciscanos alcantarinos de la provincia franciscana de Lecce en el convento de Galatone (Lecce). En 1755 realizó su profesión religiosa y fue destinado como cocinero al convento de Squinzano (Lecce) donde permaneció hasta 1759.
Tras residir unos días en el convento de Capurso (Bari), fue destinado a Nápoles, al hospicio de San Pascual en Chiaia, donde pasó el resto de su vida como portero de su convento, limosnero y cocinero.

Con solicitud franciscana y caridad activa, consagró todas sus energías al servicio de los pobres en Nápoles, que en aquellos difíciles años sufría escandalosas formas de pobreza, principalmente por las vicisitudes políticas.
Hizo de la entrega a los pobres la razón de su religiosidad. Su presencia era muy deseada junto al lecho de los enfermos y moribundos. Innumerables fueron los prodigios que le acompañaron, hasta el punto de merecerle, en vida, el apelativo popular de "consolador de Nápoles".
"Amad a Dios; amad a Dios", solía repetir a cuantos encontraba en su diario peregrinar por las calles de la ciudad. Los nobles y doctos gustaban conversar con este franciscano de palabra sencilla e impregnada de fe. Los enfermos encontraban en él consuelo y fuerza para sobrellevar sus sufrimientos. Los pobres, los marginados y los explotados descubrían en el humilde limosnero el rostro misericordioso del amor de Dios.
Su vida fue, con todo, esencialmente contemplativa. Pasaba noches enteras en oración ante el santísimo Sacramento; sentía un gran amor a la Natividad del Redentor; y profesaba una tierna devoción a la Virgen María, y a los santos. Su "contemplación en la acción" fue justamente lo que le hizo ver el sufrimiento y la miseria de los hermanos y lo que le convirtió en llama de ternura y caridad. Con fama de santidad, murió en Nápoles.
INDICE


San RICARDO "Rey". M. c. 720

Martirologio Romano: En Luca, de la Toscana, san Ricardo, padre de los santos Wilebaldo y Walburga, el cual, peregrinando junto con sus hijos desde Inglaterra a Roma, falleció durante el camino Según la más antigua leyenda italiana fue rey de los sajones en Essex (Inglaterra). Padre de santos Walburga, Wilebaldo y Wunibaldo. Fue infeliz y quizás débil. No se sabe si fue depuesto del trono o lo abandonó por propia voluntad. Sabemos que como un desconocido romero, pasó por Francia y los Alpes, para ir en peregrinación a Roma, y al llegar a Lucca, murió de improviso.
La realidad es que en la primavera del año 720 un pequeño grupo de personas salió del Hamble para ir en peregrinación a Roma y Tierra Santa.

Era una familia de Wessex, compuesta del padre, cuyo nombre no se menciona, y sus hijos Wilebaldo y Wunibaldo. Hicieron la travesía por el Sena, desembocaron en Rouen visitaron varios santuarios franceses y salieron para Roma. Pero en Lucca el padre murió y fue sepultado en la iglesia de San Frediano. Se registraron milagros en su tumba, donde están todavía sus reliquias y donde se observa su fiesta con devoción.
Los detalles anteriores los debemos a un documento llamado el "Hodoeporicon," escrito por una de sus parientes, monja de Heidenheim, quien anotó los recuerdos que tenía sobre la vida del santo, tal como él se las relató de palabra. Dicho documento es la fuente de todo lo que sabemos del padre de san Wilebaldo y san Wunibaldo y su hermana santa Walburga: pero esto no era suficiente para los fieles de Lucca y de Eichstätt, que tanto veneraban al santo varón. Entonces le inventaron un nombre "Ricardo," una vida y una posición: "rey de los ingleses." En realidad en Inglaterra no hubo ningún rey Ricardo antes de Corazón de León, y nada se sabe de la condición del padre de Wilebaldo, excepto que tenía buena posición social, pues podía costear viajes de larga duración. Sin embargo, aparece en el Martirologio Romano como "sanctus Richardus rex Anglorum." Lo poco que sabemos acerca de él queda compensado por los amplios informes dignos de confianza sobre sus hijos.
INDICE


Beato RIZZIERO. M. 1236.

Martirologio Romano: En Mucia, de la región del Piceno, en Italia, beato Rizziero (Ricerio de Muccia), que fue uno de los primeros y estimados discípulos de san FranciscoNació en Muccia (Las Marcas) y era hijo de una rica familia; era desde su juventud célebre por sus virtudes. Estudió Derecho en Bolonia hasta que escuchó un día una predicación de san Francisco de Asís (estaba con él un compañero llamado beato Pelegrín), decidieron seguirle y hacerse franciscanos. Francisco le profetizó: "serás sacerdote, ejercitarás el apostolado; servirás a Dios y a tus hermanos en las cargas de la Orden".

Rizziero regresó a Las Marcas, fue ordenado sacerdote y casi enseguida fue elegido Ministro en la provincia de Las Marcas. Decía: "Es necesario despojarse del amor de cada criatura y de sí mismos, y abandonarse enteramente a Dios, sin tener para sí ningún tiempo". Formó a los frailes en una austera vida de pobreza y gozosa fraternidad. Llevó una ferviente e incansable predicación evangélica por muchas ciudades y pueblos
Durante mucho tiempo sufrió una tentación, en la que pensaba que había perdido la gracia de Dios, el amor de san Francisco y que estaba destinado a la perdición eterna. Hizo penitencia, oración, y aquello no se le iba, con lo cual decidió ir a ver a su fundador (que estaba agonizando en Asís) cuando llegó, le recibieron el beato fray León de Asís y fray Masseo, con el encargo de acogerlo con los  brazos abiertos y de comunicarle que era entre los frailes el más amado. El caluroso recibimiento y las tiernas palabras calmaron en su corazón la tempestad que padecía. Cuando se acercó a san Francisco, a pesar de estar enfermo, lo abrazó y le dijo: “Hijito queridísimo, fray Rizziero, entre todos los frailes del mundo yo te amo particularmente”. Besándolo, le hizo el signo de la cruz sobre la frente y le dijo: “Hijito queridísimo, esta tentación ha sido permitida por Dios para tu mérito y ganancia”. Rizziero se sintió alividado de la terrible cruz. Obtuvo la última bendición del santo de Asís y regresó a Muccia, donde vivió en la ermita  de San Giacomo hasta su muerte.
INDICE


Beatos JACOBO SALÈS y GUILLERMO SAULTEMOUCHE. M. 1593.

Martirologio Romano:En Aubenas, en la región francesa de Viviers, beatos mártires Jacobo Salès, presbítero, y Guillermo Saultemouche, religioso, de la Compañía de Jesús, que con su predicación consolidaron la fe del pueblo, pero al caer la ciudad en manos de los disidentes, un domingo, y en presencia de toda la población, fueron martirizadosJacobo nació en Lezoux (Francia) en 1556. Ingresó en la Compañía de Jesús en el 1573. Hechos los estudios y ordenado sacerdote, fue profesor de teología unos años, pasando luego a las misiones populares, en las que inculcaba una gran devoción al Santísimo Sacramento. Devuelto a Tournon para enseñar otra vez teología, simultaneó este encargo con la predicación popular. En compañía del coadjutor temporal Guillermo Saultemouche (del que no sabemos mucho), fueron enviados a predicar a Aubenas. Sus sermones contra los protestantes tuvieron mucho éxito. Los escritos y sermones de Jacobo Salès sobre la Eucaristía fueron definitivos para alentar las intrigas de sus enemigos.

Guillermo había nacido en Saint-Germain-l'Herm (Francia) en 1557, hijo de un italiano, por lo que su apellido originario era Saltamocchio, pasado luego al francés. Había ingresado en la Compañía de Jesús en 1579 y estaba destinado en Tournon hacía poco, con fama de religioso cumplidor y diligente. Ambos marcharon animosos a cumplir el encargo. El momento llegó cuando el ejército hugonote asedió la ciudad de Aubenas. Fue entonces cuando impusieron sus normas en una ciudad anteriormente católica. En cuanto la ciudad fue suya, buscaron y detuvieron a los dos jesuitas. Al inicio de febrero un grupo de maleantes hugonotes llevaron a los jesuitas ante un improvisado tribunal de sacerdotes calvinistas, en el que se abordó la cuestión de la Eucaristía; después de una animada discusión teológica  se incitó al jefe de los hugonotes a que acabara con la vida del jesuita.

Y acompañado del mismo y otra gente armada acudió a donde ambos religiosos estaban detenidos. Cuando llegaron y el P. Jacobo vio su intención intentó salvar la vida del hermano, haciendo ver que no era más que su acompañante, pero cuando se fueron a llevar al sacerdote, el hermano Guillermo se negó a abandonarlo.
Llegada la hora, cuando vieron que en efecto se disponían sus verdugos a darles muerte, ambos se arrodillaron para esperar la muerte en actitud de oración. Ambos, además, se pusieron a orar encomendando sus almas al Señor. El sacerdote recibió un arcabuzazo, luego una puñalada y finalmente otro le clavó un cuchillo en la garganta que acabó con su vida. El hermano Guillermo se echó entonces sobre el cadáver del sacerdote afirmando que nunca se separaría de él. Con una espada le atravesaron el costado, siendo luego rematado con sables y mazazos. Expirando no dejaba de pronunciar el nombre de Jesús. Eran las dos de la tarde.
Los cuerpos de los mártires fueron luego arrastrados por las calles de la ciudad. El papa Pío XI beatificó a ambos mártires el 6 de junio de 1926.
INDICE


Beata ROSALÍA RENDU. (1786-1856).

Martirologio Romano: En la ciudad de París, en Francia, beata Rosalía (Juana María) Rendu, virgen de la Hijas de la Caridad, que trabajó incansablemente en una vivienda de los suburbios más pobres de la ciudad, dispuesta como refugio para necesitados, visitando en sus casas a los pobres. En tiempo de luchas civiles trabajó a favor de la paz y convenció a muchos jóvenes y a ricos para que se dedicasen a obras de caridad Se llamaba Juana María y era francesa. Por consejo médico y de su padrino marchó a la casa de las Hijas de la Caridad del barrio de Moffetard, en París, para dedicarse al servicio de los pobres. Allí permaneció 54 años. Ingresó en las Hijas de la Caridad en 1807 y cambió su nombre por el de Rosalía. Trabajó en el barrio más miserable de todo París.
En 1815 fue nombrada superiora de la comunidad. Se dedicó con todas sus fuerzas para aliviar las necesidades de los empobrecidos y enfermos a causa de los males del capitalismo liberal.

Abrió un dispensario, una farmacia, una escuela, un orfanato, una guardería, un patronato para las jóvenes obreras y una casa para ancianos sin recursos. Muy pronto, estableció toda una red de obras caritativas para combatir la pobreza. Todo lo consiguió con una gran entrega en la oración, que fue el centro de su vida.
Su notoriedad creció por todos los barrios de la ciudad y a ella acudieron gentes de todas clases, ya sea buscando asistencia, ya dando generosos donativos. Incluso los soberanos que se sucedieron en el gobierno de Francia no la olvidaron en sus generosidades. Muchas personas fueron a verla para pedirla consejo: el embajador de España, Donoso Cortés, el rey Carlos X, el emperador Napoleón III, san Federico Ozanam y el venerable Juan León Prévost, futuro fundador de los Religiosos de San Vicente de Paúl.
Se volcó en las epidemias de cólera de 1832 y 1846, así como en los motines de 1830 y 1848, para socorrer a los heridos. Su valentía y espíritu de libertad causaron admiración. En 1852, el emperador Napoleón III le impuso la Cruz de la Legión de Honor. Durante los últimos siete años de su vida se fue quedando paulatinamente ciega y murió tras una corta enfermedad. Su muerte conmocionó a todo París, tal como aparece en la prensa de la época.
INDICE


Beata MARÍA DE LA PROVIDENCIA SMET (Eugenia Smet). (1825-1871).

Martirologio Romano: En París, en Francia, beata María de la Providencia (Eugenia) Smet, virgen, fundadora del Instituto de Hermanas Auxiliadoras de las Almas del Purgatorio Nació en Loos-Lez-Lille en Francia, en el seno de una familia que disfrutaba de un relativo bienestar. Se llamaba Eugenia Smet. A los once años ingresó en el convento del Sagrado Corazón de su ciudad natal, donde permaneció hasta los dieciocho, y allí nació su permanente afán por ayudar a las almas del purgatorio.  Al regresar a su hogar,  parte de ayudar a los necesitados de su pueblo, decidió, aconsejada por san Juan Bautista María Vianney, fundar un Instituto religioso llamado Instituto de las Auxiliadoras de las almas del Purgatorio, cuyo fin era ayudar, con la oración, a las almas del Purgatorio.

Marchó a París en 1853,  y muchas dificultades le salieron al paso, sobre todo de las autoridades religiosas locales. Eugenia María no se arredró y escribió al papa, quien le mandó su bendición. Con ello, el arzobispo de Cambrai y el obispo de Belley patrocinaron su obra; Eugenia María se convirtió en superiora de un grupo de jóvenes acordes con su proyecto.
El 1º de julio de 1857 cada una de las congregantes tomó un nuevo nombre; el de Eugenia María fue cambiado por María de la Providencia, en la que nunca dejó de confiar; pues su frase preferida era "Es necesario ayudar bien a la Providencia". Como carecían de capellán, el superior de la Compañía de Jesús les envió al padre Basuiau, quien las dirigió espiritualmente. En 1858, en un acto presidido por el arzobispo de París, profesaron las primeras veintiocho novicias. A partir de ese momento, el número de postulantes fue creciendo.

En 1863, la madre María, como superiora general, realizó su primera fundación en la ciudad de Nantes. Tres años después el padre Basuiau partió hacia China. El vicario apostólico de Kiang-Nan solicitó en 1867 la fundación de una casa en China. En octubre de ese año partieron para dicho lugar las primeras hermanas, y posteriormente las siguieron otras. De distintos países llegaron pedidos de nuevas fundaciones. El 26 de agosto de 1867 la madre María de la Providencia recibía la confirmación de la congregación que le enviaba el sumo pontífice.
La infinita paciencia con la que soportó varios sufrimientos provocados por un cáncer, demostraron claramente la grandeza de su personalidad. No por eso cejó en su actividad. Tuvo todavía fuerzas para organizar un nuevo convento en Bruselas, pero sus energías disminuían. La guerra franco-prusiana de 1870 aumentó sus congojas. Pudo sacar a sus novicias de París, antes que los alemanes la sitiaran, y enviarlas a Nantes y a Bruselas.
INDICE


Beato PÍO IX. Papa (1846-1878). (1792-1878).

Martirologio Romano: En Roma, beato Pío IX, papa, que proclamó la verdad de Cristo, a quien estaba íntimamente unido, e instituyó muchas sedes episcopales, promoviendo el culto de la Santísima Virgen María y convocando el Concilio Vaticano I Juan María Mastai Ferretti nació en Senigallia, Ancona (Italia), en el seno de una noble familia. Estudió en Volterra con los escolapios. Fue ordenado sacerdote en 1819 y se dedicó a la dirección de un asilo y a varias obras de caridad. En 1823 estuvo en Chile como auditor del delegado apostólico donde estuvo dos años. En 1825 regresó a Italia, donde se ocupó de la dirección de un hospicio, aquí se dedicó a la atención a los pobres, e introdujo la novedad de enseñar un oficio a los niños abandonados. En 1827 fue consagrado arzobispo de Spoleto, donde mejoró la formación del clero, reformó los monasterios y elevó la moralidad pública. Fue trasladado a Ímola en 1832, allí reformó el seminario, fundó un asilo para sacerdotes ancianos y fomentó la apertura de escuelas, incluso en el propio palacio arzobispal. En 1840 fue creado cardenal.

Fue elegido papa en 1846 e inició reformas en los Estados Pontificios, que fueron interpretadas como un síntoma de liberalismo. Sin embargo, y a pesar de su simpatía, por los unificación italiana, se opuso a dar su apoyo a una guerra contra Austria y a renunciar a la soberanía sobre los Estados Pontificios.

Tuvo que abandonar Roma en 1848 y refugiarse en el puerto napolitano de Gaeta, donde permaneció hasta 1850, en que fue restituido por las tropas hispano-francesas. Su larguísimo pontificado de 32 años, estuvo caracterizado por la pérdida del poder temporal de los papas, y se quedó sólo con el Vaticano y algunos edificios en el centro de Roma. Pío IX respondió con la excomunión a todos los usurpadores, incluído el rey de Italia, al que levantó la excomunión antes de su muerte, y prohibió a los católicos a participar en la política italiana. Él y sus sucesores vivieron en el Vaticano considerándose prisioneros hasta 1929, cuando la firma de los pactos lateranos.

Realizó la definición dogmática de la Inmaculada Concepción (1854) y la celebración del I Concilio Vaticano (1869-1870), el dogma de la infalibilidad del Papa y la publicación del "Syllabus" de los errores de los tiempos modernos condenando las ideas liberales que causó muchos problemas a la teología católica y recibió muchas críticas. En 1870 extendió la fiesta de san José a la Iglesia univesal y lo proclamó patrón de la Iglesia Católica. Fundó el periódico "L’Osservatore Romano", portavoz oficial de la Santa Sede. Amado por los fieles por sus virtudes de la humildad, la delicadeza, el amor a los pobres y el sentido del humor, intentó dar respuesta desde el evangelio a la problemática de su tiempo.
INDICE


Beata ANA MARÍA ADORNI(1805-1893).

Martirologio Romano: En Parma, beata Ana María Adorni, viuda, fundadora de la Congregación «Pía Casa de las Pobres de María Immaculada»Nació en Fivizzano (Parma), en el seno de una familia modesta y cristiana. Deseosa de anunciar el nombre de Cristo, con apenas siete años, dejó su casa con una compañera, con la intención de ir a las Indias para salvar almas. Afortunadamente la encontraron con rapidez y fue llevada de vuelta a casa, donde fue formada por su madre a orientar su vida según el Evangelio y encaminada a los trabajos femeninos, hasta que, muerto su padre en 1820, tuvo que trasladarse con su madre a Parma, donde fue elegida para el cargo de institutriz de la familia Ortalli.

Ella deseaba abrazar la vida religiosa entre las monjas capuchinas, pero respetando la voluntad de su madre, que se oponía al piadoso deseo, se casó el 18 de octubre de 1826 con Antonio Domenico Botti, empleado de la Casa Ducal de Parma, al que dio seis hijos, todos muertos a edad temprana, a excepción de Leopoldo que luego abrazó la vida monástica en de la Orden Benedictina. El 23 de marzo de 1844 quedó viuda del marido a quien amó verdaderamente. Sin embargo, por consejo del confesor, no entró en ningún Instituto religioso, emprendiendo un camino de caridad y consuelo especialmente a las mujeres en la prisión. Se acercó a ellas con humildad, serenidad, las consoló con palabras y apoyo, las instruyó en las enseñanzas de la fe, haciéndoles conocer la esperanza y el poder de la oración, de modo tal que la cárcel parecía haberse convertido en un convento.

Muchas señoras se sintieron atraídas por el ejemplo de Ana María, imitándola en el cumplimiento de su labor de caridad, con la Asociación, reconocida canónicamente por el obispo en 1847 y aprobada por la Duquesa de Parma, llamada "Pía Unión de Damas visitadoras de la cárcel bajo la protección de los Sagrados Corazones de Jesús y María". Pensando también en las mujeres que salían de la cárcel, Anna María pudo tomar en alquiler una casa para ellas y para las niñas huérfanas y en riesgo. La obra se inspiró en el "Buen Pastor" - como luego sería llamada - y para ella, superando innumerables dificultades, el 18 de enero de 1856, encontró un lugar adecuado para adaptarlo como sede: el antiguo convento de las monjas agustinas, dedicado a San Cristóbal.
Para proveer de manera más idónea la obra iniciada, pensó en fundar una familia religiosa, cuyos miembros alimentaran aquella llama de caridad.

El 1 de mayo de 1857, con ocho compañeras, sentó las bases del nuevo Instituto; en el 1859 pronunció con ellas los sagrados votos privados de los consejos evangélicos y de consagrar su vida religiosa a la recuperación de las mujeres caídas, la tutela de quienes estuvieran en peligro, la asistencia de los desamparados y huérfanos. Fue nombrada superiora de las Hermanas. Las presidió con el ejemplo de todas sus virtudes y sobre todo con una intensa caridad, admirable por su actividad y la total entrega de sí misma aun en las actividades más difíciles y humildes.

El 25 de marzo de 1876 el Obispo de Parma Domenico Villa erigió canónicamente el instituto del Buen Pastor en Congregación religiosa, bajo el título de "Piadosa Casa de las Pobres de María Inmaculada" y las Reglas fueron confirmadas el 28 de enero de 1893 por su sucesor, Andrés Miotti.
Ella confesó en su vejez, que por muchos años Dios le concedió la gracia de no apartarla nunca de la íntima comunión con Él, de modo tal que, aunque estuviese llena de ocupaciones, entregada a la educación de las niñas, ocupada en pláticas y o en asuntos de todo género, nunca se olvidó de la presencia de Dios en ella. En efecto vivía en constante oración, realmente digna del nombre con el que la llamaban sus hijas: "Rosario viviente"

Nuestra beata, siempre afrontó con ánimo juvenil las obras de caridad hasta el 7 de febrero de 1893, tras una breve parálisis, murió con fama de santidad. En el 2010, fue beatificada por Benedicto XVI.
INDICE


Beatos ANSELMO POLANCO FONTECHA y FELIPE RIPOLL MORATA. M. 1939.

Martirologio Romano: En la localidad de Pont de Molins en Gerona, España, beatos mártires Anselmo Polanco, obispo de Teruel, y Felipe Ripoll, sacerdote, que, desdeñando los halagos y amenazas, permanecieron fieles a la Iglesia Anselmo nació en Buenavista de Valdavia (León) en el seno de una familia de labradores. Ingresó en los agustinos de Valladolid en 1896, e inició su año de noviciado. Los estudios de Filosofía realizados en la misma casa tuvo que interrumpirlos al tercer año (1899-1900) por causa de salud, permaneció una temporada en la capellanía de las monjas agustinas de Medina de Campo. Regresó a Valladolid donde en 1900, hizo los votos perpetuos. Fue trasladado al convento de La Vid (Burgos) donde cursó sus estudios de Teología y fue ordenado sacerdote en 1904. Estuvo en Alemania durante seis meses para que aprendiera el idioma.

De regreso a Valladolid obtuvo el cargo de lector y otros cargos internos dentro de la comunidad. En 1913, pasó al convento de La Vid como profesor de Teología. En estos años llevó una vida ejemplar, contra la que no se pudo poner ningún reparo. Fue superior del convento de Valladolid (1922-1926). En 1925, estuvo en Roma con ocasión de la Exposición Misional ordenada por Pío XI y asistió al capítulo general de los agustinos celebrado ese mismo año. Fue nombrado de nuevo provincial, en 1926, de Valladolid, donde realizó obras de adecentamiento del convento así como la realización del colegio de Zaragoza, y su vivo interés por la revitalización de las misiones en Iquitos (Perú). En 1932 fue elegido Provincial de la Provincia del Santísimo Nombre de Jesús en Filipinas. Hizo muchos viajes: Estados Unidos, América del Sur, Italia y Francia, dando muestras de celo apostólico, estimulando el espíritu misionero.
En 1935, le nombraron obispo de Teruel y administrador de Albarracín. Como obispo llevó una vida de piedad edificante y de solicitud pastoral hacia todos especialmente los más pobres. Divisa de su ministerio episcopal fue la frase de san Pablo: “Por mi parte, con muchísimo gusto me gastaré y desgastaré por vuestras almas”.

Visitó muchas parroquias e ingresó en la “Hermandad de sufragios y socorros mutuos del Clero”, que existía en la diócesis. Se preocupó por los religiosos, las misiones populares, las catequesis, promovió la Acción Católica. Fue un gran devoto de la Eucaristía y de la Virgen del Pilar.

Con el inicio de la guerra civil acogió a muchos huidos en el seminario de Teruel y firmó la "Carta colectiva" del episcopado español. También se ocupó, de forma especial, por salvar la vida de los condenados a muerte en la zona nacional. Pudo huir pero no quiso: “El pastor se debe a sus ovejas. Mientras haya un cristiano en Teruel, tiene grey su obispo”. En 1938, fue capturado y enviado al penal de San Miguel de los Reyes en Valencia y luego en Barcelona, en una antigua residencia de las Siervas de María. Estuvo preso durante un año y no valieron las intervenciones de grandes personalidades para su liberación. Fue fusilado con otros presos en el barranco de Can Tretze en Pont de Molins, cerca de Figueras (Gerona).

Felipe nació en Teruel en el seno de una familia modesta y cristiana. Desde niño ingresó en el seminario como alumno externo porque no podía pagarse el internado. Diariamente andaba los 10 Kms. que separaban el seminario de su casa. Estudiaba por el camino y, cuando el tiempo lo permitía, andaba descalzo para ahorrar zapatos.
Para ayudar a los pobres se hizo sacristán del convento de las carmelitas, hasta que al iniciar la Teología consiguió una beca del cabildo catedral y podo entrar como interno en el seminario. Fue ordenado sacerdote en 1901. Fue profesor en el seminario y después fue canónigo de la catedral. Más tarde fue arcediano.

Entre 1913 y 1924 fue rector del seminario de Teruel, en 1924, ingresó en el noviciado de los jesuitas, pero en 1926 tuvo que dejar la Compañía porque su salud no se prestaba a las condiciones de la vida religiosa. Fue designado delegado diocesano de Acción Católica y consiliario de la rama de mujeres, al mismo tiempo que en la catedral se le daba el cargo de penitenciario. Se encargó del apostolado seglar. En 1935, el nuevo obispo de Teruel, el agustino fray Anselmo Polanco, lo nombró su vicario general y ambos se dedicaron al bien de la diócesis. Al estallar la guerra civil, ninguno de los dos quiso abandonar los deberes para con los diocesanos. En 1938, fue tomada Teruel por los republicanos, y ambos fueron detenidos con otros sacerdotes y seglares. Fueron llevados a una cárcel de Valencia y luego a otra de Barcelona; animándose mutuamente y a todos los que estaban con ellos. En 1939, fueron trasladados al penal de Santa Perpetua de la Moguda y luego a la masía de Can de Boach, en Pont de Molins, en Gerona, y de allí fueron llevados por “la brigada Lister” a Can Tretze, a 7 kms. de Figueras donde los fusilaron en un terraplén y enterrados en una fosa común en Pont de Molins.
INDICE


Beato ADALBERTO NIERYCHLEWSKI(1903-1942).

Martirologio Romano: Cerca de Cracovia, en Polonia, beato Adalberto Nierychlewski, presbítero de la Congregación de San Miguel y mártir, el cual, por haber redactado un documento defendiendo la dignidad humana y la religión bajo un régimen militar opuesto a ello, fue deportado al campo de concentración de Auschwitz (Oswiecim), donde por su fe en Cristo fue ejecutado después de crueles tormentos
Nació en Dobrowice (Krosniewice), en el seno de una familia humilde; su padre era carpintero. En el año 1923 se recibe de bachiller. Las vacaciones de aquel verano fueron especiales para Adalberto: había llegado a los veinte años y desde mucho tiempo atrás reflexionaba sobre los pasos futuros. Pidió a la madre que le preparara su ropa y sus efectos personales para ir de peregrinación a Czestochowa. Allí decidió su ingreso como Sacerdote de la Congregación de San Miguel Arcángel (Miguelitos).
En1924 Adalberto hizo sus primeros votos religiosos. Luego fue enviado a Miejsce Piastowe para continuar los estudios secundarios, para acompañar a los jóvenes de la casa de educación y darles clases de catecismo. Los estudios de Filosofía y de Teología los hizo en la Universidad Jagelloniana de Cracovia.

El 20 de julio de 1932, día ansiosamente esperado, fue ordenado sacerdote por el obispo Estanislao Rospond.
En Miejsce Piastowe, allá por el año 1933, funcionaba un politécnico y una escuela primaria con 200 alumnos, y a este lugar fue enviado el padre Adalberto. En ambas instituciones se notaba una marcada desorganización, que echaba por tierra el bien ganado prestigio de los talleres y la seriedad de los planes educativos.

Fue tanta la responsabilidad puesta al servicio de Miejsce Piastowe que sólo después de tres años pudo tomarse unas cortas vacaciones.  Luego, a mediados de 1937, fue enviado a Cracovia para hacerse cargo de la imprenta "Templanza y Trabajo", fundada en el año 1927.
Con el comienzo de la guerra, el 1 de septiembre de 1939, muchos de los obreros fueron convocados; otros, asustados, abandonaron sus tareas, así que fue a partir de noviembre que la imprenta pudo reabrir sus puertas. Hasta su encarcelamiento, que tuvo lugar a fines de junio de 1941, Adalberto tenía a su cargo la mayor parte de las publicaciones de la Universidad Jagelloniana, del obispado de Cracovia, de algunas congregaciones religiosas y de varias y reconocidas editoriales.

Comenzó un tiempo de terror y persecuciones, en primer lugar para los sacerdotes e intelectuales polacos. El dirigente del Tercer Reich, buscando apoyo para sus fines criminales, invocó a Dios escribiendo estas palabras: "Gott mit uns" (Dios con nosotros).

Polonia entró en las catacumbas para integrar la resistencia.
La reacción de la Gestapo no se hizo esperar demasiado: en junio de 1941 allanó la imprenta "Templanza y Trabajo" e investigó a todo su personal.
En los últimos días del mismo mes, a raíz de una denuncia fue arrestado Miguel Paslawski, director técnico de la imprenta. En ese momento no se encontraba presente Adalberto, y cuando regresó los obreros le suplicaron que escapara y se escondiera para evitar la prisión, pero él dijo: No escaparé, prefiero sufrir yo a exponer la congregación o a otros a las persecuciones.

Este siguiente signo fue su arresto, que pudo pero no quiso evitar. Sí sabemos por Casimiro Tymieski, otro prisionero, que fue enviado a la celda 148 de la "famosa" cárcel cracoviana de Montelupich
Los pocos informes sobre su estada en la cárcel y su traslado a Auschwitz los dejó Casimiro Tymieski, en un libro titulado "Los números hablan", diciendo que el 10 de enero de 1942 fuimos sacados de nuestra celda Adalberto, otro sacerdote más, y yo. Los tres, con otros veinticuatro encarcelados, fuimos llevados al campo de trabajos forzados. Sin embargo, éste no era un campo de trabajo, sino de exterminio y de muerte. Su muerte fue causada probablemente por los "baños mortíferos", aunque algunas versiones dicen que fue ahogado en una cuba y otras que fue fusilado. Los prisioneros, después de cumplir su trabajo, eran sometidos a una ducha de agua fría y luego se los hacía correr desnudos por el patio a pesar de las bajas temperaturas y de la nieve. Luego regresaban al baño para recibir una ducha caliente y seguidamente una helada, torturas que eran practicadas por los nazis, sobre todo, en los meses de enero y febrero.

El organismo del padre Adalberto, ya totalmente agotado por las condiciones de vida en el campo de concentración, no pudo soportar estos terribles cambios de temperatura. Debe haber sobrevenido, pues, la pulmonía y con ella la muerte, tal cual confirmaban los telegramas.
Casimiro Tyminski, el compañero de Montelupich y luego sobreviviente de Auchwitz, cuenta que el padre Adalberto prestaba diferentes servicios pastorales y espirituales a los prisioneros, y con su espíritu de paz, de oración y generosidad se ganaba su respeto. Este prisionero, cada vez que veía a Adalberto, sentía "cómo su espíritu se levantaba". Su cuerpo fue incinerado.
INDICE


OTROS SANTOS DEL DÍA:

San Máximo de Nola. M. c. 250.
Martirologio Romano: En Nola, en la Campania, san Máximo, obispo, que rigió la Iglesia de esta ciudad en periodo de persecuciones y, después de una larga vida, descansó en paz Obispo de Nola que ordenó presbítero a san Félix de Nola. Durante la persecución de Decio huyó a las montañas, donde casi murió de miseria y hambre; falleció más tarde en Nola, agotado por los sufrimientos que había soportado por la fe.



San Teodoro " . M. 319.
Natural de Eukaita. Perteneciente a la milicia del Imperio Romano, era capitán de los soldados cuando gobernaba el emperador Licinio. Durante toda la vida estuvo entregado a  multitud de combates y batallas, pero su disponibilidad y consagración total fue para el Señor. No en vano, libró mayor número de batallas contra el dragón maligno, para poner de manifiesto su fidelidad a Cristo y al Reino de los Cielos. También visitó a todos los soldados perseguidos por su Fe para animarles en el combate y estimularles en la tarea de servicio que desempeñaban en bien de Roma.

La ocasión de descubrirle como cristiano se presentó el día en que el soldado pidió al Emperador que le dejase llevarse las estatuas de los dioses a su casa. Como excusa alegó que quería limpiarlas y perfumarlas para que el suave aroma impulsase a los que se acercasen, a ofrecerles sacrificios y ofrendas. Pero tan pronto como estuvo a solas en su casa con aquellas falsas divinidades, las destruyó todas. Al enterarse Licinio, supo que Teodoro pertenecía a los cristianos, grupo considerado como enemigo de los intereses imperiales. Por eso, le hizo detener y encarcelar. Murió decapitado en Heraclea.



Partenio de Lampsaco
. s. IV.
Martirologio Romano: En Lampsaco, en la región del Helesponto, san Partenio, obispo, que en tiempo del emperador Constantino fue un eximio propagador de la fe con su predicación y su ejemplo
Obispo de Lampsaco en la región del Helesponto, hoy Turquía, que propagó la fe en tiempos del emperador Constantino, dando un intenso ejemplo de vida.


San Moisés. M . c. 372.
Martirologio Romano: En la montaña del Sinaí, san Moisés, que primero llevó una vida solitaria en un eremo, después, ordenado obispo a petición de la reina de los sarracenos Mavia, pacificó aquellos brutales pueblos, custodiando ilesa la vida de los cristianos

Era un árabe que se retiró al desierto del monte Sinaí. Fue ordenado obispo a petición de la reina Mavia de los sarracenos; fue consagrado obispo por obispos fieles a la fe de Nicea. Desarrolló una gran labor apostólica entre una grey de nómadas árabes; fue tal su acierto pastoral y su humildad en el trato con los musulmanes entre los que convivía, que se ganó el respeto de todos y un alto grado de armonía entre las dos comunidades. Mantuvo la paz con el imperio romano.



Santa Juliana de Bolonia. M. 435.
Martirologio Romano: En Florencia, santa Juliana, viuda
Era una matrona de Bolonia; San Ambrosio de Milán elogió su piedad y caridad. El marido la dejó con su consentimiento para hacerse sacerdote, y ella se dedicó al cuidado de sus cuatro hijos a quienes formó para consagrarlos a Dios. Efectivamente, el varón, llamado Lucio, ingresó al clero, y las tres o cuatro mujeres (cuyos nombres parece que fueron Lucía, Perpetua, Victoria y Cándida) consagraron su virginidad a Cristo. Repartió su dinero entre los pobres al quedarse viuda y se consagró a la vida religiosa hasta su muerte.

Su cuerpo descansa en la antigua basílica de san Esteban, en Bolonia, donde recibió un culto tan extendido, que una bula que posiblemente se deba al papa Celestino III (1143-1144) otorga indulgencia de 100 días a quienes visiten su altar en la mencionada basílica.
La identificación entre Juliana de Bolonia y Juliana de Florencia no es segura, pero el Nuevo Martirologio Romano, al suplantar la Juliana de Bolonia que aparecía en elMartirologio Romano anterior por la de Florencia, la da por supuesta.



San Lorenzo de Siponto. M.c. 556.
>Martirologio Romano: En Siponto, de la Apulia, san Lorenzo, obispo

Pertenecía a la familia del emperador Zenón, y fue enviado por éste como obispo de Siponto en la Apulia, Italia, tras la petición que le hizo una legación sipontina. Lorenzo partió para Roma, llevando consigo las reliquias de san Esteban y santa Ágata, y fue consagrado obispo por el papa san Gelasio I.

Una vez elegido obispo, construyó la iglesia de Gargano dedicada a San Miguel arcángel, en virtud de una aparición que dicen, tuvo en la ciudad. La ciudad fue asediada por el rey de los hérulos, Odoacro, y nuestro obispo obtuvo del rey tres días de tregua, después de un hecho milagroso, los sipontinos vencieron a los hérulos y se atribuyó la victoria a la intervención, de nuevo, del arcángel san Miguel

Se cuenta que Lorenzo obtuvo la intercesión de san Miguel para rechazar la incursión de los napolitanos a Siponto. Parece que tuvo el don de profecía y anunció la inminente guerra contra los godos. En el 552, consiguió, también milagrosamente, que el rey Totila no destruyera la ciudad. Trabajó incansablemente por su diócesis y fue querido y venerado. La leyenda relata que san Lorenzo trajo de Constantinopla el icono de la Virgen María de Siponto, actual copatrona de la ciudad de Manfredonia. Patrón de la ciudad y diócesis de Manfredonia que sucedió a la diócesis de Siponto.


San Vedasto de Vercelli. M. 578.
Gobernó la diócesis de Vercelli en periodos turbulentos por el cisma de la Iglesia y por las invasiones de los bávaros que saquearon Vercelli. En esta ocasión Vedasto, consoló a su pueblo ayudándoles materialmente y espiritualmente. Cuando murió todos le lloraron como “la gloria de los sacerdotes, el más digno de los obispos, el santo” (Massa). Fue sepultado en la catedral de la ciudad.

Su nombre nunca se ha inscrito en el Martirologio Romano, pero en la última edición de éste último indica que es legítimo el culto de aquellos “santos” y “beatos” cuyos títulos han sido reconocidos en los calendarios y catálogos diocesanos.



Guillermo de Leaval. Beato. s. VII
Presbítero, que vivió en el pueblo de Morgex en el valle de Aosta, Italia. Se le han atribuido algunos milagros como la conversión del agua en vino, la ayuda prestada a un hombre que se había caído por un precipicio y el canto de los ángeles durante un bautismo celebrado por el beato. Se distinguió por su castidad, espíritu de mortificación y profunda oración. Cuando murió, parece que las campanas tañeron solas, para anunciar su muerte. Sobre su tumba creció de forma milagrosa una planta leguminosa.


San Lucas "el Joven" M. c. 946/53.
Martirologio Romano: En Soterión, de Fócida, san Lucas el Joven, eremita
También conocido como “el Taumaturgo”. Era un bracero griego, posiblemente originario de Gourianika, en el Peloponeso, que se hizo novicio en monasterio de Atenas y luego ermitaño en el monte Joannitza (Corintio). Tenía entonces dieciocho años de edad. Llevaba una vida de austeridad casi increíble; pasaba las noches en oración, privándose casi por completo del sueño. Sin embargo, estaba lleno de alegría y caridad, aunque a veces tenía que luchar violentamente contra las tentaciones. Recibió tantas gracias de Dios que por su medio se obraban milagros, tanto durante su vida como después de su muerte. Es uno de los primeros santos de quienes se cuenta que se le vio elevado del piso en oración. Hizo tantos milagros que el lugar se le conoce como "Soterion" (lugar de salvación). Fundó el monasterio de San Lucas en Fócide.


San Nivardo. Beato. (c.1100 - 1150).
Era el hermano más joven de san Bernardo de Claraval. Nació en el castillo de Fontaines, Francia. Se cuenta que estando jugando, uno de sus hermanos, le dijo, "-Nos vamos al Cister y te dejamos heredero de toda la hacienda de casa", pero Nivardo respondió: "¿Cómo? ¿Vosotros tomáis el cielo y me dejáis la tierra? No es un buen reparto", y poco después siguió a sus hermanos. Fue nombrado maestro de novicios en Vaucelles.
La infanta doña Sancha de Castilla quería fundar un monasterio cisterciense en Palencia; pidió ayuda a san Bernardo, que le envió doce monjes. Nivardo llegó como abad. Fundó el monasterio de la Santa Espina en Valladolid. Volvió a Claraval donde murió, lleno de méritos. Las informaciones que tenemos de su vida son muy confusas y su culto todavía no ha sido confirmado oficialmente.




Guillermo Zucchi. Beato. M. 1377.
Nació en Alessandria (Italia) en el seno de la familia Zucchi. Siendo muy joven llevó vida eremítica. Ordenado sacerdote, fue superintendente de la construcción de la catedral. Mostró gran celo y caridad. Nadie supo jamás como distribuyendo continuamente a los pobres todo lo que tenía, su bolsa siempre estuviese llena para obras buenas. Tanto que quien iba a importunarlo para pedirle limosna para los pobres, normalmente respondía: “yo no tengo la bolsa del beato Guillermo”. Murió en su ciudad natal. Su cuerpo se encuentra en la catedral, donde tiene culto local




Antonio de Stroncone. Beato. (1391-1461).
Martirologio Romano: En Asís, de la Umbría, beato Antonio de Stroncone, religioso de la Orden de los Hermanos Menores

Se llamaba Antonio Vici. Nació en Stroncone (diócesis de Narni) Italia. A los 12 años ya estaba en el convento franciscano de la Observancia de Fiesole en Toscana, allí tuvo como director espiritual al beato Tomás Belacci de Florencia. Juntos trabajaron en la enseñanza a los jóvenes y en importantes misiones con la Santa Sede, y polemizaron con los "fraticelli" que minaban con su conducta y doctrina el espíritu de obediencia a la iglesia franciscana.

Fue enviado a la isla de Córcega donde fundó muchos conventos, y luego al convento de Carceri de Asís donde vivió por 30 años, una vida de penitencia y humildad hasta su muerte. En este convento fue limosnero, pero su humildad le llevó a realizar los trabajos más duros y humildes. Sus penitencias corporales fueron durísimas. Murió en el convento de San Damiano con 80 años y lleno de méritos. Aprobó su culto Inocencio XI el 28 de junio de 1687.




Tomás Sherwood. Beato. (1550-1578).
Martirologio Romano: En Londres, en Inglaterra, beato Tomás (Thomas) Sherwood, mártir, que, siendo comerciante en ropa de vestir, pasó a Douai para iniciarse en el sacerdocio, y al regresar a Londres para asistir a su padre anciano y enfermo, fue detenido por la calle y conducido al suplicio, en tiempo de la reina Isabel I

Nació en Londres, en el seno de una familia católica, a los que ayudaba en su comercio. Se preparaba para marchar a Douai, donde intentaba estudiar para ser sacerdote, cuando fue traicionado por Georges Martin, un apóstata, al reconocerlo en la calle, en 1577; arrestado y torturado en Gatehause, para que revelase el lugar donde había participado en la misa y dijera los nombres de otros católicos, su negativa le llevó a la Torre de Londres donde fue cruelmente torturado. Juzgado en Queen’s Bench, fue condenado a muerte como traidor a la reina. Fue ahorcado y descuartizado en Tyburn, Londres.
Su madre, Isabel Tregian, arrestada tras el martirio de su hijo, fue detenida en la cárcel y allí murió de inanición tras muchos años de prisión.




San Juan Lantrua de Triora. (1760-1816).
Martirologio Romano: En la ciudad de Changsha en la provincia de Hunan en China, san Juan (Francisco María) Lantrua de Triora, sacerdote de la Orden de los Hermanos Menores y mártir, que, después de padecer muchas y largas torturas en una dura cárcel, murió estrangulado

Natural de Triora (Liguria), se llamaba Francisco María Lantrua; a los 16 años ingresó en los franciscanos; después de ser guardián del convento de Velletri (Roma), marchó como voluntario a China, donde en aquel tiempo arreciaba una feroz persecución.

Llegó al país en el 1799 y trabajó con éxito a pesar de los obstáculos que encontraba. Durante largos años, ayudado por catequistas generosos y por antiguas familias cristianas que habían sobrevivido, ejerció un intenso apostolado, recorriendo incansable inmensos territorios de las provincias de Hunan y de Chensi, predicando y bautizando. Se entregó a una intensa vida de oración y de penitencia. En 1815 se exacerbó la persecución contra la Iglesia y Juan fue hecho prisionero. Sufrió largos meses de cárcel y torturas, y murió estrangulado Ch'angsha Fu (Huanan). En el 2000 fue canonizado por san Juan Pablo II



Pedro Verhun. B>eato. (1890-1957).
Martirologio Romano: En el campo de concentración cercano a la ciudad de Angarsk, en la región rusa de Siberia, beato Pedro Verhun, presbítero y mártir, que en tiempo de persecución religiosa alcanzó la vida eterna con una muerte fiel

Nació en Horodok (región de Lviv). Fue ordenado sacerdote en 1927. Desempeñó su ministerio, al prinicipio, como responsable de los católicos ucranianos residentes en Alemania. En 1937 Pío XII le confirió el título de “monseñor”, y en 1940 lo nombró visitador apostólico para los ucranianos residentes en Alemania.

En 1945 los servicios secretos rusos lo detuvieron en Berlín. Fue condenado a 8 años de trabajos forzados. Recuperó la libertad en 1952. Gravemente enfermo, murió en Angarsk (Krasnoyarsk, Siberia), a los 67 años.

Gracias a Hagiopedia

VIDEOS
http://www.aciprensa.com/podcast/santo/febrero07tobias.mp3

 
INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores