GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 26 de Noviembre

Leonardo de Porto Maurizio, Santo Predicador
Conrado, Santo Obispo,
Santiago Alberione, Beato Sacerdote
Humilde de Bisignano, Santo Confesor
Margarita Occhiena, Venerable Mamá de San Juan Bosco
Belino de Padua, Santo Mártir y Obispo
Cayetana Sterni, Beata Fundadora
Siricio, Santo XXXVIII Papa de la Iglesia
San Juan Berchmans, religioso (+ 1621)
San Leonardo de Porto Mauricio, gran predicador y taumaturgo franciscano
San Humilde de Bisignano, laico, (1582-1637)
San Pedro, patriarca de Alejandría, 310
San Siricio, papa, 398



Siricio, Santo

n. en Alejandría, Egipto
† martirizado en el año 311 en Alejandría
Yo soy  camino, verdad y vida .
nadie viene al Padre sino por Mi.
(Juan 14, 6)

San Pedro de Alejandría fue un verdadero imitador de Jesucristo. Imitó su humildad rehusando, aunque fuese patriarca, sentarse en la cátedra patriarcal, y su caridad, abrazando al verdugo que venía a decapitarlo. Decapitado, permaneció de rodillas todavía algún tiempo, como si hubiese continuado rezando a Dios por sus perseguidores. Murió en el año 311.

MEDITACIÓN SOBRE LA IMITACIÓN DE JESUCRISTO
I. Jesús es el camino por el cual debemos llegar al cielo; hay que seguir la huella de sus pasos. Es nuestra Cabeza; Él, primero, nos ha abierto el camino del cielo: este camino es el de las humillaciones y de los sufrimientos; me engaño, pues, si pretendo ir al cielo por otro camino. En adelante quiero, oh mi divino Maestro, seguiros a todas partes a donde vayáis, al Huerto de los Olivos, al Calvario y hasta a la Cruz.

II. Jesús es la verdad; hay que ser impío para dudar de la verdad de sus palabras. Ha dicho Él que los pobres, los afligidos y los perseguidos son bienaventurados: ¿lo crees tú? ¿No crees más bien al mundo, que dice lo contrario? Preciso es que uno u otro se equivoque y quiera hacernos equivocar. No sois Vos, oh Jesús mío; el mundo es el engañador, ¡y nosotros nos fiamos en él! O Cristo se equivocó, o el mundo está en el error (San Bernardo).

III. Jesús es la vida; ha venido a este mundo para darnos una vida feliz y rica en toda clase de bienes, no de esta tierra, sino del cielo. Sobre todo en el adorable Sacramento del altar es donde nos da esta vida. ¿Cómo te acercas tú a la santa Mesa? Si tanto trabajamos para prolongar nuestra vida algunos días, ¡qué no deberíamos hacer para vivir eternamente! (San Agustín).

La imitación de Jesucristo.
Orad por vuestro Obispo.

ORACIÓN

Dios omnipotente, mirad nuestra flaqueza; ved cómo el peso de nuestros pecados nos abruma, y fortificadnos con la gloriosa intercesión de San Pedro, vuestro pontífice mártir. Por J. C. N. S.


San SILVESTRE GOZZOLINI. (c.1177 - 1267).


Martirologio Romano
Junto a Fabriano, en el Piceno, de Italia, san Silvestre Gozzolini, abad, que habiendo calado hasta el fondo la vanidad de todas las cosas del mundo, a la vista de la sepultura abierta de un amigo, fallecido poco antes, se fue al eremo, cambiando varias veces de sitio para permanecer más oculto a los hombres, y por fin, en el desierto, junto al monte Fano, trazó las bases de la Congregación de los Silvestrinos, bajo la Regla de san Benito.

Nació en Ósimo en Las Marcas, en el seno de una familia de la nobleza. Su padre era jurisconsulto. Estudió en Padua y Bolonia leyes, con la intención de ser abogado, tal como era la voluntad paterna. Pero al conocer a los estudiantes de Teología y las predicaciones de santos Domingo y Francisco, en vez de estudiar leyes, estudió Teología. El padre en cuanto lo supo, lo hizo volver a casa, y casi prisionero, estuvo trabajando para su progenitor, que dejó de hablarle. Pero diez años, después nos lo encontramos de presbítero entre los canónigos de la ciudad. Lo ordenó el obispo de Ósimo, que fue su protector.

Se dedicó a la predicación, y con sus sermones fustigó a la sociedad de su época, denunciando los vicios morales que eran muy profundas. También se dedicó a la pedagogía, abriendo escuelas de instrucción para adolescentes, para crear una nueva generación de hombres con sentido cristiano de la vida.< A los 50 años, tuvo una profunda crisis espiritual que le hizo cambiar de vida; viendo los estragos causados por la muerte en el cuerpo de un amigo recién fallecido, decidió dejar su canonjía. Pero parece que la razón verdadera fue que el nuevo obispo de Ósimo llevaba una vida irregular, impropia de un pastor, y Silvestre no estaba de acuerdo con ello, entrando en conflicto con su obispo.

Se retiró como ermitaño en Valdicastro y allí vivió un año. Tuvo un discípulo al que se le añadieron otros, entonces decidió marcharse al Monte Fano, donde vivió en soledad, pero otra vez el grupo de discípulos le alcanzó en este lugar y construyó para ellos, un pequeño monasterio dedicado a María, bajo la regla de san Benito. Cerca del primer monasterio fundó otros 12, y así se formó una nueva comunidad la Orden de San Benito de Montefano "silvestrinos" con una reforma de la regla benedictina, dedicados a la pobreza y al trabajo. Por todo ello es uno de los representante de la reforma del monacato benedictino en Italia. Desde 1969 su culto se ha limitado a los calendarios locales. 

San ALIPIO "el Estilita". M. 640.
Martirologio RomanoEn Adrianópolis, de Paflagonia, san Alipio, diácono y estilita, que murió casi centenario

Nació en la ciudad de Adrianópolis. Su cristiana madre enviudó muy joven y envió a su hijo a ser educado por el obispo Teodoro, entregó sus pertenencias a los pobres y comenzó a vivir como asceta y diaconisa cerca de la iglesia donde había enviado a su hijo. Desde muy temprana edad Alipio sintió el llamado a servir a Dios y a tener una vida solitaria pese a que el obispo Teodoro no se lo permitía. Una vez, acompañando al obispo en un viaje a Constantinopla, Alipio vio en una visión a santa Eufemia quien le pedía que fundara una iglesia en su nombre en Adrianópolis. Con las contribuciones de los fieles de Adrianópolis, Alipio construyó una iglesia bajo la tutela de Santa Eufemia, en un antiguo templo pagano. Al lado del templo, donde existía un altar pagano, Alipio construyó una columna donde subía a rezar a a enseñas a los fieles que venían a él. Por cincuenta y tres años Alipio luchó contra Satanás en ese lugar, rezando y aconsejando a los cristianos que venían buscando su ayuda.

Se cuenta que una noche, los demonios comenzaron a arrojarle piedras mientras el oraba de pie en ese pilar. Alipio quería luchar contra los espíritus de la oscuridad y tomando lo que le servía como humilde techo se protegió de ellos. Por su perseverancia, los demonios abandonaron para siempre aquel lugar. Catorce años antes de su muerte, Alipio perdió la posibilidad de ponerse de pie. Tuvo que pasar ese tiempo recostado sobre uno de sus costados por la debilidad de sus piernas y soportó muy difíciles enfermedades con humilde gratitud. Dos monasterios se levantaron alrededor de la columna levantada por el santo: uno para hombres y otro para mujeres. Alipio es recordado por haber introducido reglas monacales para ambos monasterios y los dirigió hasta su muerte. Durmió en el Señor a la edad de 118 años. El cuerpo de este venerable santo fue depositado en la iglesia que había fundado en honor de Santa Eufemia. Sus reliquias sanaron a aquellos que las veneraron con fe. Su historia es idéntica que la de san Estyliano.



San CONRADO DE CONSTANZA. (c.900 - 975).

Martirologio RomanoEn Constanza, de Suabia, en Germania, san Conrado, obispo, óptimo pastor de su grey, el cual hizo generosa providencia de sus bienes en favor de la Iglesia y de los pobres.

Nació en una familia de hondas raíces güelfas. Recibió su formación en la escuela catedralicia de Constanza, fue introducido, aún bajo su predecesor Notingo, en los oficios vinculados con el cargo. 

Fue nombrado obispo de Constanza (934-975), en Suiza, por consejo de san Ulrico, obispo de Augsburgo, del que fue amigo toda su vida. La diócesis tuvo tiempo de experimentar la virtud de su pastor: su paciencia y su sabiduría, su templanza y su prudencia. Construyó iglesias y monasterios, como la iglesia abacial de San Mauricio siguiendo el modelo del Santo Sepulcro. Se deshizo de sus bienes y se los entregó a los pobres. Peregrinó tres veces a Tierra Santa. Era ya viejo cuando fue a Italia, junto con el emperador Otón I (962). En una época en la que la mayor parte de los prelados estaban envueltos en la política secular de su tiempo, él fue capaz de ocuparse solamente de los intereses eclesiásticos. Murió en Constanza y fue sepultado en la iglesia de San Mauricio. En el 1526 los luteranos arrojaron sus reliquias en el lago Constanza. Patrón de Constanza, de Friburgo. 


Beata DELFINA DE SIGNE. (c.1285 - 1360).


Martirologio RomanoEn Apt, de la Provenza, beata Delfina, esposa de san Eleazaro de Sabran, con el cual prometió guardar la castidad, y después de su muerte permaneció en la pobreza y en la oración.
Nació en Puy-Michel en los montes del Luberón, Francia, de la noble familia Glandèves. Hija única de los condes de Marsella. A los 12 años la prometieron, pero ella ya había hecho voto privado de virginidad. Casada con san Eleazaro de Sabrán. Fue un matrimonio blanco ya que eligieron los dos la castidad como el más alto medio espiritual de perfección. Se hizo Terciaria franciscana. Toda su vida la dedicaron a la asistencia a los más necesitados a los que distribuyeron su fortuna. Delfina mendigaba como alforjera por las calles de Apt. Cuando san Eleazaro fue enviado a su ducado de Ariano como embajador en el reino de Nápoles, la actividad benéfica de los dos esposos continuó en un ambiente todavía más difícil. 

En medio de tumultos y rebeliones, los dos santos fueron embajadores de concordia, de caridad, de oración. Continuaron sus buenas obras multiplicando sus propios esfuerzos y sacrificios hasta conquistarse la admiración del pueblo. Eleazaro murió poco después en París, y tuvo la gracia de ver a Eleazar en los altares. 
Cuando Delfina se vio viuda su principal deseo fue desprenderse de todos sus bienes y posesiones tanto los de Nápoles como los de Provenza, lo que no consiguió facilmente pues muchos juzgaron su actitud como una locura. Por ello tuvo que hacer varios viajes en los cuales se negó vivir en los palacios que le ofrecían, queriendo vivir en mayor pobreza. Ella vivió dedicada a la oración y la pobreza en su retiro de Apta Julia donde murió.


San NICÓN "Metanoite". M. 998.


Martirologio RomanoEn Lacedemonia, del Peloponeso, san Nicón, monje, que después de una vida cenobita y eremítica transcurrida en Asia, trabajó con celo evangélico para llevar a la vida cristiana a los habitantes de la isla de Creta, recién liberada del yugo de los sarracenos, y luego recorrió Grecia predicando la penitencia, hasta que falleció en el monasterio de Esparta, fundación suya.
Nació en Ponto (actualmente Armenia) en el seno de una familia acomodada. En su juventud, se escapó de su casa y fue monje en el monasterio armenio de Khrysopetro (Piedra de Dios), donde hizo penitencia austera y humilde oración durante 12 años. La pureza de su amor a Dios hizo que sus superiores le enviaran a predicar la palabra de Dios como misionero, primero en Armenia y posteriormente en Creta, cuando fue liberada de los sarracenos; volvió a Grecia a predicar la penitencia, hasta que murió en el monasterio de Esparta, que había fundado; se le conoce como "metanoite" porque predicaba la "metanoia" (conversión), es decir la penitencia siempre fue el tema de su predicación. 
 A imitación de san Juan Bautista, iniciaba cada sermón con una llamada a la conversión y a la necesidad del sincero arrepentimiento y la penitencia. Enseñó que la oración ferviente, la mortificación, la limosna y la meditación sagrada eran necesarias para la conversión. La dulcura con la que Nicón recomendaba las máximas más severas del Evangelio, hizo que la fe cristiana fuera aceptada por los mismos musulmanes. Su palabra fue confirmada con muchos milagros.


San BELINO. M. 1151.


Martirologio RomanoEn el lugar llamado Fratta Polesine, en el territorio de Rodigo, en la región véneta limitando con Venecia, muerte de san Belino, obispo de Padua y mártir, defensor eximio en Iglesia, que cruelmente malherido por unos sicarios, murió a consecuencia de las lesiones recibidas.

Nació en el lugar llamado Fratta Polesine, en el territorio de Rodigo (Veneto), en el seno de la familia paduana de los Bertaldi. Desde que fue ordenado presbítero se puso al lado del Papado que luchaba, por aquel entonces contra el derecho de investidura de los emperadores. 
Obispo de Padua; fue eminente por su santidad e ingenio. Se dedicó en cuerpo y alma en defender la reforma gregoriana. Procuró recuperar los bienes de las iglesias y monasterios que se habían perdido durante la lucha entre Papado e Imperio. Defendió su posesión jurídica y además, en lo que fue posible, consiguió más bienes; se distinguió por su independencia feudal y procuró tratar directamente con las distintas parroquias. 

Favoreció el desarrollo parroquial con el nombramiento de párrocos dedicados a la cura de almas en sus distritos. Promovió la unión de estos sacerdotes en la Fratelea capellanorum. Durante su episcopado, y gracias a su influencia, surgieron las primeras escuelas, se multiplicaron las emancipaciones de los siervos de la gleba, no solamente de los feudos episcopales sino también de los señores feudales. 
Su energía demostrada en defensa de los derechos de la Iglesia le atrajo la animadversión de algunos potentados. Mientras viajaba hacia Roma, en el bosque de Fratta Polesine fue asesinado por unos sicarios a sueldo de la familia paduana de los Capodivacca. Está enterrado en la basílica de San Bellino en Padua. 


San HUMILDE DE BISIGNANO. (1582-1637).


Martirologio RomanoEn Bisignano en Calabria, san Humilde (Lucas Antonio) Pirozzi, religioso de la Orden de los Hermanos Menores, insigne por su espíritu de profecía y los frecuentes éxtasis
Lucas Antonio Pirozzi nació en Bisignano, Cosenza (Italia), en el seno de una familia de campesinos. Desde su niñez mostró una profunda piedad e ingresó, en su adolescencia, en la Cofradía de la Inmaculada Concepción. Con 26 años ingresó en el noviciado de los franciscanos del convento de Mosoraca, (Crotona). Emitió sus votos religiosos en 1610, tras superar, por intercesión de María, no pocas dificultades y se cambio el nombre por el de Humilde. Fue hermano converso, y como tal ejerció con toda diligencia los oficios de limosnero, atender al servicio de la mesa de la comunidad, cultivar el huerto... 

Desde el noviciado multiplicó las prácticas ascéticas y su caridad causó admiración a todos los que tuvo contacto: los frailes, el pueblo y los pobres, a quienes ayudó distribuyéndoles cuanto recibía de la Proviencia. Los dones carismáticos que tuvo los empleó para la gloria de Dios. Desde su juventud tuvo el don de continuos éxtasis, hasta el punto de ser llamado “fraile estático”. Estos éxtasis le ocasionaron grandes dificultades y humillaciones, a los que le sometieron sus superiores con el fin de tener la certeza de que realmente eran de origen divino y no diabólicos. Con gran paciencia salió airoso de todas ellas y acrecentó su fama de santidad. Tuvo también los dones de discernimiento de espíritus, de profecía, taumatúrgicos y, sobre todo, la ciencia infusa, aunque era analfabeto. Varias veces tuvo que soportar procesos inquisitoriales y fray Humilde respondió siempre con tanta sabiduría que sorprendió a sus examinadores. 

Fray Benigno de Génova, Ministro General de la Orden, lo llevó de acompañante en su visita canónica de los franciscanos de Calabria y Sicilia. Gozó de la confianza de los papas Gregorio XV y Urbano VIII, que lo quisieron en Roma, por su virtud; se sirvieron de su oración y consejo. Permaneció bastantes años en Roma, en el convento de San Francisco a Ripa, y algunos meses, en el de San Isidoro. Luego vivió algún tiempo en el convento de la Santa Cruz de Nápoles, donde se prodigo difundiendo el culto al beato Juan Duns Scoto. Su vida fue una “oración incesante por todo el género humano”. Su confesor narró que un día le preguntó qué era lo que le pedía al Señor durante la oración y él respondió: “Lo único que hago es decir: ¡Señor, perdóname mis pecados y haz que te ame como estoy obligado a amarte! y perdona los pecados a todo el género humano, y haz que todos te amen como están obligados a amarte”. 
 Soportó los últimos años de su vida una dolorosa enfermedad con gran sencillez y entereza, que le llevó a la muerte en Bisignano. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores