GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 15 de Mayo

INDICE


Beato JUAN MONTPEÓ MASIP. (1918-1938).
Beato ANDRÉS ABELLON. (1375-1450).
Santa BERTA. s. VIII.
San CALEB o ELESBAÁN. M. 535/55.
San AQUILEO "el Taumaturgo". M. c. 330.
SAN ISIDRO LABRADOR
Santos: Torcuato, Tesifonte, Cecilio, Indalecio, Esiquio, Eufrasio, Segundo, Simplicio, Isaías de Kiev, obispos; Juana de Lestonnac, fundadora de la Orden de Nuestra Señora.
San Andrés, Mártir -San Pedro de Lampaso, Mártir -San Pablo, Mártir con San Pedro de Lampaso -Santa Berta, -San Ruperto -San Isidro de Kios, Mártir -San Hilario de Galatea, Abad -San Gereberno, Mártir -San Pedro de Lampsaco, Mártir -Beata Magdalena Albrizzi



SANTA DIMFNE, Virgen y Mártir

No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal,

de modo que obedezcáis a sus concupiscencias.(Romanos, 6, 12).


Santa Dimfne fue hija de un príncipe irlandés o bretón. Viendo expuesta su virtud abandonó su patria. Arribó a Amberes y fue a radicarse en el pueblo de Ghee1, en Campina (Bélgica). Sirvió allí al Señor por largo tiempo ejercitándose en la meditación y la penitencia. Descubriéronla en su retiro aquellos por los cuales hubo de dejar su patria y, en defensa de su castidad, recibió la muerte, fiel a su esposo Jesucristo.

MEDITACIÓN SOBRE EL AMOR SENSUAL
I. Debemos todos temer las tentaciones del demonio de la carne, pues toda edad, todo sexo, toda condición, ha experimentado sus ataques. ¿Eres más sabio que Salomón, más piadoso que David, más santo que el Apóstol de los gentiles? Fue San Pablo sometido a esta tentación, los otros dos sucumbieron en ella. Mantente, pues, en guardia. De todos los combates los más rudos son los de la castidad, la lucha es de todos los días, y la victoria rara. (San Agustín)

II. Cierra la puerta de tu corazón a ese cruel tirano. Tus ojos, tus oídos son los traidores que le dan entrada en tu alma. Si te tomas la libertad de oír todo, de mirar todo, de leer toda clase de libros, muy pronto será asaltado por pensamientos deshonestos, y acaso, vencido. Haz un pacto con tus ojos, siguiendo el ejemplo del santo varón Job; no mires nada que te esté prohibido desear.

III. Si eres atacado por el demonio de la impureza, recuerda que Jesucristo ha declarado que esta clase de demonio no puede ser ahuyentado sino por el ayuno y la oración. Castiga tu cuerpo con cilicio, ayuno y disciplina; invoca a Jesús y a su Santísima Madre. La castidad es un don de Dios, pídela al Señor; reconoce que sin Él no puedes adquirir esta virtud. Sobre todo, resiste a esta pasión en sus comienzos y huye de las ocasiones conforme al ejemplo de Santa Dimfne.
La castidad
Orad por la conversión de los pecadores.

ORACIÓN
Que la bienaventurada Dimfne, virgen y mártir, implore por nosotros vuestra misericordia, Señor, ella que siempre os fue agradable por el mérito de su castidad y por su valentía en confesar vuestro Santo Nombre. Por J. C. N. S. Amén.



SAN ISIDRO LABRADOR

Martirologio Romano: En Madrid en Castilla en España, san Isidro, labrador, que junto con su mujer la beata María de la Cabeza atendió con empeño a las fatigas de los campos, acogiendo con paciencia la recompensa celeste además de los frutos terrenos, y fue un verdadero modelo de campesino cristiano

Se piensa que nació en Madrid, en la parroquia de San Andrés y fue bautizado con el nombre de Isidoro de Merlo y Quintana, en recuerdo de san Isidoro de Sevilla. Su pequeña historia ha sido resumida así: "Allá en el siglo XII, mientras España forjaba con gloriosas hazañas la magna epopeya nacional y se abría a una civilización nueva, un labrador ignoto, vecino de Madrid -la Villa ganada a los moros por Alfonso VI- araba las tierras de su amo". Aún se puede concretar más.

"Isidro nace en Madrid. (al ser reconquistada Madrid por los almoravides tuvo que huir a Torrelaguna). Se casó en Torrelaguna con María Toribia, de Uceda (beata María de la Cabeza). Tuvieron un hijo (san Illán), hijo del milagro y de la santidad. Trabajó para Iván de Vargas en tierras de Carabanchel Bajo y de Getafe, en las riberas del Manzanares y del Jarama. Rezaba en el campo, en San Andrés, en Nuestra Señora de Atocha, en la Almudena. Antes de labrar el suelo ¡oh tardanza de amor llena! en la Virgen Almudena labraba piadoso el cielo".

"Orar y Trabajar" cifró la vida de un humilde labrador de los campos de Madrid. "En su programa habitual, entraba primero la misa, la oración y después el trabajo". No intentó nada extraordinario, pero todo lo hizo extraordinariamente bien. Y el milagro más famoso: Isidro fue acusado por envidia de abandonar el trabajo por ir a misa. Iván de Vargas quiso comprobarlo y vio, asombrado, cómo descendían los ángeles a empuñar la esteva, mientras Isidro oía misa en la Almudena. Su vida está envuelta en la leyenda. Fundó una cofradía para dar culto al Santísimo Sacramento. Murió como un campesino, pero en su tumba comenzaron a suceder milagros, y por ello su fama se extendió. Su cuerpo está incorrupto enterrado en la catedral de Nuestra Señora de la Almudena. Patrón de Madrid.  MEMORIA FACULTATIVA.
INDICE


San AQUILEO "el Taumaturgo". M. c. 330.

Martirologio Romano:En Larisa, de Tesalia, san Aquiles, apellidado “Taumaturgo”, obispo, que participó en el I Concilio de Nicea y, revestido de todas las virtudes, evangelizó con fervor apostólico a los pueblos paganos
Nació en Capadocia, en el seno de una familia patricia, creció y se formó durante el imperio de Constantino I. Sus padres se preocuparon de darle formación e instrucción, según la doctrinas de sabios y filósofos paganos de la época, pero también le inculcaron las prácticas de piedad sugeridas por el cristianismo, que se estaba consolidando a pesar de las persecuciones.
Al morir sus padres, distribuyó sus bienes a los pobres y peregrinó a Palestina y Roma. Salió de la capital del Imperio y comenzó a evangelizar regiones enteras, llevando la fe cristiana a multitud de paganos. Durante unos de sus viajes misioneros, llegó a Larissa, ciudad de Tesalia; en aquel tiempo la sede episcopal estaba vacante, por lo que el clero y el pueblo, unánimemente le ofrecieron el puesto.

Obispo de Larissa de Tesalia (Grecia). En la nueva misión incrementó su celo, conquistando fama en cada lugar de la diócesis. Fundó un hospital y un asilo de ancianos. En el 325, asistió al Concilio Ecuménico de Nicea, y fue uno de los obispos que combatió la herejía de Arrio. Cuando volvió de Nicea, se paró en Constantinopla, donde fue acogido con honores por el patriarca san Metrófanes y donde recibió nuevas dignidades del emperador Constantino, que admirado por su apostolado, le donó copiosos fondos para construir iglesias y hospitales en la diócesis de Larissa.

Cuando regresó a su ciudad, destruyó todos los templos paganos, sustituyéndolos con imponentes edificios cristianos. Tenía fama de taumaturgo y poder para expulsar a los demonios; por las numerosas curaciones realizadas, será siempre recordado como “el Taumaturgo”. Después de gobernar durante muchos años su diócesis, murió en Larissa. Su cadáver, fue trasladado a Prespa (hoy Aquili) en Macedonia después de su muerte. Patrón de la diócesis y ciudad de Larissa.
INDICE


San CALEB o ELESBAÁN. M. 535/55.

Martirologio Romano: En Etiopía, san Caleb o Elesbaán, rey de Etiopía, que sometió a los enemigos de Cristo en represalia por los mártires de Nagrán y, según se dice, en tiempo del emperador Justino envió a Jerusalén su corona real, viviendo luego como monje, en respuesta a un voto que había hecho, hasta que partió al encuentro del Señor

Elesbaán, a quien los sirios llamaban David y los etíopes Caleb, era rey del poderoso reino de Aksum, en Etiopía, que habiendo cruzado el Mar Rojo impuso su dominio sobre árabes y judíos y extendió sus fronteras hasta Himyar (actual Yemen), extendiendo el cristianismo a toda la región; combatió victoriosamente al usurpador judío Du Nuwas, que perseguía a los cristianos. Se dice que sometió a los enemigos de Cristo en represalia por los mártires de Nagrám, entre los cuales se encontraba el príncipe san Aretas, su mujer y sus cuatro hijos, además de un centenar de cristianos. El patriarca de Alejandría de Egipto escribió a los obispos orientales recomendándoles venerar como santos mártires a las víctimas, y con la ayuda del emperador Justino animaron al rey Elesbaán a vengar aquellos homicidios. Éste reconquistó Yemen, mató a Du Nuwas y se apropió de su fortaleza. El historiador Alban Butler sostiene que el rey “después de haber derrotado al tirano gracias a la bendición divina, fue admirable por su clemencia y moderación”, pero esto no se corresponde con la realidad, porque después de la batalla como en sus posteriores relaciones con los judíos Elesbaán demostró siempre gran ferocidad y crueldad.

Después de un reinado bastante agitado, durante el cual demostró su carácter cruel y vengativo, renunció a favor de su hijo, regaló su corona a la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén y murió como un ejemplar monje basilio en Jerusalén, donde parece que resaltaron su espíritu de pobreza y penitencia, en respuesta a un voto que había hecho; parece que fue siempre monofisita.
INDICE



Santa BERTA. s. VIII.



Era hija del duque Loreno, príncipe alemán de una región no precisada; fue destinada como esposa al príncipe pagano Robolao (o Roboldo), durante el reinado de Carlomagno, recibiendo una importante dote consistente en vastos territorios a lo largo de la región del Rin.
Como era cristiana practicante, buscó convertir a su marido sin conseguirlo, porque murió, todavía joven, combatiendo. Berta afrontó la viudez con coraje y se retiró con su hijo de tres años, Ruperto, en su propiedad de Bingen (Alemania), dedicándose con mucho celo a su educación cristiana.

San Ruperto creció fiel a las enseñanzas de su madre y con el consejo del sacerdote Wigberto su tutor y director espiritual, estuvo dedicado a las prácticas devocionales y a las obras de beneficencia. Su madre lo asoció, cuando tenía 12 años, a la fundación de un monasterio en los parajes de Bingen y de un hospicio para pobres: las obras de misericordia hacía los más débiles continuó en una fructífera colaboración entre madre e hijo y se truncó con la prematura muerte de Ruperto con 19 años. Berta sintió un gran dolor, pero fue mitigado por el consuelo al ver la veneración del que fue objeto por la población.

Después del luto, santa Berta vivió una vida de oración y penitencia, donando sus bienes y riquezas para el sustento de los monjes, que vivían en el monasterio donde había sido sepultado Ruperto. Sobrevivió a su hijo cerca de 25 años; fue sepultada junto a la tumba de su hijo que llegó a ser meta de peregrinaciones. Durante las invasiones normandas, sus tumbas fueron saqueadas, pero su culto siguió
INDICE


Beato ANDRÉS ABELLON. (1375-1450).


Martirologio Romano: En Aix-en-Provence, de la Provenza, beato Andrés Abellón, presbítero de la Orden de Predicadores, quien, aunque no contaba con muchos medios para el desempeño de su cargo, restauró con firmeza la disciplina regular en los conventos donde fue superior

Nació en Saint Maximin (Provenza). Su casa era vecina de la iglesia y el convento dominico de Santa María Magdalena, por lo que su vida -infantil y juvenil- estuvo ligada a la misma; la asistencia a misa era práctica diaria; además, con regularidad se le veía en el templo orando. Participaba activamente en la vida parroquial y realizaba continuos ayunos y penitencias. De joven escuchó predicar a san Vicente Ferrer, lo cual marcará el derrotero de su vida: decidió consagrar su vida a Dios, por lo que entró a la Orden de los Predicadores (dominicos).

Estudió las artes liberales; fue docente en París, Montpellier y Aviñón. Durante el noviciado, demostró su vocación y pureza; al concluir sus estudios en el seminario, fue ordenado. En su misión destacó como predicador, así como guía espiritual. Desarrolló su labor entre los fieles de su pueblo natal y extendió su tarea en la Provenza y el sur de su país, así como a las necesidades de ésta. Se dice que a esta región llegó santa María Magdalena a expiar los pecados cometidos durante su juventud, por ello de continuo llegaban a este poblado peregrinaciones, a las cuales Andrés y los sacerdotes de la iglesia atendían brindándoles alimento, hospedaje y auxilio espiritual. La obra de Andrés y sus hermanos creció a tal grado que se consideró necesaria la creación de una fundación dedicada a atender a la comunidad y al creciente flujo de peregrinos; de esta forma, recurrió a los monarcas, a quienes les planteó su proyecto. Dada su elocuencia y la convicción de los beneficios que para la fe traía dicha propuesta, consiguió recursos para llevada a la práctica; por los estudios realizados, construyó un hermoso monasterio el cual reflejaba su gran amor al Señor y el espíritu dominico. Varios muros, cuadros y retablos de éste aún muestran sus grandes dotes como pintor.

Conjuntamente con su capacidad para crear obras materiales de gran belleza, se encuentran sus virtudes como sacerdote. Debido a éstas y a la creciente fama de santidad, el pueblo le buscaba esperando de él el sabio y prudente consejo que les ayudara a ser mejor cristiano, por lo que se convirtió en un famoso confesor y guía espiritual.
Fue prior del monasterio real de Santa María Magdalena en Saint-Maximin en Francia, donde impulsó la renovación de la Orden. Para beneficio de su grey, construyó dos molinos próximos a la iglesia, con lo cual ayudó a la comunidad a ganarse el sustento y al progreso de su ciudad. Destacó su misericordia y amor al prójimo cuando la peste flageló el poblado de Aix-en-Provence, ahí desafió al mal y atendió a los cientos de enfermos, sin importarle poner en riesgo su integridad. Como pintor decoró muros y retablos de monasterios, así como templos, donde mostró maestría y sensibilidad. Después de una vida plena de amor a Dios y al prójimo entregó su vida al Amado en Aix-en-Provence, en cuya capilla reposan sus restos y reciben veneración desde su muerte1
INDICE

Beato JUAN MONTPEÓ MASIP. (1918-1938).

Martirologio Romano: En Riudecols, Tarragona, España, beato Joan Montpeó Masip, seminarista diocesano y mártir
Nació en Les Borges del Camp (Tarragona, España). Pronto manifestó la vocación decidida hacia el sacerdocio. Debido a su delicado estado de salud y precaria situación económica de la familia, se acordó comenzar los estudios con el vicario de la población. Durante todo este tiempo observó una conducta ejemplar. Su estado de salud lo obligó a interrumpir algunas temporadas los estudios. El sufrimiento de su enfermedad lo soportaba con gran resignación. En una crisis grave de la enfermedad se puso bueno prodigiosamente, lo que atribuyó a la Virgen de Lourdes.< Cuando estalló la guerra civil en 1936 estaba en Seo de Urgel, en el curso de verano con los seminaristas de Tarragona. Detenidos, fueron llevados a la cárcel de Lérida, donde permanecieron recluidos unas cinco semanas. Luego fue trasladado a la prisión flotante del puerto de la ciudad de Tarragona, al día siguiente, fueron puestos en libertad los más jóvenes. Juan Montpeó fue a su casa, en Les Borges del Camp, donde pasaba el día rezando y estudiando, hasta que el día 9 de mayo de 1938 dos milicianos lo detuvieron y lo llevaron a la prisión de Riudecols. Aquí fue maltratado de palabra y de obra y, sin embargo, llevó siempre una conducta ejemplar. El día 11 fue interrogado, y dos días después, al atardecer, fue asesinado en la riera de Riudecols. Sus compañeros de prisión oyeron los disparos. El primero de julio de ese mismo año 1938 fue inhumado su cadáver y reconocido por el médico forense. Este médico forense reconoció haber obtenido muchas gracias por su intercesión. Fue beatificado en octubre de 2013 por SS Francisco.
INDICE


OTROS SANTOS DEL DÍA:


San Euticio de Ferento. s. II. 
Mártir de Ferentino en la campiña romana; según los Diálogos de san Gregorio Magno se apareció en una visión a san Redento. 
Según una “passio”, llena de leyendas, Euticio era presbítero en Ferento; al regreso de Faleri, donde había celebrado la Misa en honor a los mártires Graciliano y Felicísima, fue arrestado por los soldados del tribuno Máximo, durante el imperio de Claudio. A pesar de los intentos del obispo del lugar, Dionisio, para liberarlo, fue atormentado y después decapitado. 

Santos Pedro, AndrésPablo y  Dionisia. M. 250. 
Martirologio RomanoEn Lampsaco en el Helesponto, hoy Turquía, pasión de los santos Pedro, Andrés, Pablo y Dionisia, mártires
Mártires en Troade, durante la persecución de Decio; Pedro era un joven de Lampsaco del Helesponto (Estrecho de Dardanelos). Algunos autores dicen que todos murieron en Lampsaco. 
Durante la persecución de Decio vivía en Lampsaco del Helesponto un joven cristiano de carácter altivo y noble presencia, llamado Pedro. El procónsul Olimpio, ante el cual compareció, le mandó que ofreciese sacrificios a Venus. Pedro se negó y atacó hábilmente el culto a la licenciosa divinidad. En las «Actas» de su martirio se citan sus propias palabras. San Pedro fue decapitado, tras de haber sido torturado en la rueda. Poco después, el mismo procónsul juzgó a otros tres cristianos: Nicómaco, Andrés y Pablo. Durante la tortura, Nicómaco abjuró de la fe. Entonces Dionisia, una joven de dieciséis años que se hallaba presente, lanzó un grito de horror. Fue arrestada, se la interrogó y confesó que era cristiana. Como se negase a sacrificar a los dioses, fue condenada a morir al día siguiente, con Andrés y Pablo; también se le anunció que iba a pasar la noche con dos jóvenes licenciosos, a quienes se autorizó para hacer de ella lo que quisiesen. Pero la misericordia de Dios preservó a Dionisia de sus ataques. A la mañana siguiente, Andrés y Pablo fueron lapidados en las afueras de la ciudad por la turba. Dionisia, que deseaba morir con ellos, los siguió hasta el sitio del martirio; pero el procónsul la obligó a volver y la mandó decapitar dentro de la ciudad. Sus Actas han sido poco retocadas.  

Santos Casio y  Victorino. M. c. 264. 
Martirologio RomanoEn Clermont-Ferrand en Aquitania, en el actual territorio de Francia, santos Casio y Victorino, mártires, que se piensa que sufrieron el martirio bajo Croco, jefe de los alamanes
Junto con VictorinoMáximoLimineo. Mártires en Clermont (Alvernia). Casio era senador y Victorino sacerdote pagano. Se convirtieron a la fe ayudados por san Austremonio. Perecieron en mano de Croco, jefe de los invasores alamanes. En su honor se construyó la basílica de Clermont. 

San Simplicio de Cerdeña. M. 304. 
Martirologio RomanoEn la isla de Cerdeña, san Simplicio, presbítero.
Presbítero. Mártir en Cerdeña, durante la persecución de Diocleciano. 
Por desgracia no hay certezas sobre la vida de este santo, las fuentes lo recuerdan siempre el 15 de mayo, y hay tres versiones distintas: la prmera “passio” dice que nació en Cerdeña e indujo a Baronio a inscribirlo en el Martirologio Romano como obispo de Fausania (la actual Olbia) y que muró mártir durante la persecución del Diocleciano en el siglo IV. La segunda fuente es del “Martirologio Hieromyanium” que lo recuerda con estas palabras: “En Sardinia Simplicii presbiteri”, esto indica que hubo un santo de nombre Simplicio para era sacerdote y no obispo. La tercera “passio” más reciente lo ha reagrupado con los santos mártires Gabino, Proto y Jenaro, Saturnino de Cágliari, pero no tiene ningún valor histórico.
Lo único que se sabe es que su culto se afianzó en la región de la ciudad de Olbia de la que es patrono y se erigión una iglesia.

San Reticio. M. 334. 
Martirologio RomanoEn Autún, en la Galia Lugdunense, san Reticio, obispo, de quien san Agustín refiere la gran autoridad de que gozaba como obispo en la Iglesia, y san Jerónimo lo recuerda por sus insignes comentarios a la Sagrada Escritura.
catedral de Autún
De origen galo-romana. Después de enviudar fue nombrado obispo de Autun (c.310). Poseía una gran preparación cultural. En el 313 participó en el concilio lateranense, durante el pontificado de san Melquiades, que se declaró en favor de Ceciliano, obispo legítimo de Cartago, contra Donato y sus secuaces. Estuvo también en el sínodo de Arlés del 314, convocado por el papa san Silvestre, en el que se confirmaron las decisiones antidonatistas. La tradición nos lo presenta como el encargado de transmitir los rudimentos de la fe cristiana al emperador Constantino. 
 Reticio sobresalió como insigne predicador de la divina palabra y su conocimiento de la Sagrada Escritura, que le valió cálidos elogios años más tarde por parte de san Jerónimo en su libro “De viris illustribus”, le dio un gran prestigio en la Iglesia de Occidente. Su memoria es igualmente evocada por san Agustín en su “Tratado contra Pelagio” como persona de gran autoridad en la Iglesiia de su tiempo. Murió posiblemente hacia el año 334.

San Severino de Septempeda. M. 550. 
Martirologio RomanoEn Septempeda, de la región del Piceno, en Italia, san Severino, obispo, que dio su nombre a la ciudad episcopal.
Las pocas noticias que tenemos provienen de una «Vita» escrita entre el VII y el IX siglo, reescrita en una redacción tardía que amplía y llena de episodios el antiguo texto, ya de por sí legendario, a costa de la verdad histórica. 
Nació en el seno de una noble familia cristiana. Severino y su hermano san Victorino distribuyeron su fortuna entre los pobres y se hicieron ermitaños en el monte Nero, pero en el 544, el papa Vigilio les obligó a ser obispos, el primero de Septempeda en la Marca de Ancona, y el segundo de Camerino. Severino murió antes de que se sede fuera destruida por los ostrogodos de Totila. Sus restos se encuentran en la catedral de Septempeda. Patrón de Septempeda (hoy San Severino Marche).

San Ilaro de Galeata. (476-558). 
Nació en Tuscia. A los 12 años, al escuchar el versículo de Lc 14, 26 decidió entregarse a la vida solitaria: dejó la casa paterna, y en la región de Emilia, en los Apeninos, en un monte del valle de Bidente cerca del río construyó una capilla donde orar y una cabaña donde guarecerse, procurándose la comida con su trabajo. 
Con 20 año pasó de la vida eremítica la cenobítica: un noble ravenés llamado Olibrio, pagano y poseído del diablo, fue conducido al santo para que lo exortizara. Olibrio fue liberado del espíritu maligno, fue bautizado con toda la familia, y cuando murió su esposa, se ofreció con dos de sus hijos como compañeros de vida monástica, para ello donó a Ilaro un terreno. Surgió así, hacia el 496, el núcleo monástico de Galeata. Después conocido como el monasterio de Sant’Ilaro.
Por el desconcierto provocado por las invasiones bárbaras, se añadieron nuevos discípulos. La regla era muy simple, no muy distinta de la de san Pacomio, basada en la oración común, el ayuno, el trabajo en el campo, la práctica de la caridad, para lo cual cada monje, e Ilaro el primero de todos, lavaba los pies al propio hermano y le ofrecía sus servicios. Cada monje debía hacer bendecir por el “padre” (después abad) todos los frutos de la tierra para liberarlos de todo influjo demoníaco. El rey Teodorico, que en un principio no fue proclive hacia los monjes, después donó bienes y tierras al monasterio. Ilaro murió con 82 años. Su culto está muy difundido en Toscana y Romaña.

San Ruperto de Bingen. s. VIII. 
Martiriologio RomanoEn Bingen, en Austrasia, junto al Rin y cerca de Maguncia, san Ruperto, duque, que, cuando era aún muy joven, peregrinó a Roma para visitar las tumbas de los apóstoles y, al regreso a sus tierras, erigió varias iglesias. Salió al encuentro del Señor recién cumplidos los diecinueve años.
Se dice que era un duque alemán que nació en Bingen, en Maguncia en la Renania-Palatinado. Se consagró al Señor con su madre, santa Berta, durante una peregrinación a Roma. De regreso en su patria, promovió la edificación de numerosas iglesias y luego se hizo ermitaño que vivió en una colina en Bingen, junto su madre; desde entonces esta colina se llama Rupertsberg, donde murió muy joven con 19 años. Su culto fue promovido por la célebre santa Ildegarda de Bingen.

San Witesindo. M. 855.  
Martirologio RomanoEn Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, conmemoración de san Witesindo (Vintesindo), mártir, que por miedo a los musulmanes se apartó de la fe católica, pero al negarse después a tomar parte en el culto mahometano, lo mataron por odio a la fe cristiana.
Originario de la diócesis de Egabro (Cabra, Córdoba). Era ya anciano y para huir de la persecución abandonó el cristianismo y se pasó al Islam, pero de manera oculta, abrazó de nuevo la fe cristiana. Invitado a participar en una ceremonia islámica, declaró que era cristiano. Llevado ante el tribunal confeso con valentía su fe y murió mártir en Córdoba por apóstata. 

San Hallvard de Oslo. M. c. 1043.
Descendía de la familia real de Noruega, era primo del rey san Olav II; se dice que había encontrado la muerte mientras defendía a una mujer que le había pedido ayuda, porque le habían acusado falsamente de un robo; se le considera mártir. Tiene culto popular. Es el patrón de Oslo. 

Santa Cesarea. s. XIV. 
Joven italiana que nació después de diez años de matrimonio de sus padres (Luigi y Lucrezia), y al final de una pía practica de devociones sabatinas, sugerida por un ermitaño llamado Giuseppe Benigno. Cuando era adolescente murió su madre, con lo que fue obligada a abandonar la casa de sus padres, para huir de las insanas tentaciones de su padre; se refugió en una gruta cerca de Otranto. 
Aquí vivió una vida ascética y de oración, volcada en una total dedicación a Dios; fue una ermitaña cuya fama se extendió por todo Otranto. Después de su muerte en la gruta, de la que no salió jamás, fue edificada una iglesia en su honor. Esta gruta es lugar de peregrinación. Patrona de Porto Cesareo en Lecce, Italia. 

Diego de Valdieri y Clemente de Bressanone. Beatos. M. 1655. 
B. Diego de Valdieri
Diego nació en Valdieri. Ingresó en los Menores Reformados de san Francisco. Fue predicador y misionero. Fue enviado a los valles pinerolesi a predicar contra los valdeses, junto con su cohermano Clemente de Bressanone. Su misión produjo conversiones rechazos a la herejía valdesa. Pero en 1655 fueron asesinados, junto a un muchacho de 14 años, Jacobo Bima, en San Secondo di Pinerolo.
San Torcuato.
 s. I. Obispo de Guadix y mártir. (Ver). 1 de mayo
San Gil de Vauzela. Beato. (1190-1265). Dominico. (Ver) 14 de mayo como Gil de Santarem.
San Liberatore de Ariano. s. II. Obispo de Ariano. (Ver) 18 de abril como Eleuterio
INDICE



VIDEOS

http://www.aciprensa.com/podcast/santo/mayo15isidrolabrador.mp3


INDICE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores