GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 6 de Noviembre

 
Severo, Santo Mártir
Demetrio de Chipre, Santo Obispo
Leonardo de Noblac (o de Limoges), Santo Abad
498 Mártires de la Persecución a la FE en España, Beatos Mártires
Cristina de Stommeln, Beata Mística
Pablo de Constantinopla, Santo Mártir
San Severo, obispo de Barcelona y mártir
Los Mártires de Indochina (1851-1862)
San Leonardo, patrón de los prisioneros


SAN LEONARDO, Confesor
La paz mía os doy, no os la doy yo
como la da el mundo.
(Juan, 14, 27)

San Leonardo, noble cortesano de Clodoveo, fue convertido por San Remigio. Quiso el rey ser su padrino, dio libertad a gran número de cautivos a su pedido, y le ofreció un obispado, que él rehusó para entrar al Monasterio de Micy, bajo la dirección de San Mesmino. En seguida entregóse a la vida eremítica y se retiró a una floresta próxima a Limoges. Practicó allí grandes austeridades. Descubierto por el rey en su desierto, recibió el ofrecimiento de un vasto territorio para fundar en él un monasterio que, más tarde, dio nacimiento a la ciudad de San Leonardo.

MEDITACIÓN SOBRE LAS MISERIAS DEL MUNDO

I. Sólo engaño hay en el mundo. No se encuentra fidelidad entre los amigos, ni caridad entre los parientes; por todas partes reina el disimulo; todos disimulan sus sentimientos, ocultan sus proyectos, buscan sus intereses y sus placeres. ¿En quién se podrá uno confiar? ¿De quién no se habrá de desconfiar? Sin embargo, ¡oh Dios mío! ¡nos fiamos en el mundo que tan a menudo nos ha engañado y no en Vos, que siempre habéis sido fiel a vuestras promesas!

II. No hay paz en el mundo, por todas partes reinan la división y la turbación: los hombres guerrean unos contra otros y se rebelan contra Dios con sus pecados; ¡concedednos esa paz que dais a vuestros servidores y que el mundo no puede darnos! Imita a los santos, que viven sin turbación en medio del mundo, porque no están animados por el espíritu del mundo, sino por el de Jesucristo.

III. No existen en el mundo verdaderos bienes. Sus favores son emboscadas que nos tiende para perdernos. Sus bienes no son sino aparentes. Sus placeres siempre están mezclados de hiel y de amargura: nunca han contentado ni a uno solo de sus partidarios; cuanto más se tiene, más miserable se es. Renunciemos a un mundo poco fiel y siempre sospechoso: los pequeños son en él presa de oprobios, y los grandes, de la envidia. (San Euquerio).

El desprecio del mundo
Orad por los jefes de Estado.

ORACIÓN

Oh Dios, que todos los años nos proporcionáis un nuevo motivo de gozo con la solemnidad del bienaventurado Leonardo, vuestro confesor, haced, por vuestra bondad, que honrando su nacimiento al cielo imitemos sus ejemplos de virtud. Por J. C. N. S. Amén.


San PABLO DE CONSTANTINOPLA. (c.300 - 350).


Martirologio Romano: Conmemoración de san Pablo, obispo de Constantinopla y mártir, a quien expulsaron muchas veces los arrianos por mantener la fe nicea y otras tantas volvió a su sede, pero, al fin, el emperador Constancio le relegó a Cucuso, pequeña población de Capadocia, y allí mismo fue cruelmente estrangulado, según la tradición, por insidias de los arrianos

Nació en Tesalónica. Era un joven presbítero cuando a la muerte de san Alejandro de Constantinopla, en el 337, compitió por la sucesión en el patriarcado de Constantinopla con el anciano diácono Macedonio. Salió vencedor y fue elegido patriarca de Constantinopla. Macedonio que era arriano presentó una reserva formal a esta elección, ya que faltaba la confirmación del emperador y del titular de la metropolita de la que dependía en aquel tiempo la diócesis constantinopolitana. El emperador filoarriano Constanzo II convocó un sínodo en Constantinopla un sínodo que aceptó las tesis de Macedonio, se depuso a Pablo, exiliándolo al Ponto o a Tesalónica, y puso en su lugar a Eusebio de Nicomedia.

Pablo pasó en seguida a Tréveris, a la corte del emperador de Occidente Constantino II y del obispo san Maximino de Tréveris, estableciendo una sólida relación. En Tréveris permaneció hasta la muerte de Eusebio acaecida hacia el 341. Regresó a su sede hacia el 341, apoyado por un sínodo convocado por el papa san Julio I, pero los arrianos no aceptaron su elección y consagraron a su vez como obispo a Macedonio. Estallaron grandes tumultos que causaron muertos, entre ellos Hermógenes el “magister equitum”, encargado por Constanzo II de alejar a Pablo de Constantinopla. El emperador depuso a los dos obispos acusándolos de los tumultos y dejó la sede vacante. En el 343, comenzó el concilio de Sárdica por el cual Pablo, fue abandonado a su destino, incluso por los obispos occidentales, fue excomulgado y acusado de ser el principal responsable de los desórdenes. Constanzo II, mandó arrestar a Pablo y lo exilio a Singara, en Mesopotamia, mientras Macedonio era nombrado patriarca. Pablo, llamado en el 344, fue exiliado por última vez primero a Emesa, en Siria, y por fin a Cucuso en Capadocia, donde se le negó la comida durante seis días y por último murió estrangulado con su propia estola mientras oficiaba la Misa, por los arrianos. A su muerte fue rehabilitado y considerado un gran defensor de la fe nicena.


San ILTUTO. (480 - c. 540).

Martirologio Romano: En el monasterio de Llanilltud Fawr, en Cambria (hoy País de Gales), que lleva su nombre, san Iltuto, abad, que fundó un cenobio, donde la fama de su santidad y eximia doctrina congregó gran número de discípulos.

Es uno de los más celebres santos galeses, aunque los particulares de su vida no nos han llegado de forma aceptable. 
Iltud Farchog nació en Bretaña, hijo del príncipe bretón Bican. Fue enviado a estudiar junto a su tío, san Germán (está identificado por san Germán de Auxerre, pero no fueron coetáneos), obispo de Man. Fue un excelente estudiante, que destacó en el campo de la literatura, pero prefirió la carrera militar que la eclesiástica; después de ser nombrado caballero, el joven se puso al servicio del sobrino del rey Arturo; después recibió la oferta de un puesto en la guardia real del rey Pawl de Penychen en Gales y se trasladó a Nant Pawl.  
Pero Iltuto tuvo un encuentro providencial con el abad galés san Cadoc, cambió su vida y quiso ser monje en Hodnant Valley. Siendo ya monje, con la ayuda del obispo san Dubricio, fundó la gran abadía de Llan-Illtut Fawr, o Llantwitt, en Glamorganshire, de la cual salieron la mayor parte de los santos galeses de aquella época, entre ellos santos Sansón de Dol, Pablo Aureliano; según algún autor, la casa originaria se encontraba en la isla de Caldey. 

Como muchas otras abadías de aquel tiempo, fue un centro de espiritualidad muy famoso, sus monjes provenían de las regiones de la actual Gran Bretaña, pero también de la Bretaña francesa, a donde después regresaban después de un cierto número de años, difundiendo la espiritualidad, el saber y la civilización en toda Europa, y a menudo fundando nuevas abadías; esta fue la forma típica de expansionarse el monacato, en el periodo oscuro del Medioevo, que tuvo el mérito de salvar, conservar y reproducir el patrimonio escrito de la civilización clásica. 
Iltuto fue un hombre de gran doctrina y dones espirituales, así como el don de penetración de espíritus y de profecía. Parece que murió en Bretaña. Regañó muchas veces a san Sansón por sus excesos en el ayuno; la estrecha amistad con el discípulo, suscitó los celos de dos sobrinos del santo abad, también monjes, que intentaron sin éxito envenenarlo.
Sobre su muerte hay discordancias, algunos dicen que murió en el monasterio de Llantwitt y allí fue sepultado; en cambio otros relatos afirman que como era bretón regresó a su tierra para morir. 

Beata CRISTINA DE STOMMELN. (1242-1312).

Martirologio Romano: Cerca de Colonia, en la Lotaringia, de Germania, beata Cristina de Stommeln, virgen, que superó las tentaciones del mundo viviendo en comunión con la pasión de Cristo.

Cristina de Bruzo nació en Stommeln (Colonia) en el seno de una familia de acomodados campesinos. Cuando tenía 5 años, Cristina tuvo visiones de Cristo niño con quien se desposó místicamente a sus diez años. Cuando cumplió los once aprendió a leer el Salterio, pero no podía escribir. Cuando tenía doce años sus padres quisieron darla en matrimonio, pero ella se fue al convento de las Begüinas en Colonia, donde llevó una vida de severa penitencia, pasó mucho tiempo en oración, y en ocasiones caía en convulsiones.
A los quince años recibió los estigmas en sus manos y pies y la marca de la Corona de Espinas en su cabeza. Sufrió muchos asaltos del demonio, tuvo muchas pruebas a su fe y fue tentada al suicidio. Las Begüinas la consideraron loca y la trataron con desprecio, así que regresó a casa. En 1267 el cura parroquial, Johannes, recibió a Cristina en su casa, donde conoció a Pedro de Gotland, un dominico de Gotland quien estuvo en Colonia como alumno de san Alberto Magno. Un lazo místico de devoción, cuyo objeto era Dios, se formó entre los dos. Pedro visitó a Cristina en 1270 en su camino de Paris a Gotland, y nuevamente en 1279; en su relato menciona hasta quince visitas. 
El hermano de Cristina siguió a Pedro a Gotland y entró a la Orden Dominica. Pedro llegó a ser lector y en 1283 fue prior en Gotland, donde murió en 1288. Ese mismo año los tormentos que Cristina sufría por el demonio cesaron, y vivió una vida pacífica, usando siempre la vestimenta de las Begüinas, hasta su muerte. Su cuerpo fue enterrado primero en el patio de la iglesia en Stommeln y luego en la iglesia misma; en 1342 sus restos fueron llevados a Niedeggen en Eifel; dos siglos más tarde, en 1569, fueron trasladados a Jülich, donde un monumento a ella aún existe. Es difícil decidir cuanta verdad literal existe en las visiones y apariciones, de Cristina, del Purgatorio. 

Beatos 498 Mártires de la Persecución a la FE en España. (1934, 1936, 1937).

498 mártires que dieron la vida por Cristo durante la persecución religiosa de los años treinta del siglo XX en España fueron beatificados el 28 de Octubre por Su Santidad Benedicto XVI.
Ellos derramaron su sangre por la fe durante la persecución religiosa en España, en los años mil novecientos treinta y cuatro, treinta y seis y treinta y siete. Entre ellos hay obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles laicos, mujeres y hombres; tres de ellos tenían dieciséis años y el mayor setenta y ocho.
Este grupo tan numeroso de beatos manifestaron hasta el martirio su amor a Jesucristo, su fidelidad a la Iglesia Católica y su intercesión ante Dios por todo el mundo. Antes de morir perdonaron a quienes les perseguían –es más, rezaron por ellos–, como consta en los procesos de beatificación instruidos en las archidiócesis de Barcelona, Burgos, Madrid, Mérida-Badajoz, Oviedo, Sevilla y Toledo; y en la diócesis de Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Gerona, Jaén, Málaga y Santander.
.Lucas de San José, carmelita, Leonardo José, lasaliano, Apolonia Lizarraga del Santísimo Sacramento y 61 compañeros. Diócesis de Barcelona.
.Antero Mateo García, laico, y 11 compañeras dominicas. Diócesis de Barcelona.
.Simò Reynés Solivellas, M.SS.CC. y 3 compañeros; 2 F.H.M. y Prudencia Canyelles y Ginestá, laica. Diócesis de Barcelona.
.Ángel María Prat Hostench y 16 compañeros carmelitas de la antigua observancia. Diócesis de Barcelona.
.Laurentino (Mariano Alonso Fuente), Virgilio (Trifón Lacunza Unzu) y 44 compañeros maristas. Diócesis de Barcelona.
.Bernardo (Plácido Fábrega Juliá), Marista. Diócesis de Burgos.
.Ovidio Bertrán (Esteban Anuncibay Letona) y 4 compañeros lasalianos, y José María Cánovas Martínez, sac. dioc. Diócesis de Cartagena.
.Narciso de Estenaga y Echevarria, obispo, 4 sac. dioc., 5 lasalianos y 1 laico. Diócesis de Ciudad Real.
.Cruz Lapana y Laguna, obispo, y Fernando Español Berdié, sac. dioc. Diócesis de Cuenca.
.María del Carmen, María Rosa y Magdalena Fradera Ferragutcasas, C.M.F. Diócesis de Gerona.
.Mariano de San José (Altolaguirre) y 9 compañeros trinitarios. Diócesis de Jaén y Cuenca.
.Manuela del Corazón de Jesús, A.A.S.C., y 22 compañeras. Diócesis de Madrid.
.Avelino Rodríguez Alonso y 97 compañeros agustinos, 5 sac. dioc. y 1 diácono. Diócesis de Madrid, Cuenca, Oviedo, Málaga y Albacete.
.Enrique Sáiz Aparicio, salesiano, y 62 compañeros. Diócesis de Madrid y Sevilla.
.Buenaventura García Paredes, dominico, Miguel Léibar Garay, marianista, y 40 compañeros. Diócesis de Madrid.
.Félix Echevarría Gorostiaga y 6 compañeros, Franciscanos. Diócesis de Mérida y Badajoz.
.Celestino José Alonso Villar y 9 compañeros dominicos. Diócesis de Oviedo.
.Eufrasio del Niño Jesús (Barredo Fernández). O.C.D. Diócesis de Oviedo.
.Enrique Izquierdo Palacios y 13 compañeros dominicos. Diócesis de Santander.
.Víctor Chumillas Fernández y 21 compañeros, Franciscanos. Diócesis de Toledo.
.Liberio González Nombela, Sac. Dioc., y 12 compañeros. Diócesis de Toledo.
.Teodosio Rafael (Diodoro López), F.S.C. y 3 compañeros. Diócesis de Toledo.
.Eusebio del Niño Jesús (Ovidio Fernández Arenillas) y 15 compañeros, carmelitas descalzos. Diócesis de Toledo.

Beato ENRIQUE VIDAURRETA PALMA. (1896 -1936).

Nació en Antequera (Málaga). Su familia tenía una buena posición económica. Por esto, Enrique estudió en el colegio de San Estanislao que los padres Jesuitas tenían y tienen en la Barriada de El Palo de Málaga. En esos años ya era un amante de la liturgia y un ferviente organizador y animador de la Congregación Mariana. 
Al finalizar el Bachillerato, su madre, que deseaba la mejor preparación para sus hijos, se desplazó con ellos a Madrid, para que allí pudieran hacer estudios superiores. Enrique ingresó en el Seminario como alumno externo durante dos años.En el Seminario, Enrique fue muy estimado por sus profesores y compañeros. Luego, quiso hacerse jesuita, y finalmente, tras una conversación con el obispo el beato Don Manuel González, que le pidió incorporarse al presbiterio de Málaga, dejó de pensar totalmente en ello y se puso al servicio de la Iglesia de Málaga, entregándose a ella con toda su alma. 
Su ordenación sacerdotal tuvo lugar en 1919, en la capilla del Seminario Conciliar de Madrid. Su lema sacerdotal fue: “no he venido a ser servido, sino a servir”. Su primer cargo en la Diócesis fue capellán del Asilo de San Manuel. Luego, después de varios destinos, terminó como Rector del seminario de Málaga y en este cargo fue detenido durante la guerra civil.
Detenido en el Seminario, llamó la atención de los demás presos por su extraordinario espíritu sacerdotal  y  su caridad. Cuando el jefe de la patrulla fue llamando para la muerte, intercedió por un sacerdote enfermo que había sido señalado, pero tal gesto sólo le sirvió para que el miliciano se fijara en él y le mandase: “Vente tú también”. Sus restos reposan en la capilla de mártires de la Catedral. 

OTROS SANTOS DEL DÍA:

San Severo de Barcelona. M. c. 303. 
Martirologio Romano: En Barcelona en España, san Severo, obispo, que, como se narra, recibió la corona del martirio
Se sabe que era tejedor y que hacia el año 300 fue consagrado obispo de Barcelona. Los textos antiguos le describen como "humilde, puro, sabio, prudente y magnánimo". 
Al comienzo de las persecuciones de Diocleciano, el prefecto Daciano llegó a Barcelona, y Severo y dos de sus diáconos se refugian en las montañas en Castro Octaviano (hoy San Cugat), y en su camino de huida les prestó ayuda un labrador llamado san Medín. En San Cugat el obispo se entregó a sus perseguidores, que para intimidarle decapitaron a san Medín y sus diáconos, pero como Severo no se rindió, le hundieron a mazazos un gran clavo en la cabeza. 

San Félix de Tonizza. s. IV. 
Martirologio Romano: En Toniza, de Numidia, san Félix, mártir, del que habló san Agustín cuando, dirigiéndose al pueblo, dijo: De veras feliz en el nombre y en la corona. Pues confesó; se fue atormentado; pero, al día siguiente, encontraron en la cárcel su cuerpo exánime.
Mártir africano que murió en Tonizza (Cartago, actual Túnez); fue encontrado muerto en la cárcel el día antes de su ejecución oficial. San Agustín pronunció un sermón el día de su fiesta: “Verdaderamente feliz por el nombre y por la corona, pues confesó, fue atormentado, y al día siguiente fue hallado su cuerpo sin vida en la cárcel”.  

San Leonardo de Noblac. M. c. 560. 
Martirologio Romano: En Noblac, cerca de Limoges, en Aquitania, san Leonardo, ermitaño.
Nacido no lejos de Orleans, en el seno de una familia de la nobleza. Según la leyenda, fue un cortesano francés bautizado en su juventud por san Remigio, obispo de Reims; y por consejo del santo, dejó la corte de Clodoveo para llevar una vida de oración retirada y de caridad en la abadía de Micy (Orleans). Por su acción con los encarcelados, consiguió de Clodoveo no sólo el permiso de visitarlos, sino el de indultar en nombre del rey a quiénes lo merecían. Fue famoso por su poder milagroso para curar a los enfermos que acudían a él para su sanación. 
Como su lugar habitual de retiro, escogió el bosque de Pauvain, no lejos de Limoges; y allí erigió el santuario de Noblac, dedicado a María; los terrenos le fueron concedidos por el rey Clodoveo, porque con sus oraciones consiguió la curación de la reina santa Clotilde, enferma por los dolores de parto. A este santuario, acudían enfermos y delicuentes para hallar la curación y la libertad, y se convirtió en un autentico monasterio, dedicados a la oración y el trabajo, según el ejemplo de Leonardo. Es conocido como el principal artífice de la conversión de Clodoveo. Aunque su culto estuvo muy difundido se sabe muy poco de su vida. 

San Protasio de Avenches. s. VI. 
Martirologio Romano: Entre los helvecios, en el reino de Burgundia, san Protasio, al que se venera como obispo de Lausanne.
Obispo de Avenches, Suiza. Patrón de Lausana. 

San Melanio de Rennes. (462 - 535/40). 
Martirologio Romano: En Rennes, de la Bretaña Menor, san Melanio, obispo, que pasó al encuentro del Señor en el lugar llamado Placio, a la vera del río Vicenon, donde él mismo, con sus propias manos, había construido una iglesia y congregado a monjes para el servicio de Dios.
Nació en Bretaña e ingreso en los benedictinos. Amando le designo su sucesor como obispo de Rennes (Francia), en el período crítico en el cual los francos invadieron la Galia; parece que fue capaz de extirpar la idolatría de su diócesis. Vivió y pasó esta vida con "la vista fija siempre en el cielo". Construyó con sus propias manos una iglesia en Placio, donde congregó monjes y donde murió. El rey Clodoveo tuvo siempre un gran respeto por él. En el 511 participó en el concilio de Orleans, donde tuvo un papel preponderante.

San Calínico y compañeros. M. 637. 
Martirologio Romano: En Jerusalén, santos Calínico, Himerio, Teodoro, Esteban, Pedro, Pablo, otro Teodoro, Juan, otro Juan y otro cuyo nombre es desconocido, mártires, que soldados, durante la ocupación de Gaza por parte de los sarracenos, fueron arrestados por los enemigos, pero animados por el obispo san Sofronio, confesaron su fe en Cristo y por esta causa sufrieron el martirio con la decapitación

San Winoco de Bergen. (c.640 - 717). 
Martirologio Romano: En la región Taruanense, de Austrasia, san Winoco, que, de origen bretón, primero fue recibido por san Bertino en la comunidad de monjes de Sithiu, y después construyó el monasterio de Wormhoudt, que dirigió santamente como prior, trabajando mucho con sus propias manos.
Galés de origen que ingresó como benedictino en el monasterio de Sithiu bajo el abadiato de san Bertino, que lo envió a fundar una nueva casa en Bergen, en Dunquerque, donde fue abad: como tal evangelizó toda la región. También se dice que fundó un monasterio en Wormhoult en Bélgica. Patrón de Bergen.

San Emiliano de Faenza. M. c. 780. 
De su vida se sabe bastante poco, era un obispo irlandés que marchó en peregrinación a Roma, enfermó en el viaje de regreso y murió en Faenza. Sus restos reposan en la iglesia de San Emiliano de Faenza.

San Esteban de Apt. (975-1046). 
Martirologio Romano: En Apt, en la Provenza, de la Galia, san Esteban, obispo, que, famoso por su mansedumbre, organizó dos peregrinaciones a Jerusalén y restauró la iglesia catedral.
Nació en Adge (Francia), y, en el 1010, fue elegido obispo de Apt (Francia meridional). Fue preclaro por su mansedumbre, bondad y dulzura; peregrinó dos veces a Jerusalén, y en una de ellas enfermó e hizo voto, si sanaba, de reconstruir la catedral de su diócesis, que estaba en ruinas por las invasiones musulmanas. Mantuvo fielmente su promesa a su regreso a Apt. Fue además particularmente activo durante el desarrollo de los trabajos del VIII concilio regional de Narbona. Murió en Apt. 

San Teobaldo de Dorat. M. 1070. 
Martirologio Romano: En el monasterio de Le Dorat, en la región de Limoges, de Aquitania, san Teobaldo, presbítero, que, siendo canónigo regular, fue encargado de la iglesia y nunca salía del cenobio más que para ponerse al servicio de los enfermos y atender a sus necesidades.
Presbítero y Canónigo Regular de San Agustín y encargado de la iglesia del convento de Le Dorat de Limoges, Aquitania. Nunca salió del cenobio, si no fue para atender a los enfermos o ayudar en alguna necesidad. 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores