GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Santoral del 8 de Noviembre

CUATRO SANTOS CORONADOS, MártiresLos Cuatro Santos Coronados Mártires
Isabel de la Trinidad, Beata Carmelita
Godofredo de Amiens, Santo Obispo
Adeodato, Santo LXVIII Papa
Juan Duns Escoto, Beato Doctor Sutil
María Crucificada (Isabel María) Satellico, Beata Virgen Clarisa
Isaías Boner, Beato Sacerdote Agustino




CUATRO SANTOS CORONADOS Mártires
Protector contra la fiebre.
Que tu limosna quede oculta,
y tu Padre, que ve lo oculto, te recompensará.
(Mateo 6,4)

Patrono del ganado; albañiles; escultores
Cuatro hermanos que en Roma ocupaban puestos de distinción y se llamaban Severo, Severino, Carpóforo y Victorino, fueron aprehendidos bajo Diocleciano por haberse declarado en contra del culto de los ídolos. Fueron azotados con látigos de plomo hasta que expiraron bajo los golpes. Sus restos, recogidos por los cristianos, fueron enterrados en el cementerio de la vía Lavicana, al lado de otros cinco mártires, de profesión escultores, que se habían negado a hacer estatuas de falsos dioses. Las reliquias de todos estos mártires fueron más tarde llevadas a Roma a la iglesia que lleva hoy el nombre de Iglesia de los Cuatro Coronados.


MEDITACIÓN SOBRE EL RESPETO HUMANO

I. Ejecuta todos tus actos para agradar a Dios y ten cuidado de que la vanidad no te arrebate todo el mérito de tus buenas obras. Si trabajas para brillar ante los ojos de los hombres o para agradarlos, no esperes de Dios ninguna recompensa. Es por mí, oh mi divino Salvador, por quien vinisteis a este mundo, trabajasteis durante vuestra vida y moristeis en una cruz; por Vos también quiero yo morir.

II. No te tomes el trabajo de contentar al mundo; es intentar lo imposible. Cada persona tiene su opinión: ¿cómo conciliar sentimientos tan diversos? Que los juicios y las burlas de los hombres jamás te detengan en el cumplimiento de tus deberes. No puedes resistir una palabra de burla, ¿cómo harás para resistir los halagos, las amenazas y los suplicios de los tiranos?

III. Guárdate, con tus burlas, de desviar a los demás del servicio de Dios. Es hacer oficio de demonio; es privar a Dios de grandísima gloria, y a la creatura de una gracia que le habría sido dada como recompensa de su buena acción. Y si alguien quiere impedirte servir a Dios, míralo como a un emisario del demonio, búrlate de él; haz el bien y deja a los hombres que digan lo que quieran. No te inquietes por sus vanos discursos: la Santísima Trinidad misma no ha podido escapar a la crítica de los insensatos; tampoco tú escaparás (San Gregorio Nacianceno).
La pureza de intención.
Orad por los impíos.

ORACIÓN

Haced, os lo suplicamos, oh Dios omnipotente, que honrando la constancia de vuestros gloriosos mártires en confesar vuestro Nombre, experimentemos los efectos de su caritativa intercesión ante Vos. Por J. C. N. S.

Beato JUAN DUNS ESCOTO. (c.1265 - 1308).


Martirologio Romano: En Colonia, de la Lotaringia, en Germania, beato Juan Duns Escoto, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, el cual, oriundo de Escocia, enseñó las disciplinas filosóficas y teológicas en Cantorbery, Oxford, París y, finalmente, en Colonia, como maestro preclaro de sutil ingenio y fervor admirable

Nació en Duns (Escocia), en el seno de una familia de campesinos. Ingresó en los franciscanos en el convento de Haddington, gracias a su tío Elías que era el vicario general de la provincia franciscana de Escocia. Según la tradición, su tío lo llevó más tarde al convento de Dumfries en Inglaterra, para que estudiase. Fue ordenado sacerdote en 1291 en Lincoln, después de que hubo realizado todos los estudios filosóficos y teológicos, obteniendo el grado de maestro en Artes, donde llegaría a ser profesor en el “studium” del convento. En 1293 marchó a París, y aquí estudió entre 1293 y 1297. Según las ordenaciones de entonces, para estudiar en París se requería a los alumnos poseer un gran talento, ser sanos, afables y tener dotes oratorias. 
El trienio siguiente nos lo encontramos en Cambridge, enseñando los cuatro libros de “Sentencias” de Pedro Lombardo. Y lo mismo hizo en Oxford en 1300 y 1301, donde comenzó a escribir su obra “Ordinatio”.
Volvió a París, pero esta vez como docente, pero tuvo que interrumpir sus clases por las disputas entre el papa Bonifacio VIII y el rey francés Felipe IV el Hermoso, a cerca de la supremacía del poder espiritual sobre todos los demás poderes. El rey convocó un concilio para dirimir este asunto, y Scoto, que estaba al lado del Papa, tuvo que abandonar Francia. Volvió a enseñar en Oxford, y al morir el papa y sucederle Benedicto IX que suavizó bastante las tensiones, Juan volvió a París donde estuvo enseñando desde 1304 a 1307. El general de la Orden franciscana le propuso que se doctorase, y así alcanzase el grado de maestro y profesor ordinario de Teología. 
En 1307 fue enviado a Colonia, al “studium” franciscano. Fue recibido en olor de multitudes por su fama como profesor en Oxford y París. Escribió: “Opus Oxoniense seu Ordinatio”. “Opus Parisiense”, donde hizo un comentario a las “Sentencias” de Pedro Lombardo; además cuenta entre sus escritos: los “Quodlibeta”; las “Collationes”; el “De primo principio”; los “Theoremata”, que son comentarios a  la filosofía de Aristóteles y Porfirio. Se le llamó el “Doctor Sutil”. También es llamado el “Doctor Mariano”, por su defensa de la Inmaculada Concepción, sus escritos sirvieron de base para la definición del dogma en 1854.
Falleció repentinamente en Colonia, después de una disputa con los heréticos begardos y fue enterrado en la iglesia de los franciscanos de Colonia. Se le reconoció "la fama de santidad, las virtudes y el culto "ab immemorabilis" por el papa Juan Pablo II para beatificarlo en 1993. 

CUATRO SANTOS CORONADOS. M. 306.

Martirologio Romano: Conmemoración de los santos Sinforiano, Claudio, Nicóstrato, Castorio y Simplicio, mártires, que, como se narra, fueron escultores en Srijem en Panonia, hoy Croacia; rechazaron, en nombre de Jesucristo, esculpir una estatua del dios Esculapio, por ello fueron arrojados al río por orden del emperador Diocleciano y coronados por Dios con la gracia del martirio

Hay dos grupos de "Cuatro Santos Coronados". Uno formado por Carpóforo, Severiano, Severo y Victorino; dicen que eran cuatro hermanos, suboficiales romanos, "cornicularii", que llevaban una insignia de metal llamada "corniculum", de ahí viene la palabra "coronados". Dicen que se les exigió que quemaran incienso para el dios Esculapio en las termas de Trajano, pero se negaron. Se les supone muertos a consecuencia de bárbaros azotes. 
El otro grupo está formado por Castorio, escultor, que junto con Claudio, Nicóstrato, Sinforiano y Simplicio, trabajaban en las canteras de Sirmium de Panonia (Servia) y eran magníficos escultores; eran tan buenos que se les consideró magos, porque antes de empezar el trabajo se hacían la señal de la cruz, y sus compañeros pensaban que era un sortilegio; de manera que el emperador Diocleciano, que había establecido su residencia en Spalato, Dalmacia, les tuvo en gran consideración, y les encargó muchísimos trabajos, los cuales cumplieron, hasta que un día les fue encargado una estatua a Esculapio, se negaron a esculpir estatuas para los dioses y fueron martirizados, metidos en cajas de plomo selladas que se arrojaron al río. Al conocer su muerte, su maestro san Cirilo de Antioquía, condenado también como ellos a trabajos forzados, murió de dolor en el año 306.
Este desdoblamiento de las dos escuadras martiriales se originó en Roma, que no veía con buenos ojos que cuatro extranjeros, Castor y compañeros, tuvieran más honor que los mártires Carpóforo y compañeros. Desde 1969 su culto se ha limitado a los calendarios locales.  

San GODOFREDO DE AMIENS. (1066-1115).

Martirologio Romano: En Soissons, de Francia, muerte de san Godofredo, obispo de Amiéns, que, educado en la vida monástica desde los cinco años, padeció mucho por remediar las luchas en la ciudad entre los señores y los plebeyos, y por la reforma del clero y el pueblo.

Nació no lejos de Soissons en el seno de una noble familia. Ingresó en la abadía premostratense de Monte San Quintín. Abad benedictino de la abadía de Nogent-sous-Coucy (Champagne), se distinguió no sólo por su preparación doctrinal y espiritual, sino por su integridad moral. Destacó como abad en su modo prudente de perfección. Logró elevar y transformar la vida monástica e hizo de la abadía un notable centro espiritual, que atrajo numerosas vocaciones.
Fue consagrado obispo de Amiens en 1103. Era un prelado rígidamente austero, ya sea consigo mismo que con los demás. Restableció en su diócesis la paz y quiso aplicar la disciplina a sus clérigos, aunque por ello intentaron envenenarlo. Sintiéndose acosado y sin apoyo, huyó hacia la Trapa de Chartreuse (1114) para dedicarse a la oración en la soledad. Sin embargo, al localizarlo (1115) se le obligó a reintegrarse a atender su diócesis; y continuó solucionando problemas con prudencia y justicia. 
Combatió toda su vida la simonía y la incontinencia. Murió durante una peregrinación a la iglesia de Santos Crispino y Crispiniano, de los que era devoto. Murió en la abadía de Saint Crépin de Soissons. El san Gottfried alemán, es una duplicación. 

Beato ISAÍAS BONER. M. 1471.

Nació en Cracovia. En 1415 vistió el hábito agustino en el convento de Santa Catalina de Cracovia. Eran los momentos oscuros del cisma de Occidente y del triunfo de las doctrinas heréticas de Huss, que no tardarían en encender el fuego de la guerra socio-religiosa en la cercana Boemia. Se le encargó que enseñara Sagrada Escritura, lo que hizo con extraordinario éxito.  
En 1419 fue enviado a estudiar a Padua, y allí permaneció casi cuatro años, obteniendo el lectorado en Teología y recibiendo la ordenación sacerdotal. De vuelta a Polonia fue encargado de dirigir a los jóvenes estudiantes profesos, asistiéndolos espiritualmente como maestro y como profesor de Sagrada Escritura en el estudio del convento. Nombrado visitador provincial, recorrió la provincia de Baviera. En 1443 consiguió el grado académico de magister en la Universidad Jaguellónica de su ciudad natal. En 1452 lo encontramos de nuevo en Ratisbona como delegado del Padre General para presidir la celebración del capítulo de la Provincia. 
Fuera de estos cargos de responsabilidad dentro de la Orden, prueba de la estima de que aun fuera de su patria gozaba entre los suyos el Magister Poloniae, su principal actividad fue la enseñanza de las ciencias sagradas en la universidad de Cracovia, donde fue apreciado y querido por sus contemporáneos. Amigo y confidente de los santos y beatos del denominado “felix saeculum Cracoviae”, como san Juan de Kety o el canónigo regular el beato Estanislao Kazimiercyk. 
A su muerte fue sepultado en el claustro del convento. En torno a sus restos creció el culto popular, y comenzaron a serle atribuidos milagros y gracias. Y aunque el título de beato del que disfruta entre los suyos -en 1617 fue incluido entre los santos protectores de Polonia-, aún no ha sido ratificado por Roma, su tumba en la cripta de la iglesia de Santa Catalina sigue siendo meta de un incesante peregrinar de devotos, muchos de ellos estudiantes universitarios. 


Beata MARÍA CRUCIFICADA SATELLICO. (1706-1754).


Martirologio Romano: En Monte Novo, del Piceno, en Italia, beata María Crucificada (Isabel María) Satellico, abadesa de la Orden de las Clarisas, extraordinaria en la contemplación del misterio de la cruz y enriquecida con carismas místicos.

Se llamaba Elisabetta Satellico. Se educó al lado de sus padres y un tío sacerdote. De salud débil pero especialmente dotada para la música y el canto, y gran disposición para la oración.
Recibida entre las Clarisas de Ostra Vetere como educanda prestó servicio como directora del canto y organista. A los 19 años de edad fue recibida al noviciado y tomó el nombre de María Crucificada, por su devoción a la Santísima Virgen y a la Pasión de Cristo.
A la sublime contemplación una gran austeridad y penitencia, con las cuales se hacía más plenamente partícipe de la Pasión del Señor. Su ideal fue la perfecta conformación a Cristo Crucificado, unida a la caridad para con el prójimo, y una filial devoción a la Santísima Virgen. Elegida abadesa, se distinguió por su solicitud para con las hermanas y con los pobres. Destacó por sus carismas místicos y por su humildad.

San JOSÉ NGUYEN DINH NGHI y compañeros. M. 1840.

Martirologio Romano: En la ciudad de Nam Dinh en Tonkín, hoy Vietnam, santos mártires José Nguyen Dinh Nghi, Pablo Nguyen Ngan, Martín Ta Duc Thinh, sacerdotes, Martín Tho y Juan Bautista Con, campesinos, decapitados por su fe cristiana bajo el emperador Thieu Tri

José Nguyen Dinh Nghi adoptó este apellido cuando fue ordenado sacerdote. El suyo era Kim y era hijo de una familia rica de Ke-Noi, Vietnam. Primero fue catequista y como tal colaboró con san Vicente Le Ouang Liem O.P. en Hanoi a lo largo de unos años. Luego fue ordenado sacerdote y fue destinado a Bac y Phu-Nhac, sitios donde se acreditó por una vida ejemplar y un admirable celo apostólico. Fue destinado como párroco da Da-Phan, donde estuvo diez años y finalmente pasa al poblado de Ké-Bang, donde recibió como coadjutor a quién iba a ser su compañero de martirio: Pablo Nguyen Ngan
Un espía avisó al gobernador de Nam-Dinh, llamado Trinh-Quang-Khanh, de que en el poblado de Ké-Bang había varios sacerdotes ocultos. Las tropas entraron asolaron el poblado y apresaron a los sacerdotes y a los seglares que les habían ayudado. 
Lo primero que se intentó conseguir fue la apostasía, para lo cual no se ahorraron tormentos, luego fueron encarcelados durante cinco meses en condiciones lamentables, hasta que el gobernador mandó decapitarlos. Murió en Nam-Dinh, junto con Juan Bautista Con, Martín Tho y los sacerdotes Martín Ta Duc Thinh y Pablo Nguyen Ngan. Los otros dos eran seglares que les habían hospedado. 

OTROS SANTOS DEL DÍA:

San Claro de Tours. M. 397. 
Martirologio Romano: En Tours, de la Galia Lugdunense, san Claro, presbítero, discípulo de san Martín de Tours, que al lado del monasterio del obispo construyó una casa, donde congregó a muchos hermanos.
Presbítero ordenado por san Martín de Tours, del que fue su discípulo. Ingresó en la comunidad de Marmoutier, donde fue el encargado de la formación de los monjes. Gracias al don de discernimiento, seleccionó con sabiduría a los candidatos a la vida religiosa. Vivió como ermitaño en un lugar cercano a la abadía donde congregó a muchos discípulos. 

San Deusdedit. Papa. (615-618). M. 618. 
Martirologio Romano: En la basílica de San Pedro, en Roma, san Diosdado I (Adeodato), papa, que amó a su clero y a su pueblo y brilló por su sencillez y sabiduría.
Nació en Roma y era hijo del subdiácono Esteban. Se ordenó sacerdote. Sucesor de san Bonifacio IV. Durante su pontificado hubo un terremoto (618) y una peste en Roma y trabajó incansablemente para terminar con ella. Fue el introductor de los sellos de plomo que acompañan las bulas pontificias. Defendió Roma frente a las pretensiones de Constantinopla y de las incursiones de los bárbaros. Introdujo la costumbre de que los sacerdotes pudieran celebrar dos misas en los días festivos y estableció que, a la muerte de un papa, se diera limosna a al clero romano. Durante su pontificado amó al clero al que restituyó algunos cargos que se habían dado a los monjes; también amó al pueblo y fue preclaro por su simplicidad y sabiduría. 

San Wilehado. (c.745 - c.789). 
Martirologio Romano: En Brema, de Sajonia, san Wilehado, obispo, que, nacido en Northumbria y amigo de Alcuino, propagó el Evangelio en Frisia y Sajonia después de san Bonifacio y, ordenado obispo, fundó la sede de Brema y la gobernó sabiamente.
Nació en Northumberland. Benedictino de York, donde trabó amistad con Alcuino de York. Hacia el 766 marchó como misionero a Frisonia, después del martirio de san Bonifacio, para continuar con su misión; predicó a los sajones en lucha con Carlomagno, pero tuvo que abandonar esta misión y se retiró en la abadía benedictina de Echternach. En el 787, fue ordenado primer obispo de Bremen, evangelizando la región y creando la ciudad. Murió después de una dolorosa enfermedad. Patrón de Bremen




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores