GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 7 de Noviembre

SAN FLORENCIO, Obispo y ConfesorWillibrordo, Santo Biografía
Ernesto, Santo Abad
Florencio de Irlanda, Santo Fundador
Prosdócimo de Padua, Santo Primer Obispo de Padua
Lucía de Settefonti, Beata Virgen
Herculano de Perugia, Santo Obispo y mártir
Antonio Baldinucci, Beato Presbítero Jesuita
San Wilibrordo, obispo de Utrecht, que predicó de orden de Sergio I en Frisia y Dinamarca, 738
San Álvaro de Córdoba (+ siglo IX)




SAN FLORENCIO Obispo y Confesor
† hacia el año 693
Si tu hermano pecare contra ti,
ve y corrígelo estando a solas con él.
(Mateo 18, 15)

El rey Dagoberto II, hacia el año 678, decidió nombrar obispo de Estrasburgo al ermitaño San Florencio que, desde hacía una veintena de años, vivía en un yermo al pie del Ringelberg. Teníaselo por oriundo de Irlanda. Fundó el monasterio de Haslach y atrajo a Estrasburgo a muchos monjes, sobre todo irlandeses, para los cuales edificó la abadía de Santo Tomás. Murió hacia el año 693.

MEDITACIÓN SOBRE LA IRA

I. Considera los efectos de la ira y aborrecerás este vicio. La ira o cólera te vuelve insoportable a ti mismo, turba la paz de tu alma y arruina la salud de tu cuerpo; además, te hace odioso a tu prójimo, porque nadie quiere conversar con un hombre que se arrebata por las cosas más insignificantes. ¡He merecido yo el infierno por mis crímenes y no quiero sufrir nada para expiarlos! ¡Los santos soportaron el martirio por Jesucristo y yo me irrito por una palabra! Si consideras que lo que te contraría te sucede por la permisión de Dios, te someterás a sus órdenes sin quejarte y sin dejarte llevar por la cólera. Los bienes y los males, la vida y la muerte, la pobreza y la riqueza, vienen de Dios (Eclesiastés). 

II. ¡Cuántas faltas no arrastra consigo la cólera! Las injurias, las calumnias, las enemistades, las muertes y las guerras, son los funestos efectos de este vicio. Para corregirte de él, acuérdate de la paciencia que Jesucristo te ha enseñado con sus palabras y con sus ejemplos. ¿Acaso Dios echa mano del rayo todas las veces que lo ofendes? Nada emprendas, nada resuelvas en el momento de la ira; deja que primero se calme la tempestad.

III. Alguien te ha ofendido; vete a buscarlo cuando se ha calmado tu cólera, hazle ver su falta con dulzura y caridad: te escuchará infaliblemente y reconocerá sus yerros. Reconcíliate con él lo antes posible; cuando tuviere falta, no vaciles en prevenirlo. Si falta a su deber, ¿no faltas tú al consejo que Jesucristo te da?; perdónalo, no sea que te vuelvas tú malo como él. ¿Has recibido una injuria? Perdona a fin de que no haya dos culpables.

La mansedumbre.
Orad por los que os hacen mal.

ORACIÓN
Haced, oh Dios omnipotente, que la augusta solemnidad del bienaventurado Florencio, vuestro confesor y pontífice, aumente en nosotros el espíritu de piedad y el deseo de la salvación. Por J. C. N. S.

San WILLIBRORDO DE UTRECHT. (658-739).

Martirologio Romano: En Echternach en Austria, en el territorio de la actual Luxemburgo, deposición de san Willibrordo, que, de origen inglesa, ordenado obispo de Utrecht por el papa san Sergio I, predicó el Evangelio entre las poblaciones de Holanda y de Dinamarca y fundó sedes episcopales y monasterios, hasta que, enfermo por las fatigas y de avanzada edad, se durmió en el Señor en un cenobio fundado por él

Natural de Northumbría. Cuando su padre, Wilgils, noble anglosajón, se quedó viudo, ofreció a su hijo Willlibrordo al monasterio benedictino de Ripon, entonces gobernado por el abad san Wilfrido. Fue su preceptor san Ceolfrido. El pequeño oblato creció en un ambiente de santidad y cultura. Fueron sus maestros los santos: Engelmondo, Egberto y Wilfrido de quiénes aprendió los dos ideales que fueron el norte de su vida: la fidelidad a Roma y las ansias misioneras. A los quince años ratificó libremente, con su profesión monástica, la propia donación a Dios hecha por su padre.
 
 Después de los conflictos de Wilfrido con el rey, Willibrordó, marchó a Irlanda, Egberto, le acogió paternalmente en su monasterio de Rathmelsigi; le acompañó san Wigberto. Egberto y el cenobio de Rathmelsigi debieron de imprimir en el alma de Wilibrordo una huella duradera durante los doce años que permaneció allí estudiando Teología. Fue ordenado presbítero en el 688.
 Dos años después (690), con 12 monjes más, fue a evangelizar Europa central. Willibrordo y sus compañeros, pues, debían trabajar en terreno prácticamente virgen, logran grandes éxitos de converiónes, con la ayuda del papa san Sergio I y de Pipino II. Pero aquellos monjes eran valientes y emprendedores. Les impulsaba al amor de Cristo, confiaban plenamente en Dios. Frisia había sido constituida en iglesia sujeta inmediatamente a la Sede romana.
 
 Pipino II regaló al arzobispo de los frisones el ruinoso castrum romano de Utrecht, donde surgió muy pronto la basílica del Salvador, la escuela y la residencia del arzobispo y sus clérigos. Utrecht, fue, pues, el centro de la nueva diócesis. Pero quiso, además, Willibrordo, conforme al método benedictino que le trajo al continente europeo, fundar un monasterio destinado a servir de base a la acción misionera. La abadía se presentaba como el tipo concreto de la vida religiosa y social, y los monjes la señalaban como ejemplo a los que pretendían convertir al cristianismo. El monasterio de san Willibrordo y de la misión de Frisia fue Echternach (tierras cedidas por santa Irmina), situado prudentemente en Luxemburgo, es decir, en territorio franco, lejos de los riesgos de la vanguardia misionera. Cada dos años iba regularmente Wilibrordo a pasar unos meses de reposo y recogimiento en su querida abadía, su residencia favorita.
 
 Entretanto se revelaban las bellas cualidades del arzobispo de los frisones. Era, según testimonio de san Bonifacio, varón "de gran santidad y de austeridad maravillosa", pero bueno y paternal para los otros. Verdad es que intentó evangelizar la Frisia del Norte y hasta estuvo en Dinamarca movido por el mismo impulso misionero; pero pronto comprendió que era empresa prematura y regresó a su campo de acción. 
 Pero cuando los frisones se alzaron contra los francos, él y sus monjes tuvieron que replegarse. Evangelizó también Holanda, Zelanda y los Países Bajos. Dejó como sucesor en su misión a  Bonifacio. Murió en el monasterio de Echternach. Las últimas noticias que de él poseemos nos las proporciona san Beda el Venerable en 734. Willibrordo -dice-"inflige todos los días derrotas al diablo; a pesar de su ancianidad combate todavía, pero el viejo luchador suspira por la recompensa eterna".

San HIERÓN y compañeros. M. c. 300.

Martirologio Romano: En Melitene en la antigua Armenia, santos Hierón y muchísimos de sus compañeros, mártires

Es un grupo de 33 capadocios martirizados en Melitene  durante la persecución de Diocleciano. Según la leyenda creada en el siglo VII: los romanos en el 296 fueron derrotados por los persas y los emperadores Diocleciano y Maximiano quisieron que se reclutaran nuevos soldados para recomponer el ejército. Un funcionario imperial Agricolao, fue enviado a Capadocia para enrolar a la fuerza a todos los cristianos que no quisieran renunciar a su fe, pero al saber la noticia, todos los hombres válidos huyeron de la ciudad; Agricolao conocedor de la existencia de un viñador de nombre Hierón, envió a sus hombres para enrolarlo, pero él, dotado de una fuerza excepcional, se defendió bien y los soldados huyeron.
 
En un segundo intento los soldados lo sitiaron dentro de una gruta, donde se había refugiado con otros 32 compañeros, todo resultó en vano. Al final su hermano le convenció desistir y así Hierón y sus amigos se enrolaron en el ejército imperial y fueron enviados a Melitene en Armenia. Aquí Hierón tuvo un sueño en el que un anciano misterioso, lo animó a permanecer firme en la fe, porque le esperaba el martirio; advirtió de esto a sus compañeros cristianos y todos se propusieron no participar en el solemne sacrificio a los dioses, en el programa del día siguiente y en el que debían estar presentes todos los reclutas.
 
El relato está ambientado durante el Edicto de persecución imperial del 303 contra los cristianos... cada uno de los reclutas cristianos fueron interrogados por el Prefecto Lisias que intentó persuadirlos con lisonjas y amenazas, suplicios y latigazos; uno de ellos Víctor no resistió y renunció huyendo junto a otro; a Hierón le fue amputada la mano con la que había golpeado a los soldados romanos.
Al final los 31 arrestados fueron decapitados, estos eran sus nombres: Hierón, Mamantes, Nicandro, Esiquio, Baraco, Maximiano, Calínico, Atanasio, Teodoro, Ducecio, Eugenio, Teófilo, Valerio, Teódoto, Calímaco, Santico, Hilario, Gigancio, Longinos, Temelio, Eutiquio, Diodato, Castricio, Teógenes, Nicón, Teódulo, Bostriquio, Doroteo, Claudiano, Epifanio y Aniceto.

San CONGAR. (c.470 - 520).

Martirologio Romano: En el lugar después llamado Congresbury, en Inglaterra, san Congar, abad, bretón de origen, con cuyo nombre se honran muchas poblaciones e iglesias.

Se cree que era nieto de san Geraint II, rey de Dumnonia (Suroeste de Inglaterra). Probablemente procedía de Llanwngar, cerca de St. David's en Gales. Por una revelación de un ángel se estableció en Congresbury en Somerset, donde vivió en soledad y ascesis, imitando a san Pablo de Tebas y a san Antonio abad. 
 
Con el tiempo se le unieron muchos discípulos y fundó, en el 530, para ellos un monasterio del que fue su abad. Fue famoso por sus dones taumatúrgicos. El monasterio se convirtió en un centro floreciente. Sin embargo nuestro santo anhelaba la soledad y regresó a su Gales natal, donde siguiendo las instrucciones de un ángel y con la ayuda de un rey local se estableció en una montaña en Glamorgan. 
En los últimos años de su vida, se le unió su sobrino san Cybi. Juntos se fueron al sur de Gales y se dirigieron al monasterio de san Endeo en la isla de Aran, en la costa de Irlanda. Después se trasladaron a la península de Lleyn en el norte de Gales, y luego a la isla de Anglesey, en la ermita de san Cybi en Caer Gybi. Se dice que peregrinó a Jerusalén donde murió. La tradición bretona dice que murió en el camino de regreso en Gran Bretaña en Morbihan. Su cuerpo reposa en Congresbury. Muchos pueblos e iglesias llevan su nombre. 

San HERCULANO DE PERUGIA. M. c. 549.

San ERNESTO. M. 1148.

Nació en Steisslingen, Alemania. Barón de Steisslingen, que renunció al mundo y abrazó la vida religiosa. Abad benedictino de la  abadía de Zwiefalten, que da al lago de Constanza, en la región de Wurttemberg. Lo eligieron abad durante cinco años (1141-1146) para dirigir humana y espiritualmente a 70 religiosos, 130 hermanos conversos y 72 monjas. Cuenta la leyenda que ya era abad dimisionario (parece ser que dimitió por las dificultades que encontró para regir el monasterio a causa de las luchas internas entre los monjes), cuando acompañó, con el oficio de limosnero, a la II Cruzada para liberar Jerusalén, comandada por el emperador Conrado III. 
 
Predica en Persia y Arabia; pero cayó prisionero y fue martirizado. Cuando se despidió de sus hermanos religiosos, les dijo: “Creo que no volveré a veros en esta tierra, pues Dios me concederá que vierta mi sangre por él. Poco importa la muerte que me reserva, si me permite sufrir por el amor de Cristo”.
Sus predicciones se cumplieron; fue torturado y muere en La Meca. De su martirio no sabemos prácticamente nada, y posiblemente haya desaparecido en una de las expediciones en 1148. A menudo se le confunde con su homónimo preboste de Neresheim, que formó parte en la I Cruzada.

San ENGELBERTO DE COLONIA. (c.1186 - 1225).

Martirologio Romano: En Colonia, de Lotaringia, en Germania, san Engelberto, obispo, que por defender la justicia y libertad de la Iglesia, yendo de camino fue asaltado por unos sicarios, que le hirieron hasta causarle la muerte.

Nació en Berry. Era hijo de Engelberto, conde de Berg, y como tal recibió el beneficio, no canónico, de un título eclesiástico, (preboste de San Jorge y San Severino de Colonia, canónigo de Santa María de Aquisgrán, y en 1203 preboste de la catedral); apenas terminados sus estudios eclesiásticos, se fue a presidir su cargo de preboste de Colonia. Tanto la diócesis como el Imperio andaban divididos. Su primo Adolfo, arzobispo de Colonia, se adhirió al partido de Felipe de Suabia, abandonando el de Otón de Sajonia, lo que le atrajo las iras del papa Inocencio III que lo depuso y con él a sus seguidores, entre ellos Engelberto, siendo también ambos excomulgados (1206).
 
 En 1208 se sometió a los deseos del Papa y fue repuesto en su cargo y renunció a su porvenir por servir a Cristo en el sacerdocio. En 1212 tomó parte en la cruzada contra los albigenses. Fue elegido arzobispo de Colonia (1216) cuando se adhirió al partido de Federico II. Tuvo que defender a su grey, mantuvo la disciplina del clero, promovió la vida monástica y cultural y, en 1220, fue nombrado tutor de Enrique VII y primer ministro del Imperio, con cargo de regente de Alemania, ya que al morir su hermano, heredó el condado de Berg. Mientras defendió pacíficamente los derechos del monasterio femenino de Essende, fue asesinado por los sicarios enviados por su primo Felipe de Issenburg, cuando iba a dedicar la iglesia parroquial de Schelm, en las afueras del pueblo, acabaron a lanzazos con él y por esto se le venera como mártir. Su “Vita” fue escrita por Cesario de Heisterbach en 1230 y está plagada de milagros.  

Beato ANTONIO BALDINUCCI. (1665-1717).

Martirologio Romano: En la aldea de Pofi, en el Lacio, beato Antonio Baldinucci, presbítero de la Compañía de Jesús, totalmente dedicado a la predicación de misiones populares.

Antonio nació en Florencia. Era el quinto hijo de Catalina Scolari y Felipe Baldinucci. Su padre, que era pintor y escritor, se restableció de una enfermedad, gracias a la intercesión de san Antonio de Padua, y prometió que consagraría a Dios a su próximo hijo. Su padre lo educó desde un principio para el sacerdocio. Los Baldinucci habitaban en la misma casa de la Via degli Angeli, en Florencia, donde san Luis Gonzaga había vivido un tiempo cuando niño y, el recuerdo de este santo ejerció una influencia profunda en Antonio.
Era bajito de estatura, a los dieciséis años, pidió la admisión en la Compañía de Jesús, cosa que le fue concedida, a pesar de que su salud no era muy robusta. Antonio hubiese querido ir a misionar a las Indias, pero sus superiores le dedicaron a la enseñanza de los jóvenes y a la predicación en las cofradías, primero en Terni y después en Roma. Como sufriese de fuertes jaquecas, sus superiores le enviaron de nuevo a Florencia y, después, a varios colegios situados en el campo. La salud de Antonio empezó a mejorar y comenzó a predicar con gran éxito.
 
A los treinta años recibió la ordenación sacerdotal. Cuando terminó el año de su tercera probación, se ofreció nuevamente para las misiones de las Indias, pero sus superiores no accedieron, sino que le enviaron a trabajar a Viterbo y Frascati. Ahí pasó el beato los treinta años que le quedaban de vida, trabajando sobre todo entre los pobres e instruyendo al pueblo. Era incansable y sus métodos de predicación eran muy poco convencionales. Uno de sus típicos consejos decía: "De todo aquello que nos sucede, coged lo bueno. Dejar lo malo... Vivir con un corazón grande y libre de toda estrechez... No pensad en todos los males posibles, sino en aquellos que tienen necesidad de un remedio inmediato". 
Para atraer a las gentes, empleaba métodos muy llamativos. En efecto, solía organizar imponentes procesiones, desde diversos sitios hacia el centro de la ciudad, que era donde predicaba, con los penitentes que llevaban coronas de espinas y se disciplinaban. El beato predicaba a menudo con una cruz sobre los hombros o cargado de cadenas y movía a compasión al pueblo al aplicarse feroces disciplinas en las calles. Una vez que había conseguido impresionar a las gentes y hacerse oír, empleaba métodos más ordinarios. A fin de guardar el orden entre las multitudes que acudían a oírle, solía organizar un cuerpo de guardias, escogidos generalmente entre aquellos que llevaban una vida notoriamente licenciosa, con lo cual se los ganaba y conseguía que oyesen sus consejos. Por regla general, la misión terminaba con la quema pública de barajas, dados, imágenes obscenas y otros objetos que fuesen ocasión de pecado. El juego, las venganzas violentas y el libertinaje, estaban a la orden del día pero el celo del Padre Antonio lograba conversiones duraderas y le movía a dejar organizadas buenas obras.
 
Aunque predicaba constantemente misiones, con el trabajo que ello supone, tuvo tiempo para escribir numerosos sermones e instrucciones, por no hablar de su amplia correspondencia. Rara vez dormía más de tres horas y lo hacía siempre sobre un lecho de tablas. Ayunaba tres días por semana. En vista de su prodigiosa actividad, el papa Clemente XI le dispensó de la recitación del breviario, pero el beato jamás hizo uso de esa dispensa. En veinte años, predicó 448 misiones en trece diócesis de los Abruzos y de la Romaña. En 1708, fue a predicar la cuaresma en Liorna, por orden del duque Cosme III. Llegó descalzo, vestido con una vieja sotana y con su equipaje sobre los hombros. Los nobles no asistieron al principio sus sermones, pero el beato acabó por ganárselos, y desde entonces, predicó siempre durante la cuaresma en alguna de las ciudades más importantes de la región. 
El año 1776 Italia se vio asolada por un hambre terrible, y el beato Antonio trabajó incansablemente por socorrer a los necesitados. Aunque apenas tenía algo más que cincuenta años, estaba consumido por la fatiga y con dificultad pudo soportar aquel esfuerzo. Murió en Pofi (Italia).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores